#Economía

Un mall en La Reina: lo “natural” que nos venden

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Con ese calorcito propio del mes de febrero en Santiago, camino rápido desde el andén hacia la salida oriente del metro plaza Egaña. A medida que subo por la escalera mecánica comienzo a vislumbrar una gigantografía, una sonrisa inmensa de una mujer donde se lee: “Es natural que disfrutes de la Vida”.

Salgo a la calle, enfilo hacia Avenida Larraín y trató de entender qué persigue toda esa publicidad que muestra una realidad artificial, correctamente instalada en paneles alineados en altura, convirtiéndose en el cerco del hoyo más grande que se ha hecho en La Reina. No puedo evitar pensar en todos los recursos que se mueven para construir los 3000 estacionamientos que permitirán acceder, dicen, en forma expedita, a uno de los mayores Mall del país, situación que el retail insiste en hacernos creer será “nuestra felicidad”.

Asumo que el retail es demasiado poderoso y no dará marcha atrás. La localización es precisa. Con acceso a la circunvalación A. Vespucio, el metro Plaza Egaña tendrá en un futuro una estación intermodal. Por ello se proyecta en 600.000 los potenciales clientes del mall. Está claro, es una inversión rentable. Por lo tanto, el trabajo de ingeniería no encuentra nada mejor que hacer otro “gran hoyo” (excavación profunda, dice la señalética), para poder acceder al “hoyo principal” por donde ingresarán los consumidores, felices en sus automóviles, hasta el ascensor que lo lleve a la “plaza comercial”, al patio de comida y al piso 13, donde lo atenderá un médico (previo pago del bono, si la comida rápida le hubiese causado dolor de estómago) Genial. Todo en un sólo lugar. ¿Será eso el mall sustentable? (Lo que también se publicita en otra gigantografía).

A medida que avanzo por Larraín me siento un maratonista en posta, me vuelvo a encontrar con los miles de obstáculos que recorrí en la mañana desde mi casa al metro. La excavación del “hoyo 2” implicó hacer uso de 1/3 de la calle Larraín. Lo suficiente para provocar el desvío del tránsito, con una cantidad de señaléticas que marea a cualquiera y que no resuelve un normal desplazamiento. En la misma cuadra existen ahora, tres pasos de cebra y un cruce semaforizado.

“Es natural” encontrarse con camiones entrando y saliendo hacia ambas veredas, entre medio de autos y locomoción pública, mientras que por la vereda norte luchan por pasar el ciclista y el peatón, pues la ciclovía (que por cierto, tiene problemas de diseño), finaliza en el metro, yendo paralela a la calzada peatonal, por no decir que coinciden ambas, en una vereda bastante accidentada. Se complica el acceso al comercio de la vereda sur, que queda cortado. (Ya no podré usar esa vereda cómo alternativa para llegar al metro). Para más remate también paran los buses zonales y si coincides cuando bajan los pasajeros, te sentirás atrapado en un choclón de gente. Agrégale a eso, el flujo de trabajadores del mall, que ocupan la calle como una extensión de la faena. Se preocupan de barrerla, de mojarla, o se convierten en “semáforos móviles” para darte o no el paso cuando vienen los camiones.

Me gustan los espacios públicos diversos, pero amables y a escala humana. Lamentablemente, intuyo que el panorama no será mejor cuando el Mall Plaza Egaña esté en pleno funcionamiento.

Finalmente, antes de llegar a mi casa, pienso que nadie nunca me preguntó, si quería un mall en mi Barrio. Y tampoco a mis vecinos. Parece que la opinión ciudadana importa poco en La Reina.

Hace un par de meses atrás, por la misma salida de metro, veía la Cordillera y me sentía en casa, “naturalmente disfrutando la vida”. El retail lo entiende distinto.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de febrero

Excelente artículo, gracias por compartir tu vivencia. Que dificil es tener un desarrollo equilibrado, sin participación de la ciudadanía o sin mayor democracia local, se ve muy dificil “avanzar”.
Muchos saludos,

Matías Knust

10 de febrero

Gracias Matias. Comparto contigo que avanzar es “difícil”, pero no imposible.
Creo que si se puede construir democracia local en la medida que la gente quiera participar y el gobierno municipal abra los canales de participación, pero no sólo para opinar, sino para ser parte de las decisiones, sobretodo de aquello que impacta tu vida cotidiana. A mi parecer, los proyectos llamados de “desarrollo urbano” deben tener una dimensión social integradora.

08 de febrero

Esas pseudo plazas de seco cemento, de distracción, esparcimiento, colores y alegría, hoy son puntos de reclamos de servicios, cambios de garantías, pagos de deudas, centros de enfermos, los remedios y el contagio, puntos de delincuencia, abusos comerciales, atochamiento peatonal, atochamiento vehicular, colas, topones , agarrones, cuenta y otra cuenta, cual concepto de plaza con tanta gente estresada y de mal humor.

10 de febrero

El concepto de plaza está en los espacios públicos que sirven para el encuentro y disfrute, no para el stress.

08 de febrero

Excelente relato de lo que estamos viviendo Adriana, y agrego que ni en mis peores pesadillas imaginé que “crecer” era el antónimo de “desarrollo”. Siempre supe que vivía en un país sub-desarrollado o “en vías de desarrollo”. Entendía que el progreso traería bienestar al país y hoy me doy cuenta que el “progreso” que nos imponen nos impide vivir como elegimos, en la Comuna Parque ¡Qué paradoja! Invasión de los Bárbaros, LA REINA en peligro de extinción!!!!!

10 de febrero

Hoy es el mall plaza Egaña, en Larraín, pero no olvidemos el centro comercial “Espacio Urbano” en Príncipe de Gales, dónde antes estaba la famosa discotheque Las Brujas, ese es una oda al mal gusto. cabe preguntarse La Reina ¿Comuna Parque ó Comuna Cemento?

08 de febrero

Cuenta el chiste que los gallegos, a fin de cuentas, no son tan estúpidos, ellos fueron los inventores de los limpiaparabrisas. Después vinieron los alemanes y los perfeccionaron, poniéndoleos en el lado externo de los parabrisas.
Con los mall pasa lo inverso… fueron un invento gringo (imagino), pero ellos los pusieron fuera de las ciudades. Luego vinieron los Chicago boys y creyeron perfeccionar la técnica instalándolos en medio de las ciudades… Insólito!!
La semana pasada visité Antofagasta y cual no fue mi sorpresa al encontrarme con un mell en plena costanera, tapando la vista al mar de muchos habitantes instalados con mucha anterioridad. Como si la gente que visita malls estuviese preocupada de disfrutar el paisaje…
Somos un país increible, cero estética, cero planificación urbana, cero nada, todo lo rige el mercado (que finalmente son 5 familias poderosas). La opinión de la mayoría vale nada. Dejo de escribir porque me están dando náuseas…

10 de febrero

Cierto, lo conozco, situación similar a la de San Antonio. La verdad que cuando recorres el país, en todas las capitales te encuentras con un mall muy similar en su diseño a los de Santiago y generalmente ubicados en zonas céntricas, sin considerar una integración armónica con su medio, parecen “implantados”

blogpdu@gmail.com

09 de febrero

Bien Adriana, gran artículo, invito a los lectores a que lo lean y reflexiones sobre el
Hay que construir ciudadanía critica, romper paradigmas ulgtraliberales y poner por sobre el mercado al ser humano

09 de febrero

Agregaría una frase de Jordi Borja (urbanista español) que es mas clara que el agua:
El espacio público democrático es un espacio expresivo, significante, polivalente, accesibley evolutivo. Es allí donde la sociedad se escenifica, se representa a sí misma,es la colectividad en la que se convive, muestra su diversidad, sus contradicciones y expresa sus demandas y conflictos. Sin espacio público no hay D E M O C R A C I A la ciudad se disuelve, hay segregación, codicia, egoísmo y exclusión. Actualmente, el espacio público está en crisis fruto de las pautas urbanizadoras, extensivas, difusas, excluyentes y privatizadoras.

14 de febrero

La triste verdad es que las modificaciones al plan regulador comunal de la reina habilitaron la expansión del mall inicial, a proporciones monstruosas para nuestra comuna, asunto que la organización funcional “coordinadora vecinal la reina” denunció reiteradamente. Ahora sufrimos las consecuencias, parece ser que algunos empresarios se plantean ¿para qué ganar 100 si se pueden ganar 100.000?. Este pensamiento está vinculado al “progreso” como un ideal. Este progreso conlleva un consumo creciente, por supuesto basado en deudas, para lo cual se trata de instalar en la cabeza de las personas que todo hay que cambiarlo…..”Modernice su casa, modernice su terraza, cambie su antiguo vehículo, cambie todos los artefactos de su hogar…. ESTED LO VALE… compre, compre, compre, ya verá después cómo paga”…., y vamos perdiendo nuestra antigua tranquilidad, nuestras bellas plazas arboladas, nuestro sentido de barrio, de cercanía, de colaboración… y nos encerramos en nuestras casas cada vez con más miedo a que nos roben….. Cuando estemos empantanados en este supuesto “progreso”, quizás surjan alternativas y el pensamiento de los ciudadanos de a pie logre hacerse oír.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje