#Justicia

Si los chinos de Tiananmen fueran mapuches…

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las coincidencias no existen.

Solo unas horas de diferencia median entre la dictación de sentencia que dicto fallo de reemplazo[1] en contra de Héctor Llaitul Carrillanca, Ramón Llanquileo Pilquimán, José Huenuche Reiman y Jonathan Huillical Méndez,  y el aniversario de los 22 años de la matanza de Tiananmen.
Probablemente usted, estimado lector, ignora que aún hay disidentes chinos -Jiang Yaqun, de 75 años, Miao Deshun, de 48, y Yang Pu, de 47, Chang Jingqiang, de 43 años, y Li Yujun, de 48 – cumpliendo condenas en cárceles de Beijing a 22 años de estos hechos. Ellos fueron parte del millón de estudiantes y trabajadores que se reunieron en las calles de Beijing en 1989 para pedir democracia, movimiento que terminó antes del amanecer del 4 de junio, cuando los tanques militares entraron en la plaza de Tiananmen. El resultado de dichas protestas es que se desconoce cuántos murieron víctimas de la represión militar: cientos, quizás miles, abatidos por las balas de los uniformados en los alrededores de la plaza
Es relevante hacer el contrapunto. Porque desde este podemos apreciar si los mapuches condenados tuvieron o no derecho a una condena justa.
Los hechos por los cuales fueron sentenciados varían sustancialmente. Los chilenos de etnia mapuche cometieron delitos de robo con intimidación, homicidio frustrado -en contra del fiscal Elgueta- y lesiones graves contra funcionarios de la PDI por los que fueron condenados entre 8 y 15 años. Delitos graves. Los chinos, en cambio, cometieron el delito de manifestarse en las calles por unas semanas. Protestaron. Hicieron uso de lo que en Chile es una garantía constitucional.
Todos en Chile, mapuches y caucásicos, se rigen por las mismas normas: en nuestro país no hay leyes “a la medida” ni normativa secreta. Los condenados han tenido derecho a un juicio con jueces imparciales. Incluso han podido fundar parte de su defensa en base a su condición racial alegando que el fallo que los enjuicia avala “la aplicación de la Ley Antiterrorista” y “vulneraciones al debido proceso, a las garantías constitucionales”. Pueden quejarse por los “testigos encubiertos”, de común aceptación mundial. Incluso les quedan opciones procesales por intentar: se dice que recurrirán al Tribunal Constitucional, que existen Cortes Internacionales. Su procesamiento ha sido efectuado por tribunales ecuánimes y transparentes y revisado por tribunales superiores.
Los chinos, en cambio, tuvieron seudo-procesos efectuados entre gallos y medianoche conducentes a su condena, jamás orientados a revisar antecedentes exculpantes. Múltiples informes de derechos humanos indican que la judicatura en China no es independiente y que falta el debido proceso. Tan escandaloso es, que se estima que entre 500 y 600 individuos están aún purgando condenas por el crimen de contrarrevolución, ley actualmente derogada pero que sirve de fundamento a condenas vigentes.
Incluso en la difusión del fallo las cosas varían. La sentencia en Chile fue comentada profusamente, a diferencia de la de los chinos. La inicial alegría desbordante en Twitter de los pro-mapuche –si, en Chile pueden haber manifestantes y las redes sociales son de uso masivo, a diferencia de China- fue pronta y estratégicamente contradicha por los voceros de la CAM. A diferencia de China, en Chile hay iglesias como la Católica[2] que solidarizan públicamente con los presos. Entre las decenas de personas encarceladas por difundir información relacionada con la represión de 1989 se encuentra Shi Tao, un escritor, poeta y periodista de 36 años de edad, al que condenaron en abril de este año a 10 años de prisión por el delito de “divulgación ilegal de secretos de Estado en el extranjero”.
En Chile, con seguridad los condenados seguirán haciendo noticia. En China, el manto de silencio subsiste. Nadie, salvo excepciones, hace causa común con aquellos. Incluso, quienes abogaron por sus derechos, siguen estando presos. Liu Xiabobo, premio Nobel de la paz, trabajaba en la Universidad de Columbia cuando se enteró de las protestas de Tiananmen y volvió a casa. Estaba cambiando de avión en Tokio cuando se enteró de que el gobierno había condenado el movimiento y supo lo peligroso que era volver. Su decisión de regresar lo llevaría a la primera de varias encarcelaciones[3].
En suma, la evidencia de un caso contrastado con otro nos muestra que en nuestro país opera un estado democrático de derecho, pese a que los condenados se afanen en intentar demostrar lo contrario. Lástima por los disidentes chinos, que de haber nacido en nuestra tierra tal vez gozarían de la “buena prensa” y justas condiciones de trato de la que disfrutan los mapuches.


[1] Sentencia de autos Rol N° 2921-11 pronunciada por la Segunda Sala de la Excma. Corte Suprema, integrada por los Ministros Sres. Nibaldo Segura P., Jaime Rodríguez E., Rubén Ballesteros C., Hugo Dolmestch U. y el abogado integrante Sr. Benito Mauriz A.
[2]Ansiosa de buena prensa, dicha Iglesia se precipito en pronunciamientos contradictorios: primero el Arzobispo  Ezatti, dijo estar contento con el fallo, y luego el Obispo Chomali señaló su disconformidad pues, su Iglesia esperaba la nulidad del juicio
[3] Hoy Liu está condenado por la suscripción de la “Carta 08”, manifiesto de la disidencia china, que refiere su protesta por los tristes hechos de Tiananmen.
 
* Lee también: ¿Puede la Corte Suprema explicar el uso de testigos protegidos?, por Luis García- Huidobro.
 
————-
 
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de junio

bueno, en primer, no me interesa la parte politica de este asunto, porque con eso se pretende justificar que hay “justicia”.. lo que es ridiculo… mas alla de eso, creo sinceramente que afirmar en el articulo que ELLOS COMETIERON DELITOS basado en la declaracion del testigo 26 que EN EL MISMO JUICIO RECONOCE HABER MENTIDO, ME DEMUESTRA QUE ESTA ES SOLO UNA opinion politica, sin base ni conocimiento juridico sobre las audiencias de juicio.
en el nuevo proceso penal, que un tribunal le crea a un testigo que está diciendo en ese momento que MINTIÓ CUANDO PRESTÓ DECLARACIÓN es una ridiculez…
y no solo eso, espero que este articulo sea nuevamente sacado a la luz publica cuando Chile sea condenado ante la CIDH (es de esperar que se sepa lo que esto es) por condenar personas con violacion de garantias constitucionales…
finalmente, para concluir de esta manera no se necesita hacer todo un articulo, bastan los audios del Juicio Oral…

04 de junio

dos abogados, tres opiniones dice el refrán

05 de junio

¿Este escrito se traduce entonces en que cómo en China se violan los DDHH, en Chile, por ser una democracia, debe considerarse “justos” los juicios a los mapuche? En esta democracia, precisamente agentes del estado han asesinado por la espalda (comprobadamente) a 3 chilenos de etnia mapuche, y peor aún, esos policías siguen en servicio activo, con suerte, con penas remitidas en procesos dudosos donde opera otra Justicia, la Militar.

El uso de testigos protegidos, que ademàs han mentido, ya no deja mucho màs al análisis,

06 de junio

Creo que el punto de comparación no es muy bueno. También podríamos comparar los procesos contra mapuche con la inhumana situación de los prisioneros en la cárcel norteamericana de Guantánamo para dar una respuesta conformista. El tema de fondo es que el Estado chileno ha empleado herramientas cuestionables desde el punto de vista de los derechos humanos, para resolver un conflicto social y político.
En cuanto a la difusión, si bien la sentencia de la Corte efectivamente es ahora parte de la agenda, los medios de comunicación silenciaron sistemáticamente la huelga de hambre de los presos mapuche(ésta y la anterior), y ese comportamiento tampoco califica como democrático.

06 de junio

Eso mismo estaba pensando yo. Comparar peras con manzanas y decir que las manzanas son más manzanas porque las peras confirman que son peras, no lleva a ningún lado. El punto acá es si el autor considera que los mapuches (los condenados en este caso, me refiero) son terroristas y por tanto justifica la aplicación de la ley antiterrorista.

06 de junio

Interesante punto. Si comparamos Guantanamo con los procesos chilenos, también salimos bien parados.

06 de junio

Creo que uno no debe buscar nivelar para abajo. En la vida, siempre hay puntos de comparacion que nos pueden hacer sentir bien. Siempre hay alguien mucho peor que nosotros. Es una regla basica de la vida. Pero eso nos hace estar bien? Eso nos hace estar en un optimo? Nuestro sistema completito, economico y politico, no es “el más malo”, pero claramento no es lo que queremos.

06 de junio

Fue una coincidencia lo de las fechas. Y no puedo dejar de pensar que es oportuna. Permite saber si estamos o no en un Estado de Derecho. Obvio que se puede perfeccionar. pero eso deslegitima las críticas de que no vivamos en uno. Porque o se tiene Estado de Derecho o no se tiene. Aca no hoy medias tintas: igual que cuando la niña está embarazada o no, porque no puede estar “medio embarazada”

07 de junio

me parece que este escrito carece de todo elemento necesario para hacer una comparacón que además conlleve atan aberrante conclusión: “Lástima por los disidentes chinos, que de haber nacido en nuestra tierra tal vez gozarían de la “buena prensa” y justas condiciones de trato de la que disfrutan los mapuches.”
ellos reclaman por democracia en la republica polpular china, acá se reivindica derechos inalienables reconocidos por un dicese estado unitario democratico de derecho en donde, como dice su constitución en primerlugar, Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos. continua la constitución señalando que el estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y garantías que la constitución establece.
Que lata estar teniendo que reffrescar conceptos basico de la institucionalidad a la que tanto se hecha mano por estos dias diciendo que funciona, haciendo creer que verdaderamente se cumplen estos principios para todos…pero por qué a otro hijo de vecino, que no sea mapuche, no lo condena con un solo testigo (al que además su defensa no ha tenido acceso apra saer si no actua motivado por otras razones que no sea el celo por la justicia), por que no genera la convicción de ser culpable mas alla de toda duda razonable…por qué?? por qué en china (haciendo alusión a la expresión popular) se violan los derechos humanos aquí, loc habitantes de esta franja de tierra que tiene nombre de ají debemos conformarnos y aplaudir una injusticia aparada por quien creen aún que el que es distinto es un terrorista????…ahi que recordarle al autor que fue esa fortaleza y organización del pueblo mapuche la que forjó la independencia del Chile libre en el que cree vivir??

cindy-iriarte

29 de septiembre

Si, al contrario, los mapuches fueran chinos de Tiananmen o de donde fuera yo, que vivo fuera de Chile, no tendría que hurgar en la Internet para saber de las injusticias que se cometen en mi pais en contra de su pueblo originario porque la noticia estaría en la primera página de todos los periódicos y sería titular en los noticieros televisivos de todo el mundo mientras las Naciones Unidas sostendrían conversaciones para decidir una posible intervención. En Chile, hace ya mas de 40 años, suceden los crímenes mas horribles y muy pocos los reportan; gracias a esos pocos y con el antecedente de haber vivido en el pais es que sabemos la verdad y que no es como la reporta el autor de este artículo. En Chile no hay justicia, menos aun para el pueblo mapuche.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Lo único que hoy tenemos claro es que estos próximos cuatro años de gobierno será una constante lucha ideológica, y se nos viene una gran reestructuración del sistema político actual, en el que los p ...
+VER MÁS
#Política

Lo que nos queda por hacer

Nos tendremos que acostumbrar a un nuevo escenario político que llegó para quedarse, en donde se han configurado tres bloques en el poder que podrían repetir la experiencia de los tres tercios.
+VER MÁS
#Política

El nuevo centro político

El próximo domingo 17 de diciembre los chilenos tendrán que poner en la balanza dos culturas que se resisten a compartir de manera simultánea el mismo espacio
+VER MÁS
#Política

Chile frente a Chile

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?