#Política

La pregunta por ´los pies`

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

De moda se ha puesto la discusión acerca de “los dos pies”: si en uno o en dos lugares.

Esto, claramente, en alusión a la exigencia formulada preferentemente desde la derecha, aunque también desde otros sectores y personeros políticos, de que el Partido Comunista defina si está “en La Moneda o en la calle”.

Por “la calle”, se entiende los movimientos sociales. Y esto requiere o al menos sugiere algunas consideraciones, o precisiones.


Se dice que “hay que ponerse en el lugar del otro”, pero ¿cómo hacerlo sin moverse de su sitio?

Cuando se dice y escribe “la calle”, debemos oír y leer: los trabajadores y sus organizaciones sindicales, los estudiantes y sus centros de alumnos y federaciones; los abusados consumidores, particularmente de las frecuentemente coludidas grandes empresas; los afectados por un sistema de salud en crisis agónica; los sin casa, sin techo, víctimas de inmobiliarias sin ética o simplemente en condición de allegados por un déficit crónico; los sufridos usuarios de un transporte público mal diseñado y peor administrado; los damnificados por el abuso medioambiental orquestado por grandes intereses privados; los damnificados por discriminaciones de género, de pertenencia sexual o étnica; los estafados por un sistema de previsión social inmoral y delictual.

Hasta allí, un breve conteo de lo que se esconde tras la categoría “la calle”. Y, entonces, ¿dónde estaría el delito de tener “un pie en la calle”?

Es claro, distinto sería si ese pie estuviera… en la junta directiva de un conglomerado financiero, en el directorio de alguna AFP, en las redes de alguna oficina de corretaje de la Bolsa… Aunque, entonces no habría tal preocupación.

Y todo ello, sin olvidar que sin “la calle”, no habría gobierno ni gozarían de su banca ciertos senadores y diputados.

Pero, se dice, es incompatible estar, a la vez, en La Moneda y en “la calle”. ¿Por qué? ¿Es que los elegidos, desde la primera mandataria a todos los otros que se sometieron al veredicto popular, hicieron esa suerte de “voto de castidad” consistente en no mirar el mundo real ni escuchar sus clamores y su reclamo de coherencia y cumplimiento de un contrato conscientemente suscrito?

Olvidan quienes así critican “los dos pies”, que no son ellos sino “mandatarios” –representantes, quienes “han recibido un mandato”- del pueblo, único soberano. Y por ello, hacen mal en atrincherarse -en este caso, en “La Moneda”- pues si bien en nuestras actuales circunstancias no es posible revocarlos, siempre quedará el recurso de la denuncia y la repulsa pública cuando vuelvan a pedir los votos de los ciudadanos.

Se dice que “hay que ponerse en el lugar del otro”, pero ¿cómo hacerlo sin moverse de su sitio? Una vieja aspiración del hombre, como la de volar, es estar simultáneamente en más de un lugar. O, aun más, estar en todas partes, hasta el extremo de predicar de la ubicuidad que es “uno de los atributos de la divinidad”.

Es claro, no se trata de tanto… pero ¿no sería un extremo de ateísmo el condenarse a la absoluta inmovilidad: o aquí… o aquí? Por mientras, y aunque sea en formato “privado”, preguntémonos lo que sería nuestra convivencia si cada uno se encastillara en la exigüidad de su espacio y no se mirara sino la punta de su único pie…

TAGS: Movimiento Social Partido Comunista

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Patricio

02 de julio

Claro y conciso , bien profesor

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica