#Ciudadanía

Dos años de nuestro elquintopoder

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Este señor no trae nada bajo el poncho. Ustedes son dueños de elquintopoder”, dice Ricardo Lagos en el encuentro “Ya no basta con twittear” realizado para conmemorar los dos años de la comunidad digital elquintopoder, en la Universidad de Talca.

¿Le cree usted?

Hace dos años, Enzo Abbagliati, testarudo compañero en la lucha de posicionar los temas TICs y desarrollo humano en la agenda pública, se sentó frente a mí y me dijo: “Érika, queremos que escribas”. Enzo lo sabe: no soy laguista, nunca lo he sido y probablemente nunca lo seré: ¿cómo podría yo escribir en un sitio cuya cabeza es Ricardo Lagos?

Escribí mi primera columna a los 15 años, cuando era del primer centro de alumnas democrático del Liceo Carmela Carvajal. Pegué mi columna multicopiada con calco en los diarios murales de los cursos del colegio, a propósito de las osamentas encontradas en Pisagua. Una semana después mi profesora de educación cívica me regaló un boletín llamado “El Manifiesto”; era un boletín del Partido Comunista. Yo no era comunista (ni lo soy) y mi columna estaba en la contratapa. Fue la primera vez que entendí que lo que uno pensaba y escribía podía llegar a más ojos lectores que los propios.

No soy laguista, pero al Enzo le creo y le dije que sí, que escribiría, pero que no me iba a morder la lengua, ni amarrar los dedos; esa era la condición y aceptó.

Soy militante socialista, aunque dejé de militar hace más de 17 años, pero la vida a una le enseña que ser socialista es mucho más que ser militante. Soy de izquierda, soy roja, soy bacheletista, pero por sobre todo, soy la roja de nadie.

Nunca me quedé callada ante aquello que me parecía equivocado, indebido, nunca obtuve nada gracias algún padrino de la Concertación, un concurso trucho o un favor concedido. Mi voz es anónima, ninguna caja de resonancia multiplicó mis cruzadas, mi insistencia obstinada en lo que me desvela desde hace unos años: usar las TICs para dar voz a los sin voz y hacer visible a los invisibles, a aquellos que el Estado siempre llama “los beneficiarios” o “los usuarios”, pero no se esmera en que sean protagonistas en la construcción de un país más inclusivo y justo. Para ellos se diseña, se implementan y se levantan las políticas públicas, pero no con ellos.

Elquintopoder es mi comunidad, lo he sentido así. Ojalá la lógica de visibilización de los ciudadanos anónimos hubiese sido política pública en el gobierno de Ricardo Lagos. ¿Cuántas palabras divergentes, ideas complementarias, propuestas creativas, opiniones asertivas, se habrán dejado de escuchar en los gobiernos de la Concertación? ¿Cuántos se mordieron la lengua para no hacer ruidito interno, para no defraudar al padrino, para no perder la tajada? ¿Cuántas de esa ideas, de haber sido escuchadas, habrían evitado un gobierno ciego, sordo y mudo de una derecha arrogante?

Es mi comunidad porque escribimos moros, cristianos, comunistas, socialistas, homosexuales, laicos, fachos, rojos de nadie y porque a nadie se le pregunta qué eres, qué haces, qué escribirás. Porque nos posteamos, porque apoyamos causas, porque establecemos redes en donde los “nadie” como yo (y como dice Galeano) dejan de ser en cierta medida una opinión anónima, que en el mejor de los casos llega a los acotados circuitos que uno puede llegar a crear en los software de redes sociales.

En elquintopoder somos todos más iguales. Escribe el secretario de la Estrategia Digital y su columna es igual de importante que una que escribo yo u otro compañero.

Es mi comunidad porque siento que también he contribuido a que sea lo que es, porque la hemos construido entre todos, porque siendo de Lagos, ya no es de él y quizás es justamente en eso en donde ha sido más importante su rol: en levantar una tribuna renunciando a ella, en crear una vitrina en la que censura su protagonismo.

Le creo a Lagos, le creo que no trae nada bajo el poncho, le creo porque le guste o no, elquintopoder ya no es de él: es nuestro.

TAGS: Elquintopoder

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de mayo

Erika:
Me llamo la atención tu artículo, sobre todo, cuando dices que eres de izquierda, o sea, roja, otros que escriben en este medio serán de derecha, otros estarán en los matices de centro izquierda o centro derecha incluso abra ultras. Pero en general todo se resumiría en que unos piensan que el Capital deberá estar en manos de la mayoría, representados por el Estado, otros dirán que el Capital estará en manos privadas y el Estado será solo un árbitro. Pero no habrá otra alternativa? será que todo el actuar politíco y economico de una Sociedad debe estar dado por el Capital. Se ha escrito mucho sobre el Capital, incluso a muerto mucha gente por esto, aca en Chile lo sabemos bien. La derecha recurrió a las Fuerzas Armadas para recuperarlo, agregando a la historia de disputas capitalistas alrededor del Mundo.
Creo que la discusión grande, es en realidad, pensar una sociedad distinta que no necesite producir miles de productos modernos que en cortos años serán chatarra contaminante, todo para mantener un modelo económico que debe crecer y crecer, de lo contrario hay recesión, porque la mayoría menos favorecida no pudo pagar sus creditos que le permitian un falso status, que el gasto en los pobres fueron excesivos y desestabilizaron la economía y para recupararse debemos despedir funcionarios públicos, bajar las pensiones pero nunca subir los impuestos.
Al detenerme a pensar en todo esto, dejo de ser rojo o amarillo sino que empiezo a pensar que todo es patético. Descendemos del mono segun Darwin, una vez que por este andar la humanidad desaparezca, aún estarán los monos, quizas la siguiente desendencia que surga de ahí no vualvan a este camino.

14 de mayo

Así es Erika, lo que ocurre es que igual es un comienzo tener la posibilidad de conversar, debatir y en muchos casos oponerse al abuso que ha significado lo que tu muy bien recuerdas. Los muertos del golpe del 73 que han servido durante una buena cantidad de años para abusar sin límite, te podría hacer un listado pero no es ese el fin. Te recuerdo también que durante la dictadura sólo a un rojo comunista se le podría ocurrir reclamar por derechos y por el respecto a la vida, y hoy sólo a un rojo comunista se le ocurriría reclamar en contra de los abusos que ha significado tolerar esta laaarga transición? Coincido contigo en que el Capital no es el problema sino el abuso con el que se sienten algunos justamente por la cantidad de gente que ha muerto por oponerse al Capital, te aseguro que hay muchos comunistas calentitos y tranquilos con el modelo que tenemos. Cómo tu dices debemos pensar una sociedad distinta y hoy es el momento, sin embargo te puedo asegurar que es una conversación que aun se evita por temor, y al que tenga la intención de reclamar por algo será siempre etiquetado de rojo y comunista.

14 de mayo

Gracias Mario y Elías por postear. Hay sellos muy importantes que recibimos desde la más tierna infancia. Nuestro sistema escolar nos enseña a competir a ganar, a ser el mejor. El mejor, el más importante del curso siempre es el que más sabe , el que mejor responde , el que obtiene más puntaje. El mejor nunca es quien más ayudó a sus compañeros, quien invirtió tiempo en compartir lo que tenía o lo que sabía. El mejor es el que acumula, en este caso, conocimiento, luego el más exitoso será el que tiene más. Esto nos parece tan obvio que nadie lo cuestiona: “así es la cosa”. Tenemos un sistema de educación laico, pagado por nuestros impuestos que decide que todos los chilenos deben tener clases de religión católica en todos los cursos y decide a la vez no formarlos como ciudadanos, decide que no sea requisito básica saber como funciona el Estado que tarde o temprano financiará, decide que no aprendamos a cuestionarlos, pero cuando salimos de clases aunque tengamos 10 años recibimos una boleta por haber comprado en la esquina, una boleta que nos hace participe del financiamiento de ese Estado lejano. Para mí hay un principio básico: compartir es bueno, mucho más que competir. Las relaciones que establecemos cuando competimos tarde o temprano se vuelven tóxicas, tarde o temprano nos transforma en personas voraces de capital, de conocimiento, de poder y el objetivo se vuelve solo multiplicarlo lo más posible y acumularlo del mejor modo. La pregunta es bien simple entonces con respecto a quienes aspiran al poder del Estado: cuánto está dispuesto a invertir para conseguirlo? y una vez que lo obtenga: Cuánto de ese poder está dispuesto a compartir? cuánto está dispuesto a transferir a “los nadie”? Cuánto hará para compensar la balanza? Eso es lo que realmente importa y eso es lo que en el tiempo nos hará diferentes a unos de otros.

LA POLÍTICA EN TIEMPO REAL | José Fernandez

23 de agosto

[…] país. Aprovecho la oportunidad para agradecerles a todos se hayan apropiado de este espacio, confirmando lo que hace un tiempo escribiera una de ustedes: esta no es la comunidad de Lagos, en rigor nunca lo ha sido, es una comunidad de […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable

+VER MÁS
#Salud

AUGE: To be or not to be

Quizás para los senadores la golpiza a un perro no es equivalente a tener encerrado a un león en una jaula de 2x2 y atentar contra su naturaleza. O será que el tema no fue lo suficientemente mediático p ...
+VER MÁS
#Política

Animales de primera y segunda categoría

Popular

El desafío no es sólo “dejar contentos” a los actuales usuarios de la institucionalidad,  sino estar a la altura de las necesidades de un país, haciendo convivir las necesidades artísticas, cientí ...
+VER MÁS
#Política

Ministerio de las culturas, las artes y el patrimonio: nuevas oportunidades

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje