#Política

La nueva Constitución para una democracia 2.0

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Mientras fuimos cazadores/recolectores y al trasladarnos de un lugar a otro, invariablemente dejábamos huellas de nuestro paso, con nuestros olores, con ramas quebradas, marcas en el barro, etc. Hoy no nos desplazamos tanto físicamente, pero igual dejamos huellas y estas son digitales. Mientras leemos este artículo, se realizan miles de búsquedas en Google, miles de publicaciones en Facebook, comentarios en Twitter, subimos fotos a Instagram, mensajes por WhatsApp, todas estas acciones son nuestras huellas.


Los ciudadanos debemos tener acceso a la información que se recopila sobre nosotros y su uso debe ser transparente, y se deben dictar leyes que castiguen un uso no autorizado ni informado, obviamente aquí tendremos que luchar contra los intereses económicos de las grandes corporaciones que nos ven como recursos a ser explotados.

Para que estemos informados; Facebook tiene nuestro rostro codificado digitalmente y puede reconocerlo en una fotografía, también guarda información histórica de las direcciones de los equipos desde donde nos conectamos, sean computadoras o teléfonos inteligentes y bastante otra información, que al ser analizada puede decir donde estuvimos, con quienes nos relacionamos, de nuestras ideas, nuestras preferencias, etc. Una situación semejante ocurre con Google. Muchas empresas están viendo el modo de sacar ganancias con los macrodatos. Comentario adicional, esta información no es analizada por personas, sería una tarea imposible, sino que para eso se construyen algoritmos que hacen la tarea mucho más rápida y eficientemente.

Teniendo esto en consideración y aprovechando que hoy tenemos la oportunidad de ser participes en la construcción de una nueva Constitución que nos regirá a todos y, por lo tanto, todos debemos sumar con nuestras ideas y opiniones. Y hay que hacerlo con visión de futuro y uno de los temas a tener en cuenta son los avances tecnológicos y, principalmente, en controlar el uso que le puedan dar a la información recolectada de  forma digital, la que está impulsando profundos cambios en nuestras sociedades. Por lo tanto y ya que es una poderosa herramienta de control social, estamos obligados a normar su utilización para que esta sea transparente y no sea utilizada para influir en nuestro comportamiento. Hoy, estamos en la obligación de asegurar las libertades civiles, al hacerlo tendremos una sociedad moderna e innovadora, una sociedad en “democracia 2.0”, pero si no, corremos el peligro de caer en un “feudalismo 2.0”.

Cuál sería el posible futuro si no legislamos correctamente. De ejemplo nos pueden servir los casos de China y Singapur, esta última nos muestra una sociedad controlada por los datos. El programa creado para proteger a la ciudadanía del terrorismo ha terminado por influir en las políticas económicas y de inmigración, en el mercado inmobiliario y en los planes de estudio. China está tomando un camino parecido. En fecha reciente, Baidu, el equivalente chino de Google, invitó al Ejército a tomar parte en el Proyecto Cerebro Chino, que aplica algoritmos de aprendizaje profundo a la información que el motor de búsqueda obtiene de sus usuarios. Pero, además, se ha concebido lo que parece ser una forma de control social. Según informaciones recientes, cada ciudadano chino recibirá una “puntuación ciudadana”, la cual determinará las condiciones en que puede conseguir un crédito, un empleo o un visado para Europa. Esta vigilancia sobre el individuo incluye el uso que hace de Internet y los contactos sociales que mantiene.

La situación no es tan distinta en Occidente, donde los consumidores se someten a verificaciones de crédito y de solvencia, y donde algunas tiendas en línea ya han comenzado a experimentar con precios personalizados. Asimismo, cada vez es más evidente que todos estamos en el punto de mira de la vigilancia institucional. Esta sospecha se vio confirmada en 2015, cuando la filtración de algunos detalles del programa Karma Police, del servicio secreto británico, reveló un seguimiento masivo de la manera en que los usuarios navegan por Internet. ¿Se está haciendo realidad el Gran Hermano?

Los macrodatos deben ser usados para mejorar la sociedad y no para calificar a los ciudadanos, eso es hacer un uso abusivo de los datos personales, con características totalitarias y en contra de los derechos humanos y los principios democráticos. En los colegios se debe implementar este conocimiento en los planes de estudio, para fomentar un uso crítico y responsable de la tecnología digital.

En resumen, los ciudadanos debemos tener acceso a la información que se recopila sobre nosotros y su uso debe ser transparente, y se deben dictar leyes que castiguen un uso no autorizado ni informado, obviamente aquí tendremos que luchar contra los intereses económicos de las grandes corporaciones que nos ven como recursos a ser explotados.

TAGS: #Democracia2.0 #NuevaConstitución datos personales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

19 de mayo

Estimado Fernando, todo es control, apenas tomamos conciencia que estamos vivos y que somos una unidad independiente de los padres, nos damos cuenta que nos controlan. En mi caso rechazo profundamente esta propuesta de “Constitución” porque conociendo a quienes la impulsan, sé que buscan controlarnos aún más, los otros, malos y todo, quizás abusadores, te dejaban un poco más de espacio para maniobrar, sin esos espacios, comienza a faltar el aire y se siente una sensación de ahogo. Quizás podríamos haber hecho algunas buenas enmiendas. Saludos

19 de mayo

Servallas: no nos pongamos alarmistas, esto se trata de legislar precisamente para evitar un control como el que pretenden hacer en China.

Este articulo busca informar de un tema que es poco conocido y en la medida que el conocimiento sea más democrático podremos minimizar esos controles

Hoy las redes sociales nos hicieron más transparentes, por eso debemos conocer y ser informados regularmente de la información recopilada por la red sobre nosotros, tenemos que saber quien y como se usa y en determinados casos autorizar su uso.

Saludos y se agradece la opinión

23 de mayo

Que interesante articulo. Señores, inexorablemente el mundo marcha al férreo y autoritario control digital, todo se esta dando para eso: por un lado gran presión y empoderamiento ciudadano en todas partes que están haciendo zozobrar cada vez mas autoridades por temas de corrupción, abusos, conspiraciones corporativas, etc… etc… hay cámaras y registros digitales por todos lados que hacen innegable las acusaciones(cuando son ciertas obviamente). Si fiscalizamos recionalmente cruzando datos de relaciones sociales, registros en empresas, ministarios, bancos, conservador de bs. Raíces, tesorería, impuestos, etc.. etc.. no habrán casos PENTA, CAVAL, SOQUIMICH, LA CUTUFA O SOBRESUELDOS, quizá tampoco TORRES GEMELAS NI ATENTADOS EN EUROPA porque sabríamos de donde viene y adonde va cada persona y cada peso que tiene en su bolsillo o en la nube.

El no tener control digital total y transparente para respetar libertades y privacidades nos está llevando a la anarquía y al caos, creo que una dictadura digital se viene si o si. La cuestión va a ser a quien o quienes estarán facultados a ejercer autoridad sobre ese control.

Saludos

23 de mayo

Gracias nuevamente José Luis por tus comentarios, ahora sobre el tema, es cierto lo que dices, y para evitar esa dictadura digital hay que anticiparse a los hechos y legislar ahora. Para eso hay que estar informado, y la gran mayoría de los usuarios de Internet están desinformados y no tiene idea de este tema y es a todo nivel.

El conocimiento es poder

Saludos

La nueva Constitución para una democracia 2.0 – El Quinto Poder – O-b-s-e-r-W-e-b

07 de junio

[…] La nueva Constitución para una democracia 2.0 – El Quinto Poder […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada