#Política

Equipos Asesores a la medida (Un viaje al futuro)

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Enero de 2013: Una nueva autoridad local ha asumido hace algún tiempo en la comuna de “Chuleta City”. Sin duda, la campaña política realizada fue brillante, y el candidato obtuvo una mayoría avasalladora. Se habla incluso de proyecciones a nivel distrital para un futuro próximo.

El día del triunfo del candidato (el pasado 28 de octubre de 2012) y, entre el vino espumante, abrazos, banderas y música, le pregunté al candidato ganador: ¿Oiga, tiene usted claridad de cómo va a conformar su equipo de asesores?

Mientras dos señoras lo abrazaban, me miró y me respondió: ¡Pero por supuesto, la gente que ha trabajado en mi campaña, que está ahora aquí, van a ser mis asesores!

La respuesta entregada, para nada resultaba una sorpresa. Más bien es lo que normalmente esperamos que pueda decir una nueva autoridad al momento de sentirse triunfador tras una dura campaña municipal.

Dejé pasar el tiempo, pues mi intuición me decía que la respuesta del candidato ganador había sido producto de la adrenalina, producto del momento de felicidad, producto del vino espumante y los canapés.

Por eso he esperado hasta este mes de enero de 2013.

Ya han terminado las fiestas y ha comenzado con fuerza el trabajo de los gobiernos locales. Pedí una entrevista con la nueva autoridad de “Chuleta City”, por los canales institucionales correspondientes.

Fui citado a audiencia el día lunes 28 de enero de 2013 a las 9:00 horas. Llegué puntual. Mientras estaba a la espera que la nueva autoridad me recibiera, comencé a observar quiénes eran los que conformaban el equipo asesor. No me sorprendió ver que la mayoría de los que pululaban por allí eran personas que vi acompañando al candidato en los casa a casa, en las ferias, en las caravanas, y que por cierto estaban el día del triunfo celebrando con vino espumante.

Luego de esperar en una sala contigua por unos 15 minutos, llegó el momento en que se me hizo pasar al despacho de la nueva autoridad. Un gran escritorio estilo rococó me separaba de él. El señor ya estaba empoderado de su cargo de Alcalde

Luego de los saludos protocolares, fui directo al grano. Le consulté al ahora Alcalde respecto de quiénes eran los que conformaban su equipo de asesores. Su respuesta fue: “mi equipo está conformado por gente de mí confianza, que estuvieron conmigo durante la campaña. Son todos militantes de mi partido político y conocen muy bien los temas políticos de la comuna. Y lo mejor de todo es que los integrantes de mi equipo asesor siempre se muestran favorables a mis ideas. Yo doy una orden y al instante los chiquillos se ponen a trabajar”.

Constataba que lo dicho en octubre de 2012, no había sido producto del jolgorio ni del vino espumante. Él mantenía su idea de asesores.

Con todo respeto señor Alcalde -le interrumpí- está usted cometiendo un grave error. Más que un equipo asesor, usted ha creado un séquito de personas que sólo le siguen el amén. ¿De qué equipo de asesoría me está hablando? Continué diciendo: “el equipo asesor debería conformarlo con personas de su confianza, idealmente profesionales de diversas áreas, que provengan de todo el espectro político-ideológico y que se sientan con la libertad de dar opiniones divergentes a la suya o la del resto del equipo asesor. Eso es un equipo asesor, el resto es tener un grupo de cortesanos, y eso, déjeselo a los reyes”

El Alcalde recibió el mensaje no de muy buena forma. Es más, me dijo con tono duro: “yo elijo el equipo asesor que quiera, o ¿acaso pretende que elija personas que no sean de mi partido y que luego se pongan a correr pa’ atrás, o quiere que tenga personas conflictivas que me digan que NO a todas mis ideas?”.

Comencé a entender que esta nueva autoridad municipal veía como un estorbo a las personas que no piensan como él, bloqueando la posibilidad de entregarle diversidad ideológica y profesional a su equipo asesor.

Pero ese comportamiento es algo bastante generalizado en las autoridades y liderazgos en Chile. Más aún en liderazgos con fuertes componentes de caciquismo y mesianismo. “Ellos son” la solución y los equipos asesores son simples comparsas.

No tiene sentido comentar cómo finalizó la reunión. Sólo puedo decir que un par de sus asesores me invitó a salir del despacho, ya que por palabras de ellos: “Tenemos reunión de gabinete”.

“Esas reuniones en las que habla sólo tu jefe, seguramente”, les grité. Pero claro, en ese momento ya me encontraba sólo en la calle.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno