#Política

Allamand: arquitectura de un discurso

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

A la fecha, sólo hay un conjunto de ideas sobre distintos sectores y situaciones del país que no alcanzan a configurar un programa. De hecho, en su discurso de proclamación sólo hay lugares comunes que podrían ser parte del programa presidencial de cualquier actor político. Sólo se han identificado ejes de la futura gestión que en lo esencial es la continuidad de la tríada de este gobierno: “sociedad de oportunidades, valores y seguridades”.

Tuvieron que pasar 41 años para que un proyecto político y un proyecto de vida se unieran en una candidatura presidencial. En efecto, en enero del 2013, a la edad de 57años, es proclamado oficialmente candidato presidencial de RN, Andrés Allamand: un político de profesión y de vocación. Una figura que no sólo se preparó toda su vida para este sitial, sino también soñó y trabajó por ese objetivo. Por ello, el hecho político de su proclamación puede ser interpretado como la “crónica de una proclamación anunciada”.

En esta dirección, por tanto, ¿qué define, identifica y caracteriza su relato presidencial? ¿Cuáles son sus ideas fuerza?,¿sus tácticas de posicionamiento?; en definitiva, ¿cuál es su arquitectura política?

Hay cuatro pilares que definen la arquitectura de su relato y que se articulan en dos niveles –o pisos-; mientras en el primero encontramos la trayectoria y el diagnóstico del Chile de hoy, en el segundo sus tácticas de posicionamiento y su proyecto del Chile del mañana.

La trayectoria

La columna vertebral de su despliegue es su trayectoria política. Luego de un largo aprendizaje ha llegado el momento de ser candidato presidencial. No sólo hay aprendizaje, sino también contactos, vinculaciones, conocimientos y toda la caja de herramientas que se usa en el mundo del poder y de la política.

Hemos escuchado en innumerables oportunidades que a los 16 años empezó a luchar contra la Unidad Popular, que participo en el “Acuerdo Nacional”, que fundó un partido, que formó parta de la “política de los acuerdos”, que fue dirigente de partido, parlamentario y ministro. Ha llegado, por tanto, el momento. El mismo afirma que “antes de resolver qué profesión quería estudiar, decidí que dedicaría mi vida a lo público”.

El diagnóstico

Allamand, en su discurso de proclamación, destaca que “el punto de partida de esta campaña es el Chile de hoy”. ¿Qué caracteriza este momento político e histórico? Él mismo afirma que Chile “es hoy una sociedad más compleja… ha disminuido la  pobreza pero seguimos teniendo un muy disímil acceso a oportunidades educacionales, laborales y culturales… el mismo desarrollo ha traído nuevas brechas… hay demasiadas diferencias entre los chilenos”.

Esta referencia es importante, por cuanto reconoce que el Chile de hoy está fuertemente cruzado por demasiadas diferencias”.   La consecuencia de este hecho es la generación de un “estado de malestar “público” entre los chilenos. Para Allamand, esta situación encuentra raíces en el gobierno de Bachelet y afirma que “todo ese negativo proceso se acentúo durante el último gobierno de la Concertación… se hizo evidente que algo andaba mal: Chile languidecía en lo económico…; era evidente el debilitamiento político… y la paz social se resquebrajaba”.

La gestión del gobierno, también es parte del diagnóstico. En general, hay una visión positiva de la “obra Piñera”. Sin embargo, cree que hay que  “mejorar lo bueno, abordar lo pendiente y corregir lo insuficiente: mejorar lo bueno es, que los que ya tienen trabajo tengan ahora mejores remuneraciones… y que los abusos hacia los consumidores se erradiquen… redoblar los esfuerzos para combatir la delincuencia” y mejorar la gestión política.

Tácticas de posicionamiento

Sobre la bases de este primer nivel estratégico, pasa a definir las tácticas de posicionamiento presidencial. En esa dirección, por tanto, debe definir y establecer relaciones políticas con el gobierno, con el sector y con los “presidenciables”.

En relación al gobierno la postura es de apoyo total a la obra y a la forma en que se está aplicando el modelo. La distancia tiene que ver con el rol de la política en el seno de la gestión Piñera. En efecto, no sólo se requiere eficiencia en la gestión, sino también negociación, capacidad de anticipar y resolver conflictos. La primaria oficialista lleva tres meses y las tensiones que se han generado con el Gobierno –como una forma de diferenciarse- han sido mínimas. Hay mucha prudencia. Hay miedo al descuelgue.

Su discurso busca mantener la unidad política del sector. En rigor, no hay grandes tensiones como para romper una alianza histórica que encuentra raíces en el régimen militar. Hay pragmatismo y poco riesgo. Hay claridad de que no se puede dañar la base de apoyo socio-político para la presidencial de verdad.

Frente a Golborne

La distancia con su “primer rival” se marca desde que se define la columna vertebral de su relato basada en la trayectoria: “trayectoria v/s mérito”. Son comunes sus afirmaciones en torno a que su candidatura no es producto del “pragmatismo, de la publicidad, de las encuestas, ni de la simpatía. En términos de tensiones y “peleas” ha sido una campaña muy poco agresiva –mucho “guante blanco”-. Parece, que a veces se olvida que debe disputar –en primer lugar- espacios de posicionamiento con Golborne. Las diferencias entre ambos son matices de un mismo baile.

Frente a Bachelet

Para Allamand “es posible” ganar la próxima presidencial. Ha llamado al optimismo desde el primer momento ya que lo separa de la Concertación-PC sólo cinco puntos porcentuales. Lo ha dicho: Bachelet es el candidato a vencer. La disputa de espacios de posicionamiento con la “santa del silencio”  ha sido dejada para marzo.  Se dieron cuenta que no se podía seguir discutiendo con un “fantasma”.

La propuesta y el programa

A la fecha, sólo hay un conjunto de ideas sobre distintos sectores y situaciones del país que no alcanzan a configurar un programa. De hecho, en su discurso de proclamación sólo hay lugares comunes que podrían ser parte del programa presidencial de cualquier actor político. Sólo se han identificado ejes de la futura gestión que en lo esencial es la continuidad de la tríada de este gobierno: “sociedad de oportunidades, valores y seguridades”. El eufemismo que usa, establece que “nuestra idea de Chile articula los conceptos de capacidad, justicia y comunidad”. Nada nuevo.

“Quién soy, qué veo, qué hago y qué quiero” son los pilares de su relato; en definitiva, trayectoria, diagnóstico, tácticas de posicionamiento y proyecto configuran la arquitectura teórica de su campaña político-presidencial. Hasta el momento ha sido un diseño “poco exitoso” en la perspectiva de que con Golborne, si bien las distancias se ha acortado, no ha sido capaz –hasta la fecha- de generar condiciones para ganar la primaria. Tampoco, ha sido exitosa en generar una candidatura más competitiva para enfrentar a Bachelet.

—–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
llaguno

05 de febrero

Artículo original y completo en:

http://www.gonzalezllaguno.blogspot.com

05 de febrero

Allamand es como el brazo negro de la derecha, como el lado oscuro de la fuerza… Su trayectoria no le sirve de nada, porque, decir tengo trayectoria, significa haber cambiado el país o sus injusticias, pero, él ha sido más bien parte de ellas, sino acaso uno más de sus gestores… Por lo tanto, la trayectoria que pueda tener, no es la que quisiera el pueblo…

Ni por trayectoria (en la extrema ultra derecha), para el caso de Allamand, ni por simpatía popular, en el caso de Golborne, se tiene una buena propuesta acorde al país que desea la gente. Sólo se es o son dos elementos más del sistema de la política. Cualquiera podría ser Presidente, tanto como lo podrían ser numerosos secretarios ejecutivos que hay en muchos lugares del país, sin embargo, a ninguno y ni siquiera a Bachelet tampoco, se le ve o se le ha visto la convicción de desarrollar en el país todas las transformaciones que la ciudadanía requiere, porque, no llegan o no vienen a eso, por eso no tienen Programa de Gobierno, tal como Bachelet no lo tuvo inicialmente, porque son títeres del sistema político que debe parir a algún ejemplar para que ocupe un puesto vacante. Detrás de todos ellos, el sistema económico pide cuentas de las palabras demás que pudieran decir…

La “arquitectura del discurso” a la que se refiere el artículo y que se debe entender como tal, me suena al mismo tramullo político que manipula las claras de los huevos para batirlas y transformar algo sin cuerpo aparente en algo que parece ser algo, pero, que no es gran cosa en realidad…

Más bien debieran reconocer que la televisión y el oportunismo pavimentó su factibilidad de ser un candidato presidencial y que una vez llegado a esa oportunidad, desean sondear los caminos necesarios que deben seguir para llegar a ser Presidente… Luego de ello, realmente se deben preocupar de lo que harán, antes, todos saben que no es imprescindible referirse a lo que harán como Presidente, porque, así como más o menos minutos de televisión para cada uno de ellos formó su candidatura presidencial, de igual forma más o menos minutos de televisión con sus rostros forjarán al Presidente…

Tal como lo ha reconocido la ex Concertación… Alcancemos el poder y luego en el camino arreglemos la carga… Es decir, nada nuevo, porque detrás de sus campañas no hay propuestas significativas ni valores profundos, ya que sólo los mueve ser parte de un bloque político que desea llegar al poder y cuando lo logre el Presidente, cuando se anote el HIT “Presidente”, llegará una manada de sus simpatizantes o secuases a ocapar inmediatamente 300 puestos de confianza del Presidente y así comienza una nueva escalada de nuevas contrataciones de la confianza de aquellos en quienes “ya se ha confiado”…

La política es un fiasco por donde se le mire… Aquí cabe el dicho, en cuanto a quienes desean llegar a la Presidencia, pero, que no tienen nada particular que decir, que, por más que adornen lo que dicen, son como el dicho aquel que dice que no importa cuánto se pinte la mona, porque mona se queda… Así, ellos no importa lo que digan, porque todos sabemos a lo que vienen…

Tan claro está esto para ciudadanía que cada vez más ella se aleja de rayar un voto, porque no quieren ser contados como los estúpidos útiles de un sistema político que apenas necesita unas rayas para que siga funcionando de la misma forma de siempre… Y todos sabemos que esas rayas estarán, porque los propios políticos tienen influencas en personas que usufructúan sus privilegios o los puestos de trabajo de otros asociados a las tareas del Estado, por lo tanto, siempre habrá quienes avalen al sistema político y así al financiero y el de subdesarrollo territorial con su voto, y luego, semejante traición a los derechos plenos del pueblo chileno, será interpretado en la televisión y para la misma masa de quienes se lo pudieran creer, que son más bien entes imaginarios para los políticos que personas reales, que, “el pueblo ha hablado”….

Un gran fiasco, todo… Para muestra de ello un botón… Para mí las declaraciones del presidente de RN y de todos los presidentes de la UDI que he escuchado hablar, son insufribles, porque sólo dicen vanalidades sin razón; cosas que no están apegadas a la justicia “OR” al derecho del pueblo y muchos menos al sentido de lo que debiera ser una verdadera democracia, por lo tanto, sólo puedo imaginar que quienes comparten lo que dicen, pertenencen al mismo partido político que ellos o a la misma coalición, y que fuera de ella, la gente que escucha lo que dice, en realidad no termina de escucharlos, porque saben que no están diciendo nada importante, sino que apenas están mostrando de qué forma será la injusticia la que siga gobernando…

“Candidato Allamand”…. “Estructura de un discurso”… “Super, mega trayectoria”… Puros cuentos para personas que no ven la realidad como debiera ser vista…

Todos hacen dibujitos de lo que les gusta, así, las personas que escriben algo, también lo hacen respecto de lo que aprueban o es materia de sus preferencias…

a t e, q l ch c m

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El humor funciona como válvula de escape para tabúes sociales, como crítica social y genera la consolidación de la pertenencia a un grupo, además de funcionar como defensa contra el miedo y la ansiedad ...
+VER MÁS
#Sociedad

El chiste, su relación con el inconsciente y su impacto con lo social

Si el Frente Amplio piensa seguir por el camino de la pureza, simplemente terminarán siendo parte de un humo colectivo que no perdurará, ya que perderán la credibilidad mal lograda. El pasado está lleno ...
+VER MÁS
#Política

¿Hay algo nuevo en El Frente Amplio? Un par de dudas

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Popular

El desafío no es sólo “dejar contentos” a los actuales usuarios de la institucionalidad,  sino estar a la altura de las necesidades de un país, haciendo convivir las necesidades artísticas, cientí ...
+VER MÁS
#Política

Ministerio de las culturas, las artes y el patrimonio: nuevas oportunidades

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje