#Medio Ambiente

La Industria de la Obstrucción

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pareciera que las personas no importan, independiente de su condición o edad, tampoco les interesa la cultura, los pequeños o medianos emprendimientos locales y qué decir de su relación con la naturaleza. Lo que se percibe en el discurso es que existen personas, comunidades, organizaciones cuyo propósito es generar molestias al sector que él representa.

Hace pocos días se realizó la cena anual de la SOFOFA, en su discurso el presidente de la entidad, Hermann Von Mühlenbrock,  hizo alabanza al rol de las grandes  empresas y el crecimiento económico,  por sobre otros aspectos del quehacer humano.  Este discurso resultó por decir lo menos, un discurso segado y alejado de la realizad que vivimos la mayoría de los habitantes del territorio nacional, que no percibimos el país como lo hace este señor, donde el crecimiento y las ganancias de las grandes empresas parecen ser la razón de existir del país.

En este discurso y refiriéndose al número de proyectos o  mejor dicho inversiones  que se encuentran paralizadas,  señaló que existía una  “verdadera industria de la obstrucción, cuyos instigadores buscan paralizar cualquier tipo de proyectos de inversión bajo diversos pretextos”.  Estas declaraciones del máximo exponente del sector empresarial, por decir lo menos, son algo fuertes, carentes de  veracidad y condenatorias para quienes levantan oposición a ciertos emprendimientos productivos. Es más cuando el señor Von Mühlenbrock utiliza el concepto industria, debemos entender que se trata de un conjunto de procesos organizados para obtener un resultado, esto es la obstrucción de proyectos de inversión,  suposición bastante osada y que  se aproxima a señalar que existe una especie de asociación u organización cuyo propósito es frenar proyectos, lo cual es realmente increíble por decir lo menos.

Según lo expresado por el máximo timonel de la entidad,  pareciera que los grandes sectores empresariales del país, consideran que el territorio les pertenece y que tienen derecho a instalar proyectos de inversión y generar sus ganancias en cualquier parte y de cualquier forma.

Pareciera que las personas no importan, independiente de su condición o edad, tampoco les interesa la cultura, los pequeños o medianos emprendimientos locales y qué decir de su relación con la naturaleza. Lo que se percibe en el discurso es que existen personas, comunidades, organizaciones cuyo propósito es generar molestias al sector que él representa. De este discurso pronunciado frente al Presidente de la República se puede entender que está haciendo un llamado a la autoridad, ya sea el poder ejecutivo o legislativo para que elimine estas molestias y los grandes empresarios puedan seguir invirtiendo y generando ganancias.

Este señor parece no reconocer que las personas tenemos derechos y que la Constitución algo señala al respecto, tampoco reconoce que existe una legislación ambiental que es la encargada de evaluar los proyectos de inversión que tanto le interesan. Una regulación e institucionalidad que fue modificada el año 2010 y en la cual se establecieron mejores condiciones para los empresarios y se mantuvo la desigualdad ante la ley, pues las empresas tienen más derechos que las personas. Tampoco recuerda que existe un poder del Estado, llamado judicial, donde funcionan los Tribunales de Justicia, que son los encargados de velar por que se aplique la legalidad vigente y que en varios casos amparados en ella, han fallado a favor de las comunidades afectadas por los proyectos que el tanto defiende.  A este señor se le olvida o no sabe que el país no pertenece a todos y que como señala la Constitución en su artículo 19 N° 23 existen bienes que pertenecen a la Nación.

Lo más dramático de todo esto, es que el señor Von Mühlenbrock, tiene interlocución directa con el Presidente de la República  y representa a un sector del país, el sector de los más poderosos y evidentemente el de los menos democráticos,  el de los que se niegan a pagar más impuestos, a instaurar royalty a los recursos naturales, a aplicar el Convenio 169, a respetar la Convención de Washington , a cuidar la salud de las personas y ecosistemas y a tener regulaciones que  no perpetúen la injusticia ambiental que hoy se vive en el país.

Este señor que proviene de una de las empresas “verdes” que operan en Chile, evidentemente es la cara visible de un sector que no quiere, hacerse cargo de los impactos que están generando sus industrias, donde la máxima que opera es la privatización de las ganancias y la socialización de las perdidas o las externalidades negativas como la contaminación. Es este sector el que nada ha hecho por mejorar la condición de las personas que viven día a día la contaminación de sus industrias y que habitan en las tristemente llamadas zonas de sacrificio.

Ojala un día contemos con empresarios que entiendan que el país nos pertenece a todos y que se deben establecer condiciones para que seamos iguales ante la ley, porque eso es lo que está pidiendo la gente.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de octubre

este sector empresarial de ambiciones sin limite, está mas fuerte que nunca, depredador y fascista. No es que crean que son dueños del territorio. Son dueños. ¿nos servirá el voto’?…puede que sí y así actúan cuando se ven amenazados aunque sea un poquito. Confiemos en el movimiento social y en nosotr@s mism@s. tratemos de elegir autoridades decentes,

Resumen de noticias Terram (Nº 1501) | Fundación Terram

17 de enero

[…] Columna de opinión de Flavia Liberona Directora Ejecutiva de Fundación Terram publicada en portal Quinto Poder, 19 de octubre 2013. Vea blog AQUÍ […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

A pesar del nuevo escenario, la correlación de fuerzas entre la derecha y la centroizquierda quedó casi igual a la que existían bajo la lógica binominal.
+VER MÁS
#Política

El desafío del nuevo Congreso

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno