#Política

House of Cards: El mensaje presidencial

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Sin lugar a dudas, las confusiones comunicacionales no necesariamente son el resultado del “descuido subjetivo”, o  del llamado “error” del mensaje. Entonces, cuanto más sabia son las acciones para reparar lo “malo de la señal”, a veces, más contribuyen a un caos general.

“House of Cards”, ambientada en Estados Unidos, nominada a mejor serie dramática en los Emmys 2013.

En la primera temporada, la trama se configura de la siguiente manera: luego de haber triunfado en las elecciones presidenciales, el electo presidente de los EEUU le informa a Frank Underwood, a través de su jefe de gabinete, que el acuerdo de nombrarlo Secretario de Estado no podrá concretarse. Frank, al sentirse traicionado recurrirá a todos los medios y estrategias para imponer su voluntad y poder. Incluso, a su esposa Claire.

La historia de Underwood -Congresista Demócrata y jefe de disciplina de la mayoría- es una buena excusa para observar los primeros impulsos y “aleteos” de varios de los candidatos que bajo la línea de  flotación intentan seguir “respirando” en la saga de estas elecciones presidenciales. Estos comienzan a insinuar las vicisitudes de sus estrategias vitales de comunicación para los próximos días.

En efecto, la propaganda electoral está dirigida a inducir a los electores a emitir su voto por candidatos determinados. El período se extenderá entre el viernes 18 de octubre y el jueves 14 de noviembre del año en curso, incluyendo ambas fechas. La propaganda, puede consistir en:

-Volantes, con elementos móviles o por avisos luminosos o proyectados.
– Mensajes enviados a través de la prensa y radioemisoras.
– Pintura, carteles y afiches adheridos en los muros exteriores y cierros, privados, siempre que exista autorización del propietario, poseedor o mero tenedor.
– Mensajes enviados por altoparlantes fijos o móviles, siempre y cuando se trate de la transmisión de discursos pronunciados en concentraciones públicas.

Sin embargo, las presunciones, vanidades infundadas y muchas veces casi ridículas intervenciones, comienzan a permear “los mensajes” en los espacios mediáticos y sus posibles estrategias.

En horas recientes, y luego del sorteo realizado por la Asociación Nacional de Televisión, uno de los comandos tildó de “escort” a la esposa de un presidenciable. Luego -a falta de razón o de entendimiento- se señaló que las parejas y acompañantes de otros aspirantes a La Moneda son unas “conejitas Playboy”.

Este episodio, rememora lo acontecido en la campaña presidencial del año 2009, en la cual también se insinuaban frases como: “no tener nada que ver con la farándula”. Por cierto, hecho que en nada aportaron a sumar y seducir a los lectores.

Sin lugar a dudas, las confusiones comunicacionales no necesariamente son el resultado del “descuido subjetivo”, o  del llamado “error” del mensaje. Entonces, cuanto más sabia son las acciones para reparar lo “malo de la señal”, a veces, más contribuyen a un caos general.

Entonces ¿cuáles pueden ser los “tintes” o “señales” de los mensajes presidenciales?, veamos algunos formatos:

Formato “Trágico”: Su discurso es impactar profundamente, produciendo una suerte de “shock” en las audiencias. El costo y riesgo de la llamada “purificación hacia el receptor” en algunas ocasiones implica, indicar desenlaces “fatales”.

Formato “Comedia”: A través de personajes que encarnan los defectos y vicios de los seres humanos, su horizonte es señalar un conflicto de la vida real (exagerado o ridículo), y cuyo intento es provocar la risa en las audiencias. Su desenlace es que, los problemas se resuelven, alegran y todos somos felices en el imaginario llamado “sociedad”.

Formato “Didáctico”: Caracterizada por presentarse en forma de silogismo (tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las otras dos) lo que implica, la reflexión de las audiencias. Entonces,  un aprendizaje hacia el cambio.

Formato “Pieza”: Se enfrenta a personajes en situaciones límites, su propósito es avanzar en un cambio interno en el protagonista, por ende, en los receptores. Así, se crea una atmósfera auspiciosa.

Formato “Melodrama”: Con algunas anécdotas, se persigue que el espectador tenga una respuesta emocional, superficial y rápida ante los sucesos de la escena. Atributo inseparable de la condición humana.

Así entonces, la campaña presidencial muestra lentamente sus infatigables fuegos fatuos, el día  que se inicia la etapa de propaganda electoral.

Finalmente, en nuestra serie “House of Cards”, el congresista Francis Underwood y su esposa Claire no se detendrán ante nada para alcanzar sus ambiciones.

Este drama político navega en un tormentoso mar de avaricia, sexo y corrupción en Washington DC. Si bien, una serie de proporciones excesivas, es interesante tenerla en la retina, en una campaña presidencial de estilo cada vez más “estadounidense” que “europeo”.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
mfh

18 de octubre

Aguda y entretenida columna de opinion.

Joaquín G

18 de octubre

LAS ESTRATEGIAS DE LOS CANDIDATOS COMBINAN ESTOS FORMATOS. MUY DE ACUERDO CON PLANTEAMIENTO DE F OLEA

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?