Columna en Educación
10
Difunde: Whatsapp

Ñuble y la oportunidad de educación en provincia


Hoy el siglo XXI demanda especialización y profesionalización en los distintos ámbitos productivos y Ñuble no puede quedarse atrás en el anhelo de ambicionar una universidad pública que levante el bajo nivel intelectual y cultural actual de la provincia, algo que es evidente para cualquier foráneo recién llegado a Chillán y sus alrededores.

Que la provincia de Ñuble sufre de centralismo en su contra es algo que ya nadie discute en la región de Bío-Bío, así como también padece de una silenciosa discriminación en el resto del país por ser zona agrícola y por ende “huasa”, con todas las connotaciones que ello implica. Sin ánimo de ser peyorativo con el territorio que habito, debo indicar que mi provincia jamás ha contado con núcleos intelectuales articulados de origen propio y con oferta académica. Todos recuerdan la instalación a principios de la década de los setenta de la sede Ñuble de la Universidad de Chile, la que más tarde devino en el Instituto Profesional IPROCH.

Hoy el siglo XXI demanda especialización y profesionalización en los distintos ámbitos productivos y Ñuble no puede quedarse atrás en el anhelo de ambicionar una universidad pública que levante el bajo nivel intelectual y cultural actual de la provincia, algo que es evidente  para cualquier foráneo recién llegado a Chillán y sus alrededores.

Es en el ámbito de la medicina donde quizás se encuentre una de las principales carencias formativas en lo que a educación superior refiere. La falta de especialistas es crítica y la imposibilidad de que, por ejemplo, la gente de las veinte comunas aledañas a Chillán sueñe con que alguno de sus hijos pueda estudiar medicina, hace endémico el poco esfuerzo por superarse intelectualmente de personas que sí desean un futuro mejor para sus hijos, basados en el legítimo progreso por mérito.

No queriendo contradecirme con el punto anterior, debo señalar que la agricultura también necesita de un centro de análisis científico de su producción. La Universidad de Ñuble también plantea una oportunidad en ese sentido.

El desafío para esta gran iniciativa es contagiar a la comunidad de la necesidad de contar con una institución propia de educación superior, superando tanto la apatía propia como también la oposición que surgirá desde Concepción y sus dos sedes universitarias instaladas en Chillan.

——-

Imagen: Wikimedia Commons

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Carlos Romo Sanders

24 de Febrero

Tal como la creación de la Región de Ñuble, la generación de la Universidad pública de Ñuble resulta esencial para el crecimiento integral de nuestro territorio.

La visión por dotar de profesionales del área médica y reconocer la trascendencia del mundo agrícola comienza a tomar fuerza en la futura región. Como analista político, recuerdo que Mendez F. fue el único pre candidato a diputado que colocó la idea de la U. de Ñuble en la palestra local.

Es de esperar que su esfuerzo sume adeptos. No es tarea fácil, pues parte de la comunidad chillaneja es algo apática. Pero vale la pena esforzarse: las nuevas generaciones se lo merecen.

Juan Carlos Romo Sanders
@jcromosanders

25 de Febrero

Gracias JC ! Como bien dices fui el unico en plantear la idea! espero que los parlamentarios actuales apoyen la idea. Yo seguire fuerte con mis compromisos que algun dia hice en campaña

Paola Carrasco

24 de Febrero

Un buen punto de vista en tema educacional , ya que la segregación económica que ha sido objetó la provincia de Ñuble a impedido el desarrollo de esta y por ende, el estancamiento en muchas temáticas que deben ser puestas en debate como punto referencial en apoyo de la Futura Región .

25 de Febrero

Gracias!! sin duda es un excelente paso para convertirnos en región

Dionisio Antonio Salgado Vallejos

25 de Febrero

Es de vital importancia instalar ya un pensamiento académico en nuestra provincia y que es justo que venga de la mano de la nueva Región, Ñuble; La necesidad de tener en nuestra provincia una oportunidad académica representada en una universidad es relevante a la hora de ver la carencia de carreras ambiciosas y que estén a la vista y servicios de nuestros(as) jóvenes que hoy salen a buscar su futuro fuera de nuestro Ñuble dejándolo en el sueño inactivo de las oportunidades, es el momento en que debemos luchar y poner el tema ante las nuevas autoridades y que se hagan responsable de este problema, junto con ello decir además que esta situación conlleva a que las familias y sus hijos(as) en proyección nos dejen buscando oportunidades que aquí no encuentran, importante también y no es menor el tema de las carreras agropecuarias relacionadas con la verdadera identidad de nuestra provincia “la agricultura”, hoy vemos que estas están en universidades que no son nuestras, ¿por qué no tenerlas acá al servicio de nuestras familias? Hoy vivimos un gran déficit de profesionales en salud, periodismo, igenierias, ciencias, antropología etc. y qué decir en arte y cultura, sería larga la lista de las carreras que deberían estar aquí, si tubieramos nuestra propia universidad,otro gallo cantaría, es por ello que necesitamos imperiosamente una institución académica propia, nuestra, para nosotros, nuestros hijos y las futuras generaciones.
El desafío es grande y es hora de instalar en nuestros ciudadanos el deseo y las ganas de contar con una institución propia de estudios superiores que venga a dar la oportunidad a muchos de nuestros(as) jóvenes que esperan deseosos dejar sus talentos y habilidades en su propia tierra.
Es la hora de alzar la voz y decir ¡Una universidad para Ñuble!

Antonio Salgado Vallejos.
Profesor en Lenguaje y comunicación.
asalgado@gmail.com

25 de Febrero

Gracias estimado! sin duda hay que alzar la voz, ya los cambios no vinieron desde arriba

Jorge Andana

25 de Febrero

Sin duda que la imponente propuesta de poseer una Universidad Pública mejorará la calidad de vida integralmente, dotando de nuevos profesionales para una futura región de Ñuble, inpulsando integramente a la provincia, a su vez el lado agrícola que posee la región.
Personalmente vengo de la ciudad de Constitución perteneciente a la Región del Maule en la cual dia a dia miles de estudiantes emigramos a grandes ciudades para poder realizar nuestros sueños de estudios Superiores en Universidades Privadas , esto acarreando miles de esfuerzos por parte de nuestras familias, es por esto que me coloco en el lugar de miles de jovenes que luchamos por ser mejores en diferentes áreas, y veo la necesidad de poseer una Universidad Publica que favoresca y ayude a nuevas generaciones a sobresalir dentro de su Región para fortalecerla aun más.

Jorge Andana Sepulveda
@Cokeconty

25 de Febrero

Gracias por traspasar tu experiencia en el maule!! sin duda aunque uno sea foraneo siempre va a querer lo mejor para la parte donde vive.Un Abrazo

Joaquín Abarca

25 de Febrero

Es una iniciativa ampliamente positiva para Ñuble, el que exísta en la zona una universidad pública potencia el desarrollo y crecimiento para quienes hoy en día no poseen los medios necesarios para ser instruidos profesionalmente en la áreas que haces mención, sin embargo el egresar de una institución reconocida parece ser más importante a la hora del reclutamiento. La tarea de posicionar una universidad no es fácil, por mi parte y experiencias vividas en conversaciones con compañeros se hace ver un temor a la hora de elegir el lugar de estudios. Sigue adelante con el proyecto espero que muchas personas más se sumen y esto sea algo grande a fururo.

Maximo Beltrán

28 de Febrero

Ayer, en casa de una chillaneja, conversábamos del trabajo unido de la ciudad por traer la sede Ñuble de la Universidad de Chile; la ciudad entera marchaba, la ciudad y todo sus estamentos dieron” un día de sueldo” por un par de años, la ciudad quería “su universidad” y cuando llego, una revolución causo en todos, y gran parte de sus alumnos mechones tenían ya cuarenta años.
Escribo desde la memoria, hoy ambas universidades tradicionales, la UBB y UdeC, no son nuestras; quizás INACAP tenga más presencia y arraigo en la ciudad que estas dos casas de estudios que aferradas a sus doctorados y magister nos enseñan de “un conocimiento estancado” opacando el concepto UNIVERSO que da origen a la UNIVERSIDAD.