#Ciudadanía

Censo 2012: un escándalo de improvisación

28 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Siempre he entendido un proceso de levantamiento censal como una herramienta numérica, cuantitativa y estadística para conocer la distribución y las tendencias de la población y la evolución de las viviendas, con sus factores respectivos, datos necesarios para establecer las proyecciones de la población de un país en una década o más.  Datos que, sin ser absolutos, debieran inspirar las políticas públicas sectoriales y territoriales –tan ausentes a pesar de estos ‘censos’ – en un país tan desmemoriado y cortoplacista como este. Así lo he entendido a pesar de haber sido muy joven cuando participé en el primero (1992), y un profesional titulado en el segundo (2002). En ambos, como supervisor del encargado de local, que es aquel que administra los distritos y su personal dentro del local territorial asignado, compuestos de zonas censales, constituidas a su vez por manzanas, divididas en sectores. Y si bien tengo recuerdos muy vagos de los censos anteriores, el hecho de que para trabajar en este censo 2012 hubiera una selección, una capacitación, una dirección más vertical, un pago y plazos supuestamente más dilatados, me daba en un principio una confianza en su eslogan ‘más moderno, seguro y profesional’. Un censo de derecho, que “censaría la población en su lugar de residencia habitual” durante casi 3 meses, tiempo ideal -en teoría- para encontrar informantes idóneos en las viviendas y así cumplir con la encuesta presencial. No quedarían manzanas sin censar, como antes, como parte de ese porcentaje de error destinado al sacrificio por lo escaso del tiempo cronológico para abarcar esos sectores excluidos que en una década pasarían a ser una simple anécdota.

Y si bien este censo 2012 yo no lo asumiría como un estudiante universitario pletórico de energía ni como un profesional orgulloso sino como un profesor cesante hace más de un año, independiente de la paga ofrecida, hubiera participado igual gustoso, tal y como asumo mi deber cívico al asumir una presidencia de mesa electoral.

No obstante, desde un principio, hubo detalles que me llamaron la atención. Primero, y a pesar de mi experiencia y conocimiento del tema, no fui seleccionado en un principio, después de inscribirme vía red (Laborum.com) para participar como supervisor. A lo mejor los censos anteriores, al no ser profesionales, me desmerecían, o podría estar presente el absurdo y vano intento político nacional de desmarcarse de procesos anteriores para fundar una ‘nueva Roma’ con acólitos más comprometidos… aunque sea con el cebo de una paga. Posteriormente fui llamado. Llamado a ‘capacitación’. Si bien había un experto del pre-censo 2011, los demás expositores, por desinterés o desconocimiento, tenían un manejo conceptual en ocasiones nebuloso y carente de la experiencia que te da el trabajo en terreno y con personas, resolviendo problemas. Ahí entendí porque fui llamado: el INE, abusando de los criterios de selección – desconocidos para mí, simple mortal – descartaba gente o hacía que muchas personas al escuchar desde un principio las condiciones laborales y remunerativas del proceso, desertaran.

El Censo 2012 comenzaría con una debilidad: capacitando casi encima del proceso, tendría poca gente para abarcar lo que vendría, en comparación con los anteriores, en los que la voluntariedad te permitía abarcar varios sectores si administrabas bien a las personas. Todo esto a pesar de ser hoy remunerado y por tanto, en teoría, más atractivo para participar. Se soslayó el problema apostando a que los fines de semana se sumarían, a los censistas full- time, grupos de censistas part- time (con una capacitación muy sumaria), lo que podría duplicar la cantidad de personas abordando sectores. Y se apostó a que el tiempo disponible para culminar bien el proceso sería suficiente. Como en casi todo trabajo remunerado, habría metas porcentuales mensuales a cumplir. Por otro lado, en algunos casos, sobre todo en regiones, la información de las capacitaciones no fue homogénea. Y en otros peores, ni siquiera hubo capacitación o se reclutó censistas sin ser debidamente capacitados. Nos sucedió a menudo que estudiantes universitarios, que debían ser censados en su lugar de estudios, lo habían sido en casa de sus padres, en regiones.

Comenzado el proceso, con la recepción de los censistas full- time (con los que trabajábamos de lunes a domingo, con sol o lluvia, con un día hábil libre a la semana y sólo retirándose temprano del terreno en caso de partido de fútbol de selección, pero no en caso de lluvia), muchos de los encargados de local demostrarían una completa ineptitud y carencia de voluntad para asumir la organización de los locales. Carencias que en muchos casos suplirían delegando funciones, con actos arbitrarios, autoritarios y venales que afectarían el proceso y enturbiarían el ambiente laboral. Ello, a pesar de que se les ‘capacitó’ para ello, que había un manual que especificaba sus funciones y que existía una planificación de trabajo. Había encargados de local, administradores racionales del material a entregar para censar, sin capacidad analítica, de planificación y organización.

Con el proceso en marcha hubo cambios de procedimientos censales –para personas no residentes, por ejemplo – y cuya información se entregaba tarde y mal. Y, lo que es peor, desconocedores del terreno – en los mapas y en la realidad – y de los problemas del mismo, los encargados no tenían la capacidad para administrar la carga de encuestas a entregar diariamente a los censistas en un proceso que exigía una segunda y tercera visita a sectores ya comprometidos con esas visitas a través de notificaciones entregadas puerta a puerta. En algunos casos excepcionales – me incluyo junto a un colega de trabajo tan ordenado como el que escribe – los supervisores asumimos ese rol de distribuir ordenadamente – durante todo el proceso censal – la carga de encuestas a realizar por nuestros censistas, procurando concentrar su trabajo en sectores bien definidos, siendo acompañados (supervisados) por nosotros en el terreno y en muchos casos, apoyados en la labor de encuestar. Esta fue la excepción.

Lo regular fue que los supervisores, sin dirección, procedieran a ‘abrir’ los sectores de las manzanas sin control racional alguno y con la absurda idea de ‘avanzar más rápido’ y dirigiendo el proceso desde su local, por teléfono, en abstracto y no en el terreno, corrigiendo errores y resolviendo problemas. Con ese proceder, resulta lógico que en muchos momentos algunos sectores se ‘hundieran’ bajo tanta carga de encuestas a realizar entre primeras, segundas y terceras visitas. Y por lo tanto que muchas de ellas no se alcanzaran a realizar por la pura imposibilidad física de hacerlas, por escasez de censistas y la subestimación del espacio donde se debían realizar.

También resulta lógico que muchos censistas, al observar la escasa actividad del jefe de local y su ignorancia para resolver temas relativos al terreno, laborales, administrativos y al observar la escasa presencia y compromiso de sus supervisores en el terreno y con ellos como encuestadores, exigiendo cumplimiento de metas de 12 encuestas por día y fomentando odiosas competencias, con la amenaza constante de la ‘desvinculación’; muchos censistas en algunos casos se corrompieran y – tal vez – falsearan datos, encuestaran viviendas inexistentes, pegaran stickers sin censar la vivienda y sus moradores o, simplemente renunciaran ante tamaño desorden.

Personalmente tuve suerte y generé lazos estrechos con mi equipo de censistas, compartiendo su propia suerte en la calle y no me tocó enfrentarme a ese tipo de problemas de supervisión. Pero el desarrollo del proceso en varias comunas me indica que la generalidad fue así. Lo que explica, en parte, que el censo ‘moderno’ se extendiera más tiempo, y la gente, aburrida de un proceso largo que no comprendía, perdiera el interés e incluso el respeto por tan valioso proceso y sus ejecutantes. Personalmente lo califiqué como un ‘escándalo de improvisación’ y ni los mayores talentos de administración salvarían a este censo 2012 de cuestionamientos, pero las insuficiencias personales innatas o adquiridas de sus encargados contribuyen a darle un carácter aplastante del que serán necesarios 10 años más para volver a repensar ‘el país que queremos’. Otra tarea pendiente.

* Rodrigo Andrés Almarza Carreño,  supervisor XVIII Censo Nacional de Población y VII de Vivienda año 2012.

** El Censo de los No censados: Si no fuiste censado y deseas que ello ocurra, te invitamos a registrar tus datos en este formulario. Entregaremos en forma reservada los datos al Director del Instituto Nacional de Estadísticas, para que instruya seas censado.

——

Foto: 24horas.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcelo

01 de agosto

Estimado Rodrigo: A todas luces lo que comentas es solo la punta de iceberg. Los Catastros ya son dificiles, y este Censo se anuncio con bombo y Platillo.
La señora que me censo era muy simpatica y aplicada. Pero yo le ordene la lista de departamentos que tenia ya que mi departamento estaba dividido en 2 encuestadore (eramos solo 20 departamentos). No es problema de la Señora Irma, es un problema de la administracion.
Suerte en todo.

01 de agosto

Es verdad, los catastros son difíciles. Pero si eres ordenado y hay fondos de todos los chilenos involucrados, aplicándose, puedes salir airoso sin grandes complicaciones.
Lo que cuentas como experiencia era común al principio del proceso (Abril), o entre censistas de avanzada edad. En un edificio el procedimiento es bien básico: subes al piso asignado (previamente revisado en tu ‘mapa’ censal), cuentas las viviendas (puertas), le das un orden de acuerdo a tu trayecto, ese orden lo plasmas en la encuesta (vivienda 1, vivienda 2, etc.) y comienzas a encuestar. Era muy común que al principio del proceso, o personas de avanzada edad, tú los dejabas en el piso y comenzaban a censar inmediatamente, provocándose un tremendo desorden al final del día.
Ahora, desde mi experiencia, viendo las personas de edad que tenía en mi grupo, y a diferencia de otros de mis ex- colegas, siempre me la jugué porque aprendieran antes que maltratarlos, relegarlos, ignorarlos y desvincularlos. Que también pasaba. Para eso había que estar todo el tiempo en terreno, y mucho tiempo revisando carpetas y encuestas.

Soledad Miranda

01 de agosto

Informo que a nosotros NO NOS CENSARON. Aunque si pusieron el sticker!!!. Vinieron un Martes, todo el mundo trabaja en el edificio. Avisaron que vendrian el Sabado. Esperamos hasta las 5 de la tarde aunque el conserje nos informo que estaban en huelga los de nuestro sector. El Domingo salimos las 14:00 y nos encontramos con el sticker afuera. Nunca sono el timbre!.

01 de agosto

Soledad: Hola, te invitamos a que tanto tú como tus vecinos sumen sus datos a nuestro “Censo de los No censados”, puedes encontrar el formulario acá http://ow.ly/cFNJQ

01 de agosto

Probablemente te refieres a la comuna de Recoleta, que fue una de las que se fue a huelga. Ahí hubo un gran desorden y una pérdida paulatina del compromiso de los censistas que culminó con su renuncia en bloque. Hubo mucho que hacer ahí para normalizarla.

Cuando en nuestro sector se avisaba una visita y ésta no se realizaba en su momento, podía ser porque 1) no alcanzábamos a pasar, por exceso de visitas qué hacer y contar con un número reducido de censistas. Una descoordinación nuestra, debo hidalgamente reconocer. Pero que resolvíamos pasando varias veces más. 2) pásabamos en una jornada_ en la mañana por ej._ y en la tarde estábamos en otro sitio. Pero jamás pegar un sticker donde no corresponde.

Me permito un aporte objetivo. A nosotros muchas veces nos pasó, amparado en el pernicioso anonimato que permiten los edificios_ conventillos elegantes_ que moradores de departamentos no censados, sacaban el sticker y se lo pegaban ellos o lo pegaban en otra puerta. En un edificio quedó registrado en las cámaras el acto descriteriado que describo. Y de una persona que además no vivía en el edificio.
Pero si eras ordenado como Censista y Supervisor, y llevabas un catastro propio de lo hecho, podías pillar esos actos. Pero en un principio te turbas.

06 de agosto

Rodrigo: mi familia esta repartida por La Serena, Valparaiso, Santiago, y en Concepcion. Ninguno ha sido censado. ¿Que, habia huelga tambien esas ciudades?

Y no, no es que no haya habido nadie en esas casas, ni tampoco que hayan dejado algun mensaje o aviso o numero de telefono, ni que vivamos en barrios peligrosos o zonas lejanas… No habia la menor excusa para no ser censados, salvo una: DELIBERADA INEFICIENCIA.

En el censo de 2002, yo vivia en una zona rural cercana a Talca, y alli llego el censor. En 1992 el censor llego perfectamente a mi departamento en Ñuñoa. En 1982 (en dictadura) el censor llego perfectamente a nuestra casa…. En todos esos años el censo lo realizaron estudiantes, y si bien tenian los resultados margen de error, mas del 80% de la poblacion quedaba censada.

2012: nadie ha ido a censar donde viven mi familia y familiares. Tres meses, tres meses de censo y nadie lo ha hecho.

Puedes decir “A nosotros muchas veces nos pasó, amparado en el pernicioso anonimato que permiten los edificios_ conventillos elegantes_ que moradores de departamentos no censados, sacaban el sticker y se lo pegaban ellos o lo pegaban en otra puerta”…. ¿exactamente por qué alguien haría algo asi? Porque yo no ví a nadie en mi edificio (que queda en Ñuñoa) haciendo algo parecido, al contrario, y mis padres (que viven en La Serena) ni aunque hubieran querido lo habrian podido hacer porque no censaron en todo su barrio.

Este censo ha sido la peor estafa de las estafas que se han hecho en este gobierno y en este Estado. Y lo que pasa no es que la gente no entiende el proceso, ni que se haya aburrido de esperar y eso explica por qué no se censaron algunas zonas… es que deliberadamente se hizo de esta manera para falsear datos, comprar votos usando el censo como “empleo”, y robar dinero publico. Apesta a ese tufillo de que estaba decidido de antemano qué resultados van a decir desde el gobierno.

Esto es peor que la ficha Casen y la de Proteccion social, falseadas totalmente.

PS: ya firme el formulario de No censados.

06 de agosto

Estimada Marcela Castro:

Al referirme a la huelga_ muy difundida_ en Recoleta, no hacía referencia a un lenitivo atenuante que libere de responsabilidades a quienes llevaron a cabo este proceso que califiqué personalmente de ”escándalo de improvisación’. Al mismo tiempo he iluminado sobre diversos factores_ tanto en la columna como en los comentarios que he tenido la deferencia de responder aclarando dudas y entregando más detalles que por espacio no me era posible colocar en la columna original_ que pudieran explicar porque razones tantos y tan diversos sectores no fueron censados como corresponde. Ninguno definitivo pero sí reales. Los factores han oscilado desde la nula planificación por Manzanas como por Censistas inescrupulosos, y desde la desbordante cantidad de visitas a realizar hasta la escasa cantidad de Censistas disponibles para abarcar Sectores densos en población.

Y que bueno que puedas aportar también desde otras regiones, datos que iluminen el desarrollo de este proceso Censo 2012. Y la verdad es que coincido plenamente contigo en que resulta injustificable que hayan quedado partes sin censar, que en 1992 y el 2002_ con un proceso de un día, voluntario_ si se censaron.

Sobre una parte de mi experiencia personal_ que no pretende ser generalizante ni absoluta sino sólo un dato a considerar ‘también’_ como Supervisor vi que en algunos de los edificios donde nos tocó estar, algunos residentes sacaban el sticker, lo botaban_ tengo fotos de ellos en la calle_ lo pegaban en puertas ajenas, muros y hasta ascensores. De hecho, vi una grabación en un edificio donde hubo problemas y quedó registrado en el libro de administración del condominio. Y lo reporté a mis superiores_ supervisaba el lugar_ para que también lo hicieran público, pero desconozco en qué terminaron mis gestiones. Lo que describí en algunos de los edificios visitados_ no todos_ dificultaba enormemente la tarea de quienes queríamos hacerlo bien. Lo cuál no justifica que no se haya censado en otras partes, ni tampoco que TODO el proceso fue hecho mal deliberadamente. Sí, muy desordenado con mala o nula dirección. Y sí también que había Zonas que era más relevante que quedaran censadas por sobre otras. Así como Santiago por sobre las regiones.

Me tocó trabajar con personas_ y superiores_ que no les interesaba el gobierno de turno que les encomendaba este ‘trabajo’. También me encontré con personas_ y superiores_ que no les interesaba desempeñar bien el trabajo en sí. Y me encontré con personas_ y superiores_ que no les interesaba ambos y lo que es peor, no quisieron aprender nunca a hacerlo bien. Lamentable.

Por ello reafirmo que tuve suerte al encontrar y formar un buen equipo de trabajo y trabajar en conjunto con otro supervisor responsable. Y de esa forma, disminuir el impacto de los errores que se pudiera cometer. Desafortunadamente sólo puedo da fe de ese trabajo concienzudo en las Zonas Censales donde nos tocó desempeñarnos.

Repito: el presentar lo experimentado, y lo mejor, en contraste con experiencias como la tuya, ayudan a dilucidar el proceso realizado, entender lo que venga de él y definir la responsabilidad pertinente, que sería injusto cargar sólo sobre los hombros de Censistas. Los factores son diversos y lo importante es que quede claro que se hizo mal. Los por qué, comenzamos a difundirlos acá y dejaron de ser ‘mitos urbanos’. En ese sentido planteo una interrogante: si se logró un 98% de cobertura nacional en el Censo, ¿el 98% es con respecto a qué? ¿Al 100% alcanzado el año 92 o el 2002? ¿Cómo se puede afirmar con certeza que es un 98%? ¿De cuál 100%?

06 de agosto

Rodrigo, tu experiencia la has dejado clara, y desde el comienzo has dicho que era eso, tu experiencia.

Por eso me sono mal lo de “huelga” en tu comentario. ¿Porque hubo huelga se hizo las cosas mal en Recoleta? No, se hizo mal porque todo se hizo mal desde el comienzo.

Te recuerdo que si hubo censistas pagados esta vez fue porque al gobierno, y con todas sus letras lo dijo Longueira a principio de año, le preocupaba que los estudiantes boicotearan el proceso. Y despues, el mismo Longueira, en junio, para justificar que en Anfogasta ha sido pesimo el trabajo, dijo que era porque en la zona habia pleno empleo y no habia censistas… ¿Como se puede pensar que hubo algo de seriedad en esto cuando el excelso ministro de Economia (ironic mode on) sale con comentarios como esos?

Y luego resulta que tenemos el 98% de casas censadas… IMPOSIBLE. Imposible, porque tu experiencia dice que es imposible. Porque la mia lo ratifica, porque la de muchos que se han quejado en el INE correspondiente lo dice, porque no tenemos ninguna base para corroborar lo que dice el gobierno…

¿Y por que las cosas saldrian tan mal? Porque deliberadamente todo se hizo mal. Desde el gobierno y desde las empresas involucradas se hizo todo mal. “Vamos a hacer un censo moderno”…. ¿por que entonces no se hizo por internet? ¿Por que montar todo este show de censistas y tres meses sabiendo, porque cualquiera se daba cuenta, que seria imposible censar a todo el mundo porque somos muchos los que trabajamos y no estamos mas que el fin de semana en casa, y en tres meses justo que estabamos en casa nadie nos fue a censar, o peor, si nos censaron lo hicieron mal? Porque en la region del Maule el problemazo que tienen es que la gente se ha quejado que los han censado pesimo.

No era una critica a tu comentario, sino remarcar lo que los hechos estan mostrando: este censo es una farsa. La forma en que se contrato a la gente y como se la selecciono fue una farsa, luego el show de los sueldos otra farsa, ¿capacitacion? nula, lo de los stickers pegados sin que los dueños de esas casas hayan sido censados es uno de los motivos de queja de esas personas (prueba de que la gente no fue el problema, ya que sí queríamos ser censados), los resultados hasta ahora dichos son una mentira mas grande que la que dijo Matthei sobre Bachelet…

Me alegro que alguien al menos haya sido responsable en hacer el censo de manera correcta. Lo molesto es que esta vez, por primera vez, no haya tenido suerte que te tocara mi sector.

11 de agosto

Estimada Marcela:

Concuerdo contigo:

1.- en algunos casos la capacitación fue superficial o nula.
2.- que los comentarios de la ‘autoridad’ eran nebulosos y francamente poco creíbles. Basta con ver lo de Valparaíso:

http://www.elmartutino.cl/noticia/sociedad/censistas-acusan-al-ine-de-cambiar-condiciones-de-trabajo-en-censo-2012

3.- que se puede colegir no sólo que se hizo ‘deliberadamente mal’ sino que además_ como en todo este largo y oscuro período de 4 años_ no existe ni la más humilde autocrítica ni el deseo de corregir lo hecho.

A lo que agrego que no se seleccionó a las personas por su idoneidad, pudiendo hacerlo esta vez. Casi nadie estaba habilitado para cumplir esa misión. Fue tanto o más grave como que se viera cumplido el temor injusto y discriminador contra los estudiantes de falsear los datos.

Sobre hacerlo ‘vía internet’, un levantamiento como éste debe ser presencial. Lo contradictoio es que uno de los argumentos a favor era que se evitaría el falseo de datos. Más contradictorio aún cuando se nos solicitaba que no se cuestionara respuesta alguna, anotando sólo lo que nos respondieran… aunque viéramos otra cosa. Absurdo.

Es una lástima lo sucedido en casos como el tuyo o el de Ximena, porque no sólo pierdes la confianza en un proceso que se supone ajeno a una politización banal sino que además dudas de la validez de todo argumento que dé una autoridad o una institución que, a la larga, uno mantiene. Se relativiza todo y se cae en una anomia detestable. Por lo menos nos esforzamos por mostrarlo. Aunque se nos diga que se cumplió un 98%… buscando cumplir con ese 2% standard de no censados como meta.

Esteban

02 de agosto

Estimado:

Me desempeñé como ETC de una comuna de más de 150.000 habitantes. Creo que podemos hablar el mismo idioma: manzanas, zonas, sectores, etc.
Lei su columna varias veces, convergemos en muchas cosas, no obstante, Ud. narra los hechos desde el sesgo que su experiencia en particular le dejó en la retina.
Para aclarar y contextualizar soy un profesional joven, no soy funcionario de INE -ni me interesa serlo. Es cierto que en el inicio y en el camino del proyecto, muchas cosas estuvieron mal, a medias, improvisadas, estamos de acuerdo. Por ejemplo, tuve a mi cargo 102 censistas, el primer mes renunciaron el 10%, es complejo capacitar a gente y tirarla a la calle enseguida, los errores se sucedian, no obstante, el tiempo avanzaba y no habia mucho tiempo para detenerse, ese fue un gran desafia, balancear la calidad con la cantidad de trabajo.
Por su relato infiero que Ud. se encontró con ENLOCs y un ETC sumamente ineficiente, que se apoyaba en demasía en los supervisores -pilares de este proyecto-. Permítame comentarle algo interesante (espero). Mi especialidad es la administración, por ello a medida que ejecutaba mis funciones y luego de analizar los manuales de funciones, me percaté que ENLOCs y ETC quedabamos con tiempos muertos, es decir, a veces quedabamos sin hacer nada. la solución que se me ocurrió fue reformar bajo mi perspectiva aquellas funciones, para ser sincero, lo adecué a mi estilo, una organización sumamente plana, yo como ETc revisé cajas, censé, barri el suelo, ingresé datos, y por cierto tomé decisiones.
A partir del segundo mes, el equipo se volvió estable, terminó la rotación de personal (renunciaron sólo 6 personas más), adopté medidas motivacionales (permisos varios, conviviencias, determinadas metas valian por un segundo dia libre, a veces nos ibamos a las 3 Pm, otras a las 8 PM). Asi funcionamos.
Es cierto que el Censo 2012 se llevo a cabo bajo la premisa de probar “a ver como sale” por ello la clave para mi fue flexibilizar aquella rigidez impuesta.
Nuestra comuna fue entregada en los plazos establecidos, con un 1,8% de moradores ausentes, fuimos más de 10 veces a aquellas casas, por ello quedamos muy tranquilos.
Le mando un abrazo, se nota que se esmeró mucho por desempeñar una buena labor y eso se agradece.

Saludos.

03 de agosto

Me hubiera encantado trabajar con alguien tan proactivo y creativo como usted. Personalmente me apoyé con otro supervisor muy bueno y fusionamos nuestros grupos de trabajo para abordar las Zonas de mejor manera (incluso coordinando las visitas a edificios con los días de lluvia…) y con estímulos similares a los suyos, pero al margen del Local. Debo reconocer gratamente que su experiencia es la excepción y que como tal_ lo que tuve el buen gusto de escribir, y usted leyó varias veces_ las hubieron. Conocí una muy buena experiencia dónde existía un grato ambiente de trabajo. ¿Habrá sido la suya?

Ahora lo que narro, más que MI (única, particular y absoluta) experiencia, se basa en todo lo que vi, oí, viví y vivieron muchos. Y muchos son los que hoy acusan haberse quedado fuera de este ‘proyecto país’. ‘Proyecto país’ terciarizado, pagado por todos los chilenos. Proyecto además en los que hubo trabajo serio y muy pesado en terreno de los Censistas_ pilares del proyecto según yo_, personas abnegadas durante todo el proceso Censo y que, no solo no se reconoció en su momento, sino que además hoy, está amenazado por la generalización. Lo cual es injusto. Pero también hubo un trabajo mal hecho, se procedió a hacer oídos sordos y conformarse con la lectura simplista de las estadísticas semanales del sistema… cuando estaba al día.

Las experiencias que convergieron para decidirme a escribir tiempo después, desde un punto de vista general (no generalizante), fueron experiencias complejas y diversas que conocí y fui conociendo desde Ovalle, Valparaíso, Rancagua y en la Región Metropolitana, de comunas como Santiago_ donde me desempeñé_, Las Condes, Cerro Navia, Quinta Normal y Recoleta donde el sábado 23 de Junio fuimos a pasear cuando nos solicitaron_ como un imperativo_ 5 censistas (con mi partner aportamos 7 comprometidos) para ir a ayudar a terminar esa comuna, y llegando allá, nos enviaron de vuelta a terminar los moradores ausentes en nuestro Local de origen porque no había carga a repartir para nosotros en Recoleta. Una burla y una de las razones de mi posterior renuncia. Lo que presenciamos ahí, créame, supera en audacia lo que presenté en la columna. Estas experiencias, más la presentada por Ximena Jara, refuerzan la idea de que no fueron simples errores para la estadística, ni que lo que se diga al respecto corresponde a una visión parcial a partir de la cuál se puede medir, valorar y juzgar todo el proceso como tal.

Dilucidar el proceso ayuda, creo, a reconocer y a entender que hubo un desorden que en muchos casos no se remedió_ lo cuál es un escándalo y tiene una responsabilidad_ y que la lógica de ‘trabajar sobre la marcha’ es aceptable en el principio de un proceso, pero no entendible como ‘política’, ‘práctica’ y ‘constante’ en uno como éste en que la importancia de sus resultados para el país ameritó un precenso de un año_ lo cuál, a pesar de ese magno trabajo_ el ‘trabajar sobre la marcha’ todo el proceso 2012 es una improvisación, desmerece el trabajo anterior y termina siendo una contradicción tomando en cuenta lo que se invirtió para realizarlo. Recuerdo que en 1992 y el 2002, el precenso en el local que me correspondió ayudar a supervisar, lo realizamos con el Encargado de Local por iniciativa propia un mes antes con un empadronamiento completo.

Sobre sus inferencias, debo decir que son correctas. Y nosotros, sin ser expertos en Administración, llegamos a la misma conclusión que usted. Pero como la exhaustiva demostración de esto me llevaría a una dialéctica de hechos desagradables que no ameritan este espacio digno de mejor uso, y para no fatigar a los lectores con largas enumeraciones que podrían caer en requisitorias y reivindicaciones innecesarias_ sesgos particulares_, pasaré de largo por estos escollos. El que usted los infiera ya dice bastante, pienso yo.

El presentar lo experimentado, y lo mejor, en contraste con experiencias como la suya, ayudan a dilucidar el proceso realizado, entender lo que venga de él y definir la responsabilidad pertinente, que sería injusto cargar sólo sobre los hombros de Censistas.

02 de agosto

En mi caso, el censista era un muchacho que trabajaba en el INE, al cual enviaron a censar, junto a todo el personal de su departamento, ya que los censistas contratados habían renunciado en masa por problemas con el salario que les habían prometido.

03 de agosto

Lo que presentas no fue el único caso ni la única razón.
Muchos factores incidieron para que la cantidad de Censistas disminuyera en algunos Locales. Al mismo tiempo, el personal INE tenía mejor experiencia ‘recogiendo’ datos. Y ya bien avanzado el proceso, ellos al ir a censar identificaban que había ‘Censistas’ que por ejemplo golpeaban una puerta requiriendo presencia, no le abría y se iban a la siguiente puerta. No esperaban un tiempo prudente. Esa situación, en parte, es responsablidad de Supervisión. Porque estando el Supervisor en terreno corrige esto. Personalmente me sucedió que en dos ocasiones alguna ‘Censista’ me dijo “no había nadie”, o “son sólo oficinas”, o “es un edificio parejero”. Estando en el terreno, procedía a cambiar la carga de encuestas a esa persona y veía personalmente los lugares así descritos. Y obviamente me encontraba con otra cosa. ¿Y como resolvía? En los siguientes días discriminaba la carga de encuestas a entregar según las capacidades reales de mis ‘Censistas’ y siempre las iba a dejar hasta la puerta de los lugares a censar. Los edificios, se trabajaban antes de visitarlos, se procedía a recoger todos los datos necesarios: pisos, departamentos, distribuciones de pasillos. Para evitarnos sorpresas en la primera visita. Y cuando no lo hacíamos, generalmente podía haber problemas.
La presencia de ‘Censistas’ INE fue también solicitada_ y fue útil_ para abordar zonas complejas de Santiago donde las personas eran bien reacias a ser encuestadas… y supuestamente había sólo nanas y jardineros presentes. Y esto pese a que la ‘autoridad’ solicitó que fueramos recibidos con ‘cariño’.

claudia alejandra pegueroles gacitua

03 de agosto

BIEN RODRIGO ME SIENTO CON MUCHO ORGULLO HABER SIDO UNA CENSITAS DE TU PARTE GRANDE COMO SUPERVISOR HAY EL DONDE LAS PAPAS QUEMAN SIEMPRE CON NOSOTRAS GRACIAS RODRIGO LEJOS EL MEJOR SUPERVISOR

06 de agosto

Muy agradecido, Claudia. El orgullo es mío por haber conservado junto a mí durante todo el proceso a personas tan valiosas y a trabajadoras tan comprometidas, a las que era un placer regalonear de vez en cuando y apoyar, siempre cuando era necesario.

Alejandra Gennaro

11 de agosto

A mi tampoco me censaron y somos muchos en donde vivo Castro Chiloe yo también tengo muchas dudas con respecto al proceso creo q muchos formularios fueron dibujados

11 de agosto

Estimada: Te invito a que tú como tus vecinos sumen sus datos al “Censo de los No censados” del Quinto Poder. Puedes encontrar el formulario acá http://ow.ly/cFNJQ

jaime burlando

11 de agosto

a mi familia no la censaron en mi casa somos 6 personas y al pasar el encuestador estabamos todos trabajando no habia nadie en casa quedaron de pasar otro dia y hasta el dia de hoy estamos esperando que vuelvan a pasar.

11 de agosto

Estimado: Te invito a que tú como tus vecinos sumen sus datos al “Censo de los No censados” del Quinto Poder. Puedes encontrar el formulario acá http://ow.ly/cFNJQ

myriam luz gonzalez navarro

11 de agosto

yo vivo , en una localidad a 11km de VALPO ,llamada PLACILLA DE PEÑUELAS , y no sensaron , pasaron un dia de semana ,y dejaron un papel que pasarian el sabado , los espere como tres sabados y nunca pasaron , creo que el antiguo sistema , era lo mejor , ya que solo era un solo dia el que teniamos que estar en casa

11 de agosto

Estimada: en tu caso, sabe Dios dónde se encontraría el Local de Censistas que atendía Placilla_ la que conozco bien_ como para que quedara gente sin gensar allá. Lamentable.

Te invito a que tú como tus vecinos sumen sus datos al “Censo de los No censados” del Quinto Poder. Puedes encontrar el formulario acá http://ow.ly/cFNJQ

Alex Miranda

11 de agosto

Por mi casa pasaron un día en que no había nadie, no dejaron ninguna nota que informara el día pasarían nuevamente.
Somos 4 los integrantes de nuestra familia

benito llanca vera

11 de agosto

Mi casa jamas fue censada ,ya que por trabajo solo llego despues de las 19 .00 P:M.pero los fines de semana estoy en casa, grande fue mi sorpresa un dia que llego de mi trabajo me encuentro cun una calcomania que decia esta casa fue censada. .-
Me pregunto cuando fue eso si jamas vino un censiata a mi hogar, por que ? colocan la calcomania de censada , si jamas ,lo hicieron, este Censo fue un desorden y caos ,del cual nadi se hace responsable, me parece vergonzoso que Longueria diga en la TV, que el censo fue un exito.-

Sonia González

11 de agosto

Mi familia tampoco es parte de Chile, porque no vinieron a censarnos, se saltaron hartas casas de la villa.

Monica Vega Picero

11 de agosto

A MI FAMILIA NO LOS CENSARON VIVO EN TOME

Carolina Torres

11 de agosto

Tampoco fuimos Censados!!!! Somos 5 casas en un condominio en Chicureo…. ?????

Sergio

13 de agosto

Aca en Valle Grande, comuna de Lampa dejaron muchas casas sin censar.
Es cosa de que venga un verdadero supervisor y vea la irresponsabilidad de la gente que le correspondia censar aca.

Las estadísticas del censo con alambre y huincha aisladora | El Quinto Poder

28 de agosto

[…] en denunciar la falta de rigor de este censo. Lo han hecho economistas y parlamentarios, además de supervisores del proceso y encuestadores, que eran instruidos para inventar los datos o preguntarlos a quién […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

La coherencia y la cohesión han estado ausente en la dirigencia del FA. No han tenido la coherencia para permitir que los militantes de base designen las candidaturas a diputados en los diferentes distritos.
+VER MÁS
#Política

¿El veto a Mayol es congruente con la renovación de la política?

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile