#Sociedad

Matriz vergonzosa

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cuando escribo estas líneas aún no está claro si los luctuosos hechos de anoche 1 de agosto en la Araucanía contaron con la anuencia, desidia o protección de Carabineros, o si estos últimos actuaron como “héroes salvando vidas”, según las palabras del subsecretario Galli (muy parlanchín desde la asunción de Pérez Varela).


El que desalojó y el policía que no actuó tienen el mismo origen, entonces, ¿por qué odian al que tiene la municipalidad tomada que también es de los suyos?

Digamos que fue una versión Fruna de la Noche de los Cristales Rotos en Alemania, con la gran diferencia que allá no fueron judíos quienes atacaron comercios, domicilios ni sinagogas de judíos, si no aquellos que pertenecían a una raza o estirpe muy diferente.

Por lo que se sabe cuatro municipalidades que estaban tomadas por mapuches fueron desalojadas violentamente y resultaron quemadas.

Un municipio es la primera línea del pobre, que esté tomada por el grupo que sea, entorpece los trámites de los más necesitados y por ningún motivo debe estar cerrada a la ciudadanía. Sobre esto no hay discusión.

Otra cosa diferente es que sea desalojada por grupos civiles, en régimen de Toque de Queda y que la policía observe impávida.

Pero hay un aspecto aún peor que la violencia: el racismo.

A ver: ¿dije racismo? Que un mapuche agarre un palo y vaya a desalojar a otro mapuche al grito de “¡afuera indios cu…. CTM¡”…¿es racismo o negacionismo?

Porque no me van a decir que toda la violenta chusma que entró a los municipios en toma eran alemanes de primera, segunda, tercera, cuarta o quinta generación, y apuesto que estos violentos desalojadores más bien son pobladores con una fuerte raigambre mapuche.

En octubre del año 2017 en este mismo espacio escribí una columna que tiene al día de hoy 5982 visitas, 27 comentarios y 88 menciones en Twitter. Su nombre: MAPUCHE…¿YO?

Ahí expongo que para el chileno no existe nada peor que reconocer que por sus venas corre sangre indígena y hace lo posible por borrar esta marca cayana corporal y mental. Inútiles intentos.

Ejemplos hay por montones. Acá uno: diputada UDI con mismo apellido de marca de Puré en caja crea grupo de WhatsApp “orgullosas de ser rubias” (debió agregar: gracias al Kolestón) Veamos: su estatura, la forma de su rostro y cuerpo no pueden estar más alejado de lo que se entiende por alemana aria (ejemplo: Eva Braun) y se acerca muchísimo al tipo de mujer mapuche. Y por favor, con esto no digo que tener un cuerpo de mujer mapuche sea feo o un defecto, si no, simplemente diferente al cuerpo de una alemana, haitiana, zulú o eslovena.

Otro. Doctora muy televisiva que en cada programa se encarga de avisarnos sobre “su origen español y su doble nacionalidad” pero jamás nos habla de su otra mitad, de la cual heredó rostro y cuerpo de mujer originaria de esta tierra. (En otra columna quizás me refiera sobre cuál “atributo” alguien se pueda sentir “orgulloso” de tener descendencia hispana…)

Para mejor entendimiento cito un párrafo textual de aquella columna:

“Sin embargo, triquiñuelas más o triquiñuelas menos, el mapuche te alcanzará como una ola imposible de esquivar, aquí y en la quebrada del ají, en la Pintana y en la Dehesa, en Providencia y en Vilcún, en el Villa María o en el Liceo de Niñas Nº 1.413 de Temuco, en la Estación Metro Manquehue o en el transbordador del sur”.

Y si esa “ola imposible de esquivar” te alcanza en el Villa María y en el Metro Manquehue, ¿será imposible que moje a alguien que vive en Curacautín, Padre Las Casa, Victoria o Ercilla?

Sería muy raro.

Negacionismo del origen es casi lo mismo que odio por sí mismo. Gritar “¡indio cu… CTM¡” es lo mismo que escupir al cielo.

Sergio Melnick y Tomás Hirsch estánen las antípodas ideológicas, pero, ¿imaginan ustedes una discusión entre ellos donde uno le diga al otro: “¡judío cu… CTM¡”?

Yo no imagino una circunstancia así por una razón muy simple: ambos respetan y no reniegan de su origen.

El que desalojó y el policía que no actuó tienen el mismo origen, entonces, ¿por qué odian al que tiene la municipalidad tomada que también es de los suyos?

Porque el chileno odia, detesta, aborrece y reniega de su origen indígena, odia lo ineludible, lo imborrable: su matriz.

Triste.

TAGS: #Clasismo #SociedadChilena Racismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
J.A.

03 de Agosto

Estimado, tiene Ud. razón, los genes mapuches – excepto los que llegaron ayer desde otros continentes- los tenemos todos, y los que se dicen mapuches puros, también tienen genes de a orillas del Duero, es nuestra realidad y es la gran confusión latinoamericana, somos mestizos. Ahora, hay mapuches-chilenos-mestizos de izquierda, de derecha, totalitarios, progres, anarquistas, y otro gran grupo,probablemente el más grande, los que sufren a causa de todos los otros anteriores.

03 de Agosto

Potente columna, gracias por escribirla

Todos somos mestizos, así lo demuestra el estudio genético que analiza las trazas que marcan tu adn, por otro lado, si fuéramos puros, el riesgo de endogamia sería tremendo, piensa que en Groenlandia existe una App para ver si estás coqueteando con una familiar, allá la pureza es signo de aislamiento y el morocho, atractivo cuál chocolate.

Bromas aparte, recuerdo cuando Carlos Santana dijo que no existían razas, solo culturas y ese ángulo es el que no hemos trabajado, dicho eso, si existen demasiados “ismos” en nuestra cosmovisión, impidiendo que todos juntos vayamos en una misma dirección.

A modo de anécdota, nací en Concepción y cuando me mudé a Viña me decían huaso, cuando entre al servicio era cuico por vivir en reñaca y al volver a Conce a la U, ya no era penquista.

En fin, racismos, clasismos, etc… solo demuestran una enraizada ignorancia, quizás el único legado de españoles que llegaron a las indias (viste, ahí partió la ignorancia basal)

Un abrazo y lo más trágico, los mapuches son argentinos jajajaa

04 de Agosto

Cuando hay un adversario al frente, se caricaturiza y denosta para marcar la diferencia.
Para alguien con pensamiento marxista, las personas deben alinearse entre ellas por un concepto de clase. Entonces, todos los que son mapuches debieran estar unidos aunque un grupo sea violento. Y ahí es donde, gracias a Dios, se rompe esa unión. Si un grupo de mapuches, saturados de la violencia de otros, decide sacarlos, es una muestra de la cultura ciudadana correcta de el pueblo mapuche; lo que los hace realmente dignos de sentarse en la mesa para resolver problemas.
Así que, ojalá siempre suceda que las personas se unan por ideas y valores positivos, y no tengan que ser parte de la violencia que otros esgrimen usando como escudo y justificación la raza; por lo tanto el racismo es malo por todos lados: cuando desune como nación , y cuando une para ejercer violencia.

04 de Agosto

Me costó entender su comentario por ese revoltijo que hace sobre comunismo, marxismo, lucha de clases y ese “gracias a dios” (si existiera, ¿ud cree que se metería en líos pedestres?). Sin embargo al final coincide con mi contenido: mapuches desalojando a mapuches, entonces, ¿eran necesarios los gritos de “indio cu…CTM” y “el que no salta es mapuche”?

06 de Agosto

Las palabras se entienden cuando se quieren entender; al revés, cuando se quiere confrontar, normalmente no se entiende nada. Pero, en resumen, mi argumento es que se trata de meter a todos los mapuches en un saco, unificarlos como raza y sentirse víctimas; con eso, se replica el quid marxista de la lucha de clases: hay opresores y oprimidos. Lista la película.
Pero lo que valoro (bueno, si no le gusta la expresión de gracias a Dios) es que se quiebre esa unión ficticia: el mundo , finalmente, esta dividido en miles de grupos, no homogéneos, y no hay un denominador para asegurar que hay una “nación mapuche”, contraria a los chilenos. Durante mas de cien años (y mucho antes también) ha habido una amalgama tremenda con otras razas, y eso es Chile; los mapuches son parte de Chile, indisolublemente, aunque aparezcan “lideres” que quieran separarlo.
Y, como acápite, lo del salto de la gente, es un hastío contra toda la parafernalia con la que se visten los neomapuches: se llenan de simbología (mucha de ella absolutamente falsa como noción histórica) para mostrar que son distintos. Y esa diferenciación, que busca obtener prebendas y privilegios, es rechazada finalmente. ¿conoce usted otro caso donde la gente haya salido a saltar gritando contra grupos que quieren privilegios?
Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde la zanja

Además de ser valioso músico y actor, Matías tiene extraordinaria capacidad de encarnar distintos y dramáticos escenarios
+VER MÁS
#Cultura

Extraordinario rol de Matías Oviedo en Verdades Ocultas

Buscamos una nueva institucionalidad económica para nuestras sociedades. Un régimen de bienestar que vaya más allá de esas “necesidades básicas”, o que esté más acá de los patrones de consumo qu ...
+VER MÁS
#Política

Para un proyecto de alternativa de mundo

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad