#Educación

Los privilegios del Instituto Nacional

207 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
- 2014 -

Imagen

Eran las 7:45. Había prueba, y el profesor decía “cabritos, son 5 hojas, así que me deben 100 pesos”. Luego pasaba retirando la plata, y entregando la prueba. Él la había fotocopiado con su sueldo, y había que devolverlo, no íbamos a cagarnos al profe. ¿La razón? No había recursos, a mitad de año ya no quedaba ni tinta ni hojas en el colegio, de las guías mejor ni hablar.


Algunos rectores, senadores y ministros atacan la supuesta “segregación” del Instituto Nacional, pero jamás han estado dispuestos a cuestionar a los privados de los que son dueños ni a las “misses” de “the school” de sus hijos.

Cuando tocaba artes o tecnología y teníamos que hacer dibujos, llevábamos nuestra tablita de cholguán. Era muy ridículo andar con eso en el Metro, pero las mesas estaban viejas, llenas de hoyos, nunca se podría haber hecho una línea derecha sobre eso. En realidad, cuando digo mesas, me refiero a un pupitre clavado al piso, con un asiento de fierro, y donde tu respaldo es el asiento del compañero de atrás. Estábamos muy juntos, el olor en verano no era muy agradable.

A los que nos gustaba la filosofía, la profe nos enseñaba filosofía mapuche en las tardes, en el currículo eso no estaba y con 3 horas a la semana tampoco podría haber estado. Los profes de música daban clases especiales a los que quisieran ir, incluso uno dirigía una orquesta en el subterráneo abandonado. Y así con todo lo demás, que se sustentaba, básicamente, con buena voluntad y colectas en los “jeans days”. Ni la subvención ni los tres mil pesos anuales que pagábamos financiaban nuestros inmensos privilegios.

El Instituto Nacional es un colegio cuestionable en muchos sentidos, nunca lo dejé de criticar. Siempre nos quejamos de los vicios que tenía, de la falta de mujeres, de la suciedad de los baños, de los malos tratos, del exitismo, de la falta de extensión, y un largo etcétera. Las movilizaciones internas y los discursos furibundos eran pan de cada día.

Eso sí, había que reconocer que uno se volvía petulante. Mucha historia y muchos discursos motivacionales chovinistas pueden nublarte a veces. Me cargaban, aunque con el tiempo hasta perdoné, a los viejos por hablar tanta lesera. En el fondo tenían que hacerle creer a un cabro chico pobre que no estaba necesariamente condenado a vivir como sus papás, y en ese afán no siempre los métodos eran del todo pedagógicos. (Digamos que el método Montessori no era viable, 45 alumnos por sala, clavados al piso, ni hablar de hacer un círculo con los bancos…)

Todos repudiábamos la selección, precisamente porque habíamos pasado por ella. Pero diez postulantes para un solo cupo. ¿Qué otra alternativa había? Era mejor una prueba que el azar, y por supuesto, mucho mejor que la selección racial y religiosa de los “colegios del cerro”. Realmente es una suerte de elitismo, pero no se equivoquen, es el elitismo que más le ha molestado a la elite. Y por cierto, una reacción exitosa contra la adversidad de un sistema educacional diseñado para reproducir la desigualdad.

Esos son los privilegios del Instituto Nacional de los que hoy hablan algunos rectores, senadores y ministros. Ellos atacan nuestra supuesta “segregación”, pero jamás han estado dispuestos a cuestionar a los privados de los que son dueños ni a las “misses” de “the school” de sus hijos. Se llenan la boca con nosotros, como si eliminar un síntoma (porque eso es lo que es el Nacional) fuera a curar la enfermedad que la ha provocado. Como si nuestros “privilegios” fueran una panacea. Si les sirve de algo, nosotros tampoco queríamos que existieran, nunca deseamos que fuera necesario un colegio así, y lo gritábamos todos los meses por las calles. Pero no se preocupen, sabemos que es difícil que lo hayan notado, después de todo, sus calles quedan muy lejos de las nuestras.

TAGS: #Reforma Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Miriam Cerda

29 de diciembre

Me encanto tu comentario y lo de los bancos es la realidad más pura y da pena lo malo de la infraestructura. Y la Alcaldesa vive gastando plata en otros ítems y no cuidan el Instituto

ana maria

29 de diciembre

te pasaste eso y mas es el nacional como ex apoderada fue un orgullo estar alli lis que critican no ko conocen

gabriel

30 de diciembre

le lavaron el cerebro los del nacional!!

Sergio

29 de diciembre

No recordaba eso de la “colecta” de los profesores… Gracias.

x

30 de diciembre

Recuerdo una vez que no tenia plata y mis compañeros me prestaron para que pudiera dar la prueba :/

Visionario

29 de diciembre

Se nota que por mucho ir al instituto no entendiste nada del privilegio.

Yo tenía mesa y silla en mi colegio, pero no tenía profesores que enseñaran toda la materia que necesitábamos para la PSU. La mitad de mi curso no aprendió a leer bien. Nos enseñaron poco y mal.
Entiendes ahora el privilegio o te lo explicamos con palitos?

Chernando

29 de diciembre

Al parecer, eres tú quien no entiende el origen de esta columna. Es una respuesta a las críticas del rector de la Usach Juan Manuel Zolezzi, quien despreció la cantidad de puntajes nacionales que se dieron en el Instituto Nacional, casi catalogándolo como un preuniversitario de 4 años.

Todos los alumnos de ese colegio, desde el primer día, se dan cuenta que están en una enorme posición de privilegio con respecto a la gran mayoría de estudiantes de colegios municipales del país. Ese nivel de conciencia es tan alto que su alumnado siempre ha estado en la primera línea de las manifestaciones estudiantiles que exigen una educación pública de calidad, aún cuando dichas movilizaciones no les generaran un beneficio directo o, peor aún, solo se tradujera en problemas para ellos.

El IN no es la enfermedad, es solo el síntoma del triste estado de nuestra educación municipalizada; su desaparición debería ser consecuencia de convertirse en una institución obsoleta, situación dada por una calidad idílica de nuestro sistema educativo a nivel nacional. Por lo tanto, ir en contra de sus “privilegios” es errar completamente el foco y seguirle el juego a los envidiosos y egoístas, a los que no quieren soltar la teta ni compartirla con los rotos y piojentos que estudian en la micro y hacen el preu del colegio los sábados por la mañana.

29 de diciembre

Jamás negaría que eso es un privilegio, pero lo que quiero decir con esto es que no pueden atacarnos por algo así. No solo porque era nuestra única opción, sino porque todo el tiempo hemos luchado para que todos tengan nuestras oportunidades. En vez de atacar a la única excepción, deberían sumarsenos en la critica al verdadero problema de fondo.

pablo

29 de diciembre

fui uno de los “privilegiados” que egreso del instituto nacional, fui uno de los 700 alumnos que quedo seleccionado entre un total de 4000 postulantes y que quedo asignado en un 7° entre la letra A a la P con 44 compañeros mas, todos temerosos al principio, todos mostrando sus galardones previos; promedios altos, de 6,5 hacia arriba la mayoria, todos luchando en sus colegios anteriores por estar en los primeros lugares de rendimiento academico. Fui uno de aquellos que ya en los 3 primeros meses vio como sus galardones previos no servian de nada, como un lapiz rojo marcaba la prueba de matematicas y los ojos de varios de nosotros se llenaban de lagrimas. Es en el Instituto nacional donde se ve el esfuerzo, tanto de los profesores como de los alumnos, es allí donde supuestamente “se nos prepara para la PSU” cuando en realidad lo que se nos hace es prepararnos para la universidad (se da por hecho que entraremos a la universidad) diganme ¿en que colegio se les pasa calculo, matrices, etc a los chicos de 3° y 4°? ¿en que colegio uno tiene que realizar una investigacion y exposicion del desarrollo del ojo, desde los genes que participan, como se expresan estos genes, hasta la formacion de éste en el embrion? ¿se ven estos contenidos en los demás colegios municipales?- lo dudo.

¿privilegio? si puede ser, pero tambien va de la mano del compromiso de los profesores y estudiantes por superarse, el profesor puede enseñar a leer, pero la comprension lectora se da solamente ejercitando la lectura y eso es tiene que ser un compromiso institucional, estudiantil y familiar. No sirve de nada mandar una guia de 300 ejercicios trigonometricos para la casa (como nos paso a nosotros), para realizarla el fin de semana para entregarla el lunes o martes, si el estudiante prefiere irse a carretear con sus amigos, o sus padres no lo presionan para realizar sus tareas. ahi esta la diferencia.

Carlos

29 de diciembre

visionario, que poco tienes de tal. No sé si lo sabes, pero la mayoría de los estudiantes del Nacional entra en séptimo básico, aprende a leer en colegios con número, se destacan en estos colegios y luego postulan al Nacional. Mientras algunos van al colegio de al lado, un alumno del nacional tiene que atravesar gran parte de Santiago, estudia más horas, tiene menos tiempo para entretenerse. Claro que es un privilegio ser parte del instituto, pero también tienes que esforzarte mucho más que el resto.

Andres

29 de diciembre

Pablo, como dato: en los colegios britanicos existe el IB (bachillerato internacional) donde pasan precisamente calculo matrices derivadas hasta integrales.

benja

29 de diciembre

Si los papás de tus compañeros hubiesen tenido dinero habrían pagado para que aprendiesen a leer perfectamente, sin embargo lo que quiero decir es que el instituto no es muy distinto a aquella escuela porque lo que ocurre adentro del instituto es una especie de suerte forzada: existe la “suerte” de que alumnos que quieren aprender y progresar(o al menos eso creen debido a su corta edad) se encuentran por “suerte” con profesores que a pesar de sus miserables sueldos dan lo mejor de si mismos e invierten en postgrados para dar una mejor educación a sus alumnos, que regalan su tiempo a alumnos que quieren mas, ahora esta suerte forzada se logra a través de un nombre que llame la atención a esos alumnos y profesores: “Instituto Nacional”, bonito no?
Aquel privilegio no existe solo son las ganas de salir adelante, de ser mejor.

Sergio García

29 de diciembre

Mejor incluýete; la mitad del curso NO APRENDIMOS a leer bien. Saludos.

Rodrigo

29 de diciembre

Al IN se entra en septimo, a leer se aprende en primero, es culpa del instituto nacional que en tu colegio los alumnos no sepan leer ni escribir?

Jose

29 de diciembre

No, si vas a gastar en palitos, que no sea en una explicación, dónalos para hacer mesas decentes.

Juana Cruz

29 de diciembre

En este liceo también faltaban profes pero los alumnos trabajaban y se ponían al día cuando el profe volvía. El único privilegio es que son los cabros más inteligentes de Santiago y súper aperrados. Yo vi a mi hijo estar los tres días de Semana Santa haciendo una guía de matemática. Yo creo que no hay que criticar al Instituto, sino a los demás liceos municipales que no cumplen con lo prometido.

carmen

29 de diciembre

Es súper fácil hecharle la culpa a los profes, pon a los mismos profes del instituto nacional a hacer clases en colegios donde los alumnos prefieren mandar mensajes o ver videos desde sus celulares que prestar atención en clases, donde si les mandan una tarea con suerte la hacen 1 ó 2. No se le puede enseñar a quien no quiere aprender…ESA ES LA GRAN DIFERENCIA (que probablemente tiene razones de fondo mas poderosas como la desesperanza aprendida, el desapego, etc)

Jose Miguel

30 de diciembre

…….. Anda a criticar a los que tienen a esos profesores y la mas alta calidad ¿por favor? ¡Acaba de criticar la seleccion y el elitismo del nacional! Pero como dice, es un síntoma, y eliminarlo no le da igualdad a nadie, Dumas, a traves de Montecristo, dijo que el ser humano es despreciable, es el unico ser que no quiere morir solo, que preferiria ver a un par morir consigo que morir sin sentir que alguien sufre con el, que un buey moriria faliz si al ir a matar a dos, viera que su compañero se salva, hombre, el nacional JAMAS perjudico a nadie, eran pocos alumnos por año, y pobres, alumnos con maravilloso puntaje y prueba quedaban fuera por otros que entraban con menos recursos, y ahora entre nosotros, aca abajo, nos agarramos de las mechas, y tu respondes con ese comentario pendejo ¿Crees que la educacion va a ser mejor o mas justa por que el nacional muera? ¿O es solo el placer de ver que esos setecientos tipos por año esten cagados como el resto? ¿Tanto bien te hace que algun pobre alumno con capacidad se tenga que quedar en un colego malo solo porque tu tambien tuviste que hacerlo? Mira para arriba weon, donde esta el verdadero problema, no aca, alla donde los weones se pueden odiar pero se protegen entre ellos, y no se andan rateando, ni buscando el argumento facil para rebajar, yo cuando trabajo de cajero le doy de mi plata a las viejitas que van a comprar, no les ando sacando en cara que tambien soy pobre.

Stephanie

30 de diciembre

Visionario, quedo claro que valores escolares no quedaron, hay carencias que se viven en el Nacional, pero son estas mismas las que te entregan herramientas, experiencias para ser una persona inteligente, entendiéndose como la capacidad de resolver problemas, no veo la necesidad de la ironía en tu comentario

Giannina

30 de diciembre

Tu comentario rebosa una triste comprensión lectora. Qué terrible, porque justamente le estás ladrando a quien probablemente, comparte y comprende la injusta situación que describes. Anda comprándote los palitos para que te expliquen a ti.

Hey!

30 de diciembre

Y tu creí que con la toma, movilizaciones y paros ¿Alcanzamos a pasar toda la materia? No po, es más quedamos más atrás que muchos, un primero medio de un colegio particular subvencionado pudo llegar hasta globalización y yo con mi curso, llegamos sólo hasta la fase Europea de la Segunda Guerra Mundial. Amigo, el prox año estaré 2 meses mínimo viendo la materia de primero, siendo que debería estar viendo la de segundo. No hables lo que no sabes, no nos preparan para la PSU, si lo hicieran las notas serian infladas y bueno, aprendería materia que cada vez va disminuyendo.

30 de diciembre

Tocaste la fibra de este grupo de privilegiados, soberbios y engreidos, que hasta en los contextos más pobres se creen “el faro de luz”.
Bien el rector Zolezzi al criticar la formación de este preuniversitario de 4 años

Eduardo

30 de diciembre

y qué prefieres? que al menos haya un instituto como este? o que todos fueran como el tuyo? no podemos dejar que nos ciegue la envidia…
por qué en vez de criticar al Nacional, no criticas a aquellos que te niegan incluso que sueñes con ellos poniendo una matrícula que tus padres nunca podrán pagar…ahí también hay profesores, no?

Cristobal

30 de diciembre

chernando, al parecer tu no entendiste la critica de Zolezzi… él no desprecio los puntajes nacionales del IN, sino que solo se ha transformado en un preUniversitario de 4 años, los que no quedan en la universidad quedan con depresión o sin saber hacer nada mas

j tomas

31 de diciembre

Osea es problema del instituto nacional y de los instItutanos que en tu colegio se pase mal la materia, que los estudiantes sean desinteresados, y que los profesores no sean escuchados. Ese es un analisis envidioso, y abyecto,
tu critica debe ser no hacia el Instituto Nacional, sino al sistema educacional en general.

Levi

05 de enero

Entiende hombre!!!, que no es un privilegio, puesto que no esta mermado por ningún fin económico ni cultural tu ingreso a la educación que DEBERÍA haber en cualquier colegio del país… eso mi amigo es un derecho, también para poder completar la palabra calidad es necesaria una infraestructura tanto académica, como física.
Lamento profundamente el caso que miles de personas como tú tuvieron que haber pasado en sus escuelas, pero también reprocho esa actitud tan concha de su madre que tienen personas como tú de seguir apuntando con el dedo a quienes en su mayoría y en su momento quisimos defender la causa de una educación de calidad para todos. No tengo que recordarte (por si no investigaste por tu cuenta) la historia de instutanos que murieron defendiendo derechos de la sociedad chilena y que en muchos casos fueron los que estuvieron delante manifestándose para poder saldar la estúpida deuda que siguen sacandole en cara, porque realmente sentimos desde ese puesto de madera frió y duro un compromiso, alguna veces sesgado por la lucas, muchas veces no sabemos a que… pero un compromiso.

Rodrigo Bravo

03 de enero

Para Visionario…. desde niño he escuchado un dicho muy aplicable a tu comentario mediocre “nivelar hacia arriba”.

jp

19 de enero

He visto muchas columnas similares, creó que veré muchas más, no porque la educación sea mala en este país, sino por nuestra manera de ser. Fácil, nos gusta discutir entre nosotros, hasta por el color de la mierda… El sistema lo sabe, sólo le basta aplicar la lección del César, divide y vencerás….
Respecto a la columna, sólo decir que criticar al que se destaca, sólo por haberlo hecho, no es más que una estupidez, incluso de parte de un “rector”. Es otra forma de nivelar para abajo, de chaquetear, nada más que eso. Esta es otra de nuestras tradicionales y queridas tradiciones chilenas…

Mireya

29 de diciembre

En el Instituto, sólo se necesitan “Ganas de Estudiar y ser los Mejores”, soy mama Institutana y sé perfectamente cómo son las condiciones, las barreras que deben superar los alumnos para lograr sus metas, la diferencia es que aquí existe orgullo, compromiso y amor a la insignia. ¡¡Muchas gracias por esta nota!!

pablo

29 de diciembre

Que bueno que prepare a su hijo para el éxito, ojala lo haga también para el fracaso, en la universidad es otra la historia, a kms lejos de la proteccion de su mamita

Labor Omnia Vincit

29 de diciembre

Para Pablo:

Prácticamente la totalidad de los alumnos del IN rinden bien en la universidad, jetón.

carmen

29 de diciembre

te falto el apoyo de la familia…algo no menor

Jose Miguel

30 de diciembre

Pablo….. ¿Te gusta tanto eso? ¿Te sientes satisfecho de que fuera verdad, sientes que es justo si lo fuera, que el tuyo es un comentario positivo, que algo expresa?

Pao

30 de diciembre

(A Pablo)
Estimado, los emblemáticos estudian hasta semanas enteras para una prueba y generalmente obtienen un miserable cuatro (si es afortunado).
Creo que estos jóvenes tienen más que cuero de chancho para la Universidad o lo que se les ponga por delante.
Porque da lo mismo el alero de las “mamitas” incluso los problemas que puedan tener. Si algo les pasa, (algunos) de sus profesores o amigos los contienen, les secan los mocos y luego los empujan a seguir. Ese es el espíritu, salir adelante contra todo destino funesto.

Cristobal

30 de diciembre

Labor Omnia Vincit …. estas equivocado, hay muchos q no quedan en la U, otro % que quedan en lo q les alcanza y muchos terminan tirando la toalla… en ingenieria vi a muchos q no sabian q hacer cuando se sacaban un rojo… ahi no estaba el apoderado

Pamela Rueda

29 de diciembre

Como buen Abogado mejor no lo podrías haber expresado Oscar, la verdad y nada más que la verdad, que pena que los grandes como se dicen llamar Rectores y políticos digan hoy que el Instituto Nacional los prepara para la PSU y no para la enseñanza media, entonces cómo se explica que alumnos tan brillantes de este gran Colegio sean hoy excelentes profesionales egresados de las mejores Universidades, si como dice esta persona casi ignorante que no tuvieron enseñanza media, a qué se debe que los Institutanos lograr graduarse? podría respondernos esto?. Orgullosa de ser madre de otro institutano más que hoy tiene una maravillosa carrera donde se siente plenamente desarrollado, gracias Instituto Nacional por la excelente formación académica que le brindó a mi hijo a pesar de la falta de privilegios a pesar de la falta de recursos, gracias.

chizon

29 de diciembre

De hecho el IN si practica una discriminación y es no aceptar mujeres . Y eso es aun peor que selección por pruebas o religiosa si la hubiere.

29 de diciembre

Nosotros nos hemos opuesto a eso siempre. Hace unas semanas de hecho un grupo de estudiantes disfrazados de mujeres funaron a la alcaldesa. Por otra parte, deben entender que el modelo original data de hace doscientos años, y así como solo se permiten hombres, en el liceo 1 o el carmela solo permiten mujeres, es un sistema anticuado que no podemos cambiar tan fácilmente pero no es un intento de discriminación… que más quisiéramos nosotros que tener compañeras, por favor.

Chernando

29 de diciembre

Personalmente, encontraba que estar en un colegio de hombres tenía cierto encanto, pues nuestras idioteces adolescentes estaban más enfocadas en la pura diversión que en la competencia descerebrada del ritual de apareamiento. Quizás por eso el nivel de matonaje en los últimos cursos no era tan alto como en otros lados, a pesar de lo que intentaban probar esos videos de niños de séptimo jugando a la lucha libre.

Como sea, creo que el Liceo 1, en la misma comuna, debiera tener las mismas herramientas y oportunidades para sus alumnas, pues a pesar de sus excelentes resultados no se comparan a los de su símil masculino. Quizás la municipalidad debiera analizar ambos casos comparativamente y tratar de encontrar respuestas, pero claro, esto ni siquiera debería ser una tarea del municipio. Aunque eso ya es otro tema.

seba

29 de diciembre

Que feminaz xd

javi

30 de diciembre

Hoy en día, a pesar de que esta de moda la inclusión y muchos colegios se vuelven mixtosd, se ha visto que separar a los niños por género, cuando son mas grandes, es mejor para la concentración, se distraen menos y todo eso. Incluso una vez escuché que en USA se estaban separando los colegios municipales por la misma razón aun que no se si lo último sea verdad.

Por otro lado se sabe que las mujeres y los hombres tienen facilidades para distintas áreas por lo que no habría que extrañarse tanto que los puntajes sean distintos, los hombres tienen mayor facilidad para las matemáticas y la ingeniería que las mujeres (habiendo siempre excepciones a la regla) por lo que yo analizaría mejor el caso de ambos liceos antes de acusar abandono de parte de la municipalidad o algo así.

Alonzo

31 de diciembre

Pero está el liceo 1

Monica guzman

31 de diciembre

Es verdad es un liceo de hombres, aunque mi hija y muchas niñas van a sus talleres…
Gracias institutanos mi hijas y muchas alumnas del liceo 1 llevan su insignia en su corazón .

Nicole

28 de febrero

Para eso está el Liceo 1 de Niñas y el Carmela Carvajal. Creo que esa es una crítica y análisis que no viene al caso, y que más bien parece un “yo también le quiero tirar mierda al IN y esto no lo han mencionado”.

Daniel Torres Gómez

29 de diciembre

Estimado, yo sali de colegio particular en provincia pero me hubiese encantado vivir en Santiago y estudiar en el Instituto. Mi padre salio de ahí el 73 , no pudo estudiar lo que quería por razones obvias, pero es Contador Auditor de la USACH, le ha ido bien en la vida, todos sus hijos profesionales, varias propiedades, etc. Pero todo esto que he dicho no significa nada sin saber el origen: él es hijo de una mapuche llegada a Santiago que trabajó toda la vida de nana, que aprendió a leer y escribir a los 60 años, del padre … lo abandonó a los 7 años. Vivian en Cerro Navia junto al Mapocho según tengo entendido. Que hubiera sido de mi padre sin el Instituto ??? Lo que le ocurrió a mi padre dificilmente podría haber sido posible fuera del límite de esas aulas.

walter

31 de diciembre

Ese es el punto viejito, la superación.
A los hijos de papá les duele que un cabro de origen humilde y sin contactos pueda llegar alto y superarlos.

Tamara

29 de diciembre

Que acertado tu comentario!

masiel

29 de diciembre

Por fin un comentario con sentido y desde un enfoque olvidado, no lo q esta de moda ultimamente ” la psu y su brecha social ” , ” martincito larrain y su poder con el dinero ” ” los ricos y su burbuja q quieren destruir “. Es cierto, se critica muchas veces al instituto nacional desde afuera sin conocer el enfoque de los estudiantes, se sabe que es una falta de respeto aceptar a un estudiante solo por tener promedio destacado ( cosa que no es logro del instituto nacional, sino del colegio anterior ) , sin embargo en el area elitista que tu mensionas es motivo de superacion para cualquier estudiante !

Víctor

29 de diciembre

Hace cuatro años inscribí a mi nieto en IN. Fuimos a la prueba de selección para séptimo, hasta ahí todo bien, pero cuando comencé a escuchar los comentarios de los padres y o madres que acompañaban a sus hijos, empecé a dudar de la equidad de ingreso, no por el IN, sino por las desigualdades condiciones en que llegaban muchos niños a la famosa selección. Unos padres y o madres habían tenido a sus hijos en el en colegios particulares, gente clase medio alta que podían costear una educación básica de calidad, muchos otros en los que me contaba veníamos de un colegio municipal casi de barrio, entonces me dije que era muy difícil competir en esa selección entre jugadores con dos pies y otros rengos.

Rodrigo

29 de diciembre

En la seleccion cuando yo entre se usaba el test de Raven, no era de conocimientos especificos ni nada, es solo ver una serie de figuras y saber cual es la que falta

chizon

29 de diciembre

Opongasen en nombre de la tradición a que entren mujeres pero hay un dato objetivo : En los últimos 8 años el IN ha tenido en el sector público la mayor cantidad de puntajes nacionales. Podrán haber liceos femeninos pero no es igual. De hecho si se tratare de el modelo colegio hombre es imprecendible habría alternancia con el liceo de aplicación o el lastarria. Hay algo único en el IN y por el hecho de ser mujer no pueden entrar. Tampoco es algo coyuntural difícil de cambiar pues no se ha aunciado ningún estudio para hacerlo muxto

Loretta

29 de diciembre

Tal cual.

barbara

29 de diciembre

Obviamente no fui institutana, conozco un par de personas que estudiaron ahi pero aun asi la realidad de esa institucion es implica mas cosas de lo q gente no institutana pueda imaginar.
que bueno que el Instituo nacional prepare cuatro años para la PSU despues de todo esa prueba mide los conocimientos de la enseñanza media, si los prepararan para esa prueba estarian cumpliendo con lo que se debe enseñar. Ahora si la PSU mide algo distinto a lo enseñado de 1° a 4° medio todoa hemos sido engañados pues rendimos algo q jamas midió nuestros conocimientos. Sigan preparando alumnos para la PSU, despues de todo esa es la prueba que define su futuro. Felicidades a los q pueden ingresar ahi.

Asdf

29 de diciembre

Habiendo estado en el colegio, debo decir q la mayor parte de la enseñanza media estuvimos preocupados por nuestras perspectivas en la PSU dado q el programa educativo del colegio contempla muchos más contenidos q los mínimos exigidos para la PSU, además q los profesores nunca fueron condescendientes con las notas… Sólo en 4to medio tuvimos un preuniversitario, y era sólo un día a la semana… Pero finalmente, en mayor o menor medida, nuestras preocupaciones se esfumaron cuando recibimos los ptjes. de la PSU…

Modesto Rosado

29 de diciembre

yo salí hace mas de 10 años del IN, y veo que los asientos/mesas siguen estando… todo un privilegio haber dañado mi espalda y trasero en esos 6 años sentado en esas “sillas”

29 de diciembre

Aún no entiendo muy bien la obsesión por desacreditar el mérito por parte de muchos (as) mediocres y flojos. Los corruptos los doy por descontado. Es cierto lo que dice el rector Zolezzi en cuanto a la selección, pero eso no resta mérito a quienes se esfuerzan por alcanzar los máximos niveles de excelencia. Estoy seguro que ese mismo rector, en su enseñanza media también pasó por instituciones educacionales que aplicaron medidas discriminatorias y estoy seguro que para ser rector de esa universidad en la cual es su máxima autoridad, también se aplicaron criterios de discriminación, especialmente políticos. Ahora, también es cierto que los medios de manipulación chilensis más los cabrones de siempre (los que controlan mentes débiles, desinformadas e ignorantes) hacen girar la discusión en torno a la equidad social mirando el ingreso a la universidad, soslayando el hecho de fondo, el más trascendente, el que dice que la verdadera razón de la desigualdad social en Macondo es la sociedad de castas que se ha formado y que ha generado una sociedad estamentaria, muy similar a la de la Edad Media en su mejor expresión, el feudalismo. Todos sabemos que durante ese período no había movilidad social. En Chile tenemos un remedo de sociedad de clases. El mérito en sí no sirve para ascender en la escala social. Sí sirve el pertenecer a un partido político, ser apadrinado por alguien que tiene influencias, prostituirse intelectual, valórica y físicamente. También sirve trabajar como activista político, ser pariente de un Alcalde, de un sostenedor, dueño de una micro, mediana, gran empresa, o latifundista. Eso explica la enorme frustración de la clase media actual, que por más esfuerzo que hace ve como se empobrece cada día más, mientras los vulgares, flojos, ineptos y corruptos se enriquecen y viven como reyes. ¿No me creen? Revisen en que se ocupan laboralmente los familiares de alcaldes, senadores, diputados, empresarios, dueños de colegios, directores de colegios, y se darán cuenta de que tienen los mejores trabajos… Y si tienen un título, la mayoría los sacó por correo o en universidades cuyos criterios de excelencia son los de un curso de octavo básico.

Hernan Figueroa

29 de diciembre

Q buen comentario compañero. Solo agregar que el unico privilegio de los que estudian en el instituto es tener maestros sacrificados, de los cuales muchos han dado parte de su vida para formar a estos cabros pobres de los que hablas y han entregado al pais cientificos, humanistass y profesionales.que de otra manera no habria existido.

29 de diciembre

También es cierto que los medios de manipulación chilensis más los cabrones de siempre (los que controlan mentes débiles, desinformadas e ignorantes) hacen girar la discusión en torno a la equidad social mirando el ingreso a la universidad, soslayando el hecho de fondo, el más trascendente, el que dice que la verdadera razón de la desigualdad social en Macondo es la sociedad de castas que se ha formado y que ha generado una sociedad estamentaria, muy similar a la de la Edad Media en su mejor expresión, el feudalismo. Todos sabemos que durante ese período no había movilidad social. En Chile tenemos un remedo de sociedad de clases. El mérito en sí no sirve para ascender en la escala social. Sí sirve el pertenecer a un partido político, ser apadrinado por alguien que tiene influencias, prostituirse intelectual, valórica y físicamente. También sirve trabajar como activista político, ser pariente de un Alcalde, de un sostenedor, dueño de una micro, mediana, gran empresa, o latifundista. Eso explica la enorme frustración de la clase media actual, que por más esfuerzo que hace ve como se empobrece cada día más, mientras los vulgares, flojos, ineptos y corruptos se enriquecen y viven como reyes. ¿No me creen? Revisen en que se ocupan laboralmente los familiares de alcaldes, senadores, diputados, empresarios, dueños de colegios, directores de colegios, y se darán cuenta de que tienen los mejores trabajos… Y si tienen un

Ex-Alumno, Institutano siempre

29 de diciembre

Gracias por el articulo.

Siempre me da un poco de pena que al IN y a la mayoría de los colegios llamados emblemáticos se les tilde de elitistas, como que las personas no se dan cuenta que los primeros en salir a marchar para que eso cambie son esos mismos colegios. Que nosotros si nos damos cuenta lo privilegiados que somos, no por tener la mejor infraestructura u recursos, si no por que tenemos acceso a no solo una educación de calidad, sino también a una mentalidad de que da lo mismo de donde vengas, o cual es la historia familiar de quien se sienta al lado tuyo, todos tenemos las mismas habilidades, y por lo tanto, todos merecemos las mismas oportunidades.

No somos elitistas, nos encantaría que hubiesen mil institutos nacionales, nos encantaría que entrase la totalidad del alumnado que postula en básica; Pero esto lamentablemente no se puede, y como dije, pena me da que la clase política trate de matar a uno de los pocos colegios que aun sigue formando personas dispuestas a luchar por esos ideales, que demuestra que la educación publica de calidad es posible. Por que cuando logren hacerlo, estoy seguro que no vendrá ningún colegio del top 10 a luchar por nosotros, pues como tu mismo dices, “sus calles quedan muy lejos de las nuestras”, no saben como se siente un lumazo, ni el ser mojados por un guanaco, y mucho menos lo difícil que es luchar desde acá abajo para cambiar las cosas en este país.

Raúl Meléndez

29 de diciembre

Toda la razón, como ex institutano, apoyo 100% lo descrito. El “privilegio” del que todos hablan y que envidian del IN debería, por lo menos, ser la base de la educación en toda institución educacional de nuestro país. Estamos confundidos: igualamos la selección a bajos términos, como clasismo y racismo. Lamentablemente (y tal como sucede con la PSU, o la anterior PAA), no todos pueden llegar al mejor puesto. Igualar las oportunidades no significa borrar a los adelantados para equiparar la balanza; esa es la nefasta idea de quienes nunca darán un céntimo para hacer la educación gratuita, menos de calidad.

walama

31 de diciembre

No se si “envidia”, como dices tú, quizás si frustración , pero no hacia el in o sus alumnos , sino a un sistema educacional que no permite que exista calidad en cada sala del país independiente de la clase social, me encantaría tener profesores comprometidos y que pasen la materia de forma real, pero esa no es mi realidad y ahí entra la frustración .

jc

29 de diciembre

El mejor preuniversitario de Chile

alguienx

30 de diciembre

Dijo el picado…

PD: por lo general los comentarios arenosos contra el nacional provienen o 1) de weones que postularon y no quedaron, 2) o de hijos de papá que pese a las lucas que gastan en sus colegios caros no obtienen los mismos resultados

Carla

11 de enero

No entiendo por qué les duele que a un colegio le vaya bien…. si el demre mide conocimientos desde 1ero a 4to medio y el in lo hace bien, ¿Por qué seria un preu?. Además, no valoran el esfuerzo delos cabros estudiando para sacarse un cuatro…. harto desubicado el comentario… si no estuviste adentro de un emblematico, no hable desde lo picao

Mario

29 de diciembre

Viví aquello del cholguan, jaja notable. Creo que es lejos lo más cuerdo que he leído del nacional en todo el día…

sylvia

29 de diciembre

soy apoderada hace algunas semanas fui a una reunion con la directora de educacion rm la sra rivera dijo cin rodo su descaro que se habian gastado alrededor de 5000000000 millones en infractuctura y todos sabemos que eso no es verdad los dias de reunion de apoderados es muy incomodo sentarse en los pupitres digan lo que quieran pero los puntajes nacionales los tienen siempre los institutanos

Fellini

29 de diciembre

En los albores de la república Andres Bello hablaba sobre lo que debiese ser el objetivo de la educación pública en Chile. Para él, la educación debía formar ciudadanos con conocimientos suficientes para ejercer su rol de ciudadanos, informados de su historia y el acontecer de su país, de sus leyes; capaces de tener visión crítica sobre el devenir de la republica. Esta también fue la visión de José Miguel Carrera al crear el Instituto Nacional, y eso es lo que ha sido hasta hoy. Decir que es un preuniversitario de cuatro años, es no comprender nada de su historia y de lo que representa para el país “El primero foco de luz de la Nacion”, no porque sea el mejor, o tenga a los mejores, sino porque fue el primero que encarnó el espiritu de formar ciudadanos libres y conscientes, lo que hoy carece nuestra educación. A los que critican al IN, por favor informense y enfoquen sus energías en que todos los colegios logren formar personas capaces de ejercer su ciudadanía, y no encarnar el idiota (refiriendomé al término grigo”) el que no es parte de los asuntos de su país o los desconoce.

glasgow

29 de diciembre

por alguna razón siempre me identifico y apoyo a los que son menos, los más débiles, los que la sufren, debe ser por que yo tampoco la he tenido fácil, aveces son las puras ganas de tirar para arriba lo que importa.

juan carlos

29 de diciembre

La vida está llena de diversidad, lo importante es aceptarla. Como hay niños que están para la exigencia tipo IN, otros no, pero no por eso dejan de ser peores o mejores. Que se critique la estructura del IN es no aceptar la diversidad, si hay pocas vacantes o muchos postulantes, el responsable no es el instituto,es el sistema. Faltan cientos de IN, como también muchos otros no tan estructurados pero de buena calidad. Siendo del Aplicación me hubiese encantado que mis hijos ingresarán al IN, sin desmerecer a mi querido Aplicación. Están, están por cercanía, en un colegio particular subvencionado, que junto a varios otros pierden la posibilidad de ser tan buenos como el Nacional, pero el balance económico anual lo frena. Por último, que el Rector de laUsach los critique lo encuentro último, con eso 40o/o de rtanking del colegio que exigen, echa por tierra su análisis

Cristian Borie

29 de diciembre

El problema no son los privilegios o los “no privilegios”, el problema es que, cuando les conviene son revolucionarios e incitan al paro, y cuando les aprieta el zapato se quedan callados… chantas al fin, espejo de la sociedad del carerajismo y el sálvate solo… el papel aguanta todo, demostrar con hechos es de verdaderos hombres…

Haganle caso a sus apoderados y vayan a clases en vez de estar en paro, ellos si saben lo que es consecuencia…

29 de diciembre

El instituto te da herramientas para muchas cosas en la vida, aparte del conocimiento adquirido (fuera de los programas estatales del ministerio). Te muestra que a pesar de haber dado todo para una prueba, te toca el fracaso. A partir de eso es cuando sacas más fuerzas y tratas de superar ese mal evento. Después eso es algo constante que ya no temes al fracaso, lo ves como parte de la vida.

Eso en la universidad lo aplicas, no sólo el conocimiento, sino tu actitud frente al rigor, la exigencia, los triunfos o fracasos. Eso hace que algunos ex alumnos se destaquen, no hay temores frente a los nuevos desafíos, de alguna u otra manera nos forjaron fuertes para eso.

De acostumbrarnos que no dormir era una opción para el poco tiempo que teníamos para terminar un trabajo de investigación. Que sacrificar el descanso era normal para conseguir quizás una miserable nota pero te diste un triunfo moral.

Son muchas cosas que vives y te sirven por eso no puedes olvidar a quienes te orientaron o te dieron una lección que hoy en día entiendes.

Los institutanos saben de lo que escribo. Si nos prepararan solo para la PSU, PAA, etc. nadie defendería esta institución.

Karina Rivera

29 de diciembre

Estoy de acuerdo contigo en gran parte de lo que dices pero discrepo en el hecho de que si se puede cambiar las prioridades en educación, no estoy de acuerdo con el que obtener la mayor cantidad de puntajes nacionales sea la mayor prioridad de un colegio. Yo estudie en un colegio particular subvencionado de Maipú, era bueno y pagable para una familia de clase media..habían buenos puntajes de vez en cuando, pero lo que mas me gustaba es que no era precisamente eso lo mas importante! Se logrababan desarrollar otras habilidades en los alumnos, se privilegiaban las artes y el deporte, todo en un colegio que como nosotros deciámos era una caja de fósforos, y con un laboratorio de química que era sala de ensayos de musica, sala de ayundatías ( que preparábamos los mismos alumnos) En definitiva yo creo q el enfoque de la educación debe cambiar

maria angelica

29 de diciembre

Soy una madre orgullosa,de tener 2 hijos alli,pero,pucha que ha costado,eso de los baños sucios es verdad,hoy mismo,me cole a uno de ellos :)..debo reconocer que el,día que tuvimos que reconocer sala con los niños,me asombre de tanta basura,vidrios quebrados,tapados con,bolsa de basura,(quería arrepentirme de enviarlos allí).Seguimos ,en,lo que nos habíamos embarcado.Se acaba un,año,de lucha,de perseverancia,temores y dudas.Ambos hijos han cursado a 8vo año.
Solo espero que los niños del IN,sean valorizados,como,tal,y alguien se preocupe,para que tengan una sala de clase,digna,de ellos.y no que solo sea un,gran,nombre”INSTITUTO,NACIONAL”invito,a autoridades máximas, a visitar cada pasillo,cada sala de clases.y juntos Autoridades,Padres y Apoderados hagamos un gran colegio,limpio,reestructurado,para el,próximo año 2015.

Charles Garcia

29 de diciembre

Fui uno de los privilegiados de pertenecer al IN. a principios de la década de las 90. Una década completamente distinta a la de ahora.
Donde la insignia pegada a tu chaqueta era lo mas valioso, aun conservo la insignia desde que entre a 7° y aun es una de las cosas mas valiosas en mi vida, por que la experiencia de estudiar ahí aun llena mi vida.
Aparte de enseñar materias que por cierto eran muy adelantadas comparadas con otros colegios, también enseñaban valores , sacrificio, desarrollo de la personalidad para enfrentar nuevos desafios y jugar a la pelota con cientos de compañeros que cuando estabas a punto de hacer un gol te la chuteaban otros de otro curso para otro lado jajaja son cosas inolvidables y claro un privilegio haber sido institutano y un honor hasta hoy.

Aguante El primer foco de luz de la nación.

jocelyn solis

29 de diciembre

Que ganas wue esto palabras tuyas todos pudieran leer.
Y que todos los colegios municipales sean de esta elite con alumnos pensantes!

David Pineda

29 de diciembre

Excelente articulo.

Sin embargo, no dejo de pensar en que tienen que ver los colegios del cerro?

Si la funcion es poner un contraste. Si, siempre habra gente con acceso a mejores servicios que uno. Pero cual es el remedio? Hacer que todos los colegios sean como el nacional? O de alguna manera hacer que todos los colegios apunten a ser como los privados?

El mercado dicta las necesidades. Si mi pais da una educacion mala. Estoy contento que un privado si me la de.

No quiero un gobierno que prohiba un proveedor privado. Quiero un gobierno que aspire a ser mejor que los privados y elimine la competencia entregando una mejor educacion.

Pao

30 de diciembre

Y no sería el ideal que los colegios funcionaran como el nacional?

Pero hay un detalle: Empezarían las quejas, que los estudiantes estresados, padres que son compadres de sus hijos, y todo lo demás que ha llevado a toda la educación al borde del abismo.

Alguna vez el Valentín Letelier, el Dario Salas o el Aplicación fueron también colegios de alto rendimiento, pero un montón de situaciones los ha llevado a decaer cada vez más bajo…

Lamentable

Carlos Jamet

29 de diciembre

Te pasaste, buen comentario… eche de menos los el nombrar a los amigos que se generan durante nuestro paso por el Nacional… no importaba condicion social o si tenias que cruzar todo santiago para ir a terminar un trabajo… esos aun quesan.
y las colectas para las pelotas de plastico…

Charles Garcia

29 de diciembre

jajajaja se compraban dos, una cortada para envolver la otra asi quedaba mas pesadita. notable!!

Daniel

29 de diciembre

Nunca juzgué a los amigos del Instituto por tan puesta y ajustada que tienen la camiseta. Siempre entendí que se trataba de un reforzamiento que recibieron a muy temprana edad. Por lo mismo, no puedo tampoco defender la selección a tan temprana edad. ¿Qué tanto contraste hay entre el mérito de un niño de 12 años con su entorno? ¿Es bueno someter a pruebas a esa inocente edad, la misma que permite que enarbolen una bandera de institución? Comparto muchas de tus apreciaciones, pero no que una prueba a un niño es la mejor opción.
Ojo, que tienen su derecho a sentirse atacados, pero si miran un poco al lado, sabrán que los miles y miles de muchachos de la educación municipal reciben día tras día los más tristes adjetivos y condenas a su presente y futuro. Y ahí están. Quieren cambiar. Y para eso, tenemos que reconocer nuestros errores, nuestras heridas abiertas y, sobre todo, que somos parte del problema. Si no entendemos que estamos tan cagados como el vecino en vez de defendernos o apuntarlo, no avanzaremos nunca.

Pao

30 de diciembre

Y cual sería el mecanismo de ingreso??
La tómbola es más equitativa?
Orden de llegada??

es complejo el tema, pero que una prueba sea “tan estresante” pasa más por los padres. Por lo demás a los 12 años ya tienes bastante madurez y ya no se es tan inocente.

Entiendo punto y hacia dónde va, pero la selección debe durar hasta que otros establecimientos sean igual de competentes que el IN. O al menos ir gradualmente eliminándose.

29 de diciembre

La mayoría de los niños de Santiago con mayor facilidad de aprendizaje, clase media, ingresan al Instituto Nacional en séptimo básico. Los “mejorcitos” de colegios municipales o subvencionados terminan por dar la prueba de ingreso en este colegio, ya sea porque sus padres pretendieron que su hijo estuviese en el mejor colegio municipal de Santiago, u otros como yo, pidieron que los llevaran, del cual conocí y me maravillé en una tarea de Ciencias Sociales, llamado así en ese entonces. Este colegio llama a jóvenes sobresalientes, estoy muy convencido de que más de un 80% de estos puntajes es causa exclusiva de las capacidades genéticas con las cuales se viene predispuesto, el restante 20% lo agrega la competitividad académica y la exigencia educacional. Aquí es fácil establecer un rango de exigencia cuando los estudiantes están en una misma brecha de habilidades cognitivas. Pero por sobre todo LA CONSTANCIA, y pucha que es importante esta palabra. Una constancia en el estudio y en la metodología de la vida en general. No se es inteligente por sacar un buen puntaje, si no, por haber sido constante en aprender y aplicar el conocimiento y por ende, lograr un buen resultado, y esto se aplica como mencione anteriormente en la vida misma, los frutos de las personas esforzadas, en un 98% serán bien recompensadas, y hablamos de forma general, ya que como al chileno le gusta buscar excusas, donde siempre habrán factores que no dependan de nosotros, pero ya eso es otro tema. Volviendo al asunto, al que me llevo escribir este artículo, es que en Chile hay muy poco conocimiento cultural, los jóvenes están muy desmotivados y en un gran porcentaje de los colegios municipales la desmotivación se arrastra de casa y del entorno. Si tan sólo resolviéramos la problemática de crear hábitos y constancia en los jóvenes, casi ni se notaría el resultado entre nuestras capacidades de aprendizaje, porque si de algo estoy seguro, es que con esfuerzo y constancia, por muy “tonto” que seas, vas a lograr resultados inimaginables. No sé si será muy costoso para el gobierno enfocarse de forma efectiva en resolver estas desigualdades, o quizás no les sea conveniente, o en realidad son ineficientes, pero nosotros somos el pueblo, y si mis palabras pueden crear conciencia en al menos una persona, me sentiré satisfecho. Ayudémonos, pareciera como si esperáramos que siempre nos entregaran las soluciones en bandeja, pero si no son ellos, quién.

Fernanda Figueroa Orellana

29 de diciembre

Muy buena columna. Egresé del Liceo N°1, un emblemático y como llaman ellos “otro pre universitario, pero de 4 años”. Y la realidad era similar: el tema de las fotocopias, la auto gestión del ensamble musical, la precaria infraestructura, problemas graves que quizás en otro tipo de colegios serían inadmisibles, pero acá era de lo más normal, ¿por qué? la misma excusa de siempre que escuché desde mi ingreso en séptimo básico a cuarto medio: “no hay recursos, somos un municipal no más”.
También existe convergencia en el punto de que los métodos de enseñanza no eran del todo pedagógicos: aún recuerdo mi primera clase de Lenguaje en séptimo básico, el profesor hace ingreso a la clase tira el libro del curso sobre la mesa y saca a la pizarra a una compañera que le causó risa el gesto que este acababa de realizar. Después de un par de preguntas, le “chantó” un 1.5. Ese mismo día, nos hizo el rallado de cancha: con 12 años, cuando la mayoría está dejando de jugar a las Barbies, nos dijo: “Yo no educo a lloronas, yo educo a mujercitas, acá van a ser hijas de la frustración y yo me voy a encargar de que así sea mientras sea su docente”. Llegué llorando todos los días que hubo clases con él. No quería ir a ese colegio al que más encima mi madre me había obligado (sí, yo no quería) a postular. Bueno, pasó el tiempo, el mismo profesor que nos había atormentado al final terminó siendo el cómplice del curso: hubo muchas instancias en las cuales no hizo clases de contenido propiamente tal, sino clases para la vida. Recuerdo cuando dejó a todo el curso llorando cuando nos contó acerca de su separación de su esposa y su hija. Se dio el tiempo de preguntarle a cada una cómo era su vida familiar, afloró y nos mostró a flor de piel a cada una todas las realidades existentes y diferencias que cada una tenía como carga, carga que se vería aliviada si lográbamos la misión de llegar a ser “mujeres íntegras capaces de egresar a la educación superior, enfrentando una sociedad en constante cambio”. Entonces que venga alguien a emitir declaraciones de que somos “un preu más”, obviamente molesta. Si bien en su momento me sentí un apellido más, hasta un número más… creo que valió la pena, y se compensa con todas esas clases que no fueron clases propiamente tal, con esa precariedad que fue mi albergue durante 6 años la cual me vio llorar por mi primer rojo en matemáticas, me vio llegar a ser una mujercita . Más que con la cifra de mis puntajes que hoy me permiten estar estudiando en la misma universidad de la cual es rector Juan Manuel Zolezzi, me quedo con esos momentos que me hicieron más humana y consciente.

Nicole

28 de febrero

Me siento muy identidicada con tus palabras. También salí del Liceo 1 y al igual que tu y yo creo que como muchas compañeras, ingresé al colegio porque mis papas veían potencial en mi. Era la mejor del curso desde segundo básico de un colegio subencionado en Puente Alto. Primeramente nunca había escuchado de ese liceo hasta que mi papá me comentó que realizaría la inscripción para dar la pruba. Estudié 2 meses para poder ingresar ( y más encima en primero medio que hacen 2 cursos, el J y el K) y quedé. Viajaba todos los días 1 hora y media de ida y 1 hora y media de vuelta para llegar al colegio. Casi todos los días llegaba llorando a mi casa, producto del cansancio, de la baja en mis notas ( de un 6.7 a promedio 5.4 en primero medio), el constante reproche de el deber y la responsabilidad de ir en este colegio y que yo le había quitado la posibilidad a otra niña, igual que yo, de una población que venía de un horrible colegio por lo que me debía sacar la cresta para mantener mi puesto casi privilegiado. Si bien sufría, crecía cada día a fuerza de rigor y estudio. Ahí conocí a mejores amigos que tengo, los del IN, cabros esforzados, que venías de todas las poblaciones de Santiago y que muchas veces era la esperanza familiar de salir adelante y ser el primer hijo que va a la Universidad. Asi que todos los días, todos juntos, nos íbamos en el metro hablando de la vida, de política, sociedad, amor, problemas de la casa, como cualquier niño de esa edad, pero que posee una conciencia de la vida muy distinta. Y es ese principalmente el porqué les va bien en la PSU, es por el orgullo de ir tantos años en una institución que te ha brindado lo mejor de ella, no sólo contenidos para la PSU, ( como lo destaca Zolezzi) de sino que si te va mal, es como fallarle a la familia, es dejarle una herida, es bajarle el pelo. Y si es una gran responsabilidad que tomamos , pero es lo menos que se merece nuestro colegio. Y al igual que tu ingresé a una Universidad estatal, la UTEM de la cual viví cosas peores que en este colegio, en cuanto a infraestructura, baños sin confort, profes que poden la plata para la fotocopia, malos computadores, pero el gran méritos son los conocimientos y experiencias que te entregan los docentes, los consejos en el aula, que aminoran todas las penurias económicas que puedes pasar en la propia Universidad, te ayuda a ser un verdadero planificador de las lucas, del tiempo, de tener un trabajo mientra estudias, de el hacer mucho con poco y valorar lo que te da a diario. Es por eso que siempre llevamos la camiseta puesta los niños que fuimos en estos colegios y los defendemos con todo el argumento posible el sí a la selección en los emblemáticos, ya que si hubiese existido una tómbola de ingreso o por orden de llegada, no hubiese podido ingresar y no tendría la vida ni los estudios que poseo hoy. Quiero educación gratuita y de calidad para todos, pero eso no se logrará emparejando desde arriba, quitándole oportunidades a cabros esforzados y a familias que tienen esperanzas que su hijo tenga una vida mejor, sino mejorando las políticas públicas, entregando una mejor educación primaria, mejorando los colegios públicos, dando gratis los libros escolares, entregando más becas de alimento, útiles escolares y uniformes, pero no a los mejores alumnos de los peores colegios, esos que calzan com sus fichas de protección social, sino al todo el que postula y lo requiere. A los emblemáticos les va bien, tienen sus métodos y valores. Déjemnlos en paz y no hilemos tan fino, mirando como quitarle a quien está mejor, sino dándole herramientas a quien está peor.

Pablo

29 de diciembre

fui un alumno promedio del instituto y estudie psicologia en una universidad privada, siendo del monton en el colegio pero dentro de los 5 mejores de mi promocion al egresar de la universidad. Quizas el proceso de seleccion es elitista pero solo en un nivel academico, en nuestro colegio nunca se discrimino por religion o por billetera o apellidos como si se hace en otros lugares, dentro de los 45 alumnos en la sala habia de todo, niños que venian de tomas y otros que sus padres eran dueños de empresas. El colegio nos enseño a ser humanos, a respetar al otro por lo que es y no por lo que tiene, nos enseño a respetar a las mujeres y gente mayor. Mas que seguir el curriculum recuerdo muchos profesores que transmitian valores, enseñanzas de vida, y ese es el privilegio del instituto nacional, un lugar lleno de historia y grandeza, donde la mayoria de los profesores estan comprometidos con la educacion (a pesar de sus bajos sueldos). La falta de recursos pasa a un segundo plano cuando existe la motivacion de aprender y salir adelante.

Carlos

29 de diciembre

No logro entender el afan por mostrar al IN como el enemigo… si al final como dices el IN es el sintoma, no la enfermedad….

estos gobiernos de la concertacion se empecinaron por años desde la epoca del ministro lagos en matar la educacion publica (lease financiamiento compartido) y es eso lo que la reforma debe rectificar lo mas pronto posible…

los frios numeros dicen que la brecha es grande, pero el dato duro dice que la educacion municipal es mejor que la part. subvencionada, y de eso no se habla…

Lo mas seguro es que yo a mis hijas no las meta al IN o algun emblematico, porque ellas gracias a las herramientas que me entrego el IN y a mi señora el L1 podremos darles mas oportunidades que las que tuvimos y eso deben aprovecharlo…

Ojala hayan mas IN y que todos los cabros tengan la oportunidad de estudiar en colegios de excelencia sin importar las lucas que tienen sus padres…

Y cabros… entiendan q los triunfos del IN son de la educacion publica y no solo del colegio ya que muchos de los egresados venimos de ese sector…

Ana María

29 de diciembre

Es lo más intenso, real y crudo que he leído acerca del Gran “Instituto Nacional”, mi hijo mayor, que hoy es Ingeniero, estudió ahí y estoy convencida que la mejor educación la imparten o debieran hacerlo estos establecimientos públicos, en que se mezclen todas las clases sociales y así crear individuos integrales, más sensibles con la pobreza, menos individualistas. Te felicito y por favor danos más expresión, para compartirla con quienes aún no entienden que educar es un deber del Estado.

zorron123

29 de diciembre

el que puede, puede… dicen por hay

cmgonzar

29 de diciembre

Yo estudié ahí….salí el 98 y lo que mas me marcó fue la sensación de comunidad….profesores, padres o familias y alumnos (a veces) comprometidos con su futuro…el único reproche es que el compromiso es individual e individualista, prueba de ello son los 16(creo) presidentes de Chile que han salido de ahí y ninguno ha logrado cambiar el rumbo de este país, que sigue siendo igual de desigual que hace 214 años…como que nos dieron éxito(estoy conforme con mis logros), pero se nos olvidó el origen.

Roberto Barcia Ossa

29 de diciembre

Si te crees privilegiado porque no tuviste Misses y no fuiste a un school, sino que al IN, bien por tí. hay quienes no necesitamos ese privilegio del que hablas.
Por cierto, ¿filosofía mapuche? No existe tal cosa

30 de diciembre

Estimado Roberto:
La filosofia es por definición es el “estudio” de las problemáticas más comunes y complejas: existencia, conocimiento, verdad, moral, belleza, etc…. Para los mapuches el RAKIDUAM…. Pensamiento mapuche, es la manera de ver la vida y la creación, eso se conoce como COSMOVISIÓN (cualquier pueblo o sociedad se crea uno)… que es la manera en que un pueblo se autodefine, en este caso mediante los saberes mapuches o KIMÜN….

En resumen mi buen amigo: lea más y critique menos si carece de la información apropiada para hacerlo.

Lali

29 de diciembre

Pucha chiquillos, a mi me dan mucha pena uds. los institutanos, pero no es su culpa, es la formación elitista que les da el colegio y mucha pena que sus padres avalen dicha formación valórica por priorizar lo académico. Y no lo digo en mala onda, pero ustedes no tienen idea de vulnerabilidad, es verdad que siguen siendo un colegio municipal, pluralista porque tienen alumnos de todos lados, de casi todas las realidades, pero un niño vulnerable no estudia en un liceo del cual han salido presidentes de la república. Por favor… vulnerable es el chico que no tiene libros en la casa, que fue al jardín con ventanas blindadas, que no puede estudiar porque la hermana de 15 duerme en la misma pieza con el pololo y 3 guaguas. Vulnerable es el niño de Temuco que estudia en la cuneta hasta que le cortan la luz del poste. ¿Ustedes cachan que hay gente que no postula al nacional porque no tiene plata para la micro que hay que tomar para rendir el examen de admisión? ¿Ustedes cachan que hay niños inteligentes que trabajan en la feria porque sus papás encuentran que el colegio es una tontera? Esa es vulnerabilidad, esa es falta de privilegios. Caminar 3 horas para llegar a la escuela rural es sacrificio, no ir de lampa al centro de santiago. Cabros, uds son el foco de luz de la nación, pero hace rato que están funcionando con la llama a medias. Porque insultan al que desprecia su pedantería con tonteras como ‘picao porque no quedaste en el nacional’, ‘mediocre porque ni si quiera postulaste’…. es verdad que en su colegio exigen más que en otros, pero abran los ojos, ustedes no son las mentes brillantes del universo, no son superdotados, son niñitos bien, apoyados por sus familias, incentivados a estudiar, con gusto por la lectura, son niños inteligentes, niños con pirulín, eso es TODO lo que son. NIÑOS INTELIGENTES… y no se olviden que son niños, no son sobrehumanos, no son lo mejor y no todos los otros colegios no emblemáticos ni privados de Elite son tan pencas como ustedes creen. La cagó el rector? Obvio que si, pero es la misma crítica que hacen algunos de ustedes a todos los niños que no son de santiago, que no tienen papás que los apoyen, que no tienen libros en la casa, que no conocen a ningún universitario, que son mujeres, etc y cuyas realidades uds. no conocen. Hay todo un mundo ahí afuera de la liga de emblemáticos y la Universidad de Chile que va más allá del magno-ezfuerzo que hacen sus compañeros de La Victoria, Buin y La Pintana cuandon cruzan santiago de manera ultra sacrificada para ir al centro de la capital a estudiar. Ustedes son mejores que la chiva hedionda que les meten en la cabeza. Y no me importa mi redacción ni ortografía de este post. Chao.

30 de diciembre

Mi estimada Lali… estas muy equivocada si crees que no sabemos lo que la vulnerabilidad implica. Soy ex alumno del nacional. Nací, crecí y aun vivo en Lo espejo… mi padre obrero, mi madre dueña de casa, vivimos de allegado en dos piezas hasta que cumplí 14, dormía en la misma pieza con mi hermana, en la escuela básica e-565 de lo espejo me forme y me alimenté. Nunca sobró nada en mi casa, pero siempre hubo amor y respeto; pasamos varias situaciones complejas como familias. Cuando llegué al Instituto Nacional en el año 94, conocí gente con igual, peor y mejor situación socioeconómica, pero con otros problemas también, muchos igual de complejos que los que vivíamos en mi población. La vulnerabilidad no es solo una característica de las poblaciones rurales o de los campamentos.
Lo que si es transversal a la zona de cada quien, en Chile, es la falta de oportunidades por ausencia de un estado que se haga cargo como corresponde de la educación. El nacional o el liceo 1, no son mas que chivos expiatorios de esta supuesta segregación mediante la selección… La municipalización ha sido el mejor acto segregacionista de este estado, amparado por el “régimen militar”. Así como la escasa mejora en las remuneraciones de la clase trabajadora (hoy ambos padres deben trabajar, y los niños viven solos y con más carencias que antes).
Elegí educar por la misma razón que nos criticas… como gran colegio, existen diversos especímenes, no todo institutano es un sabio o erudito, lo sé. Pero de ahí, a creer que no hay conciencia de la realidad nacional, eso es un error por desconocimiento. Si la hay, y me siento orgulloso de ello.

Elizabeth Lopez

30 de diciembre

No entendiste nada.
Mi hijo estudio ahy.. En ese colegio como tu dices ,vivimos en PUDAHUEL mi marido es obrero de construcción ..
El colegio se intereso del día uno de mi familia ,preocupándose siempre de que mi hijo comiera hasta que tuviera sus libros .. Jamas nos cobraron nada.
Ya han pasado años ,hoy mi niño termina su cuarto año de ingeniería civil en la USACH.
Te invito a informarte ,ser pobre no significa que debes enojarte con la vida.. si mi hijo no hubiese estado en el I.N ..creo su ingreso y MANTENCION en la universidad hubiese sido bien difícil..

Lali

30 de diciembre

Tener el apoyo de la familia y la confianza de los profesores es un privilegio que pocos, muy pocos tienen en este país. Más allá de lo económico, de lo rural, de las horas que viajan en micro.

sergio lopez

29 de diciembre

Fui uno de los que entro al manoseado nacional. Mas alla de toda esta prostitucion que se realiza todos los años luego de los resultados de esa prueba de seleccion para ingresar a la universidad guardo en mi memoria como si fuera ayer las miradas de mis compañeros. Los profesores que eran verdaderos iconos. Los patios. Las vidas compartidas en ellos. Mas alla de toda esa burda discucion siempre recordare que estuve en un lugsr durante muchos años compartiendo y haciendo mias las mas variadas realidades. Mucha competencia si existia. Pero de eso. Poco y nada tiene la culpa el colegio. Eso se aprende en casa. Cuando uno es un pequeño que ve a sus padres como el unico modelo a seguir. Padres muchas veces descrestados por darles a sus hijos lo que ellos creen mejor. No es un colegio ni miles. Es un sistema que separa segrega y diferencia. En esos patios todos eramos iguales. Arriba intitutanos.

29 de diciembre

Para todos aquellos que comentan, les contaré un detalle, mi querido Oscar Cornejo sacó doble puntaje nacional el año 2013, cuando egreso del instituto nacional… Pero no todos sus compañeros lo hicieron… muchos no quedaron en la universidad ese año… este insigne compañero (al igual que muchos otros) no fuimos a un preuniversitario de 4 años… estuvimos insertos en un colegio que nos permitió entender la educación desde otra perspectiva… pues nos dio la posibilidad de compartir con personas de toda clase social, política y religiosa, lo que nos permitió ser más tolerantes, y tener una visión de mundo distinta. Además, en su gran mayoría nuestras familias fueron un soporte fundamental, como debe ser.

Durante muchos años el emblemático liceo A-0, fue un colegio en que las más ilustres familias apostaban por la educación de sus hijos, pero de eso ya bastante… en la actualidad su sistema anticuado, solo genera frutos por una razón: aún existen familias que creen en sus hijos, aún existen profesores que entienden la educación como un deber social y aún existen alumnos que quieren superarse, y comenzar desde un mejor lugar.
Hoy existimos muchos “Institutanos” que elegimos educar, porque sabemos lo que eso implica… no todos nuestros profesores eran profesores de élite o sabios maestros que nos llenaron, con dotes mágicos, de la más grande inteligencia… no señores!!! Como todo colegio municipal tenía muchas carencias, un sistema con muchos vicios y carencias en donde coexisten individuos y personas. También había profes “chantas” y uno que otro que eran inexistentes… Sin embargo, había otros que sacrificaron tiempo y dinero porque creían en la educación… así como hoy lo seguimos haciendo muchos…

christian fierro c

29 de diciembre

IN gran colegio, un ejemplo, temen q’un liceo municipal opaque el rendimiento de colegios pagados a base de esfuerzo y mística, si el Sr.Solezzi cree q’sólo los preparan para la Psu q’les haga un seguimiento al rendimiento q ‘ después tienen en la universidad.

Manuel

29 de diciembre

Yo estudié en el IN cuando el rector Palacios quería que funcionara la Radio, cuando las salas del sexto piso se llovían en invierno, y de arreglo nada.
Habían sapos de la CNI haciendo clases (Pedro Urzúa de biologia) y había que tener mucho cuidado cuando subías el tono, ya que mostraba el fierro.
Después de Ed. Física había que ducharse en duchas de pésimas condiciones.
Hay que destacar ha varios maestros de ese entonces Fuenzalida, Belfor Aguayo, el Gran Maestro Encina, J J Muñoz entre otros más que con su entrega y esfuerzo hicieron que el IN se mantuviera en el tiempo.
Existía una gran unidad entre los compañeros y la diversidad social era tremenda.
Finalmente te felicito por esta por tu columna
Muchos saludos

teodoro herrera rivas

29 de diciembre

Me parece exelente el articulo del exalumno. Pero quisiera ir un poco mas al fondo. El hecho de que la educacion publica tenga resultados mas malos que la privada , se debe exclusivamente a un problema de competencia , los colegios. particulares compiten , si los resultados son malos , el profesor es despedido. En el colegio publico da lo mismo. Si hicieramos jugar futbol a ambos sistemas , la brecha no seria para nada amplia, y ahi se va al carajo la diferencia social y la alimentacion. Es solo un problema de mentalidad.

Mafer

30 de diciembre

Tuve “la espléndida fortuna” de estudiar en el Instituto Nacional y a lo primero que me acostumbré fue a escribir su nombre con Mayúsculas. Ingresé en 1964, en esos años a 6º preparatoria (los cursos comenzaban desde 5º). Provenía de una escuelita del Pdo 11 de la Gran Avenida, en que éramos 95 alumnos en todo el colegio (entre 15 y 20 en cada uno de los cinco cursos existentes) y no por ser personalizado, sino por ser pequeño ( incluso primero y tercero tenían clase en la misma sala y con la misma profe (una mitad de las filas era 1º y la otra mitad de los asientos era 3º). Bueno de ese colegio entré a un monstruo en que sólo en mi sala había 49 energúmenos, (estuve 3 meses con Psicólogo). Al año siguiente pasamos al edificio nuevo con entrada por San Diego 32.
De esa época soy. En la actualidad acabo de cumplir 35 años como Médico (Pediatra) y me he dado cuenta jóvenes muchachos que el IN no me preparó para la prueba de ingreso, ni para mi estadía en la universidad… me preparó para la vida. Siempre se nos ha envidiado y creo que no se nos envidian nuestros supuestos privilegios, sino que se nos envidia nuestra mística. Mística que se refuerza a los 10 años de egresados del colegio (porque en esos 10 primeros años estamos organizando nuestro futuro… (profesión, novia, auto, casa , tal vez hijos, cuenta corriente, trabajo…) y en eso se nos van unos 10 años hasta que regresamos a nuestra cuna académica, a un acto, a un almuerzo de aniversario o a cooperar con una cuota anual.
A eso es lo que se enjuicia.
Eso es lo que la educación privada nunca logrará comprender. (y menos un consejo de rectores universitarios).
Los saludo con la que han dado en llamar mi frase inmortal: “del Instituto Nacional no se egresa… sólo se deja de asistir a clases”.

Cristian

30 de diciembre

Comparto tu opinión, es una realidad distinta desde adentro, pero al entrar y salir, conoces otra realidad mucho mas violenta, te das cuenta que por muchos pupitres empotrados al suelo, que te cobren la fotocopia, y que no hayan mujeres es el pelo de la cola para los demás colegios y liceos municipales, incluso subvencionados. En mi liceo tenía que cuidarme de quienes asaltaban, de quienes trataban de pelear sin motivos, otros pelean por mujeres, gente tratando mal a los profesores amenazados a veces hasta de muerte, los libros no los podían ocupar los profesores en primero medio porque los demás compañeros apenas leían (no hablo de costumbre, sino de aprendizaje) y no eran capaces de entender la materia. La realidad del Nacional es tal como la dices, pero que nunca se te olvide… que la realidad del resto de Chile es mucho peor. El Nacional incluso con sus pupitres al suelo, profesores que se sientan a esperar sus jubilaciones, y las constantes protestas, es un sueño para los demás niños y adolescentes del resto del país. En la vida del chileno promedio el único que te da charlas motivacionales es “el” profe buena onda del liceo, nadie te dice que vas a llegar a la universidad, con suerte te dirán que seas mejor que tus padres y que el trabajo dignifica, para que no te de vergüenza trabajar en un local de comida rápida o en la feria el fin de semana con tus viejos. El Nacional es un emblema tremendo, “el futuro del país”, fábrica de capital intelectual y político. Aprovechen sus “privilegios”, y dejen de odiar la tremenda oportunidad que se les dio, ya que si los futuros jefes de Chile no saben valorar lo que tuvieron, no valorarán lo que tienen, y quienes estén bajo su mando serán afectados de igual manera, como una especie de “monito mayor”. Tienen una tremenda responsabilidad, y si alguien no quiere cargar con ella, deje de repudiar al instituto y no reclamen sin proponer soluciones. Es un comentario general, no al autor, cuya nota encontré excelente.

Manuel

30 de diciembre

Quiero destacar dos cosas:

1) Quién hable de convertir al Nacional en mixto, NO TIENE IDEA DE DONDE ESTÁ PARADO. El Liceo nº 1 Javiera Carrera es el complemento natural del modelo y no hay que sumar ni restar nada. Si del Instituto han salido muchos presidentes, la primera mujer en el cargo es del “A-1” y no es casual.

2) Fíjese en la redacción y ortografía de los Institutanos que aquí comentaron (incluidas ex-alumnas del Liceo A-1 por cierto)…. Impecable… ¿le sugiere algo?.

Adriana Pinto Rojas

30 de diciembre

Uf, eres la sepa de una buena cosecha, no olvides nunca que eres y serás, Institutano por siempre! !!!

Javier D

30 de diciembre

Entregar posibilidades de movilidad social a un puñado de rotos que no necesitan deletrar su apellido, ese es el gran pecado de los liceos emblemáticos.

Mafer

30 de diciembre

Tuve “la espléndida fortuna” de estudiar en el Instituto Nacional y a lo primero que me acostumbré fue a escribir su nombre con Mayúsculas. Ingresé en 1964, en esos años a 6º preparatoria (los cursos comenzaban desde 5º). Provenía de una escuelita del Pdo 11 de la Gran Avenida, en que éramos 95 alumnos en todo el colegio (entre 15 y 20 en cada uno de los cinco cursos existentes) y no por ser personalizado, sino por ser pequeño ( incluso primero y tercero tenían clase en la misma sala y con la misma profe (una mitad de las filas era 1º y la otra mitad de los asientos era 3º). Bueno de ese colegio entré a un monstruo en que sólo en mi sala había 49 energúmenos, (estuve 3 meses con Psicólogo). Al año siguiente pasamos al edificio nuevo con entrada por San Diego 32.
De esa época soy. En la actualidad acabo de cumplir 35 años como Médico (Pediatra) y me he dado cuenta jóvenes muchachos que el IN no me preparó para la prueba de ingreso, ni para mi estadía en la universidad… me preparó para la vida. Siempre se nos ha envidiado y creo que no se nos envidian nuestros supuestos privilegios, sino que se nos envidia nuestra mística. Mística que se refuerza a los 10 años de egresados del colegio (porque en esos 10 primeros años estamos organizando nuestro futuro… (profesión, novia, auto, casa , tal vez hijos, cuenta corriente, trabajo…) y en eso se nos van unos 10 años hasta que regresamos a nuestra cuna académica, a un acto, a un almuerzo de aniversario o a cooperar con una cuota anual.
A eso es lo que se enjuicia.
Eso es lo que la educación privada nunca logrará comprender. (y menos un consejo de rectores universitarios).
Los saludo con la que han dado en llamar mi frase inmortal: “del Instituto Nacional no se egresa… sólo se deja de asistir a clases”.

Elizabeth Lopez

30 de diciembre

Totalmente de acuerdo con cada una de tus lineas.
Quienes hemos sido apoderados de este gran colegio en donde reciben a brazos abiertos a todos aquellos alumnos con ganas de “surjir” y “avanzar” deciden sus padres alinearlos en el mejor colegio de chile.En el Nacional entras con merito propio desde el primer día enorgulleced a tu familia completa y le entregaste las mejores herramientas a tu hijo.
Cuando estas adentro ,miras observas y te das cuenta que tristemente EA un colegio abandonado y que si no fuera por sus profesores y quienes gestionan y la verdad que hacen milagros …Es ahy donde te detienes y pienzas ,Estos niños petulantes y estos profesores exigentes( que solo su gran vocación y amor al nacional)…
Como mierr.. Lo hacen para mantener este Honorable colegio con prestigio Nacional.
Agradecida por siempre!

Patricio

30 de diciembre

Hubo un comentario negativo. Fue suficiente. No se le permitió pensar diferente; se le atacó despiadadamente. “Los más inteligentes…” dicen, entre otros tantas aseveraciones de índole similar. “Hacen una guía de matemáticas los 3 días de semana santa”. ¡Oh!. ¿Se preparan la vida o para la muerte en vida, para el continuismo de este fracasado sistema donde la competencia consiste en ganarle a los demás y no en triunfar sobre uno mismo, cuando la vida así lo amerita?.
Defensas y ataques. Pocos argumentos.
Se que en los liceos con número hay muchos que si pueden argumentar. Los conozco.
Si hay un privilegio, es honorable ensalzarlo con la humildad.

El Burrito

30 de diciembre

“Quien habla mucho poco piensa” – Carlo Dossi

solo dejare esa cita y le instare a que reflexione un poco lo que acaba de escribir, luego simplemente cabe señalar la diferencia entre lo sabio que es tener un pensamiento que pueda o no discrepar con los demas y lo estupido que es hablar sin pensar lo que se dice

PD: para cultura general el Instituto nacional tambien tiene letra y numero, es el liceo A-0 Instituto Nacional Jose Miguel Carrera

saludos 🙂

Christoph

30 de diciembre

Buenísimo

Felipe

30 de diciembre

Las elites a los largo de la historia siempre han defendido su condición de privilegio, siendo casi una condición humana no estando nadie exento, ni siquiera los alumnos del IN, los cuales no tienen mucha diferencia de los alumnos de colegio Cumbres, a excepción de unas lucas más en el bolsillo. Que fácil es nombrar las dificultades que se ha tenido en la vida cuando se mira de la vereda del frente, cuando ya cruzaste, cuando te uniste a lo que criticabas. Desde la vereda del frente, incluso todo toma una connotación casi épica, el discriminado pasa a ser igual o más que el discriminador, aunque sea solo en sentimiento. Lamentablemente el individualismo y la competencia son parte del IN, y no es raro que sea así teniendo en cuanta los alumnos de este establecimiento desde niños han estado expuestos a eso, volviéndose casi una condición natural. Somos nosotros los privilegiados, somos nosotros los esforzados, el resto no está al nivel, el resto está condenado a la extinción como diría Darwin. El comentario de este artículo es una defensa casi llevada por la inercia de haber estudiado en el IN. El focalizarse en las mesas es no entender nada de educación, como si una mesa más bonita o más grande hiciera la diferencia, y una más pequeña generara la perdición, dándole más mérito al que paso por eso. Lamentablemente el instituto nacional está privando a los niños de los liceos numerados, de compañeros que pudieran tirar el carro, de compañeros que podrían hacer mucho más socialmente por el país quedándose en sus colegios, y yo creo sin poner en riesgo su éxito personal, por un afán completamente individualista y exitista. El IN es el culpable de poner el incentivo exitista en las familias, la competencia indiscriminada que marcara a ese niño de por vida, y que lo privara de ser un aporte social, para convertirlos en uno más de la elite. Si ese niño del nacional se hubiera quedado en su colegio, talvez tendríamos más niños de colegios públicos en las universidades, talvez seriamos un país un poquito más avanzado e integrado, talvez seriamos una sociedad un poquito mas feliz.

diego

30 de diciembre

Eso es como decir que el instituto no fue un aporte en ningún sentido en la vida de esos alumnos, y que lograrían lo mismo en sus colegios de origen. Lo dudo mucho, el efecto par que puede mejorar a los compañeros del alumno, también puede empeorarlo a el. Y además, aunque repartieras a todos los alumnos de un colegio entre los demás, eso tendría efectos mínimos a nivel general. El nacional no toma a todos los mejores alumnos del país, toma a una cantidad muy pequeña. Se han hecho estudios de como el alumno que quedo un punto bajo la linea de selección y permaneció en su colegio, y el alumno que quedó un punto sobre ella e ingreso al nacional marcan resultados abismantemente distintos en la psu, por lo cual difícilmente se pueda decir que el colegio fue un factor neutro.
Es posible que sin el instituto de por medio, el mundo fuera menos inclusivo, tendríamos a menos pobres en las universidades, menos premios nacionales, menos presidentes de clase baja, etc porque no solo basta con el talento de ese niño, hay que sacarlo de un entorno que no lo propicia y llevarlo a otro.

Rodrigo

30 de diciembre

Estimado, habrá algún estudio serio sobre ese “Efecto Pares”, aplicado a la realidad chilena obviamente

Felipe

30 de diciembre

Diego:
Tu respuesta es totalmente individualista y se focalice en un parámetro que no necesariamente pueda implicar un cambio en el bienestar social del alumno (individualmente hablando). Lo que te interesa es saber si el alumno hubiera estudiado lo que quería y en la U que quería. No si paso de 790 puntos a puntaje nacional, porque eso es para la foro y no es más que estadística barata. Si el mismo alumno es capaz de entrar por ejemplo a ingeniería comercial en la católica proveniente de su colegio original con 750 puntos o lo hiciera proveniente del IN con 780, da exactamente lo mismo. Yo prefiero que entre con 750 y que sea un aporte para sus compañeros de colegio, desde el punto de vista de la colaboración y no del individualismo como ocurre en el IN. Los reiterados paros del IN, y que no se haya bajado en los puntajes de PSU, muestra que el gran porcentaje de éxito lo logra el propio alumno y no es el colegio el determinante. Si eso fuera así, tendrías una correlación positiva entre los días de paro y la baja en el puntaje PSU, lo cual no se da.
Lo único que hace el nacional es pasar más materia que otros colegios, y tiene la ventaja que lo puede hacer porque saco lo mejor de dichos otros colegios.
Rodrigo
No solo tienes efecto par en chile
http://mideuc.cl/wp-content/uploads/2012/07/1201_El-efecto-de-las-caracteristicas-de-pares1.pdf
Sino también como la diversidad crea grupo y por ende sociedades más inteligentes.
http://www.scientificamerican.com/article/how-diversity-makes-us-smarter/

Rafa

30 de diciembre

Yo no estudie en el IN, soy de campo, de region o huaso si es que sale mejor. De esos que siente orgullo de gritar uyuuuuui!. Pero pienso que tu comentaria es atinado desde el punto de vista en el que estas para criticar el IN, especialmente el sentido de hazaña que he leido en los comentarios de otroa institutanos. Solo me parece que tu culpas aa fiebre de matar al paciente y no a la verdadera causa de la enfermedad. La gente del IN no es culpable de lo que recibieron asi como tampoco son las luz ni los salvadores de Chile.

P.Zuñiga

30 de diciembre

Es una respuesta al que no quiere ver…

"Invidioso"

30 de diciembre

Nada mas acertado lo escrito acá. Vengo de uno de los emblemáticos “rivales” del IN (Entre comillas porque solo nos queda una infraestructura envidiable tapada en tags, con esto muchos adivinarán a que me refiero).
Sigo siendo estudiante, y mas aun ayudante en un ramo de X universidad donde hago la llamada “nivelación” de mechones. En esto me di cuenta la diferencia que hay entre el IN y mi liceo, los estudiantes son mucho mas metódicos y disciplinados (No lo digo como algo malo, al contrario) y por lo mismo muchas veces tienen un desempeño superior al de muchos de sus compañeros y sobresalen de inmediato sobre todo cuando hay que hablar de temas sociales mas que académicos. El privilegio que tiene el IN y muchos de los emblemáticos tiene un pequeño inconveniente, que nos hace muy similares a los privados de mensualidades millonarias… la falta de aceptación al fracaso y a la crítica a nuestra calidad de individuos, eso es lo único en lo que fallamos (Como bien tocaste en el chovinismo, que se da en todos lados por motivos mucho mas burdos).
Ahora, para volver al tema, el privilegio superior que tienen estos liceos públicos de alta exigencia es, al contrario de lo que apuntan las autoridades, es la capacidad del estudiante, el valor humano que posee este y la capacidad de crítica y compromiso social que heredamos muchos, y no digo que no se de en los “colegios del cerro” o en lo de los estratos bajos, pero en los consagrados públicos es lo que mas se ve y se repite… y ese es el mayor privilegio que poseemos, el hecho de ver mas allá de una sala de clases manteniendo la exigencia. Espero que eso nunca, ninguna autoridad sea capaz de remover o modificar, sino que todo lo contrario. Saludos.

Juan PM

30 de diciembre

Es el dolor de los defensores del stablishment y su reacción contra la más exitosa (y seguramente única) expresion de un modelo que a punta de esfuerzo, convicción y compromiso empiricamente muestra que este es el camino para mejorar. Saludos desde Linares.

CS Molina

30 de diciembre

Privilegio.

Si, yo tuve la bendición y el privilegio de ser invitado a aprender que el esfuerzo, disciplina y trabajo duro me acompañarían toda la vida (hace ya unos 15 años).

Hay una frase muy linda, que dice: “Todos envidian lo que tengo, pero nadie imagina cuanto que me ha costado”.

Esto me ha acompañado desde el día en que los colores del IN fueron mi mochila más pesada (para bien), desde que me di cuenta que de todos los niños del humilde barrio en el que crecí, yo tenía la oportunidad para direccionar el esfuerzo propio y de mi familia en un futuro mejor.

El IN fue parte de un capítulo hermoso en mi vida, lleno de desafíos y sueños. Todavía los tengo, ahora aún más grandes.

En el IN aprendí lecciones de vida, que me hacen estar feliz de ser un ex alumno, institutano Por siempre!

30 de diciembre

Es el comentario más acertado que he ledio al respecto.

“Todos envidian lo que tengo, pero nadie imagina cuanto que me ha costado”.

Esa es la gran raiz del problema: envidia. Muchos sienten envidia de los estudiantes del IN, porque les molesta que tengan profesores comprometidos, padres comprometidos, y varias cosas que no se ven ni en los mas caros colegios de este pais. Pero ninguno se hace cargo de que nada de eso es gratis. Hay una cuota de sacrificio que esos criticos no son capaces de hacer.

Por eso este tema es molesto, porque es preferible hablar de los “privilegiados” del IN que de los “esforzados” alumnos y miembros de esa comunidad educativa, para no herir a quienes no quieren imitar ese estilo de vida

Miguel García

30 de diciembre

Es increíble la desigualdad en este país, cuando el problema es que más del 95% de los estudiantes que dignamente son financiados con recursos públicos no logran aprendizajes significativos en sus liceos municipales o particulares subvencionados, nos preocupamos, generamos discusión y pretendemos cambiar uno de los “Liceos” donde se concentran los aprendizajes significativos…..
Habría que entender que en estos casos la segregación no viene desde la oferta, sino desde la demanda… si usted ofrece educación homologable con el IN en El Monte, probablemente, los mejores alumnos de las escuelas de esta comuna no pensarían en desplazarse a estudiar al centro de Santiago, y volver a sus casas a las 22.00 hrs con 11 o 12 años de edad.
Señores la segregación hoy en día es mucho más económica y territorial que intelectual. La educación pública, a diferencia de la particular, por definición permite compartir distintos capitales culturales… Concentremonos en mejorar lo malo y fomentar lo bueno…

Sergio López Lazo

30 de diciembre

Lo único que recuerdo del manoseado instituto nacional son las caras de los niños que eramos, solo queriendo darles satisfacción a nuestros viejos, responder a la confianza depositada en nosotros. Cargar con una mochila así no se la doy a nadie teniendo esos tiernos años de edad. Tal vez eramos los únicos de la familia que podrían estar en un lugar así, tal vez quisieron entregarnos una mejor posibilidad que la que ellos tuvieron o quizás algunos fueron porque papa estuvo ahí también, da igual, un lugar de tanto aprendizaje compartido entre personas de realidades tan diferentes, preparándonos para la universalidad de la vida y no para la universidad, lo valió para mí.

Todos los años quieren prostituir a la única escuela decente donde todos, sin importar de donde vienen, pasando por ahí, pueden escoger hacia donde irán. Y que se entienda bien, es solo otra posibilidad como miles que se presentan en la vida para hacer que esta valga la pena, carpe diem. Arriba institutanos, labor omnia vincit.

Cristian

30 de diciembre

jajaja Que chistoso. Como si fuesen el ùnico colegio sin recursos.

Hay liceos con peores condiciones sin tener lo mejor del alumnado como el IN. Que mala defensa.

Amana

30 de diciembre

Me emociona leer declaraciones de ex-institutanos,con cuanta pasión hablan de sus vivencias,ojala al paso de los años,vea esa misma felicidad,reflejada,en mis hijos,al final del ciclo.

Ivonne

30 de diciembre

Lo más cierto de todo es que a falta de recursos, en mi caso Liceo 1, las/os buenos/as profes tienen que ponerle corazón, mística y desafiarte, para que puedas creer que puedes hacerlo todo, todo lo que quieras, más todavía en un colegio de mujeres, sin equipamiento, con salas frías y vidrios rotos, donde en invierno nunca te sacaban la parka. Pero gran parte del trabajo es de los papás y mamás, no se puede fácil si ellos no piensan lo mismo, creen en sus hijos y se lo dicen.
Se quiere acabar con la selección, pero por experiencia creo que es una de las cosas que te ayuda a creer que puedes más.
Igual ahora, en el escenario que estamos, espero que no se estén equivocando con los cambios, yo hubiera preferido que se finalizarán en mejorar la educación pública, prebasica, básica y media, y que gradualmente y de forma natural desaparecieran los subvencionados.
La gratuidad ahora en la Universidad es absurda cuando no se han resuelto los problemas de base, un adulto que no se desarrolló cuando era pequeño, no rendirá igual que uno que tuvo una educación privilegiada y estímulo diario. Seguirán llegando, manteniéndose y titulandose aquellos que en la base tuvieron una mejor formación. Triste.

Luis Salas

30 de diciembre

Me alegro que tengan para pagar los $100 al profe y para comprar el cholguan hay un 65% que no puede

Pedro Paramo

30 de diciembre

Los wnes del nacional ahora se defienden como gato de espalda. Como siempre lo han hecho, defienden lo suyo, y se vanaglorian de haber salido del nacional, ajjajajaaj, siempre me dieron risa en la universidad, era muy fácil identificarlos, iban a todos los seminarios y congresos posibles, pobrecitos, nadie les dijo que sus compañeros de universidad con apellido y cabello rubio iban a ocupar los puestos gerenciales con los que siempre soñaron. ajajajjaja Bueno se entiende, después de todos, el haber salido el instituto nacional es lo único de lo que pueden enorgullecerse en sus insignificantes vidas

Daniel

30 de diciembre

Pedro, se nota por tus comentarios, que tú jamás ocuparás cargos gerenciales. Además estásmuy desinformado,muchos de mis amigos institutanos y yo, sí ocupamos cargos gerenciales, y estamos felices gracias al Instituto, y además tratamos de cambiar y mejorar el país… Por lo que se desprende de tus ocmentarios, tú eres muy infeliz… Te deseo suerte con tú psicólogo.

Lali

31 de diciembre

Que pena, cómo si ser gerente fuera la única meta en la vida.

Elizabeth

31 de diciembre

Orgullosa de mi hermano (hijo de taxista y modista y de Renca) ex Instituto ,y con la ayuda de profesores y padres comprometidos estudió lo que quiso ,entró preparado a la Universidad de Chile y posee los valores que no sólo se entregan en casa ,sino también en “el primer foco de luz de la nación “.
Yo estudié en el Liceo 1 , con mucho esfuerzo salí con 6.6 y soy médico de la U de Chile ( lo que siempre soñé )
Y aunque a muchos les pique ,el que puede puede,mis grandes amigos (ex institutanos ) ocupan puestos gerenciales ( no cómo dijo un envidioso por ahí ).
Nivelar hacia arriba la educación es la idea y no “nivelar” haciendo bajar el nivel educacional de grandes colegios que nos prepararon no sólo para la PSU,sino para la vida y porque no decirlo para la ÚNICA posibilidad de ser los primeros profesionales de la familia .
Felicitaciones queridos alumnos y ex alumnos del IN.
Quienes critican, es porque aún pagando millones en cuotas de incorporación en colegios inalcanzables para muchos de nosotros , no estudian lo que es su real vocación y son amargados e infelices.
Y por otro lado está el que no quedó en el IN, siendo tan pobre como mi familia ;y que ahora logramos salir de la pobreza a puro esfuerzo del colegio,alumnos sacrificados, profesores y por sobre todo con GANAS de estudiar.

johanna aranguiz

30 de diciembre

Bellas palabras que reflejan una realidad que muy pocos conocen.

VITO

30 de diciembre

Estimados:

Me identifico plenamente con las palabras que describen al Instituto Nacional en este articulo, yo también soy un ex institutano y con mucho orgullo lo puedo decir y lo sostener, ES UN PRIVILEGIO HABER PERTENECIDO A UNA DE LAS INSTITUCIONES EDUCACIONALES MAS ANTIGUA Y MAS PRESTIGIOSA DE LA NACIÓN.
Aun recuerdo las palabras del señor rector Don Sergio Riqueleme, (Q. E. P. D.),que te recibía en 7mo con una arenga en donde te invitaba a pertenecer a la familia institutana y también a reconocer la responsabilidad que caía en tus hombros de darle continuidad a esa tradición de mas de 200 años.
Al igual que muchos compartí la sala de clases con 44 compañeros mas, reserve mi hora en los computadores y tuve que pagar las fotocopias 5 minutos antes de rendir mi prueba , de arriba no se escuchaba la grabación de los profesores de francés o inglés que hacían un esfuerzo sobre humano por reproducir sus materias de forma legible. Para mi el colegio significó enfrentarme a una micro sociedad,en donde tenias que convivir con distintas realidades tanto sociales, como culturales,religiosas,políticas y de todas formas ,fondos y colores que puedan imaginar.
Con el tiempo asumes que las criticas vienen de ambos sectores de la sociedad, para la educación de mercado nosotros representábamos al primo pobre de la familia y para la educación publica eramos signo de arrogancia y no perteneciamos a ellos.
Creo que el instituto es una herramienta de movilidad social, que sin mayores recursos te entrega todos esos elementos para desenvolverte en tu futura vida universitaria, por eso el IN le causa ese escozor de gónadas a las élites de este país,”los rotos que no pagan nada reciben la misma formación que mi hijo que paga el equivalente al sueldo de la nana en mensualidad”. Aun recuerdo cuando el señor Zalaquett ,alcalde de la comuna de Santiago en aquella época, apoyaba fuertemente la idea de cerrar el colegio porque representaba un foco de revolución ,pamplinas, el Instituto Nacional señores impulsa la creación de un segmento en la sociedad chilena que aprende con el mínimo recurso material, es capaz de comprender idiomas , de defender una postura ante una idea, desenvolverse en el espectro mas amplio de la palabra libertad dentro de esta sociedad y sobre todo,JAMAS OLVIDAR DE DONDE VINISTE Y DONDE LLEGASTE CON LA AYUDA DEL INSTITUTO NACIONAL.

INTELECTO

30 de diciembre

LABOR OMNIA VINCIT,,,,, (el trabajo todo lo vence), a nadie lo fueron a buscar a la casa para que estudiara en el nacional,la oportunidad la tienen todos quienes quieren o quienes se sienten preparados para hacerlo, no importaba tu apellido,tu dinero ,tu clase social,si tus padres eran separados o si tu uniforme lo heredaste de tu hermano,el resto que se quede criticando las capacidades de los que si pudimos. El intelecto es el que predomina para pertenecer, por eso eso politicos corruptos incompetentes nunca podran pertenecer al nacional.

Es el único lugar en Chile que Martincito Larrain no podría haber conocido el éxito,porque el nacional es incorruptible. Por eso hay quienes el nacional les quita sus puestos de trabajo heredados,por capacidades intelectuales no por obra y gracia de lo heredado.

Grande instituto nacional¡¡¡¡¡

Gustavo rojas

31 de diciembre

No eres. Un EX INSTITUTANO eres. Ex alumno. INSTITUTANO serás toda la vida

Michel

30 de diciembre

Mis mas sinceras felicitaciones por la columna, nunca había leído un análisis tan simple , pero a la vez tan profundo de la realidad de nuestro colegio. Algunos se llenan la Boca criticando al Nacional, pero solo es su frustración de no haber pertenecido a esa élite del pueblo ,que los discrimino por la capacidad intelectual y que no pudieron comprar, como están acostumbrados.
fui de la generación del año 91, viví el paso de el ministerio a los municipios y a su vez vi como termino la dictadura , con cambio de rector incluido de la Señora Vivanco al nunca bien reconocido “tío Riquelme”. Tenia compañeros y yo mismo de población y a su vez compañeros del sector oriente , diversidad de situación económica siempre existió, por eso existía el centro de padres que regalaba los textos y los uniformes a los compañeros que no podían costearlos , así como existía la solidaridad de nuestros compañeros de mejor situación económica, existía le inclusión , la única forma de discriminar era por tus notas, por mucha plata que tenga tu familia, si no estudiaste el 1, no te lo borraba ni el general de la epoca.

saludos

Julia

30 de diciembre

Buena columna, sin embargo, como estudiante de liceo municipal de región tengo una duda. La prueba de selección que se hace al entrar al IN no vendría siendo una mini PSU?. En comparación con un Liceo perdido en el Sur de Chile -en que el 99,9% de los alumnos son de los 3 primeros quintiles más pobres-, ¿de todos los que entran al IN cuantos realmente son de los quintiles más pobres? Pienso que la selección que se hace en el IN es lo menos malo, sin embargo,¿ porque no se puede ir más allá ? y asegurar que aquellos niños más pobres, de primer quintil, esos que aún no tienen internet en sus casas, que tal vez no les fue bien en esa mini PSU tengan un cupo asegurado en desmedro de aquellos de quintiles más ricos que les fue bien en la mini PSU?

El Burrito

30 de diciembre

de hecho el 20% de las vacantes del instituto nacional estan reservadas para los postulantes mas vulnerables, de hecho cuando yo sali de ahi si mal no recuerdo el 45% de los alumnos eran de los 2 quintiles mas vulnerables

y no, el test de ingreso (que tambien rendi y me fue bastante bien sin ser yo ni remotamente rico) no es una mini psu, es mas bien un test de aptitud y CI, aparecian muchas preguntas del test de raven, mucha comprension de lectura y muchas preguntas de ingenio mas que de materia

Es complicado describirlo pero en el instituto nacional es uno de los pocos lugares donde a nadie le importa tu apellido, tu color de piel, tu postura politica o tu dinero, es bastante bonito, seria ideal que ese modelo pudiese repetirse a lo largo de todo el pais y en todas las comunas para reducir la segregacion territorial que todavia pesa mucho en Chile, saludos 😀

Respuesta a El Burrito by Julia

30 de diciembre

En la mayoría de los liceos municipales del pais (sobre todo de región) más del 90% de alumnos pertenece a los 2 primeros quintiles. No crees que es poco que sólo hayan 45% de alumnos del 40% más pobre del pais? Porque no pueden haber 60 % u 80 % de alumnos de los primeros 2 quintiles (40% más pobre). ¿Porque no aprovechar al máximo la oportunidad de movilidad social que ofrece el Instituto Nacional?

Respuesta a la Respuesta de Julia By Burrito

30 de diciembre

porque no tiene sentido discriminar a la clase media del pais (que en teoria es la mayoria) en un ambito donde todos compiten parejo

te repito la prueba de ingreso no es materia, es CI, una persona por muy pobre que sea si tiene un CI mas alto de lo normal obtendra buenos resultados, asi mismo ni todo el dinero del mundo le podrian comprar el coeficiente intelectual

aunque como dije anteriormente deberian haber mas “institutos nacionales” para ofrecer la oportunidad de movilidad social a toda la clase baja y media del pais, saludos 😀

Respuesta a Burrito por No Tan Burrito

30 de diciembre

¿Que es la clase media? La clase media no es la que más abunda en el pais

primer quintil ( 20 % más pobre de chile) ingreso familiar en promedio 120 mil pesos al mes

segundo quintil (entre el 20 y 40 % de ingresos chile) ingreso familiar en promedio 320 mil pesos al mes (hasta 400 mil pesos al mes)

tercer quintil (entre el 40 y 60% de ingresos ) ingreso familiar promedio 500 mil pesos al mes (hasta 600 mil pesos al mes)

cuarto quintil (60 al 80 % de ingresos) ingreso familiar promedio de 850 mil pesos al mes

quinto quintil (20 % mas rico de chile) ingreso familiar promedio de 2.800.000 pesos al mes

fuente: CASEN

Por lo mismo, si tu familia gana de sueldo menos de 400 mil pesos al mes, perteneces al 40 % del pais, (es decir a los primeros dos quintiles) y si recibes sueldo de 600 mil al mes perteneces al 60% del pais, que obviamente es la mayoría del país.

Medir el CI en una prueba ? Se nace con CI alto? Esas son teorías de los años 50, deberìas replantearte y leer más si realmente piensas eso. Te recomiendo investigar sobre eso en el Science o Nature

Saludos,
tengo que seguir leyendo

Respuesta By Burrito en buena y porque me caiste bien

31 de diciembre

No quiero sonar cargante, no es mi intencion, tambien tengo origenes humildes pero nunca dejes que el resentimiento social hable por ti, eso nunca lleva a nada

segun dejas ver en tus palabras, piensas que todas las personas tienen exactamente los mismos talentos y capacidades cuando la misma realidad se encarga de demostrar que eso es completamente falso, yo no juego futbol como Alexis, no canto ni soy carismatico como Romeo, y definitivamente no hago fisica como Hawking, las personas tienen distintas habilidades y capacidades aun no veo un equipo de futbol fichandome, ningun agente me querra representar y definitivamente no me han llamado para importantes revistas cientificas… todavia

ahora dejemos de lado que yo vivo en una poblacion pobre de una comuna estigmatizada de la periferia de santiago y pongamonos en el lugar de un joven que vive en una casa mas central con un ingreso de 800 lucas al mes con sus 2 hermanos y sus padres, ese joven y sus hermanos no tienen derecho a una buena educacion solo por nacer en una familia mas acomodada que la mia? porque obvio sus padres no pueden pagar un colegio de 250k de mensualidad por cada uno, tal ves uno de sus hermanos no deberia educarse… quizas eso sea mas justo…. nope :c

tal vez si buscaran otro colegio similar… aps, no existe :c o vas a un emblematico o pagas lo que no tienes, es asi en chile y ese es el problema real, el problema no es que no hayan posibilidades, es que las que hay son muy pocas, ni hablar si vives en regiones la tienes el doble de dificil

Saludos 🙂

Zzzz by Julia

02 de enero

Así es, no todos tienen exactamente los mismos talentos ni habilidades, las habilidades y talentos (algunos les gusta llamarlo inteligencia) se distribuyen de forma normal en la población (la famosa campana de gauss), sobre todo al nacimiento, por ende los casos famosos de sanchez, hawking, etc, son los casos “outlaiers” esos que están en el 5 % superior de la curva. Sin embargo, el grueso de la población se ubica en la parte media de la curva donde las habilidades y talentos son muy similares entre sí, con diferencias no más allá de un 5%. Todo esto, repito, al nacimiento, cuando toda esa masa encefálica está aún en desarrollo. Todas esas conexones neuronales inmaduras que necesitan desarrollarse. Por lo mismo, ya que la gran mayoría de la población esta concentrada en en un rango bien acotado de habilidades y de desarrollo potencial, es que entra en juego la variable ambiental. La famosa estimulación neurosensorial. Por lo mismo la variable ambiental de estimulación es lo que más determina el futuro desarrollo potencial de habilidades en personas que pertenecen a esa parte media de la curva de gauss, que es la mayoría de la poblacion. Por lo mismo, las personas con más dinero que en general están más estimuladas desde pequeños por diversos motivos(leen mas en casa,viajan,padres hablan mejor, amigos , etc) les tiende a ir bien en la psu o simce , etc, por que han logrado desarrollar mejor esa capacidad, ese talento potencial -que en un principio era muy similar a la mayor parte de la poblacion-. Por otra parte esta la gente de menos recursos, que en un principio su talento potencial era similar, sin embargo han sido infraestimulados desde pequeños, (mala alimentacion,sus madres le hablaban poco, compañeros con problemas,padres con baja escolaridad,etc) logran en general menores resultados en las pruebas, en la vida, etc. Sin embargo, vuelvo a insistir, su capacidad o talento en un principio era muy similar al grueso de la población.
….zzz dormire

Estabas despierta? xd by Burrito

03 de enero

No intentes marearme con tecnicismos, sali del curso biologo, pero estudio ingenieria, si bien conozco la campana de gauss (y no la conocere al reves y al derecho de tanto que me ha aparecido) la formula es bastante mas que solo un 5% y luego 90 y 5 … quizas los institutanos no estan en el 5% mas desplazado de la campana pero facilmente se acercan al 40% superior

como explicarias mi propio caso que viniendo de familia clase media baja(es mas bonito decirlo asi que decir pobre) donde mi unico incentivo era mi madre diciendome que estudie para que algun dia pueda tener mi casa y pueda dedicar un poco de tiempo a mi familia (mi mama y mi papa trabajan) de todo mi grupo de amigos en el IN el que mas tenia pertenecia al tercer quintil y lo molestabamos por cuico, ahora todos universitarios ¿que teniamos en comun? unicamente el deseo de surgir

y no, yo aun no puedo quitarme el hablamiento poblacional, los unicos viajes que costeaba mi familia era para las vacaciones a cartagena y lo que leia de pequeño era simplemente todo lo que tuviera al alcance para leer, la Excusa del ambiente vs el talento propio, asi como genotipo vs fenotipo aunque valorable esteticamente, estadisticamente no seria representativa, de ser asi, el 80% aprox de los alumnos del instituto serian de familias acomodadas, y como ya mencione antes, cuando yo sali el 45% eran de familias vulnerables, demasiado alejado de tus numeros como para excusarse en el ambiente de formacion

saludos 🙂

Hernan jose Castillo Aliaga

30 de diciembre

Profesor,, dos hijos, la niña, exalumna del Carmela Carvajal. El hijo, Hernan, exalumno del Nacional.
Ambos hoy profesionales.
Como papá siempre quise y ellos tambien que postulasen a ambos colegios. Eran fiscales y de excelencia. Siempre supe que tendrian alli “n” problemas tambien ellos lo sabian. No obstante, no se trancaron ni se quejaron nunca. Solo sabían que alli recibian buena educacion.Hoy estan orgullosos de sus colegios y cuando escuchan hablar de la “famosa reforma educacional”solo dicen que sr mantengan sus colegios como son.

Jaime Latorre

30 de diciembre

Cualquier estado se sentiría orgulloso de tener un plantel de esta categoria con una inversion miserable, lo bueno es que la familia Institutana a pesar de todo sigue dando el ejemplo y eso le molesta a las autoridades por que la verguenza de reconocer un sistema que jamas serian capaces de igualar. Lo que a mi me tiene convencido es que la mediocridad está invadiendo a nuestra nación y lo podemos ver a diario.
Institutanos, sientanse orgullosos de ser el primer y unico foco de la nación y más encima con las migajas que nadie recoge ustedes han sido capaces de levantar un ejemplo de que el trabajo todo lo logra.

Astrid Guzman Fredericksen

30 de diciembre

Eso

Gran comentario , realista ,digno …..felicitaciones…por dar a conocer lo que ocurre con nuestra educación ..

Francisca

30 de diciembre

Felicidades al esfuerzo de todos aquellos alumnos del IN! Como profesora de colegio Ingles con asombro vi como les ponian un 7 por rendir los ensayos de la PSU. Privilegio que los de IN no conocen!
Si a la educacion del IN.

Jorge Muñoz Neris

30 de diciembre

Como ex-institutano, estudie en plena dictadura. egresado en el 81. No soy profesional de titulo, pero si de trabajo, orgulloso de pertenecer “Al primer foco de luz de la Nacion”.Si recuerdo el baño el baño mal oliente. Se recuerdo guntar los pesos, para las copias de los extensil.Si recuerdo los bancos.Si recuerdo los cacha mal de mi compañeros .Si recuerdo el gimnasio a medio terminar.Si recuerdo el estadio en , ahora , la comuna de Vitacura. Lindos recuerdos y un INSTI.

Raquel

30 de diciembre

Sinceramente, me parece que esto ha dado demasiado Boom y se centran en el instituto nacional para no reconocer que hay un problema en la educación en general, pero siempre me he preguntado, porque el considerado mejor colegio municipal no tiene acceso a mujeres, se que no es un tema que competa a los alumnos, pero es bastante cuestionable el hecho.
Se quejan de que tienen que hacer guías para dos días después… Provengo de región, donde te tienes que sacar la mugre para entrar a una buena universidad, porque como la educación es tan centralizada no te queda de otra que ponerle el hombro mucho más con tal de estar al nivel de los estudiantes de Santiago, tuve profesores universitarios que me hicieron prepararme bien para la PSU, todos los días tenía guías eternas que hacer, trabajos de mínimo 50 páginas y así suman y siguen los esfuerzos, pero a mi no me prepararon para la PSU, los profes se esforzaban para prepararte para la U, en el ritmo de trabajo pero lo más importante en el pensamiento crítico, en el cuestionarse, en lo que llama la psicología del gestalt el “darse cuenta”, actualmente agradezco eso, porque me ha servido más que el que me dijeran las materias para la PSU me preparo para enfrentar la experiencia universitaria y no tener que pasar mi semana entera estudiando… Tuve un colegio que se llovía, que se inundo, donde un árbol se cayó arriba de mi sala un día que corrió viento, donde el frío te calaba los huesos porque el liceo estaba en medio del campo… pero todo eso me hizo valorar más el poder entrar a la universidad… En este momento estoy en tercer año y día a día pienso en mis compañeros de las generaciones actuales de ese colegio, a los cuales solo les importa rendir en la PSU y no valoran la otra parte de la experiencia del liceo que es prepararte para enfrentar una nueva etapa.
No culpo a los establecimientos, creo firmemente que la realidad actual es el fiel reflejo de la falta de igualdad en la educación chilena, los colegios como el mío y muchos otros municipales necesitan recursos, pero nadie ve eso solo se centran en criticar a un instituto donde solo se busca una alternativa para enfrentar la realidad imperante, mejor sería que se busque una solución que corrija el problema y otorgue mayor acceso, porque en este país del fin del mundo donde se llenan la boca diciendo que son parte de la OCDE no son capaces de asegurar dos cosas que le son necesarias al ser humano para su pasar en la vida como son la educación y la salud, porque ello es lo que hará avanzar al país y si somos bien fríos de mente en la medida que inviertan en eso la economía mejorará y dejarán de andar buscando formas de producir más.

carlos antonelli

30 de diciembre

que pasa con todos los exalumnos que salieron de ahí…que estan millonarios? porque nunca han realizado aportes al colegio, mejoran las aulas, el mobiliario, etc?….el problema es que en ahí lo único que hacen es fomentar la competencia, el individualismo y los adiestran para dar una buena psu….un colegio es más que eso…por eso lo impirtante de refirmar la educación…

30 de diciembre

Algo de Razón tienes… lo mismo pasa con la U de Chile … obligada a competir con los cordones atados contra barias privadas tradicionales y otras no tanto…

Camilo Lisperguer

30 de diciembre

Estimado, los millonarios y los que no lo son (me incluyo), aportamos a nuestro Colegio de distintas formas. Y como somos agradecidos de la formación recibida, aportamos sin buscar cámaras ni portadas. Somos uno más de la Familia Institutana.
Ex alumnos, Institutano por Siempre!!!

30 de diciembre

Bueno la selección .. mnnn yo la sufrí pero de nada sirvió competir … pues alguno con mejores artes se quedo con mi cupo … pues mis antecedentes se extraviaron y punto … ya no habían más vacantes y yo no tenían un solo papel de mi postulación, bueno mi cupo debe haber sido ocupado por alguien que espero halla sacado ventaja de los privilegios del Nacional… Me parece que esta nota nos trae varias realidades. La segregación por la que unos inconsciente/concientemente optan … para como se dice nivelar para arriba. Hay que fortalecer la Educación Pública y que estos privilegios del nacional se multipliquen en cada Liceo Con Numero … solo ustedes los de Estudiantes lo pueden hacer realidad … se puede … Buena Nota Son pocos los que a los 12 años tiene la película clara … y que tienen la convicción que uno de los caminos de cambio efectivo y real es educación …

Matías

30 de diciembre

con todos los defectos que puede tener el instituto nacional, habría matado por estudiar ahí, lástima que en este país todo lo publico de buena calidad está en santiago

31 de diciembre

Hay mucho que decir aquí.

Primero: el Instituto Nacional es un colegio de excelencia, que debido a la “macabra” selección, permite otorgar movilidad social a cierto grupo de desvalidos meritorios. ¿Por qué solo a cierto grupo? Por dos razones, la primera, por un tema de recursos y segundo, porque la selección misma hace el trabajo de discriminar quien más merezca un cupo para este salvavidas de educación.

¿Es odiosa la selección? Por supuesto que sí. Es el sistema que el ser humano ha adoptado hoy en día para asignar los quehaceres de la sociedad. (¿Le parecería a usted raro si la selección chilena de fútbol fuera nominada al azar?).

¿Es la movilidad social odiosa? Para el sector acomodado lo es, representa el riesgo de lo atroz que un hijo de un “roto” pueda llegar a ser jefe de mi hijo cuyo apellido tengo que deletrear.

¿Es la competitividad algo bueno o algo malo? Para esta sociedad es muy buena. Pero es un arma de doble filo, salir airoso de esta, otorga poder, salir derrotado puede hundir, teniendo cada escenario pros y contras. (Ego, responsabilidades, riesgos, aprender y resurgir).

Con todo lo expuesto previamente quiero recalcar que el Instituto Nacional es sinónimo de MERITOCRACIA y todos los antivalores que se le critica al IN, como los medios de asignación de ésta, están instalados en la sociedad hace siglos.

Eliminar a los liceos emblemáticos y a la selección, es apagar la única chispa que tiene el desvalido meritorio en la actualidad.

Yo tengo 32 años ingresé al 7o G el año 1995, me titulé en la UTFSM, me casé y le agradezco al IN la oportunidad de vivir muchas adversidades, de aprender a querer a mis pares de todas las clases sociales y de vivir la rigurosidad que nos hizo a mi y a mis compañeros muy probablemente, mejores ciudadanos.

Y si me preguntan si me siento privilegiado, por supuesto que sí. Y no me avergüenza decir que me lo merezco.

carolina

31 de diciembre

Sueño que me hijo estudié ahí .De culto tú palabras .te pasaste .

Anónimo

31 de diciembre

[…] […]

claudio

31 de diciembre

Y de esos “privilegios” siguen naciendo hombres de verdad. Gracias Instituto. Tremendo comentario, como ex institutano, 100% de acuerdo..

Ana luisa

31 de diciembre

Un orgullo para nosotros haber tenido a nuestro hijo en el Instituto Nacional, y consideró que debe seguir la selección para el Instituto, de lo contrario se desvirtúa el gran colegio que fue , por otra parte cualquier alumno que tuviera buenas notas podía entrar.

Gustavo rojas reyes

31 de diciembre

Creo que los estudiantes ( institutanos) pueden describir al instituto. Ellos,ellos son los que se forjaron el futuro,con la ayuda de sus profesores . En hora buena realizas tus comentarios,los que considero muy acertados ,sobre todo eso del pago de las pruebas.

camila

31 de diciembre

soy parte de uno de los emblemáticos alelos al nacional pero de mujeres, el Carmela Carvajal y estoy feliz de haber egresado de allí. Venía de un colegio de los “del cerro” o cuico como quieran llamarlo y mi mamá insistía en que postulara y que entrara al carmela porque para lo que pagaba no era bastante bueno, de hecho me di cuenta de que no era para nada bueno ya que hice el intento por entrar al Carmela dos veces (séptimo y primero). Yo no quería entrar a tal liceo por mis amistades y porque todos allá veían que iba a un liceo municipal, pero habían profesores que me decían que aprovecahara, que quedaría si me lo proponía. Di la prueba a de mala gana hasta que supe mis resultados y lloré porque no quería entrar a ese colegio, sin hombres ? ( venia de colegio mixto) , con cosas muy distintas a las que poseía en mi ex colegio, aunque nunca fui de realidad socioeconómica alta, solo tenia suerte de que a mi papa le alcanzara para pagarme ese colegio. Entré y mis expectativas cambiaron, nunca olvidare las realidades que mis compañeras tenían, niñas que se les incendio la casa y vivían con otras compañeras del colegio, niñas que no conocían a sus papas, otras embarazadas, etc. Y me encanto el poder conocer cada una de esas realidades y tener que viajar al otro extremo de Santiago a estudiar o terminar un trabajo. Yo vivía en una burbuja y agradezco a mi madre, que insistió tanto, salir de ella. El Nacional no tiene la culpa de la suerte que tienen otros o de la mala suerte de otros, si da una herramienta a personas que quieren superarse y tienen capacidades, interés y amor a superarse y aprender, aprender de verdad, no solo memorizar para rendir la PSU. Admiro su colegio y conozco mucho su realidad, era bastante similar a la de mi ex colegio,ojaláa no hayan mas criticas si no conocen como son realmente las cosas y puedo decir que tengo la visión de las dos caras de la moneda, de colegio cuico a liceo municipal

Guillermo

31 de diciembre

Que buena cantidad de argumentos, para decir nada.
Todo lo que dices ya es sabido y aunque no estudie en el nacional es cómo que se relatara mis propias vivencias.
Porqué quejarse si esto seguirá asi por siempre porque con el tiempo entenderas que el mundo gira a un ritmo. ..no se puede ir mas rápido ni mas lento…y cuando maduras ya será tiempo de preocuparse de temas personales.

asdf

27 de noviembre

Que manera de escribir tanto, y no decir nada…

Rodrigo Arias

31 de diciembre

Muchos de los que critican hablan del IN como un ente al cual llegas por arte de magia, que te recoge y te prepara para la U. Qué saben de todo el proceso previo, qué saben de los intereses muy distintos que siempre tuvimos quienes entramos al Nacional. El Nacional es un gran catalizador de nuestras capacidades, es aquel “ente” que le saca partido a la capacidad que toda persona puede tener. Por ahí leí sobre el efecto par. Quienes critican al Nacional desean que el efector par venga desde los mediocres, no al revés. Nivelar hacia abajo, eso es lo que buscan. ¿Y si nivelamos hacia arriba mejor? Copien el modelo de exigencia del Nacional. Si el Nacional es la combinación de quién desea ser exifido y aprender con el que te exige y exige al máximo tus capacidades. ¿Somos genios?. No, para nada, sólo teníamos la chispa, el deseo muy fuerte de aprender. El ser humano tiende hacia lo fácil, o no? Habríamos aprendido igual en un colegio que sólo cumple con cifras de alfabetización, de aumentar nivel de escolaridad, etc. De qué le sirve al país tener mejores porcentajes de educación completa, si en realidad lo que saben es muy deficiente, al punto de tener serios problemas de comprensión. Este país suele funcionar así.

Estos últimos años el gasto en educación con seguridad es mayor que cuando yo iba en básica o media, sin embargo mi percepción respecto de la educación es cada vez peor. Y no de los profes ni las instituciones, porque mal que mal tiene más exigencias ahora, sino que de los propios alumnos, quienes no demuestran real interés en aprender, en saber, o me equivoco?. Alumnos que viven inmersos en las tecnologías, con equipos más “inteligentes” que ellos mismos, sin mayor visión respecto del propio futuro. Jóvenes que se conforman con recibir todo de sus padres o de alguien más, o de ser “felices” con miles de amigos en las redes sociales, aquellas redes de la mentira. Se sigue haciendo el enfoque en aumentar gastos, pero sin capacidad real de exigir resultados en los propios alumnos.
Yo recuerdo vívidamente tan sólo cuando aprendí a leer, después ya todo el resto era un fluir de conocimientos. A cuántos les jnteresa leer, aprender solos? Apenas partía el acceso a internet cuando yo estaba en 2do o 3ro del Nacional. Ahora escribo desde mi celular, como muchos alumnos de este país, pero, cuántos de ellos usan internet para llevar un aprendizaje más allá del nivel mediocre que exige nuestra educación? Un 5, un 10% es capaz de buscar lo que necesitan? Sin embargo las cifras respecto del acceso a internet sin duda son mucho mayores.
No depende de dónde estudies, ya no en la actualidad, depende de cuál es el interés real de los alumnos. Pero hay algo cierto, hasta los compañeros porros que tuve en el Nacional, sin duda les ha ido mejor que a los normales de otros colegios, pero ellos ya tenían al menos una buena base en la básica.
No critiquemos al Nacional, critiquemos a aquellos alumnos de otros colegios que aún no tienen ni el más mínimo interés real de aprender. Que justifican su pobreza intelectual en un sistema educacional decadente, pero que sin embargo saben muy bien usar facebook o jugar en red, en lugar de agrandar su conocimiento en la red.
Igualemos hacia arriba, no hacia abajo.
EL QUE DE VERDAD QUIERE, PUEDE Y PODRÁ SIEMPRE

CO

31 de diciembre

Encuentro toda la razon con el comentario de que eliminar seria nivelar hacia abajo, los emblematicos se deben manter al menos hasta que mejoren la calidad de la educacion publica, y eso no es de corto plazo, luego de eso que hagan lo que quieran, pero el hablan del concepto de lo justo nivelando hacia abajo y jodiendo a niños que se esfuerzan y comprometen much mas que la media de chile, yo considero mas justo el premio al esfuerzo, sobre todo si lo recursos no abundan, los profes del nacional don mejores por que ellos em busca de mayor dignidad laboral buscan alunmos que les importe aprender, hay colegios en que no respetan ni escuchana sus profes, ojala mejore la calidad para todos, pero mientras no se jodan a los mas ddestacados que quieren y tienen potencial de aprender, siento que la igualdad no se puede poner sobre lo justo, nivelando hacia abajo

Rodrigo Lara Fernández

31 de diciembre

Oscar, soy institutano también, bastante mayor que tú, egresé hace más de veinte años. Te felicito por lo que escribiste, en forma y contenido. Y te cuento que hace más de veinte años era tal como cuentas, lo mismo. Un abrazo y sigue con tus proyectos.
Rodrigo.

Paul Salvatierra

01 de enero

Institutano, hijo y nieto de Institutanos, curse la mitad en el edificio antiguo, el resto inaugurando, tienes mucha razón, pero para mi el Instituto fue segundo hogar, los profes e inspectores al fin de cuentas te hacían y veo, te hacen crítico y autocritico, mejores personas, siento un gran respaldo tras de mi.

Nelson

01 de enero

“Institutano, hijo y nieto de institutano”… creo que eso refuerza mi punto.

Paul Salvatierra

01 de enero

QUE NADIE OLVIDE QUE LOS PATRIOTAS FORJARON LA PATRIA CON LA EDUCACIÓN, que el Instituto fue cerrado con la Reconquista y nuevamente abierto con la Patria Nueva. FUE EL PRIMER FOCO DE LUZ DE LA NACIÓN. La historia única del instituto respalda una especial consideración.

Marcela Paz Faundez Carvacho

01 de enero

Seguiremos luchando por nuestros hijos esto es lo que forma el IN y soy parte y siempre defendere a estos nińos que forman lo mejor de lo mejor de nuestra socieddad, ciego nos volvemos los padres cuando se toman el colegio y nos asustan el que no lleguen al final con sus conocimientos pero estas palabras, esta vision hace que me sienta muy orgullosa me toca la fibra mas profunda de mi ser y me sienti comprometida con todo el IN. Muchas gracias Oscar Cornejo no tengo palabras para expresar lo que me hizo sentir tu relato, gracias hijo por mostrar y expresar toda la realidad que son ustedes nuestra esperanza, nuestra salida y nuestro gran tesoro.

Nelson

01 de enero

Seleccionar a los buenos para hacerlos mejores es una forma de segregación. Piensa en el aporte que puede llegar para su enorno, un buen alumno de un colegio promedio, que por el azar queda fuera del Instituto Nacional.
O llévalo a un extremo, que permita graficar el punto. Si todos los buenos alumnos fuesen erradicados de sus colegios de origen para ser educados en institutos de elite, qué pasaría con los alumnos que queden? Y con sus hijos en el futuro? Hay evidencia de la importancia de la cuna en el potencial de un niño. Una situación así terminaría en el largo plazo con un país dividido en dos: los que generación tras generación fueron seleccionados para ser mejores y los que quedan condenados a la mediocridad.
Es cierto que el azar puede parecer un mecanismo terrible, pero edte al menos garantiza un crecimiento armónico de la sociedad.
Sin duda este no es el único ni el más importante problema de nuestra educación, pero es uno de ellos y debe der abordado.
Y respecto a los colegios del cerro, te recuerdo que esos al menos no los pagamos todos los chilenos.

Rodrigo

02 de enero

bueno, convengamos que no TODOS los buenos alumnos quedan en el instituto nacional, solo quedan ALGUNOS, por ende, siguen habiendo buenos alumnos en otros colegios municipales o subvencionados, entonces dime tu, como les va? pueden desplegar todo su potencial?

Daniel

01 de enero

No logro entender por qué se preocupan tanto de Juan Manuel Zolezzi. El dice que no hubiese estudiado en el Nacional… ¡Qué bueno! Nos ahorró la vergüenza… Aunque si él hubiese postulado no habría quedado… entonces, ¿Por qué preocuparse de alguien que no vale tal pena? La tradición no se borra con el codo de la ignorancia… “A palabras necias, oídos sordos”.
A todo esto, buena columna, los que vivimos la vida del nacional sabemos que lo dicho por lenguas bífidas nacen de la envidia. Saludos

ANA MARIA CARO VEGA

01 de enero

COMO EX-APODERADA, DOY FE, DE LA VERACIDAD, DE LO QUE DICE ESTA CARTA, MÁS A ÚN, QUIERO AGREGAR, QUE MUY A PESAR DE LOS CAMBIOS, DE VIDA, DE GOBIERNOS, DE LEYES Y DEMÁSES, EL “INSTITUTO NACIONAL” HA MANTENIDO POR AÑOS, SU EXCELENCIA ACADÉMICA Y FORMACIÓN DE VERDADEROS HOMBRES DE HONOR, Y FORMACIÓN ÉTICA Y PROFESIONAL……. TENGO UNA MUY ESTRECHA RELACION CON ÉL, PUES LO CONOCÍ A TRAVÉS DE 2 DE MIS PRIMOS, (AMBOS PROFESIONALES), LUEGO A TRAVÉS DE UNO DE MIS AHIJADOS, (PROFESIONAL TAMBIÉN), Y FINALMENTE POR MI HIJO….. Y PUEDO DAR FE, DE LA INTEGRIDAD, CON QUE SE LES EDUCA, Y TODA LA INFORMACION QUE SE LES ENTREGA, Y QUE ES DE PRIMERA CALIDAD….. GRACIAS AL INSTITUTO, SÉ DE MUCHOS GRANDES HOMBRES, DE INTACHABLE COMPORTAMIENTO, Y DE UNA GRAN HONESTIDAD, PARTIENDO POR MI HIJO……
SIN OTRO PARTICULAR, LES SALUDA…
ANA MARIA CARO VEGA….

02 de enero

Que buena columna, a algunos de regiones siempre nos queda la impresión de que el nacional posee condiciones óptimas. No como las pauperrimas que señalas.
Es más, te diría que el mito es este.

Liceo politizado, con profesores que regalan nota y entrenan para la PSU, nada más. Y que esta lleno de dirigentes estudiantiles y del colegio de profesores, por eso se explica tanto compromiso con los paros.

Tus palabras derriban esos mitos, gracias de verdad (no estoy siendo irónico)

xime

05 de enero

mi hijo hace dos años que egreso del gran instituto nacional orgullo que a el y nosotros como padres nos acompañara por siempre y fuimos testigos del gran esfuerzo si por pasar una estresante seleccion ,pero esa alegria de saber que quedo por su esfuerzo y merito solo los que lo vivieron entenderany luego los 6 años mas el repetir el 3 por opcion luchando no solo por ellos sino por todos los alumnos que tambien son muy esforzados pero que el gobierno les niega una mejor calidad de educacion mi hijo obtuvo las mejores herramientas de conocimiento no solo para una buena PSU sino tambien para mantenerse y con exito en la universidad como muchos jovenes egresados que estan o ya han egresado de alguna prestigiosa universidad comparto totalmente la opinion en todo señor oscar cornejo y como muchos de los que saben valorar y agradecer al instituto nacional solo es nuestra humilde opinion de unos padres que vemos con preocupacion y angustia la falta de respeto que muchas autoridades y personajes de toda indole se dan de hablar de educacion que es una verguenza que pase por dinero mejor en vez de hablar trabajasen para mejorar algo que sea y no malgastar tiempo y saliva en tonteras

Jose Via Dorado

05 de enero

Sin ninguna duda es un privilegio formar parte de I.N. Una pena que solo sea 1. Por lo mismo la seleccion por merito parece una buena forma de integrar a quien lo merece. Pero por lo mismo me parece terriblemente injusto. No puedo hablar sino desde mi experiencia personal, y me pregunto. Sera justo que un alumno terminando el 4to medio se entere por casualidad de los contenidos de una prueba “especifica de matematicas” para constatar que su liceo solo habia pasado la mitad. El esfuerzo personal y el desafio de aquellos que obtuvimos buenos puntajes viniendo de provincia y de liceos fiscales obviamente no se compara con los del I.N. Ser institutano es un privilegio sin duda, pero se debe tener claro el contexto de aquellos que no lo fueron, tienen su mismo origen, y hoy son sus compañeros en Universidad que eligieron para estudiar……. Pasado un largo tiempo, me siento orgulloso del esfuerzo personal de mis compañeros del generacion en el Liceo Industrial de Antofagasta… Entre otros Ariel Ortiz, Jose Cañas Varela, Aurora Williams (actual ministra), Pedro Miric Parra y muchos mas….. Queremos un I.N. en cada cuidad importante de Chile, la anecdota de los precarios medios no es lo fundamental, lo que importa es el espiritu institutano que no debe perder perspectiva.

Alfredo

06 de enero

Comparto mucho de lo expresado en este artículo. Sólo quisiera aportar “pasas para la memoria”: Pinochet, guiado por los Chicago Boys, municipalizó la educación básica con el deliberado fin de bajarle la calidad y favorecer el negocio de la educación privada.
Como el Instituto Nacional y un puñado de colegios públicos han logrado, contra viento y marea, sobrevivir a la municipalización y la falta de recursos, ahora son el blanco de una permanente campaña destructiva de la derecha, su prensa uniformada y de tontos útiles como Solezzi.
Pretender resolver los problemas de la educación básica crucificando al Instituto Nacional es absurdo e inconducente. Hay que desmunicipalizar la educación básica y proveerla de recursos para mejorar su calidad y “nivelarla hacia arriba”, haciéndola competitiva con la educación privada. Bueno, eso es justamente lo que la derecha y los que ven la educación como negocio tratan de impedir a toda costa.
No olvidemos que en la antigua República de Chile tuvimos la mejor educación pública de latinoamérica, una educación gratuita y de excelencia que formó a la mayoría de nuestros líderes, científicos, técnicos y artistas, y la que nos dio dos premios Nóbel.

Ignacio

10 de febrero

Primero , no sabes como funciona el metodo montessori , ya que si leyeras un poco como funcionan en otros lugares del mundo , te darias cuenta que de verdad es un excelente metodo .Segundo, tu mismo hablas de que tienes que pertenecer a una institucion para comprender como funciona realmente . La verdad es que tienes razon , porque no tienes idea de como es el sistema de seleccion en los colegios privados , ya que la seleccion racial de la que hablas no es como tu dices.
No critico la defensa al colegio al cual perteneciste o perteneces , yo haria lo mismo . Pero hablar de racismo en los colegios privados estas equivocado .Ademas hablas de un suspuesto mal funconamiento de los colegios montessori , es cierto que funcionan mal en Chile , sin desmerecerlos obviamente, mas en otros paises del mundo el sistema montessori funciona de manera eficaz .
En fin , a pesar de que vengas del instituto nacional , te falta cultura Oscar.

28 de febrero

Estimado, conozco el método montessori, y mi critica no es contra el método, que de hecho me parece una de las formas más ideales de Educación. Si lee bien notará que yo digo que es imposible un método así sobre la base del hacinamiento, la precariedad y las otras condiciones que son comunes a la ed. Pública en chile. Y que, en el caso del nacional, el método de enseñanza poco pedagógico y merecedor de mil criticas se justifica en la medida en que permite resultados positivos con los pocos recursos disponibles. Respecto al racismo de la Educacion privada, se sustenta en un racismo de fondo en los grupos socio económicos del país y que se arrastra por siglos desde la misma división de españoles y mapuches, el punto en que es perfectamente posible deducir que los rasgos indígenas predominan a en los sectores más pobres y los europeos en los sectores más ricos. Tal segregación racial es evidente a simple vista en la Educacion. Aunque no haya una selección racista, es el precio de la misma la que conlleva ese racismo.

maria graciela

26 de febrero

Que lastima tanto que atacan al instituto nacional , catalogándolo de privilegiados, de elite, de comentarios como: “en la universidad no esta el apoderado” etc, se siente tanta rabia, celos y frustración en esas palabras, o que digan que no incluyen mujeres que el instituto discrimina por eso.. No hay sentido común, los disparos debieran ir directamente al sistema educacional no a un establecimiento en particular , creo que los alumnos que llegan a este instituto , solo lo hacen porque es “la opción” que tienen , el resto pude pagar cifras que no vale la pena mencionar, y debiéramos acoger a estos alumnos y no despreciarlos por esforzarce, muy promedio 7 pueden ser, pero vienen de diferentes colegios , subvencionados , municipales , etc.. pero el instituto es una ventana de conocimiento extra para aquellos que en verdad quieren aprender , hoy puede llegar un alumno de estos resentidos y cuanto durará ? si hay alumnos en colegios particulares que no les interesa estudiar ..pero acá siempre hay que chaquetear lo bueno.. los alumnos del instituto nacional tachados de soberbios etc, y la realidad es otra completamente .. todavía no leo ni un solo comentario en este u otro lado de un institutano al aclarar , defender, o solo debatir con insultos, malas palabras, humillando o algo parecido y eso habla por si solo lo que son … siempre los insultan a ellos pero siempre , siempre salen airosos en sus comentarios y sin necesidad de ser groseros con alguien …mi humilde opinión ..

Pedro

04 de junio

¿Porque crees que la selección académica es mas justa que la selección racial y religiosa? o sea, yo vengo de un colegio con nombre de tanque ruso y considero que ser excluido por no ser “inteligente” es igual de doloroso que se te excluya por ser indígena o ateo. ¿Crees que entraste al instituto nacional porque te esforzaste? y los niños que fueron rechazados por tu colegio ¿crees que no se esforzaron?
A veces pienso qué clase de personas están formando en estos liceos tradicionales.

05 de junio

¿Que clase de personas estan formando esos liceos tradicionales? A ninguna. No estan formando a ninguna.

Porque la formacion de esas personas no se da en el liceo. Es de la casa. En sus casas, esos niños tienen padres que se preocupan por ellos, que los apoyan y los alientan. No son “niños inteligentes”, sino que son niños constantes, esforzados, dedicados y responsables. Lo que hacen esos colegios tradicionales es apoyarlos academicamente. No los “crian”, sino que fomentan una enseñanza que ya venía desde la casa.

¿Y los que no quedaron no se esforzaron? Muchos si (otros no), pero el hecho es que, sin importar lo que digas, los liceos tradicionales no pueden ingresar a todos. Esa es la realidad.

¿La selección académica es mas justa que la selección racial y religiosa? Claro que sí. Porque se basa en un criterio objetivo: las constantes buenas notas, sin anotaciones negativas… Nada que no sea algo que cualquier niño, CUALQUIERA, podria tener. Ninguno de los requisitos que pide el IN o cualquier liceo de excelencia son inalcanzables para cualquier niño. La seleccion racial es algo que un niño no puede controlar. Uno nace con un color de piel, o nace en un pais… eso es algo que pasa, que no depende del niño. Por ende, es discriminatorio. Y la seleccion religiosa apunta a algo personal: lo que tu creas es asunto tuyo, y mientras no interfiera con las creencias de otros puedes hacer lo que quieras.

¿Que duele no ingresar al IN? Sí, puede dolerles mucho a los niños que han sido rechazados. Pero asi es la vida. Que pena mas grande, pero no por querer algo lo tienes que tener. Y eso no determina nada. No ingresar al IN no determina nada en la vida de nadie. Como ingresar al IN no determina nada en la vida de nadie. Todo depende de la persona.

Y eso es lo que no estas viendo. Para ti es injusta la seleccion academica porque cualquiera que quiera ingresar al IN deberia poder hacerlo. No. Lo injusto es que niñitos que consideran un gran esfuerzo el solo ir al colegio, exijan ingresar al IN. ¿Para que? Porque creen que asi entraran en la universidad, y asi podran ser abogados y tener un auto. Esa es la aspiracion que tienen los que alegan contra la seleccion academica del IN y de los liceos de excelencia. Quieren ingresar porque creen que merecen todas esas cosas y creen que el IN se las va a dar. ¿Y donde esta la autocritica de que la razon por la cual gran parte de los colegios municipales y muchos particulares subvencionados cada vez son peores es por culpa de esos mismos niñitos y sus padres, que los han convertido en un desastre? Eso sí que es injusto, y lo que yo me pregunto es qué clase de personas estan formandose en las casas de Chile, en que solo exigen a los demas, nada se les puede exigir a ellos, con cero tolerancia a la frustracion.

Yo me pregunto: ¿por que destrozar al IN y convertirlo en lo que esos niños y esos padres convirtieron a los colegios municipales?

14 de junio

La cosa es clara…….no todos los colegios queremos ser el Nacional porque no es un referente para nadie sino que para ellos mismos. Estudié allí y conocí su realidad. Seguir un modelo estructurado alemán es lo que se vive ahí. Yo no quiero un colegio como el Nacional que segrega sin querer a un montón de esperanzadas mentes que desean entrar como si fuera la panacea.
Ahora, veo al Instituto marchando en contra de la reforma indecente que nos quieren dar a conocer. He conocido sus actuales profesores, gente normal, común y corriente pero con muchas ganas e ímpetu en el marchar (siempre veo pocos, pero buenos).
El problema es la sobrevaloración de este plantel y de los viejos estandartes que pregonan cuantos presidentes de “shile” han tenido…..los cabros ya no compran eso, no les interesa. 200 y más años ya no sirven de nada. El Nacional es tan sufrido como cualquier escuela pública….que es bueno? La voluntad de estudiantes y Profesores porque no muera.

Nicolas

30 de diciembre

¿Filosofía Mapuche?.. ¿que es eso?
¿los mapuches escribían o son post-conquista?

Francisco

30 de diciembre

Estudié en un colegio municipal que en aquella época se llamaba D582, después tuve la suerte de pasar por el IN y luego por la Universidad de Chile. Hasta el día de hoy me siento agradecido por la educación pública recibida y de los valores que en ella aprendí y que están muy lejos de la arrogancia, el individualismo, la soberbia y la falta de respeto por quienes creemos que son diferentes.

Me causa un poco de molestia quienes marcan a estos colegios como de élite segregadora siendo que hacen el trabajo de reducir un poco la desigualdad social causada por aquellos que viven continuamente de privilegios.

saludos,

Francisco

Felipe

30 de diciembre

La diferencia es que en el Nacional dan una tarea y llegan 40 como mínimo con la tarea, mietras que en municipal zz999 llegan 5 con la tarea.
La única diferencia la hace el compromiso con el estudio.
Saludos
Puntaje nacional de 791 en PAA siendo humanista.

Lavor omnia vincint.

Fabian Schiaffino

30 de diciembre

Cuec, se critica a la “élite” sin entender que lo único que hace el IN es elitizar el intelecto. Hay que leer un poco mas…

https://hbr.org/2015/08/entrepreneurs-economic-growth-and-the-enlightenment

512

30 de diciembre

Totalmente de acuerdo, estudie en el Manuel Barros Borgoño y si no fuera por la mística, el trabajo extra y la terca determinación de no dejarnos vencer ante la adversidad inculcada por nuestros profesores y tan bien aprendida por nosotros sus pupilos… Otro sería nuestro destino.
Es verdad sus calles, mundiales de rugby, yates y millas Lab Pas quedan muy lejos de nuestros pasajes, pichangas de barrio y paseos en micro; pero nuestra alegría es aún más inmensa, pues el pan sudado y bien trabajado sabe mejor (que saben ellos de la satisfacción del esfuerzo?).
No tenemos nada que temer, pues no tenemos nada que perder… Y si algo perdemos ,no nos importa, lo recuperaremos porque somos fruto de nuestro esfuerzo; no del Pituto ni del amigismo. Todo lo hemos logrado a pulso, nada nos lo han regalado. NUESTRAS MANOS MUNCA HAN TOMADO ALGO QUE NO LES PERTENEZCAN. Ellos viven con temor a que cambie el status quo, pues todo lo han recibido, nada lo ha ganado… No sabrían como forjarse una vida.
Es cierto los colegios “tradicionales” son el síntoma de una enfermedad, pero al menos este Síntoma nos hizo más fuertes y nos preparo para resistir este mundo duro e injusto; donde los gerentes son rubios, hablan con la papa en la boca, tienen apellido extranjero y van a los mismos colegios, que por cierto les resulta muy cómodo llegar dado que viven todos juntitos en el mismo cerro … La misma realidad se hace 40 años de “las casitas del barrio alto” de Víctor Jara o como mucho antes

José Manuel

30 de diciembre

En el Instituto Nacional se estudia con disciplina y con metas reales. Una nota 4 del IN equivale a un 6 en otro colegio. Los padres permisivos son los culpables de las malas notas en otros colegios. El estudiante del IN debe “manejarse solito” cuando falla en sus estudios, pero el IN le da las armas para salir del problema.Mi hijo estudió en el IN y hoy es un profesional excelente y de un pensamiento humanista.Yo era un Obrero-Empleado de muy bajo nivel salarial, pero eso no fue un obstáculo en el IN.

Joaquín Pulgar

30 de diciembre

excelente columna, describe totalmente lo que es vivir como alumno del instituto. identificado con lo que dices. pero esto : “obtuvo doble puntaje nacional en Cs. sociales y Lenguaje (2013)”

era innecesario

solopol

31 de diciembre

El IN funciona bajo la logica de que recoge a los mejores para salvarlos de los malos alumnos, la cual es una logica equivocada. Lo que debiera hacerse es llevar a los alumnos que reiterada y probadamente no dejan a estudiar al resto a colegios especiales, con profesores especiales. No debiera haber colegios para los mejores sino colegios para los peores. Si en un curso de 30 alumnos hay 2 alumnos que son matones, hay que llevar esos 2 alumnos a un colegio especial, en vez de llevar los 2 alumnos con mejores notas a un colegio de excelencia dejando a 26 a merced de los 2 matones. Ha habido alumnos con malas notas que han sido genios, y tambien hay grandes personas que fueron malos alumnos. Las logicas equivocadas y los prejuicios hacen perder tiempo, recursos e ilusiones a las personas.

verónica

31 de diciembre

Soy mamá de un alumno del Nacional, li que siempre me provoca. …esos chicos es Admiración a su trabajo extra en los estudios y en la ayuda que generan entre ellos.
ADMIRACION

Claudio

01 de enero

Muchas gracias por tu publicación, veo que has recibido muchas críticas, pero no veo ningún “no es así”, “eso no sucede” o similares. Ósea la crítica va por qué te atreviste a colocar en la mesa una realidad que mucho prefieren callar para poder “estudie en el instituto Nacional”. Sobre la alcaldesa es como todos los políticos, usan estos cargos para “subir” en sus aspiraciones personales, total… No es su realidad tener que pagar las fotocopias, las aulas son del siglo antepasado (se ve en la TV muy seguido), tampoco promueve la igualdad, es obsoleto eso de colegio de hombres ¿y las mujeres?.
Te felicito, ojalá sirva para algo más allá de que te critiquen.
Saludos
Claudio

Mirta

06 de enero

Muchas gracias por tu relato. Significa que aún en condiciones difíciles, los alumnos pueden no solo aprender, sino ser críticos también. En buena hora!

Carla

11 de enero

Siempre se habla de igualdad de oportunidades y elite cuando el tema son los establecimientos emblemáticos, pero tienen derecho a sentirse orgullosos de lo que han tenido y logrado. Soy profesora de colegio rural municipal y lamentablemente vivo una situación totalmente opuesta, respuestas “como no hice el trabajo, póngame un uno “, o pruebas en blanco son cosas del día a día. Antiguamente los alumnos recorrían a pie caminos polvorosos para llegar al colegio, hoy hay furgones escolares que los traen directo al colegio, hay desayuno, almuerzo y tercera ración (que a veces hay que botar por que los alumnos no comen algunas cosas ). Biblioteca CRA que está prácticamente abandonada, se compran todos los útiles incluyendo el uniforme y buzo, se regalan computadores en séptimo. Y aún así no entregan sus trabajos. Así un sinnúmero de cosas que les podría contar. Si existe la desigualdad pero la que generan las personas, al no estudiar, al no querer esforzarse. Al creer que se merecen todo y no hacer nada para lograrlo. Por qué hay alumnos que trabajan como temporeros sólo para comprarse el último celular y cuyo tema más relevante es si gano el colo o la Chile, donde leer un libro es un cacho, donde lo más importante es ver el video de la última chiquilla que aparece en farándula, en vez que sea la última publicación de Maturana, donde ver teleseries turcas es el deporte del hogar, ver vídeos de violencia en internet y un largo etcétera . Sigan sintiéndose orgullosos de lo merecen.

Elizabeth Aliste

02 de marzo

Oscar, estoy absolutamente de acuerdo contigo en absolutamente todo lo planteado. Mi hijo es estudiante del IN, y estoy muy orgullosa. Lamento mucho que las autoridades no destinen mas recursos a este tipo de establecimiento y no le den la importancia que tienen. Miriam Cerda estoy de acuerdo contigo.

Maria veronica

17 de mayo

Leí todos los comentarios y ninguno aclaro mis dudas. Quisiera saber como es el IN como colegio . tengo un hijo que me gustaría que estudiara ahí. El estudia en una escuela hasta 8 basico y Siempre me ha llamado la atención el instituto nacional, me gustaría que mi hijo conociera todo tipo de personas “pobres piojosos” como ustedes le suelen llamar. y también a los hijos de asalariados arribistas que se compran una casa a 30 años y un autito mediocre a 60 cuotas.que, en este minuto tienen a su hijo estudiando en un colegio privado o subvencionado y pagan la inscripción matricula y arancel con cheque a fecha. Y para cubrirlos piden un crédito… Si así vive el 90 % de chile.. Yo en cambio me considero pobre vivimos en santa Isabel, mi hijo estudia en una escuelita cerca de donde vivimos el utilitario pasa por EL A las 7:45 para que este en la escuela a las ocho. Mi familia me dijo pusiste al niño en una escuela de gente fea. Niños feos y hasta los educadores son feos. Cambialos de ahí. Lo fome que ahí hay solo asta octavo por eso tengo la idea loca de llevarlo al IN. También nos queda cerca de donde vivimos ya que vivo cerca. Sera muy loca mi idea. Mi intención no es que saque puntaje nacional y valla a una universidad sino que sea un buen ser humano. En todo sentido. Porque no es necesario un titulo para tener éxito… Me da miedo porq el es súper pollo pocas veces osea 3 veces se ha subido a una micro. No quiero que lo pase mal y se convierta en un weon arrogante y recenti

Fernando

10 de agosto

Tengo 53 años y hace mucho que salí del Instituto. La columna dice la verdad y así fue nuestras vidas. Pero estudiamos mucho y eso es un privilegio. Hoy da pena ver cómo un pequeño grupo destruye el colegio con paros y tomas. No se dan cuenta que la mejor forma de cambiar todo es que sus alumnos estudien y sean grandes hombres el día de mañana. Tirar una piedra lo hace cualquiera, sacar un buen puntaje y entrar a la universidad lo hacen pocos y los institutanos lo pueden hacer

Carolina Gonzalez

29 de diciembre

Al leer estos recuerdos del IN me enorgullece y lo quiero y el que vive estas realidades debe sentirse privilegiado de pertenecer a esta comunidad institutana, yo fui polola y ahora esposa y madre de Institutano , escuchar a mi hijo decir mamá el IN es mucho mejor que el otro a nosotros nos enseñan y repasamos mucho hasta entender la materia ahí sentí que mi hijo pasó su periodo de adaptación y se siente institutano .

Daniela Henriquez

30 de diciembre

También fui privilegiada por el Instituto Nacional , con sus talleres gratuitos donde fomentaban el compartir con alumnos de excelencia , talleres de Francés donde jamás pague un peso con teconologiany un excelente profesor Juan Vilches,, taller de teatro, taller de debate dónde íbamos a competencia si bien iba en el Liceo 7 de niñas conocí en el Instituto Nacional a niñas que son hasta el día de hoy mis amigas que iban en el liceo “contrario” el L1, pero jamás fue así en clases , es más la profesora de Francés de ahí me invito a actividades. Son docentes y paradocentes con vocación. Llegue un día donde un profesor mítico del Nacional a decirle me rindo con matemáticas me va ir pésimo en la PSU y que hizo él , me regalo guías y me ofreció inscribirme en un ensayo. Si privilegiados de conocer a docentes apasionados que nos motivaban a ser los primeros profesionales de la familia eso es lo que da los Liceos emblemáticos acortan la brecha !

Icho

30 de diciembre

Uff.. Que lo defienden, que lo critican… Todos mal, sea el colegio que sea si un alumno quiere aprender y un profesor quiere enseñar, da lo mismo hacerlo en un cajón de manzanas que en una mesa de roble, y perdón pero estoy de acuerdo en que es un preu de 4 años, no los preparan para la u, solo para dar la prueba, yo vi en mi colegio que era particular subvencionado todo eso que dicen se no se ve en otros lados.
Finalmente el problema del instituto es que todos los alumnos tienen una red de contención gigante, pero en la u eso no es así, y se desmoronan.
Me toco un compañero que entro a pedagogía en la umce que era del nacional y el primer año se echo lengua materna wn!
O sea… Y después de eso no lo vimos mas y nos enteramos que se deprimió por eso y se salio de la carrera…. Con eso les digo todo

José Luis

30 de diciembre

Si, el instituto es un privilegio y soy institutano.
El problema no es el Instituto Nacional. El problema es del resto de los colegios y liceos municipales que no entregan una educación de calidad.
¿Quieren atacar el IN? ¿Quieren que desaparezca ese vergonzoso proceso de selección?… fácil: que existan muchos institutos nacionales en el país para que nadie quiera postular…. institutos nacionales en cada municipalidad evitaría largos traslados de niños y jóvenes por Santiago. Acabemos con el IN aumentando la competencia.
¿Por qué en vez de atacar al IN, con un sistema que funciona no lo replicamos? ¿Y si lo mejoramos en vez de eliminarlo?
Es patético que se centre la discusión en atacar lo que funciona y no en lo que no funciona.
¿Es tan poca le gente que se da cuenta que este discurso es mucho mas barato que invertir en el resto de los colegios que es donde está el problema? ¿Si eliminamos el proceso de selección en el IN mejora la calidad de la educación en Chile? ¿Si cuestionamos al IN se acaban los problemas?
Orientemos el foco de la discusión.

Pablo

30 de diciembre

Cuando uno es consciente del lugar en que se encuentra, cuando se observa el ambiente en el cual uno se desenvuelve solo entonces se puede hablar.

El IN debiese ser una replica de colegio en todos los centros de estudio, no solo municipales sino privados también…

El punto es que no todos los alumnos están por el sacrificio y el esfuerzo al nivel que se vive en el IN, y no todos los profesores tienen ni el interés, ni la fuerza para impartir clases allí.

Rodrigo

31 de diciembre

Distinguidos institutanos el mayor problema nace en los colegios formadores en donde la nota 7 de regala con facilidad más que ganarla por mérito esa nota constante te lleva a ser un postulante candidato a postular al mejor colegio .colegio que te recibe sin antes calificarte. Ya tienes el segundo colador la prueba de conocimientos que corta a los menos instruidos y luego sigue el pituto (hijos,amigos,exalumnos,parientes) que tienen prioridad a la hora de determinar algún cupo . Después viene la realidad ya que te conviertes en nadie ni tu profesor jefe te conoce a no ser que seas brillante o ya seas famoso previamente al entrar por las cuñas sociales sino sólo eres un número entre letras .además visten todos iguales como niños de internado y sólo destacan por ser los mejores que llegaron por ser los más inteligentes de otros colegios y que deben ganarse el respeto de sus pares desde séptimo en donde deben luchar contra el desenfreno sexual ya que muchos vienen de colegios mixtos y llegan literalmente a un claustro machista .donde deben forjar carácter para no ser objeto de bulling o de abusos sexuales en los baños .Es realmente la vida misma dentro de un colegio que alberga todo tipo de etnias costumbres pero que hacen de niños trankilos a revolucionarios pensantes cohecionados por la carencia de afecto. Ser institutano es un privilegio de decir soporte y salí adelante .aguante y logre triunfar sólo siendo un buen alumno orgulloso de portar la insignia que le enhorgullese

Nata Male

05 de enero

Así y todo
Seguimos siendo el primer foco de la Luz de la nación
Tuve compañeros de toda clase, algunos caminaban kilómetros para llegar a la micro que los traía desde Quilicura al colegio, ese encontró a su amada años después a raíz de esas caminatas

Otros eramos hijos de profesionales, talvez tuvimos más suerte

Pero eramos iguales o eso queríamos

Hasta el día de hoy nos juntamos, igual que nuestros compañeros más viejos. Con el mismo espíritu, somos institutanos .

Y eso marca

Somos previlegiados y de eso no cabe duda.

MM 1977 4*L

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Mientras los españoles se reían de ella, dijo: "La afrenta que se recibe por la patria en vez de humillar engrandece"
+VER MÁS
#Cultura

María Olivares y Venancio Coñuepan: Libertadores populares olvidados

Llama la atención que señale la tolerancia, la diversidad y la inclusión como valores necesarios para una sociedad, y al mismo tiempo, acuse que grupos minoritarios deseen imponerse a los deseos de la ma ...
+VER MÁS
#Política

El Pastor Eduardo Durán: claves para ser ovacionado

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras pala ...
+VER MÁS
#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

Popular

En otra sesión de interrogatorio las preguntas iban precedidas de martillazos sobre las uñas de los dedos de ambas manos, uno a uno, hasta que quedaban completamente inflamados y por lo tanto insensibles, ...
+VER MÁS
#Sociedad

Informe Valech: Voces de la memoria

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria

Y en cierto sentido eso podría hinchar el pecho de Bachelet de satisfacción por el deber cumplido; sin embargo, el grave error es no haber explicado en qué consistían medidas como la despenalización de ...
+VER MÁS
#Política

Rabia evangélica: otro triunfo de la derecha