#Género

Femicidio en los medios: ¿maquillando al asesino?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se descarga sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

“Crimen pasional”, “La mató por celos”, “célopata apuñala a su esposa frente a sus hijos” siguen siendo titulares en los medios de comunicación para referirse a la violencia de género y a las lamentables cifras de femicidios ocurridos hasta la fecha en Chile.

Mención aparte para quienes cubrieron el caso de Karina Sepúlveda, la mujer que tras vivir 18 años de violencia física y sicológica asesinó de un disparo a su conviviente y que un informativo de la televisión titulara, durante el segundo juicio, “con licencia para matar”, sin reconocer el contexto de los hechos y la violencia sistemática sufrida por Karina. Mientras un programa “prime de farándula” se dedicará a juzgarla y revictimizarla por los hechos.

Los casos de violencia de género, que ubican a Chile en el cuarto lugar de los países donde más femicidios han ocurrido en el último tiempo, nos invitan a pensar ¿Cuánto han aprendido los medios en el abordaje de la violencia contra las mujeres? ¿Es suficiente que los asesinatos o casos de violencia de género ya no figuren en la crónica roja?

Basta ver cómo, tras la agresión pública que sufriera una reconocida periodista y presentadora de televisión, Nigella Lawson, algunos personajes televisivos nacionales insistieron en decir “ella lo perdonó, seguro que no había violencia en esa relación”, “que fue un simple jugueteo” o peor aún “reparar en lo bonita que es y qué buen programa de cocina realiza” para reducir a nada la violencia de la cual fue objeto.

Los medios de comunicación, en el día a día, exponen a las mujeres y realizan un tratamiento de las noticias, en especial de los casos de violencia, sin mirar la realidad desde una perspectiva que permita educar y sensibilizar a la sociedad y, por otro lado sancionar al agresor. Los medios de comunicación tienen un rol social que se debe adecuar al respeto de los derechos humanos de las mujeres y que éstas no sean revictimizadas al ser agredidas o asesinadas.

Las mujeres “mueren”, no son “asesinadas”; quien comete un delito es un delincuente, pero nunca encontraremos este vocablo en una información sobre violencia masculina. Se evita la palabra “asesino” para utilizar abundantemente “hombre”. Y en contra de la ética periodística, se identifica en muchísimas más ocasiones a la víctima que al asesino.

Distintos manuales de género para periodistas buscan contribuir a la reflexión desde una perspectiva promotora al tratamiento informativo sobre los casos de violencia contra las mujeres y entregan recomendaciones básicas para el ejercicio del periodismo. Manuales que deberían estar en cada mesa de redacción, en las mesa de directores y editores de medios.

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se descarga sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Un país donde se acentúa el monopolio en los medios de comunicación, detentando un poder enorme, nos desafía a transitar en espacios de mayor democratización, pero al mismo tiempo a romper con los estereotipos de género y la publicidad sexista. Los medios y el periodismo son agentes de socialización, y en un país son también responsables de la difusión y promoción de los derechos humanos de las mujeres. La profesión periodística debe ser consciente de los patrones culturales existentes y contribuir a su desarrollo hacia estándares de respeto a los DDHH.


Imagen

Columna de Fabiola Gutiérrez.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de julio

Sólo resta decir, que la violencia de género se produce tanto en el ámbito privado como público estimada. Concuerdo con la mayoría de los puntos expuestos respecto a la falta de ética periodística en los medios de comunicación más tradicionales. Sin embargo, tenemos que considerar que tales discriminaciones detentan una raíz muy profunda, arraigada desde la matriz colonial en todo latinoamérica. Por lo tanto, para poder generar más conciencia respecto a los “Femicidios” palabra nefasta en mi opinión porque pretende objetivar aún más a las mujeres, debemos tratar de difundir nuestra historia de manera más analítica y crítica si queremos cambiar nuestros patrones discriminatorios. Para ello, es necesario alzar la voz. Es un ejercicio que las propias mujeres debemos poner en práctica. El rechazo a los comerciales con mujeres desnudas sacándolas de contexto, mostrándolas solo como objetos para captar la atención del espectador, desnaturalizando su esencia como personas, para que algunos descerebrados piensen que el rol social de la mujer es “prestar el cuerpo”. Por ejemplo, si vas caminando por la calle y te piropean un montón de hombres, como una jauría al acecho, callas? o les das a entender su error? Probablemente calles por miedo, ni les harás entender tu rabia por sentirte desmembrada al ser vista como un objeto sexual deseable. Lo peor de este comportamiento machista es que es celebrado por hombres y hasta algunas mujeres, como están acostumbradas, sienten que esta actitud es un halago, cuando es todo lo contrario. Eso es miedo, miedo al cambio de paradigma, nosotras como mujeres debemos hacernos cargo del hecho que tampoco, no todas por supuesto tampoco hay que generalizar, hacemos algo por cambiar esta mentalidad. Saludos!

15 de julio

hay un dicho que dice que el que se mete en peleas de casado sale mal parado, esto de las peleas de matrimonio no son nada nuevo, sin embargo no había tanta destrucción como ahora peor cuando hay “instituciones” que no solo se meten en la vida de pareja sino que dan consejos que terminan por romper los matrimonios y luego se lavan las manos es cierto la violencia no,se justifica todo esto tiene un trasfondo que tienen raíces profundas las instituciones religiosas nunca enseñaron cual era el plan de Dios para el matrimonio siempre enseñaron que el hombre era el macho de la casa el que manda y sostiene el hogar a la mujer se le enseñaba a lavar cocinar y zurcir cuando Dios dijo no es bueno que el hombre esté solo le hare compañera idónea eso COMPAÑERA, no un objeto sexual no una nana no un aparato para practica de boxeo compañera no la hizo ni superior ni inferior pero hoy se a dado vuelta la tortilla y la mujer quiere avasallar al hombre y no es fácil hacer esos cambios con brusquedad y muchos necios diran si e de estar en la cárcel por pegarle mejor pago con cárcel por algo mayor vivimos un mundo distinto al de 60 años atrás mas acelerado desbandado moral y espiritualmente,nos quejamos del vandalismo pero al niño no lo toquen ni con el pétalo de unaflor por favor las jovencitas ban a fiestas se curan se drogan tienen sexo con gente que ni conocen i luego abogan por el aborto por cierto no todos los jóvenes son asi hay espciones pocos pero hay mujeres que respetan su matrimonio también las hay pero ¿?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica