#Todos somos ciudadanos

Gratitud

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Entre medio de cánticos, cacerolazos y silbatos las personas se van juntando a lo largo de Chile todos los días desde el inicio de la revolución.  Ellos no fallan a esa cita instaurada por la dicha de considerarse como nunca antes, ciudadanos chilenos, sienten de esa manera que por primera vez sus voces podrán ser escuchadas. Sus caras portan  alegría y añoranza por un cambio a la brutalidad bursátil, de no sentirse solo números que trabajan en pabellones fríos de productividad, si en síntesis, estamos hecho solo de carne y hueso por donde las venas de cada uno se ramifican para formar la hermandad  de un pueblo.

Esta lucha, por lo demás muy legítima,  arrastra las voces de nuestros antepasados, para que no perdamos la ruta mil veces cambiada por la inentendible codicia. Nos susurran mágicamente de que no debemos rendirnos que debemos unirnos y no soltarnos más.  Así los veo, así me veo, así lo sentimos.


Veo a los jóvenes furiosos en las calles y tienen de que estarlo, son una generación distinta, más consciente y unida de la que yo fui. Dan su voz, sus sueños, sus ojos hasta su vida con tal de no seguir en este modelo instaurado de inequidades.

Vemos como un modelo instaurado a la fuerza, que parecía ser la única alternativa para vivir, se va debilitando y no sabe como acorralarnos de nuevo usando incluso, la voz de guerra  -la amenaza punzante del miedo- Nos adormecieron con la creación mercantilista, ahogándonos en el consumismo como única alternativa de felicidad. Trataron de que fuésemos los más incultos e ignorantes posible a través de un pésimo servicio educacional, trataron de cautivarnos con la televisión basura para mantener  el adoctrinamiento Friedman, trataron de enfermarnos hasta la muerte con el descuido hospitalario con tal de generar mayores ingresos a costa de los desvalidos. Vendieron nuestras tierras y sus riquezas, arrasaron el mar, montañas y bosques diciéndonos que así se lograba el desarrollo. Nos vendieron el cuento del jaguar latinoamericano de que éramos la envidia del barrio, nos mentían con anuncios encriptados de letra chica, abusaron, se rieron hasta el hartazgo.

Ya no hay quien aguante, hasta los abuelos salen a manifestar su  último aliento antes de irse de este sistema de mierda para sentirse útiles ante la cruel deshumanización.

Ahora le toca al pueblo golpear la mesa y ordenar el juego. Los jóvenes siempre elocuentes de rebeldía no quieren ser como sus padres llenos de miedo y adoctrinados al modelo de la recompensa o el garrote, a conformarse de aguantar a lideres corruptos y vendidos que abusan por generaciones de los otros con tal de pertenecer a una mezquina elite.

A ver si valoramos a nuestros jóvenes que ya no son solo de la clase lumpen que suenan por todos lados últimamente, es cosa de salir a la calle y ver la hermandad que estaba oculta por los mitómanos. Que en el ADN del chileno si hay alegría de carnaval y de seres profundamente comunitarios que se abrazan y se apoyan ante la injusticia, que los niños ricos y pobres si se pueden ver a la cara y quererse, que lamentablemente, siempre los criaron  como hermanos separados al nacer, cada uno con una suerte distinta adosada a un casino de apuestas, todo, para que la “normalidad” fuese eterna y sin voces disidentes.

Veo a los jóvenes furiosos en las calles y tienen de que estarlo, son una generación distinta, más consciente y unida de la que yo  fui. Dan su voz, sus sueños, sus ojos hasta su vida con tal de no seguir en este modelo instaurado de inequidades.

Gratitud al joven que no empuñó el fusil (se merece una estatua), gratitud a los muertos que no acobardaron su voz, gratitud a los desaparecidos y torturados por soportar el horror, gratitud a los jóvenes que nos remecieron del letargo, gratitud a la población que ya no dejará a sus hijos solos y  que por fin  despertamos. Gratitud a los que se manifiestan, porque nos merecemos un abrazo de esperanza.

 

TAGS: #EstoPasaEnChile Descontento Social Jóvenes

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de Noviembre

Ud habla asi porque no ha tenido clases con ellos

Pero yo si, he estado en clases con ellos y les he dictado clases. Y lo que ud ve “una generación distinta, más consciente y unida de la que yo fui” no es cierto

No es que no tengan miedo, es que sencillamente son tan groseros y prepotentes que les da lo mismo todo, pasar por encima de todo y de todos. No saben debatir, no saben argumentar, no saben nada mas que lo que quieren y eso es todo lo que ven. Y no estan furiosos por verdaderas injusticias, simplemente para ellos cualquier cosa que escape de lo que quieren es una injusticia. He visto en varias ocasiones como insultan a profesores y a compañeros cuando algo no es como ellos quieren, sin respetar la dignidad de nadie, porque son ellos primeros, ellos segundo y todos los demas no importamos. Y tanto es asi, que para que lo sepa: hay una crisis enorme en materia de profesores de educación media, porque renuncian, y lo hacen porque no pueden con esos “jovenes conscientes” como ud los ve. El promedio actual de duracion de un profesor dictando clases a esos “jovenes conscientes” es de 10 años, con secuelas sicologicas graves. Porque para estos “jovenes conscientes” es una injusticia que les obliguen a hacer las tareas, es una injusticia que no les den un titulo universitario, es una injusticia que los hagan leer.

Estan destruyendo todo lo que no les gusta. ¿Y qué es lo que les gusta? Ni ellos lo saben

Ver todos
Ocultar

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Estas restricciones limitan la posibilidad de contribuir, desde la comunidad académica y científica, a una maduración real de nuestro sistema científico, sembrando dudas sobre el alcance real de este pr ...
+VER MÁS
#Ciencia

La política científica y el problema de las restricciones

¿Por qué no se habla de la violencia de las colusiones, los fraudes, las evasiones, sino que de la violencia física que hemos estado viviendo?
+VER MÁS
#Sociedad

Conversaciones en torno a la violencia

Lo cierto es que cuando la derecha promueve una medida coercitiva, lo mínimo es actuar con prudencia y leer y analizar lo que se lee.
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: Yo no fui

El rechazo a la admisibilidad de la Acusación, a pesar de cumplir con todos los requerimientos constitucionales para ser admitida, ha negado la posibilidad de que analizar la cuestión de fondo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El malestar con la élite política y la falta de representación

Popular

Estas restricciones limitan la posibilidad de contribuir, desde la comunidad académica y científica, a una maduración real de nuestro sistema científico, sembrando dudas sobre el alcance real de este pr ...
+VER MÁS
#Ciencia

La política científica y el problema de las restricciones

¿Por qué no se habla de la violencia de las colusiones, los fraudes, las evasiones, sino que de la violencia física que hemos estado viviendo?
+VER MÁS
#Sociedad

Conversaciones en torno a la violencia

Lo cierto es que cuando la derecha promueve una medida coercitiva, lo mínimo es actuar con prudencia y leer y analizar lo que se lee.
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: Yo no fui

El rechazo a la admisibilidad de la Acusación, a pesar de cumplir con todos los requerimientos constitucionales para ser admitida, ha negado la posibilidad de que analizar la cuestión de fondo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El malestar con la élite política y la falta de representación

Popular

Tomémonos las calles con nuestras pañoletas moradas y verdes. Porque juntas somos más fuertes. Porque, como dice Rebeca Lane “Yo no elegí la guerra pero nací guerrera”
+VER MÁS
#Género

Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía

¿No sabían quién era? ¿No habían leído sus columnas? ¿No han visto sus intervenciones en otros programas de televisión? Era extraño. Estaban todos muy escandalizados de algo que era evidente que pa ...
+VER MÁS
#Política

El evitable show de Hermógenes en Bienvenidos

La violación de los Derechos Humanos “desordena” en vez de ordenar, atiza el fuego, asume que el orden se impone por terror, mediante el amedrentamiento
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: ¿de qué estamos hablando?

Para esos 24 muertos, heridos y varios con pérdida ocular, incluso completa, no hay familia, no hay historias detrás
+VER MÁS
#Sociedad

La televisión volvió a su lógica