#Género

Aborto: ¿Chile país laico?

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Para que en Chile se comience a legislar sobre un tema, primero debe morir alguien a causa de su propia lucha. En nuestro país existen muchos casos donde tras largas agonías o hechos inesperados, personas pierden su vida con sentimientos de injusticia. Finalmente, los debates sobre proyectos de ley, nacen de la tragedia, del sufrimiento, o de la muerte.


En los países donde el aborto terapéutico está penalizado, el 60% de las muertes por embarazo no viable corresponde a mujeres pobres. Entonces, ¿qué estamos esperando?

Era el año 2012, cuando un joven fue brutalmente agredido por cuatro sujetos vinculados a un grupo neonazi en el Parque San Borja. Tras 24 días de agonía, el joven muere en la Posta Central producto de la golpiza. Era el caso de Daniel Zamudio, un joven que murió por su orientación sexual, dejando impune otro caso más de discriminación. Sin embargo, en cuatro meses se decide legislar para acabar con todo tipo de discriminación de modo que nunca más tengamos casos como el de Daniel en Chile.

Ricarte Soto, conocido animador de televisión y radio, decide tomar la lucha por los enfermos tras su diagnóstico de cáncer de pulmón el año 2010. Lo costoso de su tratamiento, los efectos físicos y psicológicos que produce la enfermedad, la realidad que viven a diario muchos de quienes padecen enfermedades crónicas o poco frecuentes, fueron motivo para enfrentarla desde otra perspectiva. “En algún momento me sentí incómodo por tener los medios para hacer todo rápidamente, porque en el cáncer hay que hacer todo rápido…Luego dije, por qué soy tan imbécil, si el problema no es que yo reciba este tipo de cuidados, el problema es que en Chile muchos enfermos de cáncer no tienen las posibilidades que yo tengo”. El 20 de septiembre, Ricarte muere, y su lucha queda inconclusa. El Fondo Solidario Universal de Medicamentos fue olvidado por la administración pasada, y es un tema pendiente del actual Gobierno, quien la incorporó a las medidas de los 100 primeros días.

Hace dos semanas salió a la luz pública el caso de una niña de trece años que fue violada por su padre. El embarazo -que fue diagnosticado de alto riesgo- abre el debate sobre el aborto terapéutico, debido a la inviabilidad del feto y por el riesgo que corría la vida de la niña durante la gestación y al momento de parir. Frente al tema, surgen voces del lado más conservador de la fuerza, que intentan imponer un discurso valórico, como la senadora Jacqueline Van Risselberghe, férrea opositora al aborto: “…ni por el caso de violación, ni por el caso de malformación congénita que sea incompatible con la vida, corresponde el aborto, porque es como ponerle un control de calidad a la raza humana”. Mientras que Ezzati frente al caso, llama a “no instrumentalizar el hecho”, relativizando su gravedad. Lamentablemente, este es el discurso hegemónico y la herencia de la dictadura.

Ser mujeres en un país dónde no está asegurado nuestro derecho a la vida en caso de padecer un embarazo con riesgo de muerte. Este es el país que tenemos el deber de cambiar. Ahora la pregunta es: ¿cuántas muertes más dejaremos pasar para comenzar a debatir ? ¿Cuándo nacerá la voluntad política de quienes legislan? ¿Cómo un país que se considera laico tiene una ley idéntica a la del Vaticano? En los países donde el aborto terapéutico está penalizado, el 60% de las muertes por embarazo no viable corresponde a mujeres pobres. Entonces, ¿qué estamos esperando?

El aborto terapéutico debe ser una realidad en Chile, porque ya no podemos seguir tolerando que más mujeres mueran por los valores de Van Rysselberghe, Ezzati y la Iglesia. Se debe entender que no es un tema valórico, Es un tema de dignidad y derechos humanos.

TAGS: Aborto Terapéutico Derechos de la Mujer

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de noviembre

Qué fea actitud, suponer que “la llegada de la democracia” se pudiera usar para un gobierno de la mayoría y no uno de la razón…

¿Quién tendría el mayor derecho a la vida, señorita Bárbara?… ¿Una madre que desea abortar y que le niega la posibilidad de vivir a su hijo, o su hijo, cuando reclamase también su derecho a vivir, si pudiera hacerlo?… ¿Usted hubiera encontrado justo que su madre se hubiera hecho un aborto cuando usted se encontraba en su vientre?…

Mejor, dice a Biblia, es el abortivo, en comparación con otros que viven y murieron o morirán, porque nunca sufrió los padecimientos de la vida, sin embargo, también dice que no tenemos derecho a quitarle la vida a nadie…

El aborto terapéutico yo creo que es más bien campo para la medicina, que para los ciudadanos comunes, porque, ¿quién, bajo una legislación aprobando el aborto, no se practicaría el aborto, más aún bajo las consignas que he leído que dicen que debe existir en el país la posibilidad de tener un aborto gratuito y de calidad?… ¿No parece una aberración pedir un aborto gratuito y de calidad?…

Reitero, respecto al aborto terapeutico, nada digo, porque es algo que creo que le compete a la medicina… Aún así, la última teleserie de la tarde de TVN presentó el caso de una madre que escogió dar a luz a su hijo aunque falleciera en el transcurso de su embarazo y nacimiento, producto de no aplicarse quimioterapias para no dañar al niño, ya que padecía leucemia… ¿Quién tenía más derecho a la vida, la madre o el hijo?… La madre, en un acto de entrega inmensa, valoro yo, prefirió dar a luz a su hijo, aunque sabía que eso le costaría la vida…

No le pregunto a usted, Bárbara, qué haría en tal caso, porque puedo imaginármelo… ¿No le parece decepcionante que otras personas se hagan de usted una referencia como la que yo le señalo?…

07 de noviembre

En su comentario apunta exactamente al meollo del asunto:

“La madre, en un acto de entrega inmensa, valoro yo, prefirió dar a luz a su hijo, aunque sabía que eso le costaría la vida… ”

Eso es lo que estamos alegando los que estamos a favor del aborto. Nadie esta apoyando el que si una mujer tiene un embarazo problematico los medicos la aten a una cama, le metan la canula y extirpen al embrión. Sino que la madre decida. En el caso que menciona, ELLA DECIDIO, por amor a su hijo, no realizarse la quimio, para no afectarlo. No ud, no yo, no los medicos, no el Estado. Ella fue la que decidio. Pero claro, si hubiera decidido lo contrario, ¿no la estariamos quemando viva por egoista, y por miserable y bruja y todo lo demas? ¿No la llevariamos a la carcel, porque lo que hace la actual ley es obligar a la mujer a que incluso ponga su vida en riesgo y llegue a morir por un embrion que tal vez acabe siendo abortado por la misma naturaleza?

“¿Quién tenía más derecho a la vida, la madre o el hijo?” Una madre cuyo embrion tiene problemas, deberia tener la libertad de decidir si persiste en ese embarazo o aborta. Porque si ese embrion muere dentro de ella, puede causar que incluso ella muera, o que quede infertil y ya nunca mas pueda tener hijos. Las consecuencias de ello no las tiene ud, ni yo, ni el Estado, sino esa mujer.

Pero lo gracioso es que no se de cuenta de que su ejemplo no sirve: ella decidio no realizar las quimios en pro de su embarazo. Pero era ella la que tenia leucemia, no el embrion, no el feto. Que valiente mujer, dio la vida por su hijo… aunque tambien pudo matarlo. ¿O no penso en eso? ¿Que tal si ella hubiera muerto y arrastrado a su feto con ella? Por ese supuesto amor de madre, estaba poniendo igualmente en riesgo la vida de su hijo.

Que mujer mas noble, morir por su hijo…. deja claro que la mujer vale para ud un pimiento, porque ya sirvio a su proposito: parir. Despues de eso, que se pudra.

07 de noviembre

Bastante se ha dicho y escrito respecto al aborto, y, como en muchas cosas, no hay consenso. Y no creo que lo haya, pues se confrontan dos realidades igual de importantes: la vida humana biológica y la calidad de vida humana. La diferencia radica en cual se prioriza. Y, en muchos casos, son contrapuestas.
Pero me quisiera referir a la frase de la columnista “Cómo un país que se considera laico tiene una ley idéntica a la del Vaticano”.
El Vaticano no tiene pena de muerte, al igual que Chile. Ergo, ser progresista sería poner pena de muerte.
¿Es el ateismo/agnosticismo/laicismo, falto de ética y valores? Si la respuesta es si, ok, todo puede ser.
Si es no, ¿cual es la ética con la que se debe gobernar nuestro país? ¿hay una ética laica-atea, mas encima sin la “esclavitud” de la ética judeocristiana, que no se fundamente en un acuerdo nada mas…?..porque, dado que NO puede haber acuerdo en esto (aborto), ¿como se decide? ¿el 50+1 de aprobación sobre cualquier tema ético autoriza o rechaza cualquier decisión de esa índole?
Es un excelente punto para discutir, respecto a la democracia, la ética y el futuro.

Nelson rios peña

07 de noviembre

Antes de todo, debería preguntarse, ¿de quien es la vida?. Si ud. Se embaraza, la vida de ese niño le pertenece a ud? A los médicos? A la sociedad? Al estado?. Creo que su posición no hace mas que mostrar la típica conducta actual, instrumentalizando la vida humana. Primero, los protocolos médicos ya estan dados en caso de que la vida de la mujer corra riesgo. Segundo, en los países en que esta despenalizado el aborto, menos del 5% de ellos son por motivos terapéuticos. Tercero, hoy en día hay ya bastantes casos de supuestos “embarazos inviables” que son personas normales o profesionales y que se desenvuelven con normalidad. No es acaso legitimo intentar salvar aunque sea una vida? O es mas legitimo tomar la determinación egoísta, como la que tiene ud. de matar a un niño de modo egoista e individualista, que quizás pudo desarrollarse normalmente? Creo que la respuesta esta de más.

Paula

07 de noviembre

Esta muy buena tu columna de opinión y como tal, respetable.
Quisiera felicitarte por usar tu libertad de expresión y hacer valida tu opinión en medios masivos en los cuales puedes encontrar un sin fin de opiniones adversas a las tuyas, como comentarios que mas bien intentan estigmatizar los dichos que vienen de tu propio raciocinio, algo que falta que se desarrolle en estas angostas tierras, de angosta cultura, angosta educación y agnosticismo pensamiento.

Por otro lado quiero aclara un punto, Chile no es laico, creo que vendría siendo aconfecional. la diferencia entre uno y otro es abismante, mientras una república laica (que diga laico en su carta magna) luchara y velara por el bien común de la ciudadanía, alejando definitivamente de las decisiones publicas cualquier tipo de dogmatismo, un país aconfecional podría aceptar dentro de sus temas legislativos la influencia dogmática tanto religiosa como política. y esta demás decir que un estado laico no otorgaría beneficios a instituciones confesionales, mientras que un aconfecional puede ocurrir, como ocurre en Chile.

Para continuar he de hacer inca pie en que esto no es mas que un llamado mas de atención “camuflada” a la necesidad de un cambio constitucional, pues la actual es ilegitima y si, tienes toda la razon en hacer ver que nuestro país se mueve bajo leyes de indole religioso y esta construida en base al control y deshumanizar, el dogmatismo religioso-político en su máxima expresión. pero hay que tener ojo en las consecuencias que puede acarrear.

concuerdo igualmente en que pareciera que las leyes y normas este ultimo tiempo fueran mas bien jurisprudencia, porque esperaron al caso puntual para recién en ese momento legislar. eso es un error garrafal, y sobre todo, porque demuestra que este pais “tan desarrollado” como lo ven algunos, no ha avanzado en temas legales y mucho menos humanos.

Para terminar si se logra un cambio constitucional donde diga “laico” textual, se habrá ganado la primera lucha de las miles que hay.

Paula

07 de noviembre

correccion… “angosto pensamiento” no agnostico*

Fca Muñoz

10 de noviembre

Buena columna, pero en Chile hay un promedio anual de mujeres que mueren por causa de aborto, que ha ido disminuyendo por los “avances” de la tecnología médica.
La posibilidad de legislar sobre el aborto no parte por la muerte de las mujeres, sino por la negativa a legislar sobre la muerte de esos embriones que han sido catalogados como “personas”. No se puede comparar la muerte de Zamudio o Ricarte Soto, con la marginalidad, la sanción moral que se aplica en el mandato de la maternidad sobre lxs cuerpxs de las mujeres en la sociedad patriarcal.

Hay un tema mayor, también cuando se nombra como “aborto terapéutico” lo que la presidenta ha nombrado en su programa como “Intervención voluntaria del embarazo”, ya que, el primero queda a criterio de la medicina, y en el caso del segundo, la medicina solo hace una prestación de servicio, abriendo paso a reconocer a las mujeres como sujetxs plenos de derecho, con facultad -y por tanto, consciencia- de decidir libremente sobre sus cuerpxs.

Para legislar y abrir paso incipiente a una ruptura de los discursos moralistas de la sociedad chilena, hay que nombrar esta realidad y tener consciencia de finalidad en ese ejercicio. “Intervención voluntaria del embarazo” busca empoderar a la mujer, “aborto terapéutico” la victimiza, te hace “aceptar” ese aborto porque la mujer sufre, y no se trata de sufrimiento, se trata de decisión, de soberanía

Saludos!

Marco Hernandez

10 de noviembre

Excelente columna. El derecho y las dignidad de la mujeres siguen están en grave peligro en nuestra sociedad. Chile ya no resiste esta situación, y debemos hacer mucho mas. El país debe salir del chantaje y de las conciencias cautivas por enfermos mentales y talibanes de la moral.

10 de noviembre

El aborto es un temazo, por el solo hecho de que, lo que para unos es un procedimiento médico de sacar quistes, para otros es un asesinato vil. Y ambos lados no van a encontrar un punto medio; no se puede aceptar matar “a medias” ni sacar quistes que tengan dignidad humana.
Pero, por otro lado, la duda que sería interesante resolver es la ley de filiación.
¿como se resuelve ese caso?. Porque, si el aborto fuera legal, ¿como se le obliga a un padre a tener un hijo que no desea?..entonces, ¿el padre tendría derechos sobre el útero de la mujer?
Ahí, bastaría entonces que el padre diga no quiero hijo para que el feto sea eliminado. ¿han reparado en ese “alcance” los defensores del derecho a elegir de las mujeres?
Saludos

03 de diciembre

Excelente columna Bárbara, te felicito por tu claridad, tu análisis del contexto social y tu valentía para entregar una opinión que siempre le va a caer mal a un puñado de conservadores que por lo demás tienen muchas influencias mediáticas y económicas.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Lo que vivimos en la actualidad es una oportunidad para los chilenos de mezclar culturas, para aprender, para prepararnos desde nuestra infancia a un mundo sin fronteras.
+VER MÁS
#Sociedad

Las alarmantes cifras de los niños migrantes

No podemos negar que se han logrado avances significativos, sobre todo con el depósito automático de estos beneficios a las cuentas RUT, no obstante, aún tenemos materia pendiente en esta área
+VER MÁS
#Trabajo

Hay 5.500 millones en bonos sin cobrar

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad