#Género

Los eufemismos que perpetúan el abuso

44 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Permitir que un crimen sea expresado en estos términos es una ofensa social contra la víctima. Es exactamente análogo a titular “la violó por culpa de una minifalda” o “fue violada por exceso de deseo”. Es, digámoslo claramente, como echarle la culpa a loh peshoh, ya que estamos.

Tómese un momento y lea el texto de la fotografía que acompaña esta columna. Es el titular de LUN del 22 de octubre para la noticia de un femicidio. Nótese un hecho particular: de acuerdo con esta afirmación, Rossana López Tenderini “murió por culpa de un mensaje de WhatsApp”. No murió por culpa de su victimario, quien la golpeó hasta dejarla inconsciente y ni siquiera la asistió después de eso: murió por culpa de la tecnología.

Usted pensará que exagero. Pensemos entonces en la cobertura que, en la misma fecha y a la misma noticia, dio el portal Emol: Falleció la mujer atacada por celos en Ñuñoa. En este caso, la responsabilidad de la muerte de Rossana recae en una emoción: los celos.

En cualquiera de los casos, el autor material del brutal crimen no es Germán Vidal, su agresor y marido. En ambos casos, se despersonaliza la terrible muerte de Rossana, femicidio número 29 en lo que va del año.

¿Sigue pensando que exagero? Hoy mismo, sin ir más lejos, LUN vuelve a la ofensiva, con una noticia, nuevamente de un femicidio, ocurrido en España. ¿El título? “El trágico amor de un cuarentón por una niña de 13 años”. ¿La realidad? Un pedófilo de 40 años asesinó a una niña en un pueblo español. ¿Estamos realmente hablando de un “trágico amor” o estamos hablando de una historia de abuso sostenido, terminado en crimen? ¿Es responsable dar cuenta de esta manera de un crimen de tales características contra una menor de edad?

Esta formulación en la narración de informaciones tan delicadas y de tanta magnitud no hace sino reforzar una idea profundamente errada y, además, aberrante: la de que hay motivos por los que un hombre puede  llegar a golpear a una mujer hasta matarla. Se expresa el hecho –un crimen – junto con su justificación o, al menos, se enfatiza en un aspecto colateral ante un acto brutal e injustificado.

Permitir que un crimen sea expresado en estos términos es una ofensa social contra la víctima. Es exactamente análogo a titular “la violó por culpa de una minifalda” o “fue violada por exceso de deseo”. Es, digámoslo claramente, como echarle la culpa a loh peshoh, ya que estamos.

Hace no tantos años, el femicidio en Chile era considerado un “crimen pasional” y no merecía otra mención que la de las páginas policiales. Diarios como La Cuarta, en aquella época, abundaban en detalles escabrosos (entonces llamados “sabrosos”) sobre el crimen, el agresor y las circunstancias “sazonadas” de morbo en las cuales un tipo, aparentemente normal, se había convertido en asesino. La redacción de esas noticias y de esos titulares era, cuando no jocosa, al menos comprensiva, con bastante frecuencia.

Años de lucha igualitaria y de instalación de la temática de derechos de las mujeres, años de campañas –bien y mal hechas – en contra de la violencia de género, años de esfuerzos de acogida a víctimas, de intentos de protección y procedimientos adecuados de denuncias, han logrado instalar el término “femicida” para quien hace poco era sólo un “marido enceguecido por los celos”, por ejemplo. Hoy comienza a comprenderse que, como dice esa consigna que han hecho circular organizaciones feministas, un femicida no es un enfermo: es un hijo sano del patriarcado.

Para que esta idea sea comprendida por la sociedad completa, para instalar prácticas y discursos igualitarios y no abusivos, es esencial el rol de los medios de comunicación, pero ellos parecen no haberlo comprendido o no tomarle el peso (sorprende, por ejemplo, que mientras la noticia de EMOL sea “Fallece mujer atacada por celos”, en El Mercurio el titular sea “Fallece mujer que fue brutalmente golpeada por esposo en Ñuñoa”, que es lo que realmente sucedió).

Mientras quienes informan no tomen conciencia de la importancia de los discursos que privilegia y cuáles son los relatos con los que dan cuenta de la realidad, seguiremos reproduciendo esquemas permisivos que radican en la infidelidad, los celos o la tecnología “delatora”, razones contundentes para explicar la muerte de una persona.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Atis Sáez

23 de octubre

Completamente interpretada! Desde la histórica manzana que se nos culpa y esa carga francamente nos estamos sintiendo más que cansadas de llevarla.
Una ve las noticias y le retumba el número del femicidio, mientras escucha toda clase de explicaciones y pocas veces la correcta: hay un culpable, el agresor.
Espero que esta reflexión haga eco en las conciencias y seentien

Diego Andres Aviles Espinoza

23 de octubre

Si sigue creyendo en la iglesia y en su creación DIOS (machista por excelencia), su comentario no hace eco ni en usted misma.

P.D: Me imagino que no es creyente!!!

24 de octubre

Gracias, Atis querida. Un abrazo.

Alejandra

23 de octubre

sorry pero no puedes usar las palabras “igualitaria” y “femicidio” en el mismo articulo..
las minas pedimos ser tratadas con igualdad pero solo hasta que nos conviene.. si le pegamos una cachetada a un imbecil pobre de el que nos devuelva la cachetada.. eso es trato igualitario? si una esta dispuesta a ser violenta (cachetada) tiene que asumir que le puede llegar violencia de vuelta.
a que voy con todo esto? el asesinato de un hombre o una mujer no PUEDE ser categorizado distintamente.. el asesinato es uno de los actos mas horribles que los seres humanos podemos llegar a hacer pero me parece hasta ofensivo como mujer que si se mata a una mujer es femicidio (lo cual conlleva penas bien distintas a un asesinato simple) pero si la mujer le pega un balazo a su marido es un asesinato simple.

y si bien este no era el punto de la columna, me parece importante destacarlo.. no puedes exigir un trato igualitario cuando tu y muchas mujeres mas se encargan de enrostrarle al resto que el trato igualitario que queremos es “hasta por ahi no mas” segun uds..

23 de octubre

Alejandra, a pesar de que no es este el centro del texto, te aclaro que “femicidio” no es un invento ni una cosa de opinión. Es un término legal, correspondiente a la ley número 20.480.

En cuanto a tu pregunta de si uno legitima la violencia contra los hombres, la respuesta es no. La violencia no tiene cabida, punto. Nadie debería sufrirla. En Chile, desgraciadamente, son muchas más las mujeres que viven esta realidad.

Saludos y gracias por comentar.

Alejandra

23 de octubre

Si yo se que es una ley, pero eso no lo convierte en algo inteligente.

23 de octubre

Ximena Jara: en realidad son muchas mas las mujeres QUE DENUNCIAN el abuso. Porque los hombres abusados no tienen posibilidad de hacerlo. Pero no es que sean menos abusados, es que su abuso y maltrato lo sufren en silencio, porque no hay ninguna instancia donde un hombre agredido pueda acudir a denunciar, ni lugares de acogida y tratamiento para el hombre abusado, ni menos conciencia social de que la violencia intrafamiliar no es de “numeros” (cuantas mujeres son abusadas, cuantos hombres son asesinados por sus esposas) sino de victimas, y las victimas de sexo masculino estan en mas indefension que las victimas femeninas, gracias a este absurdo “machismo” que nos lleva a no querer ver a un hombre como sujeto potencial de ser abusado.

Y ese “machismo” no es algo que los hombres fomenten, somos las mismas mujeres las que lo alimentamos, porque somos nosotras las que buscamos hombres “fuertes”, y pisoteamos y humillamos a los “debiles”. Les enseñamos eso a nuestros hijos, no les enseñamos a respetarnos, a no herir, a no dañar al otro.

No creo que tenga nada de off topic lo que comento Alejandra, es que el mal uso del termino “femicidio” por parte de la prensa, el pesimo enfoque que hacen los “periodistas” sobre este tipo de crimenes, es parte del problema

23 de octubre

Marcela, no creo que sea un tema de hombres contra mujeres. Creo que es un tema de justicia, eso es todo lo que digo. No puedes poner que es culpa de los “celos” un crimen. O de un mensaje. O del amor. Ese es mi punto. El término femicidio no es un menoscabo a los hombres. Es un término que tiene dos fundamentos, uno etimológico y otro legal. Si el tipo va a ser procesado por femicidio, no sé cómo más podría referirme al delito sin ser inexacta.

Y justamente de eso se trata, de usar los términos con cuidado. Nadie merece violencia y si los hombres son igualmente violentados que las mujeres y tienes datos al respecto, desde luego que urge hacerse cargo de eso.

En cualquiera de ambos casos, este tipo de titulares no sirve, y ese es mi punto.

Saludos, y gracias por comentar, Marcela.

Juan Ignacio

24 de octubre

ALEJANDRA…

EXCELENTE COMENTARIO… me representa completamente…

mas que igualdad yo creo que es necesario el respeto mutuo…

24 de octubre

Ximena: creo que no me exprese bien.

Yo no creo que el tema sea “hombres vs mujeres” sino que normalmente asociamos “femicidio” a “el numero de mujeres agredidas por sus parejas masculinas”. Así lo presenta la prensa y no solo chilena, sino en muchos otros paises. A mi me molesta lo de “numero”. Para mi, un hombre agredido por una mujer es una victima, que merece y deberia tener el trato y la atencion de tal. No me fijo en “cuantos hombres son agredidos en relacion a las mujeres agredidas”, sino a que hay PERSONAS que sufren agresiones, abusos y son asesinadas y que, si bien es cierto, las mujeres son objeto de un tipo especial de agresion (que es el femicidio, o sea, ser asesinada por ser mujer) eso no significa que ignoremos las agresiones que sufren los hombres.

Los hombres son violados, los hombres son explotados sexualmente, los hombres son humillados verbal y sicologicamente, los hombres son asesinados por sus parejas mujeres, son mutilados, son objeto de acoso sexual…. Y lo peor es que no sabemos cuantos son, porque un hombre rara vez denuncia. Nos fijamos en las mujeres que denuncian, porque claro, antes las mujeres sufrian esos flagelos en silencio y es un gran logro que ahora los denuncien. Pero estamos enfocandonos en eso, en que la mujer denuncie. Ministerios, secretarias, normativas, procedimientos… todo enfocado hacia la victima “mujer” agredida por “hombre”. No nos estamos enfocando en el problema: una persona sufre agresion por parte de su pareja.

Somos tan “machistas”, Ximena, que estamos viendo el femicidio desde el punto de vista de “sexo masculino-sexo femenino”, pero no estamos preparados para la “violencia intrafamiliar”. ¿O es que acaso las mujeres solo conviven con hombres? ¿Donde quedan las mujeres agredidas por sus parejas mujeres? Yo fui testigo de la violencia entre una pareja lesbiana, y todo el problema que significa denunciar. Y ya hay colectivos trasvestis y transexuales, que ni siquiera son bien considerados dentro del colectivo homosexual, que estan denunciando la errada aplicacion de “femicidio” en el derecho interno, porque las leyes sobre el tema solo se centran en hombre-mujer segun lo dice el carne y el acta de nacimiento.

Y lo peor es que la idea de femicidio gira en torno a que el hombre sigue siendo “el fuerte” y la mujer la “debil”. Y ese estereotipo no lo iniciaron los hombres, sino las mujeres (nosotras buscamos al hombre fuerte y protector, al que nos de sus mejores genes, al que nos pueda mantener, etc), y somos las que lo usamos a nuestra conveniencia, lo que no me parece muy justo.

El femicidio es un concepto mucho mas complejo que lo de que un hombre mata a a una mujer. El problema es que los periodistas mal usan el termino, y cada vez que un hombre “agrede” a una mujer lo llaman femicidio. Y si tomamos en cuenta que nuestro (y en general en el mundo) Poder judicial no esta muy bien adiestrado para comprender esos conceptos, lo que tenemos es que la “idea” de femicidio que se esta aplicando y que se esta popularizando es errada, y en vez de contribuir al problema solo lo agrava. Porque no soluciona la discriminacion, solo la enfoca en un grupo (mujeres) dejando de lado a los otros que son victimas de las mismas agresiones.

Y me preocupa, como persona humana, la violación a los derechos humanos que sufren los hombres (sean heterosexuales, transexuales o trasvestis, o gays) debido a esa pesima interpretacion. Porque está ocurriendo: mujeres han asesinado a sus esposos acusandolos de “violencia intrafamiliar”, de abuso sexual a sus hijos menores, de agresion…. y quedan impunes, porque habria actuado “en defensa propia”. Un juez español alego contra esta situacion y lo trataron pesimo las organizaciones feministas, olvidando a la victima y a su familia, porque jope, un hombre tiene familia (hermanos, padres, amigos), no es un pitufo que quien sabe como nacen.

Me parece que lo que esta ocurriendo es un retroceso en los derechos humanos. Las mujeres esta claro que estamos siendo discriminadas en muchas areas, y la lucha de igualdad de derechos no ha acabado… pero no dejemos de lado la discriminacion y los problemas que afectan a los demas miembros del género humano. Porque si lo hacemos no estamos avanzando. Lo que estamos creando es un “terrorismo feminista”, en donde un hombre maltratado esta en inferioridad ante una mujer maltratada, en donde solo se habla de un hombre asesinado por su mujer cuando hay morbo y en terminos mas peyorativos que en los casos inversos. Habria que recordar la “igualdad ante la ley sin atender a sexo”, y pensar que un@ agredid@ es una victima que merece exactamente el mismo trato respetuoso, y el/la victimari@ el mismo castigo por violar los derechos humanos de una persona. Deberiamos recordar que “Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.”

Cuando consigamos vernos como personas, entonces estaremos en la vereda correcta, pero mientras sigamos viendonos como “hombre”, “mujer” y “otros” tendremos un problema

Claudia Morales

25 de octubre

Alejandra, te recomendaría COMPRENSIÓN DE LECTURA URGENTE!!! Si lees el artículo es otro el punto…. Creo que en Chile necesitamos profesores con vocación urgente que enseñe a LEER Y COMPRENDER… Excelente articulo!!!!tario aqui…

Bárbara

23 de octubre

La pura verdad Ximena. Que ganas de ver más artículos como éste en la prensa escrita chilena.

24 de octubre

Gracias, Bárbara por tus palabras. 🙂

Claudia Morales

25 de octubre

Alejandra, te recomendaría COMPRENSIÓN DE LECTURA URGENTE!!! Si lees el artículo es otro el punto…. Creo que en Chile necesitamos profesores con vocación urgente que enseñe a LEER Y COMPRENDER… Excelente articulo!!!!

23 de octubre

Es imposible que un “hecho noticioso” publicado en algún medio esté exento de interpretaciones de parte de quien lo escribe (ya sea ese quien el periodista en particular o la línea de pensamiento del medio en sí).
Usted lucha contra los, como los llama, eufemismos que esconden al victimario, por ejemplo, y yo lucho contra el afán de impacto del calificativo “brutalmente” en la aseveración “Fallece mujer que fue brutalmente golpeada por esposo en Ñuñoa” que usted afirma que es lo que en realidad ocurrió.
Es muy peligroso jugar a ser dueños de la verdad, sobretodo cuando se trata de “mi realidad es la realidad”.
Saludos,

24 de octubre

La lucha por un lenguaje más adecuado es siempre loable. Tomo nota. Saludos, Sofía, gracias por comentar.

Cata Jaque

23 de octubre

wow… lo que más me impresiona es que las mismas mujeres reclaman en contra de este artículo que no hace más que poner un punto en los eufemismos que se utilizan día a día tanto en la prensa como en el diario vivir.

Una lástima en verdad

Gracias por el artículo… muy bueno.

24 de octubre

Gracias, Cata, por tus palabras. Justamente, la idea es empezar a nombrar las cosas como corresponde.

Javiera

23 de octubre

Claramente, CLARAMENTE, las mujeres que han comentado esta columna no tienen la más mínima idea de lo que significa ser acosada por un hombre, maltratada por un hombre o simplemente sentirse discriminada (hasta en los sueldos se evidencia).

Si yo fuera hombre… les saco la chucha por weonas jajajajajajaja
Ah… no les pareció chistoso? Lea la columna de nuevo entonces.

Cata Jaque

23 de octubre

Yo creo que se han sentido taaaaan discriminadas y violentadas que no diferencian la violencia… quizás, para ellas, esta columna es violencia

24 de octubre

o tal vez algunas pensamos que discriminar, a quien sea, es inaceptable. ¿O no es discriminacion hacia un hombre cuando asumimos automaticamente que si hablamos de violencia intrafamiliar es el quien la ejerce? ¿O no es discriminacion que haya tanto hombre denunciado falsamente y encarcelado por abuso sexual, porque sus mujeres utilizan ese crimen como arma de venganza?

A mi me sorprende de la misma manera desagradable los encabezados cuando hablamos de estos temas de violencia, me molesta que se justifique (la mato por celos) dejando al victimario como victima y a la victima como si hubiera provocado ser objeto de brutalidad. Pero dejemos de pensar que esa violencia solo o preferentemente la ejercen los hombres, y no aceptemos que se ejerza “violencia”, punto, y pongamos el enfasis en la necesidad de enseñar convivencia, respeto, etc. Porque si nos molesta lo de “la mato por celos” deberia sernos igualmente molesto lo de “lo mato por celos”

24 de octubre

Javiera, gracias por la provocación en tu comentario. Efectivamente, la violencia es algo atroz para quien la vive, sea hombre o mujer. Y sí, la discriminación permanente demuestra que quedan muchas luchas igualitarias para las mujeres. Pensemos en el número de candidatas a alcaldesas.

Muchas tareas pendientes, gracias por comentar.

24 de octubre

Javiera, gracias por la provocación en tu comentario. Efectivamente, la violencia es algo atroz para quien la vive, sea hombre o mujer. Y sí, la discriminación permanente demuestra que quedan muchas luchas igualitarias para las mujeres. Pensemos en el número de candidatas a alcaldesas.

Muchas tareas pendientes, gracias por comentar.

Daniela Fuentes

24 de octubre

Estoy toalmente de acuerdo, no me parece chistoso que se le baje el perfil a cosas tan serias como estas. Es gente loca, psicopata que destruye la vida de una familia entera, y ¿¿¿¿se le cubre en un titular??? Despreciable.

24 de octubre

Justamente, respeto mutuo. Muchas gracias por comentar.

Tassadar.

24 de octubre

Me tomaré la libertad de expresar mi diatriba.
Como amigo de Rossana, y de las veces que nos juntamos con el matrimonio en su momento.. nunca hubo actitud machista/feminista en guerra entre ellos (nivel educativo/cultural de ambos lo impedía, y eso me consta personalmente)… creo que el enfoque del femicidio es incorrecto en este caso y va más a un parricidio o lo que sea.. si fueron celos, o un “simple” ataque de ira ciega… da igual. La tragedia ya fue.

Si hubo o no infidelidad, es solo una anécdota que prefiero creer es un invento para vender la noticia como “femicidio por celos”.

Ojo… NO JUSTIFICO, NI JUSTIFICARÉ el delito que hubo.. sino que explico causas, mas ellas no exculparán a G.; si permitirán darnos una introspección a algo que estamos haciendo mal como sociedad: dejar que los hijos se críen en abandono social familiar.

El tema es… hay personas que por circunstancias de vida son ansiosas, y además si de niños tuvieron abandono notable, o los padres no los querían suficiente.. no les expresaban gesto, etc.. esos niños son demasiado sensibles.. y absorben mucho de eso, guardándo penas, angustias y horrores demasiado profundamente.

No lo digo por ser psicólogo.. es más, soy Ingeniero… pero viví personalmente una situación parecida, y esta tragedia como amigo, me golpeó más profundamente que en la amistad… me tocó una fibra íntima mía (digamos que FUE PERSONAL), permitió empezar a desahogar una pena acumulada de años, a catalizar eso..

Esas personas, del caso que cuento.. al final suelen tener temas con su control de emociones: NO PUEDES EVITAR SENTIR IRA O MIEDO, cierto? De hecho, no es malo permitirte sentir.. lo malo es reprimir tus emociones y no permitirte sentir…
Lo que sí puede llegar a ser malo… sobre todo si vives en una sociedad, es no lograr darse cuenta a tiempo de que eres Colérico… sin un diagnóstico temprano, que te digan exhaustivamente que tienes, y probablemente que eventos en tu infancia causaron tal tema… y que tienes una figura de tirano interior sobre-exacerbada… que cuando es llevada al límite por eventos externos..
Y sin tener conciencia de ello, uno simplemente puede ser llegar a ser incapaz de canalizar o controlar en el último instante posible antes de que quede una tragedia…
Y terminan en estos eventos.

Piensen ahora con ese conocimiento y sabiduría, la situación.
Es doblemente horrendo, y trasciende a un “simple femicidio por celos”… es simplemente alguien que :
– tenía demasiadas amarguras guardadas,
– no tenía conciencia de que tenía un serio tema de auto-control de emociones (ser ansioso es un primer paso para ello).
– si a nivel de pareja, este tema se conversó, y él negó el tema, o entre ambos lo obviaron… más triste es la tragedia.
– al no tener conciencia de que tenía y qué en su infancia causó eso… es muy fácil una vez sobrepasado el límite.. que el yo, o “la persona”, se vea sobrepasada por su “berserk”, y sea incapaz de controlarse.

Ahora.. si hubo un momento antes.. en que se llegó al diagnóstico… otro gallo canta: Con la ayuda profesional adecuada, y terapia de meses, se puede asegurar que la persona no llegará a ese extremo, solo manifestará con un grito o que se yo, pero no entrará en estado “berserk”… por lo que no habrá tragedia mayor que lamentar.
Siento demasiado esto por G… por que es algo que si no hubiese yo tomado terapia en su momento adecuado… me habría podido pasar a mí, y eso me tuvo con horror un día completo…

Finalmente… como amigo de Rossana y haber ido ayer al entierro.. les agradeceré reflexionar sobre esto, lo vean como lo que es: una tragedia… y piensen en que:
– como bien hay gente con temas de control de ira que terminan como esto… tambien está la otra vuelta de la moneda, que es llegar a un diagnóstico a tiempo, que permita encontrar ayuda profesional para obtener madurez emocional.
Por lo que de machismo acá.. no creo que haya sido.
En cambio, en sectores con menor nivel educacoinal, es posible por la visión casi ancestral desde los tiempos de la colonia, en que el hombre provee… pero si no mejoramos nuestra educación pública a un nivel como el de Finlandia, en cuanto a protección integral de la infancia, seguirán habiendo generaciones que lamenten esto.

Imaginen lo siguiente: gente con poder de decisión, que ante cosas reaccionan con miedo, pánico y arrancan, dejando hijos tirados, como cuando pasa con la gente que se pone histérica con un terremoto (cosa que vivimos a menudo en Chile…)
Hay diferencias en resultados y visibilidad.. pero el fondo es el mismo: mal control de emociones por formación poco adecuada como persona y madurez emocional.

24 de octubre

Tassader, te agradezco comentar. Creo que para los “ataques” de ira y celos están las terapias, como dices. La noticia es terrible, el término femicidio es legal – ese es el cargo procesal – no adjetivo y lo vivido por Rossana es una tragedia a la que quienes hemos leído la noticia no nos podemos asomar ni de cerca. Una cosa es clara: la formulación mediática no ayuda a dar cuenta de los terribles hechos.

Tassadar.

24 de octubre

Gracias Ximena.

El tema es que de fondo.. si se busca algo igualitario, el cargo de ‘femicidio’ es un mal invento.

Pregunto yo… retóricamente: es más importante si un hombre mató a una mujer, o si una mujer mató a un hombre?
pfff… “warm leavings of a male cow”, o “bullshit”. El hecho ahí es que una persona asesinó a otra, y el nivel de crimen, no importan los sexos de víctima y victimario, en mi opinión.

Cuando uno de lo cónyuges asesina a otro.. en cualquier país civilizado y con dos dedos de frente.. el cargo es de ‘parricidio’ (homicidio con agravamiento por ser pariente cercano).

Por eso pienso que se cacareó demasiado a nivel mediático, para llegar a instaurar ese término, que en mi opinión denota un desprecio hacia el género masculino (si, tambien nos podemos sentir).
Es más.. hace tiempo atrás CHV no tenía un programa llamado “mujeres que matan”, donde se vendían historias de diferentes casos en que victimario era mujer… fuese o no justificada la causa del homicidio, o incluso en defensa personal?.
Si hubiese sido al revés… donde una mujer mata aun hombre por celos, de una u otra manera, le corta el pene y lo mete a una juguera… ameritaría eso una denominación especial en un código legal? en mi opinión no. Por eso creo que el concepto de femicidio es un cacareo mediático innecesario que se instituyó de forma no adecuada, en vez de atacar el tema de fondo: crianza en igualdad de libertades, derechos y deberes, consderando diferencias biológicas.
El tema es que a nivel educativo y cultural, desde temprana edad se debe enseñar a niños que hombre y mujeres somos iguales en cuanto a libertades, derechos y deberes, salvo diferencias específicas de género: menstruación, etc. etc.
Y eso, no está instaurado como política pública a nivel país, lamentablemente.

Finalmente… no publico con mi nombre.. por que el solo admitir en público que tienes un tema de ira latente, o que eres colérico.. te marcará de por vida y te apuntarán con el dedo. No quiero eso para mí, familia, pareja, hijos y amigos…

24 de octubre

Absoluta y completamente, sí….

Catalina Nas (seudónimo)

25 de octubre

P*ta! que hace bien leer cosas interesantes.

gracias Ximena!

25 de octubre

Catalina,

¡P’tas que hace bien que te digan esas palabras! Gracias. 😉

Alberto Nónimo

25 de octubre

Los eufemismos son la lacra de los chilenos y debemos agradecérselos a los políticos de izquierda que jamás dicen las cosas como son sino que las plantean arregladas, desperfiladas, exageradas o minimizadas a través del eufemismo de turno,para quedar bien.
Y hacen la ley (inventando una palabra) para que los seguidores de poca cultura crean que, porque es ley la palabra ahora existe. “Femicidio”.
Los eufemismos nos pegan a todos no sólo a la causa que coyunturalmente nos conviene

25 de octubre

perdona, pero los eufemismos no son la lacra de los chilenos, ni tampoco de la izquierda. Es de la sociedad occidental.

Y no, no fue la izquierda la que empezo a hablar de “femicidio”, sino que fue desde que se conocio los crimenes de Ciudad Juarez que se comenzo a estudiar un fenomeno que sí, existe: mujeres son asesinadas por ser mujeres. Es un crimen misogeno. Y como sabra, Chile es parte de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, y, por ende, esta obligado, según el artículo 7, a “eliminar toda norma sobre el problema de violencia contra las mujeres que sea genéricamente neutra”, por lo que se entiende que tienen que modificar su legislación especificando todas las normas referentes a la violencia doméstica, para que “provenga, sancione y/o erradique” los actos violentos contra las mujeres.

Pero una cosa es el “femicidio” y otra lo que se esta aplicando como “femicidio”. Increiblemente, en Chile todavia no se ha entrado en la sicopatia del femicidio en la que estan otros paises.

En Argentina casi cualquier acto de violencia hacia una mujer es calificado de femicidio, llegandose al punto de que hace unos meses habia un proyecto que no se si al final se aprobo o no como ley, de imponer prisión perpetua “al hombre que matare a una mujer” cuando “mediare violencia de género”. Ok, podemos estar de acuerdo con eso, pero si una mujer mata a un hombre el delito seria homicidio simple, castigado con 8 a 25 años. Y para agravar el problema, si un hombre mata a sus hijos para herir a su esposa, tambien seria femicidio y castigado con cadena perpetua. A ver, si una mujer mata a un hombre deberia tener la misma pena, prision perpetua, porque asesino a una persona, pero eso de penas distintas dependiendo del sexo de la victima lo encuentro claramente una violacion del principio mas basico de la justicia, que es que la justicia es ciega, y mas todavia que un crimen detestable como es el parricidio quede trastocado por una mala interpretacion de femicidio.

En España la cosa esta fuera de control. Se crearon tribunales especiales para que las mujeres denuncien violencia hacia ellas…. en donde el hombre denunciado no tiene las mininas garantias de imparcialidad y un proceso justo. Soy mujer, pero comparto plenamente lo de que en España el asunto esta en manos de unas “feminazis” porque ya no se puede escribir sin que se imponga un codigo de “lenguaje no machista” que en realidad es “lenguaje hembrista”, y pobre de la que diga algo positivo de los hombres porque es agredida. A mi me expulsaron de un seminario cuando dije que me preocupaba el hecho que no hubiera un procedimiento para que los hombres abusados denunciaran. Segun esas “histericas” (porque me expulsaron con agresiones verbales nada agradables) los hombres no son abusados.

En Francia, la cosa tampoco esta muy bien. Una cosa es que haya que defender los derechos de las mujeres… pero cuando ya no se puede usar “mademoiselle” sino que solo “madame” porque “mademoiselle” (segun las feminazis francesas) es peyorativo por aludir a una mujer sin compromisos, da migraña. Sobre todo porque la campaña (exitosa) contra esa palabra la encabezo una organizacion llamada “Les Chiennes de garde” (Las perras de guardia) No es un buen nombre para un grupo feminista.

Normalmente criticamos mucho a Chile, pero en este caso es injusto

25 de octubre

Alberto, gracias, por comentar. Desafortunadamente creo que ni entendemos lo mismo por “eufemismo”, ni tenemos la misma mirada respecto de quiénes son quienes más los usan.

Saludos.

25 de octubre

Marcela, sinceramente te agradezco el tiempo y la voluntad con la que te has sumado a este debate. Aun cuando el tema que planteas no es el tema de mi columna, me parece que sería interesante que te animaras a publicar una columna acá mismo sobre el tema del femicidio.

El elquintopoder cualquier persona puede publicar y creo que una columna entre una y dos páginas estaría muy bien y aportaría al debate.

¡Saludos!

25 de octubre

Totalmente de acuerdo, pero miremos el fondo del asunto y este es la estupidización permanente que los medios hacen con la población más vulnerable a este tipo de mensajes o sea los de más bajo nivel socioeconómico, lo que no significa de ninguna manera que los otros grupos sean mucho mejores intelectualmente hablando.
Chile da pena, de verdad que todo es de un nivel tan bajo..el vocabulario, la forma de hablar el sonsonete gutural.. apesta!. De esto se puede esperar cualquier cosa, la punta del iceberg es la violencia en múltiples tipos de manifestaciones, una de ellas es la violencia contra la mujer, pero no la única…

Daemon

25 de octubre

Hasta cuando con el barbarismo “femicidio”, la palabra es homicidio tal cual, femicidio no existe en la RAE y tampoco es aceptado como término legal.

Fabiola Collao M

26 de octubre

Solo decir que me entretuve leyendo tanto el articulo como las o piñones y me pregunto porque estos debates o esta gente que debate detrás de la red no las encontramos en el diario vivir. con temas como estos y que nos ayudan a crecer día a día,,la gente le tiene tanto miedo a debatir e intercambiar ideas ,,,muchas gracias a todos, el tema interesante…

27 de octubre

Buena columna!! Es como cuando dicen “el accidente fue provocado por la lluvia y el pavimento mojado”. Todos saben que hay que tener más precaución, si no se la tiene, se es irresponsable. Otra vez muy mal LUN…

Ameba Perdida

28 de octubre

A mi que la ley proteja a las mujeres del abuso me parece perfecto, lo que ya no me parece tan perfecto es que los asesinatos se dividan en; los asesinatos que cometen las mujeres y los asesinatos que cometen los hombres. Desde mi perspectiva una asesinato es un asesinato lo cometa quien lo cometa sin importar el sexo de los involucrados y no me parece bien que se nos eduque para creer que un asesinato puede ser mejor o menos malo porque lo comete un exponente de un sexo que uno del otro. Hace poco entré a un colegio de niños de ESO (que viene siendo como la enseñanza básica en Chile, hace poco yo vivía en España) y me encontré con un enorme cartel que decía que a las mujeres había que respetarlas, pero no vi ninguno donde dijera que a los hombres también, ¿y luego pedimos igualdad?. En países como España y Francia y los de casi toda Europa las feministas a ultranza nos están obligando a decir “buenos días alumnos y alumnas” porque si decimos “buenos días alumnos” se está vulnerando los derechos de la mujer…yo soy mujer y jamás me he sentido vulnerada por semejantes payasadas, así como tampoco he escuchado que Manolo que es mi dentista y tiene barba se haya sentido vulnerado porque en su título pone “dentista” en lugar de “dentisto” o que Juan se niegue a revisar mi conexión eléctrica porque la última vez que hablé con él le llamé “electricista” en lugar de “electricisto”…que me llamen ingeniero en lugar de ingeniera no me vulnera, lo que si me vulnera es que me den un trato favoritista y me hagan sentir frágil y desvalida, lo que me vulnera es que sea necesario recordarle al mundo que a nosotras hay que respetarnos porque tenemos vagina pero que no sea necesario recordar a nadie que también hay que respetar a quienes no la tienen…a mi las aes y las oes al final de las palabras así como los femicidios y toda esa jerga feminista a lo único que me suena es a ganas de desviar la atención de lo realmente importante que es el hecho de que UN SER HUMANO A ASESINADO A OTRO SER HUMANO y que las modificaciones que habría que hacer a nuestra sociedad para que eso no vuelva a ocurrir no pasan por usar “a” en lugar de “o” al final de las palabras o por decir “homicidio” o “femicidio” o incluso por decir que “falleció la mujer atacada por celos” en lugar de decir que “falleció la mujer atacada brutalmente por su marido”, sino que pasa por educar a todos en la no violencia sin importar el sexo al que se pertenezca…creo que como sociedad debemos luchar no por ser mejores hombres o mujeres sino por ser mejores seres humanos…

30 de octubre

Me gusto tu articulo, creo que esto no es ingenuo, sino que forma parte de la manipulación de la sociedad, estamos llenos de palabras “eufemísticas” que al final banalizan el lenguaje y les permite a las personas zafar de sus responsabilidades: “presuntos sospechosos”, “transito lento”, “puerta giratoria”, “esos días”, “menores no imputables”, “conflicto mapuche”, “tía”, “modelo de eventos”, etc., palabras vaciadas de contenido, que de tano repetirlas no significan nada, cercano a lo que Orwell en su novela “1984” llamo el Doblepensar y el Neohabla, creados para mantener en la ignorancia y dominación a la masas. Al final nuestro lenguaje nos define.

22 de abril

Gracias por el análisis y los datos. Compartiré.

Alejandro Renovatio

22 de julio

Hola Ximena
Vaya…. la pobreza intelectual hace estragos en todos los ámbitos… pero se ensaña especialmente con los distintos feminismos. Y este post es un gran ejemplo.

Alguien que dice ser Periodista y “escribidora”, no puede hacer
semejantes “análisis”.

Si leyeras un poquito (solo un poquito) más allá del título, conocerías el nombre, el apellido, la edad y la ocupación de los asesinos
Si leyeras un poquito (solo un poquito) más allá del título comprenderías que nadie muere por un mensaje, ni por amor (por más trágico que este sea).

Pero antes de explicar este punto, veamos que es el femicidio…

Femicidio
Es un crimen hacia una mujer perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Violencia de género
Es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género

En este caso y para resumir, violencia contra la mujer por el solo hecho de ser… mujer.

Muchos y muchas defienden este invento sin pies ni cabeza, denominado femicidio. Otros lo critican por considerarlo injusto…. Pero…
¿Alguien escuchó alguna vez que una mujer haya sido asesinada por el solo hecho de ser… mujer?
La confesión de todos los “femicidas” debería ser la misma:
-La maté porque era mujer.

Ximena, por favor… te ruego que cuando te enterés del asesinato de una mujer por el solo hecho de ser…. mujer, me avises. Ya que no he sabido de ninguno hasta la fecha…. ni uno.

A Roxana la mató su esposo porque probablemente ella le estaba siendo infiel. Y eso fue motivo suficiente para Don Vidal.

A la niña la mató Don Alfaro de cuatro tiros y luego él mismo se dio uno en la cabeza.
La nota bien podría titularse: “¿Cómo es posible que un hombre de casi 40 años y violento mantenga una relación de pareja con una niña de 11 a la vista de todos?”

Antes de cuestionar a la nota o al periodista que la escribió…. deberías preguntarte como una persona se relaciona con otra que la triplica en años y que la maltrata y humilla en público….. Donde estaban los responsables de la menor.
Donde estaban las autoridades que no respondieron.

Nadie muere por un mensaje, ni por amor (por más trágico que este sea) y los eufemismos
no crean locos asesinos.

Un saludo.

Argonauta

10 de marzo

Clara evidencia de una sociedad machista, que se naturaliza con un lenguaje tratando de ser coloquial, es igual de violento que la acción brutal contra las mujeres. Algunos aún no entienden y utilizan el término “feminazi” para denostar al sexo femenino, sin entender el trasfondo de las cosas.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Lo que vivimos en la actualidad es una oportunidad para los chilenos de mezclar culturas, para aprender, para prepararnos desde nuestra infancia a un mundo sin fronteras.
+VER MÁS
#Sociedad

Las alarmantes cifras de los niños migrantes

No podemos negar que se han logrado avances significativos, sobre todo con el depósito automático de estos beneficios a las cuentas RUT, no obstante, aún tenemos materia pendiente en esta área
+VER MÁS
#Trabajo

Hay 5.500 millones en bonos sin cobrar

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad