#Tecnología

Ética y redes sociales: un ejercicio de testeo, trazabilidad y asilamiento

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Las redes sociales son un espacio que genera innumerables beneficios: democratiza y promueve el acceso a información, reduce las asimetrías de poder, habilita un espacio para denuncias, promueve un dialogo horizontal.  Al mismo tiempo, es una plataforma donde se catapultan y sepultan personas e instituciones, en fracciones de segundo. Un espacio donde los actos performativos proliferan y encuentran tribuna. Una tensión constante entre la forma y el fondo de los debates y discusiones.


El seguimiento a la cadena de declaraciones, mensajes y comunicados de las personas involucradas en los respectivos testeos se multiplica a una velocidad abrumadora

En lenguaje Covid-19, las redes sociales constituyen un espacio donde se testea constantemente la ética de las personas, entendida como su forma de ser y respectivo carácter. Un testeo que tiene como objetivo relevar sus inconsistencias, induciéndolas constantemente al error. Una vez identificado, el error adquiere un nivel superlativo. Todo es imperdonable e imprescriptible. Como diría Jacques Derrida, el perdón debe hacer el duelo del perdón, mientras el escrutinio radical crece a base de likes y retweets.

Asimismo, y siguiendo el lenguaje pandémico, la trazabilidad es un elemento constitutivo del escrutinio señalado. El seguimiento a la cadena de declaraciones, mensajes y comunicados de las personas involucradas en los respectivos testeos se multiplica a una velocidad abrumadora. El derecho humano a cambiar de opinión, como irónica y sutilmente señala Humberto Maturana, no tiene cabida en un mundo virtual donde la superioridad moral aflora. Las inconsistencias individuales se maquillan frente al deber ser social. Un simulacro a todas luces, que permite la mortificación de algunas personas que han caído en falta, por otras que cargan con otras tanto o más trascedentes, y que descansan en la impunidad cotidiana.

Y llegamos al aislamiento. Una vez realizado el testeo y la trazabilidad correspondiente, se recluyen sin matices a aquellas personas indignas virtualmente. Así, sin previo aviso, bajo el argumento de que atenta contra las pragmáticas y costumbres de una determinada red, se confina a estas personas. Muchas veces a perpetuidad, sin derecho a réplica. Afloran así epítetos de diverso calibre, con respectivos hashtags, con resultados implacables: renuncias, demandas, pérdidas de libertad.

Ante esto cabe preguntarse al menos dos cosas. La primera, por la capacidad que hemos desarrollado como sociedad para evitar el reduccionismo dicotómico que arrastramos: negro/blanco, bueno/malo, derecha/izquierda, naturaleza/sociedad; y la segunda, por nuestra posicionalidad ética al momento de criticar socialmente dinámicas que individualmente- a una escala micro y muchas veces sin darnos cuenta- seguimos reproduciendo.

TAGS: #RedesSociales Etica Opinión Pública

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Nuevos

Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad