#Sociedad

La nueva (a)normalidad

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

“Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé”.

 Así dice el viejo tango de Enrique Santos Discépolo. Sin duda nuestro mundo está metido en serios problemas, y esta Pandemia en curso, no hace sino echar otro pelo a la sopa, complejizando aún más la crisis global en la que ya estamos.

A continuación, y simplemente a modo de enunciado, voy a plantear tres problemas derivados del Covid-19

Problema Uno: “Los viejos no cuentan”


El coronavirus no ha hecho sino desvelar, el entramado de precariedades y marginaciones que caracterizan nuestra realidad socioeconómica.

Llama la atención que la masividad de las muertes, producto del coronavirus, no pasa de ser un dato estadístico. Antes, cualquier accidente que significaba la pérdida de tres o más vidas, era noticia obligada y generaba en casi todos, un indisimulado pesar.

En cambio ahora, los muertos se multiplican por cientos de miles en casi todo el mundo y nadie se conmueve. En Chile, hasta ahora, tenemos 207 muertos, y ese “dato”, merece apenas un rictus. Claro, lo que interesa es “aplanar la curva”.

¿Y por qué pasa esto, será porque los fallecidos, en su mayoría son personas de la “tercera edad”? -me carga el eufemismo-. Hay aquí, un signo de este tiempo; Menospreciamos lo viejo, lo pasado, pero ignoramos que esa falta de pasado nos está pasando la cuenta. Sin pasado no hay presente y sin presente no hay el futuro. Lo repito, los viejos no cuentan, sólo se cuentan.

Aparte de la edad, hay otros factores incidentes en estos casos de muerte, como son el nivel socioeconómico, el lugar que habitan, si son o no migrantes, y otras características de vulnerabilidad. (Pero de esto, nadie dice nada).

Problema dos: “Estamos en guerra”

Resulta llamativo, el “planteamiento bélico” frente al problema. Como si el Coronavirus fuese un ser maligno, un enemigo poderoso que nos quiere destruir, y frente al cuál la mejor defensa sería sacar una pistola.

Esto, obviamente “externaliza” el problema, y faculta a otros para que se hagan cargo, favoreciendo medidas restrictivas de la libertad y permitiendo que esos otros tomen el control.

Este enfoque le resta importancia al sujeto social en tanto ciudadano, y reduce la posibilidad de mirar crítica y auto-críticamente la coyuntura de este problema sanitario. No sólo en su origen, sino también en sus consecuencias, y sobre todo, en la conciencia colectiva que debemos asumir.

Pero no, nada de eso se estimula, al contrario, se nos reafirma un rol de sujetos pasivos y obedientes. Olvidamos por tanto, que estamos llamados a protagonizar la circunstancia.

Problema tres: “La economía no puede esperar”

“No hay mal que dure cien años”, decía mi abuela. Esto quiere decir que la pandemia no es infinita, pero tampoco significa que va a terminar mañana, por tanto vamos a “convivir” o “conmorir” un buen tiempo, con este virus.

Aquí asoma el gran problema, el mentado virus no sólo mata personas, sino que está “matando la economía”, y eso sí es de cuidado. Por tanto, el desafío urgente es volver a la normalidad.

¿Pero cómo, alguien dirá, si todavía no ha pasado el efecto virus, además en Chile, ni siquiera hemos alcanzado el peak de contagios?

Ah, interesante pregunta. Por esa razón,  volvemos a una “nueva normalidad”.

Dicho de otro modo, como no se puede esperar que la realidad vuelva a ser “normal”, como era antes del virus, se “opta” por volver a la vida cotidiana con el virus aún activo y vigente, porque es necesario seguir produciendo y consumiendo, esa es la “nueva normalidad”. La economía no puede esperar.

Estos tres problemas enunciados, conforman una problemática mayor.

El coronavirus no ha hecho sino desvelar, el entramado de precariedades y marginaciones que caracterizan nuestra realidad socioeconómica. Ese raro y doloroso desequilibrio en el que hemos vivido y sufrido todos estos años. Nuestra dura  y “vieja normalidad”.

Creo, finalmente, que este apresuramiento nos puede pasar la cuenta. Este “retorno seguro”, no lo veo tan seguro. Recuerden que tenemos otra Pandemia pendiente. No vaya a ser que:

Aún con miedo, volvamos

a la nueva normalidad del trabajo

Aún con rabia, volvamos a las calles

Y aún con sueños, volvamos

a la plaza Dignidad.

Que el mañana, nos pille confesados.

 

TAGS: #Coronavirus #Normalidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Anysur

29 de Abril

El problema es que ve mucha televisión, en mi comuna y entorno se valora a los veteranos y es noticia cada muerte, nacimiento, divorcio u casamiento y eso de que la economía no para , los dueños de todo no tienen problemas… económicos, el problema lo tenemos la clase trabajadora, y esto se solucionar si hubiese equidad

J.A.

03 de Mayo

Estimado, “Los viejos no cuentan”, así parece, angustiosamente mueren por miles y aún con nuestros saberes, y avances, los viejos están pagando con su vida el desorden, la demagogia y la mala focalización en asuntos importantes. “Estamos en guerra”, tiene razón, entendemos el concepto cuando hay conflicto entre grupos humanos, y dicen los que saben que hay muchos tipos de guerra, un ideologizado teórico italiano, Felix Guattari nos plantea una, la revolución molecular, es atípica pero trágica como todas, y lo curioso es que cuando se denuncia ese tipo de guerra, nadie entiende que es. “La economía no puede esperar” , parece que así es, no hay maná del cielo, quizás porque nos portamos pésimo, hay que ganarse el pan de cada día, las grandes empresas, esas que pagan los impuesto con que operan los gobiernos y que intentamos destruir día a día, pero que nos dan trabajo y producen alimentos no no vendrán a dejar el pan a la casa. Es triste, pero así es. Sobre Plaza Italia, podemos conversar otro día. Saludos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Nace en madrugada de hielo negro, Ramona Citlali, a miles de kilómetros de sus bisabuelos, abuelos y tíos, con la fuerza e irreverencia de sus ancestras indígenas que como su madre, su abuela y la Comand ...
+VER MÁS
#Sociedad

En madrugada de hielo negro

La magia del film es retratar de manera magistral el abuso, el desprecio, la humillación constante de la nobleza hacia las clases inferiores.
+VER MÁS
#Sociedad

Délicieux

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

El multiculturalismo, lejos de pensarse como una respuesta a la izquierda y la derecha y, aún más, como una crítica al sistema capitalista en el que vivimos, es un velo que solamente viene a cristalizar ...
+VER MÁS
#Sociedad

Multiculturalismo liberal ¿La nueva ideología de occidente?

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Los infantes durante los primeros años de vida se encuentran en un período clave, ya que es cuando tiene lugar un mayor desarrollo cognitivo y una mayor plasticidad neuronal, por lo que son más permeable ...
+VER MÁS
#Educación

Educación Parvularia: ¿El hilo más delgado del sistema educativo?