#Economía

¿Sernac o no sernac? Esa es la pregunta

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Seminario del Club Monetario a principios de la campaña presidencial. Obama acababa de anunciar una agencia de supervisión del crédito. Por ende – obamistas que somos – presentamos la propuesta de un “Sernac financiero”. Sonaba tan bien como cuña… y, más encima, tenía el sello Obama. A la salida del seminario muchos me comentaron que encontraban muy “radical” la idea del “Sernac financiero”, muy regulatoria… muy socialista, me decían, pegándome unos puños cómplices en el brazo.

Algunas semanas más tarde, el candidato Piñera lanzaba con bombos y platillos el “Sernac financiero” como propuesta y… aquí esta lo interesante, nosotros retrocedíamos hacia un concepto aparentemente más conservador: el “Sernac 2.0”.

¿Qué pasó entre medio?

Es bastante obvio que el concepto le servía más a la campaña de la derecha. El candidato Piñera quería por todos los medios superar el Caso Banco de Talca y mostrarse como un político dispuesto a defender a los ciudadanos frente a los bancos. Solución: “el Sernac financiero”.

A nosotros se nos acercó la gente que sabe del tema y nos mostró nuestra equivocación. Pernos que somos, nos pareció responsable ser claros en que no estábamos proponiendo una agencia nueva sino un fortalecimiento y mayor independencia del Sernac actual. Para ser sinceros, nos gustaba la cuña “Sernac financiero”, sonaba bien, tenía “power”; pero nos parecía que daba una señal equivoca y técnicamente errada.

Ahora el gobierno retrocede hacia el concepto Sernac 2.0 (yo diría Sernac 1.5, pero para qué vamos a pelear).

Cuento esta anécdota por la moraleja. Lo que “suena bien” en una campaña, no es siempre lo que se debe hacer. Hay un límite muy gris entre comunicar efectivamente y derechamente engañar, por lo que es importante que nos preocupemos de que haya una relación más sincera entre “cuñas” y “propuestas”. Felicito al Ministro Fontaine por haber re-encauzado este debate.

¿De que se trata el problema del Sernac?

El gobierno está interesado en defender a los consumidores que, sabemos, siempre tienen desventaja de información respecto de las empresas; pero también está interesado en que esas empresas inviertan y generen empleo, para que, entre otras cosas, paguen salarios a los consumidores. La solución a este tipo de problemas, con dos objetivos públicos que deben coexistir compitiendo y equilibrándose, se conoce como “checks and balances”. Uno pone agencias diferenciadas e independientes y las hace competir en un marco de reglas. El problema es que el Sernac chileno no es todo lo independiente que se necesita que sea.

Tres argumentos en contra del “Sernac financiero”. Primero, economías de escala. Segundo, economías de ámbito: los problemas de consumidores de bienes, servicios y de servicios financieros están muy relacionados. Tercero, por eficacia: al existir una agencia especializada en un lobby específico, tiene más posibilidades de ser capturada.

El Sernac se creó hace 20 años y ha funcionado súper bien en los mercados de bienes, con más dificultades en los mercados de servicios y con claros límites de atribuciones en el área financiera. La Superintendencia de Bancos, por otro lado, lleva más de 20 años preocupada de la solvencia bancaria y no tanto de los derechos de los consumidores. Hace 20 años, ambos sesgos tenían sentido: las salchichas tenían coliformes fecales y el país hacía poco se había tenido que tragar unos “coliformes” bancarios (Banco de Talca incluido) más o menos significativos.

Pero las cosas han cambiado. Por un lado, se ha producido un enorme desarrollo de la cultura del crédito y por otro se ha consolidado una banca muy solvente. Además queremos que se desarrollen nuevos sectores emprendedores y que la economía tome más riesgo. Esto significa que existe la necesidad pública y el espacio regulatorio para preocuparse más de los derechos de los consumidores de servicios financieros.

Nosotros pensábamos que había que generar “checks and balances” e independizar al Sernac con un estatus tipo Banco Central. En eso consistía el Sernac 2.0 que proponíamos: en la práctica, en convertir al “servicio” en una “defensoría”. El proyecto actual del gobierno no propone esto, pero si avanza dando más atribuciones “independientes” al Servicio. A mi juicio, esta es una iniciativa valiosa, no ideal, pero valiosa.

Ahora la toca al Parlamento convencer al ejecutivo de dar una vuelta más a la tuerca y graduar al Sernac hacia una Defensoría independiente. Como diría Solabarrieta, ¡vamos que se puede!

* Esta columna fue publicada en El Diario FInanciero 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

09 de agosto

Me parece que no va al fondo del asunto, para defender efctivamente al consumidor hay que mostrar resultados, que los abusos no se repitan, el autor no señala que existe una superintendencia timorata que no fiscaliza y que hay inventado una función de intermediación que no aparece en ningún texto legal, por otra parte el sernac que no aplica ningúntipo de multas a quienes infrinjen la ley, demuestra que no existe voluntad de controlar, entonces , ¿ Qué sacan con crear una nueva institución cuando no tienen voluintad de aplicar las atribuciones que hoy existen. Mayor infromación de mi posició en artículos publicados en Atina Chile , en la serie ” Mi lucha contra la burocracia”.

p3r0n

23 de agosto

El autor mezcla términos y presenta el tema solo para economistas, sin mencionar cifras para respaldar sus afirmaciones…

El afirma “El Sernac se creó hace 20 años y ha funcionado súper bien en los mercados de bienes, con más dificultades en los mercados de servicios …” y yo me pregunto: Qué ha hecho bien esta institución? De seguro el autor nos quiere recordar, la buena tarea realizada en contener y engañar a los consumidores, de tal forma, que muchos se sientan simplemente en la absoluta desprotección frente a las empresas.

Las asociaciones independientes de consumidores han hecho 100 o 1millón veces más por proteger los derechos del consumidor.

El autor menciona varios términos económicos muy poco conocidos por la población y ni siquiera se molesta en aclararlos.

Por mi parte, este es uno más de los miles de artículos de opinión, que abundan en la prensa amarillista.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno