#Medios

El Quinto Poder: El vestido lila de Lagos Escobar

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Mi primera columna se tituló “El mundo en rojo, verde y lila”.

No fue la primera, pero sí la de mi estreno en El Quinto Poder. Aludía a la paleta vital de Daniel Cohn-Bendit, ese eurodiputado del Partido Verde que partió en los 60 abrazando el rojo de la izquierda tradicional, siguió en los 70 con el verde del ecologismo y desde siempre ha enarbolado el lila de la diversidad.   Es su “paleta vital”, como graficara tan certeramente el colega y ensayista Hernán Dinamarca en uno sus artículos inspiración de ese inicial empeño en este espacio de encuentro virtual. Era enero de 2011.


Puede ser que a muchos hoy siga generando desconfianzas esta comunidad y sus impulsores. He leído por ahí algunas reseñas denostando su posible intencionalidad. En tiempos de conspiración a la vuelta de la esquina, no es posible descartar nada. Lo que sí tengo claro que es un espacio de encuentro y reflexión ciudadana. De esos que, incluso desde la virtualidad, nunca estarán demás.

Fue tal un escrito pertinente. Aludía al derrotero recorrido por una parte de la social democracia chilena e internacional. Era preciso, más aún, por la vinculación de El Quinto Poder con la Fundación Democracia y Desarrollo, cuyo presidente es Ricardo Lagos Escobar. El ex Presidente. El dirigente de la ex Concertación –y cada día más cerca de serlo de la actual Nueva Mayoría- que, desde las alturas de lo que personalmente entiende como el profundo sentido de la República, intenta orientar cada cierto tiempo el debate nacional. Nada más distante de lo que la idea del “quinto poder” representa: ciudadanía, muchedumbre vinculada –y organizada muchas veces- a través de las tecnologías de la información. De manera horizontal. De manera masiva. Lejana del discurso centralizado, autoritario y dirigido que en demasiadas ocasiones nos recuerda el ex Mandatario.

Reconozco que ese temprano acercamiento estuvo colmado de suspicacias. De tanto trabajarle a la figura de estadista, Ricardo Lagos aparece en demasía ligado al interés de que la ciudadanía mantenga un respeto sacrosanto por las “instituciones”, la “imagen país” y la “estabilidad económica”. Bajo esta premisa, las voces divergentes, disonantes, discordantes (escoja, mi reina, escoja), son vistas como disruptoras del orden establecido. Lamentablemente, del tablero del modelo de sociedad de mercado establecido.

Sin embargo, fueron temores infundados. Por lo menos en la parte que a mí me compete. Ahondando sistemáticamente (majaderamente dirán algunos) en el análisis del periodismo y los medios de comunicación, la sustentabilidad ambiental y el extractivismo, y la política de los cambios de fondo al orden actual, fueron múltiples las ocasiones en que mi idea fue aportar a socavar el entramado vigente. Donde la crítica a las acciones del presidente de la fundación también estuvo presente. Recuerdo hoy “Comisión Lagos” sobre desarrollo minero: el otro paradigma”, una reseña a las conclusiones de un documento que, a mi entender y el de muchos, valida el extractivismo empresarial.

Y en El Quinto Poder se publicó.

Quizás tal sea una de sus principales virtudes. Tomarse a pecho el lila de la diversidad, dar cabida a la multiplicidad de visiones que forman parte de lo que somos, a fin de cuentas, como sociedad. Permitiendo discursos que interpelan, que movilizan, que aportan a correr el cerco de los límites impuestos.

Es la lucha constante de quienes creemos en el pluralismo y libertad de expresión. Dar cabida, incluso, a quienes piensan distinto a nosotros. ¿No es aquella una lucha, también, de los revolucionarios de lo actual?

Puede ser que a muchos hoy siga generando desconfianzas esta comunidad y sus impulsores. He leído por ahí algunas reseñas denostando su posible intencionalidad. En tiempos de conspiración a la vuelta de la esquina, no es posible descartar nada. Lo que sí tengo claro que es un espacio de encuentro y reflexión ciudadana. De esos que, incluso desde la virtualidad, nunca estarán demás.

TAGS: Quinto Aniversario

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Para los que amamos la libertad del pensamiento, siempre nos parecerá más noble dentro de la mitología cristiana, la imagen de la serpiente sabia, liberando al hombre y la mujer de su oscurantismo ignora ...
+VER MÁS
#Sociedad

Lucifer y el librepensamiento