#Política

El peligro de candidatear a Leonardo Farkas

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Tal como hace años, hoy suena en muchas partes la idea de “Farkas Presidente”. De hecho, en una encuesta reciente, apareció cuarto como alternativa a ocupar La Moneda, lo que a algunos les parece la reacción lógica de una ciudadanía ante la crisis política que vive el país, mientras a otros nos resulta simplemente una barbaridad antidemocrática. Pero sobretodo la consecuencia de una despolitización peligrosa que no distingue entre las malas artes de algunos políticos y lo dañino que puede ser para un país renunciar a la política.


La respuesta hacia lo que sucede hoy en día en la política se resuelve precisamente con más política. Con políticos y personas que tengan conciencia de cómo funciona una democracia y un estado de derecho.

Y es que eso es Leonardo Farkas: la renuncia a la política y el debate de ideas. Incluso, en más de alguna cuña televisiva, ha dicho no aspirar al cargo al que mucha gente quiere que llegue, argumentando que si fuera mandatario sería “un dictador blando” y que cerraría en Congreso, cosa que parece no importarle a nadie.

Esto lo digo porque sus palabras no causaron alerta en la gente que aún lo levanta como carta presidencial o le pide dinero. No les parece peligroso que haya un millonario que reparta billetes en las calles y al mismo tiempo lance frases populistas con tinte autoritario. Pero sobre todo- lo que tiene un trasfondo sumamente ideológico- no les alerta que una persona, con su dinero, nos haga creer que el Estado es inservible no porque no esté haciendo su trabajo, sino porque su existencia es casi innecesaria.

Como digo, esto pareciera no incomodar a nadie. Su peinado alborotado, su risa resplandeciente, y su spanglish rodeado de lugares comunes, ilumina los rostros de gente pobre a la que les han quitado su conciencia de clase para así convertirlos en recipientes de la caridad de este hombre que se pasea por los barrios populares lanzando el dinero que encuentra en sus lujosos bolsillos.

Y lo más triste es que muchos trabajadores, que deberían estar organizándose o expresando sus demandas, prefieren marchar tras el magnate mientras éste los deja oliendo la estela que dejan sus billetes. Es como si sintieran que el progreso o el cambio de las estructuras de poder no fueran importantes si es que hubiera miles de Farkas repartiendo limosna. Como si las sociedades debieran construirse sobre la base de la generosidad de los ricos, y no así con el cumplimiento de sus responsabilidades ante el Estado debido a la cantidad de dinero que ganan.

A algunos les puede parecer que estoy poniendo el grito al cielo de manera gratuita, pero lo cierto es que lo que intento es ver más allá de la construcción de realidad de ciertos medios con respecto a algunos personajes. Y no lo hago con el afán de molestar, sino con la convicción clara de que la respuesta hacia lo que sucede hoy en día en la política se resuelve precisamente con más política. Con políticos y personas que tengan conciencia de cómo funciona una democracia y un estado de derecho.

Es antojadizo y un suicidio colectivo construir campañas políticas por el actuar particular de personas. El ejercicio público es más que eso y trae consigo ideas y perspectivas país que vean a una sociedad como un conjunto, como una colectividad en la que deben imperar las leyes y el respeto hacia justas instituciones. Lo otro son solo aventuras personales que tienen que ver con el tamaño del ego de quien se hace llamar “filántropo”, y no con el futuro de los ciudadanos.

TAGS: #Populismo Elecciones presidenciales Farkas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Edmundo Soto

15 de mayo

No estoy de acuerdo con los matices que mencionas derivados de los comentarios metafóricos de hombre, ya que esa es la forma sarcástica de decir que hay demasiada inutilidad y aprovechamiento en el senado y congreso. Yo si fuera presidente cerraría las camaras de los honorables y eso no quiere decir acabemos con la democracia es un eufemismo para decir estoy harto de los empresarios en las camaras que trabajan para favorecer sus empresas y no los trabajadores, y no creo además que sea candidato.

15 de mayo

Bonita construcción. Sin embargo, la muerte al estado quizas es la solución
Guillotinesca que necesitamos para despertad de nuestro letargo. La verdad es que a mi parecer la candidatura de Farkas demuestra la desmedida falta de líderes que tenenos en Chile. La gran pregunta es “por quién votar”

fernando aguila

15 de mayo

Poco intelecto del periodista.su umbral de razonamiento es para caminar dos cuadras y perder la orientacion actual y realista del globo terraqueo. Si bien es cierto q el populismo es el tiro de gracia a la dezahuciada actividad politica por ser ya derrotada y permeada por la estructura global corporativa.es mas.factible que el Estado sea minimamente ingerente al final de este siglo,sus propios nietos lo veran pero el se niega a ver esa realidad.es un romantico seducido por su actul contexto, el Estado perecera y con el sus estructuras que en el hoy aun tiene fe acolita

Jorge

15 de mayo

No comparto para nada la idea y el tinte de peligrosidad que le imputa a Farkas, no asi como lo peligroso que son estos Girardis, Pizarros y otros cerdos politicos que se reparten a la mala y entre sus parientes las lucas de todos los chilenos, asi como lo han hecho tantos chantas, que se les prende una frase y se creen y les creen que es el santo remedio al mal que aqueja al pobre pueblo para despues darse vuelta la chaqueta a afilarlo por donde pueda, tanto que defiende la politica, que no es siniestra en si misma pero los individuos que la practican estan encargandose de que florezcan los caudillismos que si estan en contra de los sucios, son los buenos. Farkas solo reparte luquitas y dice lo que piensa, sin candidatearse, no es lo mismo que hacen los politicos financiados con dinero sucio, que hacen promesas a esa gente que pierde su calidad de clase y les cree y que todo eso, para que el mismo cuentero profesional, si es que obtuvo alguna licenciatura chanta termine con mas dinero en su bolsillo, me parece curioso que no tenga a estos politicos pinganillas aplaudiendo a Farkas para ver si les cae algun raspadito de olla. Y si , discrepo, no necesitamos mas politicos ni politicas mentirosas, necesitamos dirigentes honestos, con vision y claridad de como hacer las cosas para que el pais surja no su parentela o amigos, que es lo mas nefasto que le esta ocurriendo a Chile, ojala quede patria.

15 de mayo

Es cierto que el populismo de un millonario no es de estadista, pero…
¿Que es mas correcto: repartir plata PROPIA para ganar afecto, o repartir plata AJENA para lo mismo?…los políticos actuales basan su campaña en prometer gastar la plata de otros para hacerse populares…y dejarse un poco para ellos en la pasada.

Bernardo Riquelme O.

16 de mayo

Encuentro un tanto sesgado el comentario de Francisco Mendez.
No comprendo el analisis que desequilibra la balanza entre un tipo que actua desde una perspectiva personal y transparente sin ofertas engañosas y un parlamento lleno de lo contrario: mentiras… irreponsabilidad… desidia y enriquecimiento ilicito

Alonso

16 de mayo

Siempre fui malo en comprensión lectora, pero creo que, fuera de un desdén por el personaje “Farkas”, a lo que apunta la columna es a lo peligroso para el orden institucional que resulta la candidatura de un Farkas, de un Coco Legrand, p de cualquiera que más allá de “caer bien” no represente una verdadera propuesta política a los temas que justifican su existencia como actividad humana. El problema va en que el “sistema” permite el alzamiento de “caudillismos populares” q cíclicamente nos conducen a la pregunta ¿sirve en verdad la política? Cada tanto en democracia se alza un Hitler, un Trump, un Farkas no son ellos quienes se elevan, es la gente descontenta la que los sostiene en alto… ¿Está eso realmente mal? Creo que no, pero las consecuencias que quedan en la historia dicen otra cosa

Mario Gutierrez

16 de mayo

La verdad es que en el afán de “profundizar”, se profundiza bastante poco, palabras más, palabras menos, se reitera el análisis liviano y literal de un fenómeno bastante más profundo. Homologando política con políticos, manteniendo a todos convencidos que los últimos son tan irreemplazables como lo primero.
Una respuesta medianamente objetiva y contundente, requiere de una columna completa, por ahora… Nos quedamos con el comentario.

veronica valenzuela alfaro

17 de mayo

Digan lo que digan ,,a mi me encanta Farkas,,,,,detesto a los politicos los encuentro mentirosos y ladrones,,,,o sera ,,,,,que a los ladrones de cuello y corbata se les dice politicos ,,,,si el sr Farkas se presentara a la presidencia votaria por el ,,,,eso hare si tengo la oportunidad ,,,,,,,,,seria estupendo ,,,maravilloso,,,,,un sueño ,,,,,

Papupa59

17 de mayo

Toda la razón aunque como están las cosas sería conveniente eliminar este congreso y crear uno con personas transparentes, idóneas y aptas, y a la primera sinvergüenzura sacarla de ello, para no fomentar el desprestigio del gobierno y sus políticos

Andrés

19 de mayo

Solo pones un grito en el cielo de manera gratuita … o de manera financiada.

Atte.

Carlos

26 de junio

Buscando algo para que mis padres dejen ese sentimiento de buena onda por este nefasto personaje! Me encontre con tu página y este artículo, si bien es cierto es tipo ayuda pero a cambio de que?
Si ven sus entrevistas después de cada donación ataca a los políticos y según el dice hacerlo de corazón. Pero lo que me causa risa es que se termina vanagloriando el mismo, su gigante ego lo termina por traiciónar, busca las entrevistas y te darás cuenta de su demagogia barata.
Yo a este tipo no le creo absolutamente nada.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros