#Sociedad

La falacia de la historia asumida

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Chile es un país racista, eso lo sabemos quienes vivimos aquí desde que nacimos. Nos han dado la falsa impresión de tener un país pluricultural, pero además de colores “uniformes”. Se nos vendió que éramos los “ingleses de América”, que estábamos separados tanto por una cordillera como por una ascendencia y una cultura completamente distante de nuestros vecinos, un enclave “europeo” en América Latina. Durante siglos, la visión de nuestro país como benefactor y protector de los extranjeros fue una caricatura muy bien hecha, basada simplemente en una serie de entregas de tierras a colonos europeos que tomaron posesión de tierras ancestrales en el sur del país. En Chile dicen que no hubo esclavitud, cuando en realidad sí la hubo hacia indígenas y unos pocos africanos que fueron arrastrados a estas gélidas tierras para intentar la explotación minera y la agricultura de los grandes hacendados.


El asentamiento de un pueblo en un lugar durante cientos o miles de años y que no ha tenido a otros antes que ellos, les otorga tal denominación

Toda la memorabilia circundante en el colchón social de nuestro país tiene un tufo a extranjero. Hablamos llenos de anglicismos, nuestras calles más importantes tienen apellidos extranjeros, los lugares más apetecidos y concurridos tienes nombres en inglés, francés o italiano antes de español o mapuche, quechua, diaguita, etc.

Existe además una complacencia entre historiadores y escritores nacionales de denostar a los pueblos originarios dentro de nuestra literatura docta. No es sólo su culpa, claro está. Todos recibieron la enseñanza proveniente de muchos textos escritos por españoles que identificaban a estos indígenas como “problemáticos, sin conocimiento, belicosos y salvajes”. Se menospreció la capacidad de los pueblos originarios desde el inicio por no tener un paralelo con los grandes imperios prehispánicos. Para el europeo y luego para el criollo nacido en nuestras tierras, la admiración por una cultura se basa casi exclusivamente en sus logros arquitectónicos o ingenieriles. Es así como existe admiración infinita por civilizaciones como la egipcia, griega, romana y china y se menosprecia el aporte de otros pueblos que no dejaron tales registros. Es más, aunque todavía no se tiene un entendimiento a ciencia cierta de cómo un pueblo como el Rapa Nui logró crear tales figuras monumentales, éstas no se colocan al mismo nivel de las civilizaciones antes mencionadas, aunque tengan obras artísticas y escritura propia (que no han podido descifrar).

Ayer me enviaron un texto típico de Facebook, de esas cadenas que dicen “lo vi por ahí” o “copiado de alguna parte” sobre cierto historiador Pompeyo Prieto, quien en una extensa redacción, toma los antecedentes del proceso de poblamiento de la América continental a través del Estrecho de Bering como la forma de determinar que el pueblo mapuche, al igual que apache, comanche y otros no son de América, por lo que no son originarios de aquí y por esa razón no deberían ocupar esa denominación. De esta manera denosta la propiedad que estos pueblos sienten por esta tierra en la que han vivido desde hace milenios.

No es de extrañar que tal publicación esté en la página de Oficiales en Retiro de las Fuerzas de la Defensa Nacional. Estamos claros hasta este punto, desde inicios de la colonia, pasando por la “Pacificación de la Araucanía” y las dictaduras del siglo pasado, que nuestras FFAA no tienen ningún tipo de aprecio ni respeto por los pueblos originarios y su legado. Históricamente se les ha puesto el pie encima desde los gobiernos centrales y quienes han sido ocupados para pisotear han sido dichas FFAA.

Quisiera simplemente analizar la hipótesis que Pompeyo Prieto ocupa tan livianamente para determinar que los pueblos originarios de Chile no son tales. Según él, la llegada al continente desde Asia ya los deja como “inmigrantes”. De ser así, podríamos considerar a toda la raza humana como inmigrantes del mundo y sólo originarios de África, ya que la migración desde ese continente hacia Europa y Asia permitió los asentamientos humanos que dieron paso a las civilizaciones de la antigüedad y las sociedad modernas. Impresiona la falta de entendimiento de lo que significa ser originario de un lugar. El asentamiento de un pueblo en un lugar durante cientos o miles de años y que no ha tenido a otros antes que ellos, les otorga tal denominación. Se podrá hablar mucho de la beligerancia entre mapuches y otros pueblos indígenas de la región, eso ya es otra cosa. Me quiero dedicar al punto “académico” en cuestión. Los indígenas que viven en nuestro sur son los herederos únicos de un legado ancestral de quienes poblaron por primera vez este continente. Aseverar que no lo son y menospreciar ese legado y esa herencia da cuenta de una necesidad de crear una historia a conveniencia de quien la necesita, en este caso, el statuo quo de nuestra sociedad chilena.

Otra cosa muy vaga y torpe de su análisis es que determina, casi como una exigencia de perseverancia sobre el territorio nacional, el mestizaje como tal. Según él, nuestro mestizaje no se produjo en su mayoría con los mapuche, ya que ellos “se mezclan muy poco, no se integran” según él, a la sociedad. Sin embargo, si revisamos los textos históricos (incluidos los más deterministas y racistas) podemos encontrar que tanto mapuches como huilliches y otras tribus de esta parte del continente sí se mezclaron con los inmigrantes y colonos españoles. A veces consensuado, la mayor parte de las veces obligado, ya que los españoles no traían al inicio sus familias y violaban a destajo. Así mismo, las redadas que hicieron los mapuche terminaron raptando mujeres españolas llegadas en las siguientes expediciones y posterior colonialismo. Y aunque quiera suavizar sus conceptos de “blanqueamiento” de la sociedad chilena, hay que dejarle muy en claro que esta sociedad es un quiltro, lleno de cruzamientos. Todos los que estamos aquí tenemos trazas de pueblos originarios, sea cual sea. Y muchos vienen de los mapuche.

También plantea que “el estado chileno siempre ha apoyado a estas etnias”, como si los procesos de la Guerra de Arauco, la posterior Pacificación de la Araucanía y la represión sistemática estos pueblos no hubiese ocurrido. Pareciera ser que a este “historiador” se le olvidó buena parte de la historia. Todo para cerrar su alocución con llamar a quienes luchan por la restitución de sus tierras “terroristas”. Quisiera decirle a don Pompeyo que si aún quedaran Kawéskar vivos, seguramente estarían peleando también. Es fácil quejarse por la piedra recibida cuando se ha estado botando camionadas de piedras sobre quien la lanzó.

Y para cerrar con su frase “el Estado Chileno siempre prevalece” le tengo sólo una cosa que decir. El estado no es el que prevalece, son los habitantes de esta tierra. Todos y cada uno valemos. Y ya es hora que quienes no han sido valorados de igual forma, sean tratados como se merecen. Como ancestros, como origen, como orgullo de nuestras raíces. Chile es sólo una idea que nació sobre un suelo ya habitado, vivido y sufrido por generaciones que claman por ser respetadas.

Ya es hora de abrazar nuestras raíces.

TAGS: #FakeNews #HistoriaDeChile #PueblosOriginarios

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
anysur

15 de Julio

Hace un tiempo conocí a una señora con una gran talento para relatar historias, nos encantaba escuchar sus relatos, pero eran producto de su imaginación y solo los adultos nos dábamos cuenta de eso; nosotros podemos así como a nosotros nos han relatado la historia entregarla, pero hay que tener cierta madurez, fuentes fiables para contrastar datos…en fin. Chile…un país lo hace las personas, y no todos somos racista.Estado prevalecerá…acaso no son servidores públicos?

Isabel

15 de Julio

Gracias Pablo, excelente artículo y la veracidad de su contenido haciendo real historia.

paolo

15 de Julio

Si te cuentan que Chile es un pais europeo, eso es como una mentira, verdad? Somos un país americano, concretamente latinoamericano, sudamericano, es obvio que descendemos de “indigenas” (nombre mal puesto, no son de India) y de españoles, que son europeos, hay que aclararlo (en Chile es tanto el racismo que a los españoles no los consideran europeos). Ahora, por “europeo” podemos entender cosas distintas, personalmente encuentro Bolivia y Perú más europeos que Chile, sus ciudades parecen españolas o italianas, las nuestras no. Y Argentina, que todo el mundo dice que es un país “europeo”, a mi me parece más norteamericano que europeo, sus ciudades se parecen a Chicago, Nueva York, etc. Todo depende de en qué sentido se hable, pero es obvio que no somos europeos (no sé quien te convenció de eso, y cómo te lo creiste). Ahora bien, somos mestizos como es mestizo todo el mundo, porque el mestizaje es lo normal, lo a-normal es no mezclarse. Europa también es un continente mestizo, tienen mezcla africana y asiática. Norteamerica es mestiza, Asia es mestiza, etc. Cuando no hay mestizaje algo anda mal con esa sociedad, nosotros no tendríamos por qué “asumir que somos mestizos”, como si se tratara de reconocer un error o algo “feo”, algo que no fuera normal. Si somos mestizos estamos bien, somos igual que todo el mundo. No entiendo mucho el racismo y el antirracismo, los considero absurdos.

jose

09 de Septiembre

solo discrepar contigo en la palabra indígena, que no significa nativo de las Indias, sino que es una palabra que proviene del latin “inde” y “gens” literalmente “población de alli”, o nativos de cierto lugar.

18 de Julio

Casi todas las diferenciaciones que se quieren hacer son para conseguir privilegios. Ahora los mapuches no quieren ser chilenos ¿para? ..para ver si les dan algo por sobre el vecino-chileno. Para ello deben tratar de disfrazarse de antiguos, de hablar mapudungun, de ¡¡crear una bandera!! ¿harían lo mismo si eso implicara un impuesto especial, o de alguna forma un menoscabo?…no..es la expectativa de un trato preferencial lo que los motiva.
Amen de que el Estado Chileno, en base a sus creencias antiguas, pasó por arriba de derechos, no es argumento para pedir restitución. ¿o los mismos adalides de eso, estarían a favor de restituir terrenos a sus dueños, debido a la reforma agraria de los 60?…ahí el Estado también pasó por arriba de dueños legítimos.
El punto, detrás de todo, es que ser víctima es muy atractivo en una etapa política millenial. Todo lo que huela a ofendido o menoscabado es “grito y plata” (como decía una presidenta) en un momento como este.

Luis

20 de Agosto

Habemos no cientos, sino que miles y miles de chilenos, porque eso somos todos quienes nacemos al amparo de este pais, que estamos hartos del llanto de unos pocos que buscan reivindicaciones en nombre de quienes no se lo han pedido; reivindicaciones que lor por lo demas sabemos tienen un solo signo : $.
Estamos hartos de como el estado llena de privilegios a quienes por tener un apellido o ser descendiente de un pueblo originario, tienen más derechos que tienes tenemos la mala suerte de no tener un ancestro dentro del espectro de este grupo de privilegiados.
La sociedades se construyen en igualdad para buscar justicia y no regalando a unos pocos, que por lo demás reniegan y desprecian todos nuestros símbolos patrios, lo que al resto nos cuesta años de trabajo para lograr.

Augusto

28 de Agosto

Interesante redacción, pero pese a tanta vuelta de rueda, podemos concluir que, el mestizaje producido entre españoles y pueblos existentes, ya sea concentrado o por violaciones, solo viene a confirmar que hoy solo quedan MESTIZOS, que los llamados pueblos originarios ya no existen, solo quedan apellidos y aprovechadores que desean privilegios; educación, terrenos, casas, salud. Mientras los demás pagamos impuestos por todo!

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Una de las demandas centrales es la creación de una Región Exterior, con tres distritos electorales: a) Las Américas donde reside más de la mitad de los migrantes chilenos; b) Europa y Africa, y c) Asia ...
+VER MÁS
#Política

Chilenos del exterior y debate constitucional

Nuevos

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

La conclusión crítica que nos deja Bauman es que “vivimos, el mundo vive, un momento de profunda incertidumbre. Desde la crisis económica a las guerras que no cesan en algunas partes del mundo.
+VER MÁS
#Sociedad

En la Sociedad líquida o en la gaseosa hay que gobernar la incertidumbre

La patria que excluye, que violenta, que mata de hambre, que desaparece, que escupe, que humilla, que obliga a emigrar. Que separa familias. Es la patria que duele.
+VER MÁS
#Sociedad

La patria del indocumentado

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Popular

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

¿Cree usted que ha sido acertado poner en tensión sus futuros ingresos, se siente que ha sido juicioso, que no se arrepentirá cuando tenga 70, 80 años o más?
+VER MÁS
#Chile 2030

Bien el presente ¿y en el futuro?

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible