#Sociedad

La xenofobia que nos han creado

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manifestaciones de trabajadores chilenos que luchaban contra años de abusos laborales

En estos momentos, organizaciones de extranjeros en Chile deben estar preocupadas, porque sí, la xenofobia ha comenzado a extenderse a un ritmo muy acelerado y  ya no tiene manera de detenerse. Pero eso siempre fue lo que iba a pasar.

Partamos por quienes tuvieron la primera responsabilidad: las organizaciones pro-migrantes chilenas y los gobiernos de turno (Bachelet y Piñera sobre todo) En el minuto que se institucionalizó la importación de mano de obra (que eso es la migración actual, importación de mano de obra) cualquier aspecto mínimamente positivo que pudo tener esta migración se fue por la cañería. Porque, en un afán de disfrazar el hecho que cierto sector económico se niega a contratar personas para evitar el pago de imposiciones, salarios, etc, y también para ocultar su propia ineficiencia a la hora de producir, se impuso la idea que Chile “necesitaba” extranjeros. Y las organizaciones pro-migrantes apoyaron esa importación porque tienen nexos con el mundo empresarial y porque obtuvieron beneficios económicos de eso. Y tras una década, tenemos a más de 2 millones de extranjeros en Chile, un país tercermundista de recursos limitados.

Que los extranjeros son más instruidos que los chilenos, que los extranjeros trabajan mejor que los chilenos … No voy a recordar toda la palabrería al respecto, porque en muy poco tiempo ha mostrado ser una total falacia. La rotación de personal en los cada vez menos puestos de trabajo está completamente fuera de control, lo que claramente atenta contra los trabajadores, sea del país que sea, pero atenta sobre todo contra la estabilidad social y económica de Chile y de los chilenos más que de los extranjeros, ya que estos últimos pueden volver a sus países mientras que nosotros tenemos que luchar para sobrevivir en el desastre que está quedando. Más grave aún, la mentira que la llegada de extranjeros no impactaría en los salarios quedó claramente demostrada poco antes de la pandemia. El hecho es que si bien los extranjeros ganan menos que los chilenos (aunque seamos honestos, la diferencia es que a unos no les pagan imposiciones y a los otros sí, por eso quieren los empresarios aumentar el cupo de trabajadores extranjeros) el “factor deflacionario salarial” como lo ha llamado el Ministerio del Trabajo, o sea, que el salario por realizar una actividad baja porque hay exceso de oferta de mano de obra, ya está pasando y ocurre desde el 2016. Solo piense que más de 1.500 empresas quebraron el 2019, muchas tras el estallido del 18 de octubre, en que 15.000 empresas sufrieron saqueos. No somos un país que tenga grandes industrias que puedan asumir mano de obra masiva, y gracias a la gente que se dedicó a saquear y hacer imposible el poder trabajar, se perdieron miles de empleos. Los salarios están en total discordancia con el costo de la vida en Chile, hay muchos menos empleos, y esos empleadores quieren contratar extranjeros, porque les sale más barato. O sea, las perspectivas a futuro no son alentadoras.

La imposición que ha sido la presencia masiva de extranjeros ha ido acompañada por una política de que cualquier crítica negativa al respecto fuera desmentida y tratada como bulos, o derechamente insultar a quien discrepa tratándolo de “xenófobo” o “racista” o de estar contra los pobres. Nunca logré entender el sentido de traer gente pobre a un país tan brutalmente desigual como el nuestro, cuando el único efecto que eso iba a tener era aumentar la brecha de la desigualdad económica, que es exactamente lo que ha ocurrido. Pero lo grave es que también se ha impedido a las personas acceder a cierta información, porque eso “alientan la xenofobia”, sin querer aceptar el hecho que las personas tienen ojos, y no era nada hostil el decir que el tráfico de personas esta fuera de control desde hace muchos años , así como el hecho que la llegada de extranjeros trajo consigo nuevas y terribles formas de criminalidad a las que los chilenos no estamos acostumbrados. Y el continuar escondiendo la cabeza en la arena está teniendo terribles repercusiones, porque estamos teniendo graves problemas no solo a nivel sanitario; sino que con crimen internacional como el narcotráfico, que se ha apoderado de los puertos de Chile. Somos un país que depende de nuestra reputación y de nuestros puertos, y eso se está yendo al garete.

¿La labor de muchas organizaciones migrantes? Quejarse. Los chilenos discriminamos, los chilenos somos racistas, blablablá. Vulnerables, una y otra vez la misma palabra. Quieren votar, quieren que los migrantes tengan créditos… pero si ahora van a Colchane nadie de esas organizaciones irán en protección de la población de la zona, mayoritariamente Aymará, que es la que está realmente en peligro, y ninguno de sus miembros exigirá medidas sancionatorias a los que han cometido delitos y que afectan, con su comportamiento agresivo e irrespetuoso, a los que llegaron al país por necesidad.

Están empecinados en que claro que hay que dejar entrar a cualquiera, sin ver que a lo único que ha llegado la mayoría es para vender en la calle, invadiendo el espacio público chileno sin respetar ni las mínimas normas sanitarias. El hecho que a quienes están en esas organizaciones no les importe el bienestar, la seguridad o incluso la vida de los chilenos es esperable porque anteponen sus necesidades a las nuestras, pero lo peor es la traición de esas organizaciones hacia otros extranjeros. Porque los que habían llegado hace más años, que habían regularizado su situación y habían conseguido cierta estabilidad, la perdieron con la masiva llegada de gente que ha pasado a ser también carga para ellos, y ahora están en la indefensión tanto como miles de chilenos. Los extranjeros que llegaron hace años están con miedo, pero no de los chilenos, sino de los otros extranjeros que han llegado  y de lo que implica para ellos. Y los que han llegado hace menos tiempo y luchan por estabilizarse también tienen que lidiar con los extranjeros que lucran con ellos. Ante eso, muchas de las organizaciones migrantes hacen la vista gorda, porque de querer actuar lo habrían hecho hace tiempo, e incluso son partícipes activos de estos actos.

No voy a entrar a discutir lo de Chile país de migrantes y retroceder hacia 100 años, para hablar de migraciones positivas, porque eso solo ha servido para seguir amparando el desastre actual. Estamos en el año 2021, y no estamos recibiendo nada positivo de lo que está pasando, y sí mucho negativo. De hecho, tenemos una gravísima crisis humanitaria que no es de este año, se arrastra desde hace más de 8 años (es cosa de mirar cuantos campamentos han organizado los extranjeros en Chile en diferentes partes), sin que el Estado haga algo drástico al respecto, porque sencillamente no le interesa hacerlo. ¿O es que no fue una señal clara que esto estaba siendo muy grave cuando bolivianos, venezolanos y colombianos entre otros, acamparon frente a sus consulados y embajadas para volver a sus países, sin que, en semanas, tuvieran respuesta? () ()  Y viendo esto, porque lo vimos todos, ¿por qué continuar persistiendo en la misma mentira de que “vienen a buscar oportunidades” para seguir permitiendo el ingreso de personas, sabiendo que no hay oportunidades?

Detrás de toda esta calamidad, hubo el vulgar afán de lucro de organizaciones, empresarios y de políticos que no ha parado, ni siquiera ahora. Les mintieron a los extranjeros dándoles el discurso de darles oportunidades, nos mintieron a los chilenos de que esto sería bueno para nosotros. No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manifestaciones de trabajadores chilenos que luchaban contra años de abusos laborales, además de paliar deficiencias causadas por la mala gestión política, como es el hecho de tener contratados sanitarios extranjeros como una forma de tapar la crisis del sector salud que se arrastra desde hace años. La precariedad laboral y el miedo a no tener como sobrevivir han hecho que mucha gente deje de manifestarse, que haya menos interés en participar en huelgas, y que los abusos laborales no cesen, como tampoco se ha frenado el alza de precios de los comestibles.

Pero este aparente círculo vicioso no solo tuvo un fin económico, porque todo esto, todo lo que está pasando, tuvo en miras algo mayor: alentar el enfrentamiento civil, generar un clima de miedo y así mantener controlada a la población. Y esa táctica no sólo la están usando en Chile. Salir de Venezuela no favorece a los venezolanos, solo favorece a Maduro. ¿Ven que se ha reforzado en su posición? Lo ha hecho, y Guaidó se diluyó en la nada. Porque Maduro sencillamente no hizo nada por detener el éxodo de quienes están descontentos con él. ¿Y quiénes quedan en Venezuela? Salir de Colombia, o de Perú, salir de Nicaragua o de Guatemala… ¿en qué ha servido esos éxodos? De nada. Porque nunca hubo intención que sirviera más que para librarse de cachos y tirárselos a otro. Esa es la verdad detrás de estas migraciones actuales, y querer verla de otra manera es ridículo.

Las organizaciones, los empresarios, los políticos nos han ocultado y manipulado los datos. Y sí, lo hicieron para combatir la xenofobia, pero al hacerlo, entonces mintieron, y la mentira gesta la xenofobia. Cuando se intenta defender con malas maneras las causas no es raro que la inconsistencia de los argumentos arrastre a las causas, sin importar cuan nobles parezcan. En este caso, años de mentiras y ocultamientos sobre qué significa la migración en Chile está derivando hacia la xenofobia que tanto se quiso evitar, mediante mentiras y ocultamientos. ¿Por qué entonces lamentar que crezca, si es el efecto lógico de una deliberada política que siempre tuvo ese fin, como lo tuvo en todos los países que se ha montado esta farsa? Y tan mal gestionado esta esto, tan falsas han sido las palabras, que ahora decir la verdad no sirve de nada. Nunca sirve hacerlo a estas alturas

Lo que ha ocurrido estos días en Chile fue el colapso tan obviamente predecible que molesta, porque ha ocurrido en otros países que han pasado por el mismo proceso que nosotros. Y por ende, cuando esto estalle, y estalle muy mal (que ya ha comenzado a pasar), los que más van a perder serán los extranjeros. Y no tendrán nada que alegar, porque fue “su” decisión salir de sus países e ingresar a otros de forma irregular, para ser mano de obra barata de quienes nunca tuvieron intención que fueran otra cosa y solo poder vivir hacinados porque nadie quiere arrendarles nada mejor porque otros como ellos destrozaron casas. Si quisieron creer otra cosa, que pena.

TAGS: #Migrantes Ley de migración

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
any

22 de Febrero

Politicofobia

Leonora

23 de Febrero

“La libertad de expresión, a diferencia de lo que mucha gente cree, no es absoluta. Si lo expresado ofende la dignidad humana, se considera discurso de odio. La homofobia, la transfobia, el racismo, la xenofobia no son opiniones”. Esta mujer y este medio piensa que la libertad de expresión es dejar que el odio se despilfarre. Eso es esta nota. Nada más que odio.

Felipe Cortes

26 de Julio

No creo que sea odio Leonora, de hecho yo contesté (con rabia) a tu patético comentario y este pasquín de cuarta categoría lo eliminó, así que no culpes a la autora, sino a los que discrepamos de tus ideas progres fracasadas, y mientras aun seamos libres de opinar (antes que llegue el gobierno “revolucionario” de los iluminados de la Convención) las seguiré publicando donde se me dé la gana ¿o a caso a este medio -a lo Jadue- le gustan solo las opiniones que concuerdan con él??

Juan M.

28 de Febrero

Estoy el 99% de acuerdo con este articulo, el abrir las fronteras de Chile fue un error de primer orden, los grupos y fundaciones de migrantes fueron irreponsables al mentirles a los extranjeros que deseaban largarse de sus paises al informarles que Chile era un pais de oportunidades por su supuesta tranquilidad y orden, cuando en realidad era una olla de presion a punto de estallar. A todos los extranjeros con quienes he hablado les digo que el himno “Si vas para Chile” de Chito Faro es una cancion de mentiras, un finlandes me dio la razon, es mas, me dijo que en eso nos pareciamos a los japoneses, somos sonrisas de frente, pero en el fondo despreciamos a los extranjeros a sus espaldas, hasta en el despreciarnos entre los que somos mas morenos o mas blancos, entre apellidos vinosos o mapuches; pero le gustó la cancion “El baile de los que sobran”.

02 de Marzo

Juan M

Paso en Dinamarca. Paso en Suecia. Paso en Belgica. Paso en Australia. Mentiras, mentiras y mas mentiras de empresarios, ONGs y politicos sobre la migracion. Y ahora todos esos paises estan cerrando fronteras y siendo realmente despiadados con los extranjeros. Hay un endurecimiento brutal en esos y en otros paises en materia migratoria, porque tantos años de mentiras no pueden sostenerse

Y en Chile va a pasar lo mismo. Porque esta pasando en Argentina. Y en Panama tambien.

Y ser una hipocrita y lanzar “uy, eso es discurso de odio” no sirve. Ya no sirve. Porque sencillamente es un hecho que detras de lo que esta pasando en Chile, como ha pasado en otras partes, hay un brutal negocio de carne humana. Ni siquiera de trafico de personas, los migrantes solo son carne humana para la poca gente que se esta enriqueciendo, a costa de esas personas y a costa nuestra.

Tan claro es esto que Biden, uno de los politicos mas corruptos de Estados Unidos ¿que fue lo que hizo? Abrir fronteras, ademas claro de volver a bombardear Siria. ¿Para que abre fronteras si Estados Unidos tiene graves problemas economicos y una tremenda falta de empleo? Porque le beneficia… a Biden y a sus socios. Con eso tiene mano de obra barata y tiene luego a quien culpar de cualquier crisis. Igual que esta pasando en Chile.

Paulo

20 de Marzo

Quisiera complementar que en el caso de los migrantes haitianos muchos se vieron atraídos por lo que contaban las fuerzas armadas chilenas destinadas a la pacificación civil, ese fue el primer gancho, cuando adivinen quién !! era ministra de defensa… Ya en el 2007 los haitianos llegaban en goteo, y si quisiera ser conspiranoico total, en su 2do mandato Bachelet permitió a destajo algo que en su 1er periodo fue algo a muy baja escala y que resultó pasar piola.
Qué la ONU la haya nombrado comisionada por los DDHH, que le dé un hotel 7 estrellas, inmunidad judicial y la tengan comiendo caviar en Ginebra es evidentemente una devolución de favores.
Piñera asume el 2018, el flujo de haitianos baja ostensiblemente pero se dispara el de venezolanos, este mismo sujeto al año después se para en Cúcuta ofreciéndole la tierra prometida (cual Moisés) a los opositores al régimen chavista… si los paralelismos son válidos y y hacemos ciencia ficción, de seguro a Piñera le dan un cargo en la ONU en el 2023.

Cristian

30 de Julio

Me atrevo a decir que Bachelet busca ser secretaria general de la ONU, por consiguiente, Piñera llegaría a ser el próximo alto comisionado por su “solidaridad” con los venezolanos.

Cristian

30 de Julio

Aquí hubo un plan concertado con tiempo para desestabilizar Chile con migraciones precarias y destructivas.
Si revisamos videos del estallido delictual veremos en que en Antofagasta quienes más daño hicieron fueron colombianos vinculados a carteles narco y ex FARC, o sea, nos mintieron con que Chile necesitaba extranjeros jóvenes para suplir el déficit de natalidad en el país, pero claro, al mismo tiempo colectivos feministas satanizan la maternidad y promueven el aborto libre. Todo bien maquinando para diezmar a la población local, lo que llamamos reemplazo demográfico por personas sumisas y manejables a gusto de la clase empresarial. Y por supuesto, el contingente necesario para dar el golpe violento que hoy nos tiene con un circo constituyente decidido a demoler más de 200 años de historia.
Saludos, Marcela. Excelente columna.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo