#Sociedad

Epsa, la memoria y el interés empresarial

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hace aproximadamente una semana se publicó una entrevista titulada “Jorge Cerón y su proyecto sobre memoria de San Antonio” en la cual se describe un proyecto llevado a cabo en el sector de Pelancura (al norte de la comuna) que busca desarrollar una instancia histórica y de memoria a través de un museo y otras actividades enfocadas al ámbito turístico y financiadas por la fundación siglo XXI.

Cuando se menciona esta fundación es fácil recordar y reconocer su rol histórico en el pasado reciente y presente de las relaciones del puerto con la comunidad, la de ser el principal lavado de imagen y propaganda a fin de la empresa portuaria y sus proyectos de expansión fuertemente cuestionados por la población que ha configurado a agrupaciones en defensa de un entorno natural que, tal como a inicios del siglo XX, es amenazado por la intervención de la industria bajo las lógicas del capital.


Una vez más, se busca imponer en la batalla por la memoria histórica local en desmedro de las comunidades y poblaciones para dar rienda suelta a sus intereses privados.

Pero volviendo al proyecto, este contempla la exposición de unos rieles y durmientes gestionados por la misma empresa portuaria para ser exhibidos. Cabe mencionar que gran parte de la línea férrea y principalmente la que se encontraba enterrada ha sido intervenida por los trabajos de construcción del paseo norte que llegará hasta el nuevo edificio corporativo construido entre las zonas de Canteras y Pelancura. El enfoque de este proyecto, según Cerón, es el de rescatar la historia local, del sector, de San Antonio y especialmente del ferrocarril. Sin embargo, uno de los principales objetivos descritos dice ser el del turismo y el trabajo con la atención de turistas llegados de los cruceros, en donde Pelancura se transforme en un espacio cultural y comercial que sirva a estos intereses por ser la puerta de entrada y salida al proyecto portuario de la zona. Manteniéndose aspectos tradicionales y nada nuevos de lo que ha sido la historia local de esta ciudad.

La relación con el turismo de los cruceros devela la importancia de este proyecto con los fines empresariales de EPSA. Algo que queda más claro aún, cuando Cerón declara que el proyecto de mega puerto es beneficioso para la comunidad y aquí es curioso que, a pesar de querer llevar a cabo un proyecto de historia y memoria hable de no quedarse en el pasado cuando se mencionan las críticas al mega puerto, reproduciendo el mismo discurso que EPSA a pregonado por los medios de comunicación, especialmente en el Diario El Líder: mirar al futuro como símbolo de progreso o lo que Steve Stern denomina “memoria como caja cerrada” , en dónde se utiliza el olvido como pretexto de avanzar a algo, supuestamente, mejor. El mismo Cerón argumenta su apoyo ante el crecimiento social y trabajo a pesar de los problemas ambientales que podría generar.

Pero fuera de esta entrevista, que ya devela la intención del puerto de poner personas afines a sus proyectos junto a distintas apariciones públicas de una campaña comunicacional por limpiar su imagen en RRSS, Radio y TV, la entrevista realizada en Radio la Base a Jorge Cerón por Ricardo García (RN) que también sirve como plataforma de su campaña política, es más clarificadora de las intenciones detrás de este proyecto y a la vez, muestra la intervención a una comunidad para modificar e imponer sus visiones del cómo y para que se recuerda.

En esta instancia se reafirma la intención turística pero se describe que su origen estuvo en las conversaciones e historias recordadas por lxs propixs vecinxs. Luego se postula a un proyecto de la fundación siglo XXI y aquí es donde aparece la Empresa Portuaria presentándose como “el buen vecino” para ofrecer su ayuda. Nuevo vecino con su edificio corporativo (el cual no tiene ningún espacio destinado a lxs trabajadorxs) que interviene en la búsqueda de una comunidad por identificarse e identificar sus principales necesidades. En este apartado es importante recalcar que en conversación con Sergio Freire Muñoz, habitante y ex dirigente de la junta de vecinos Pelancura, deja en claro que la Fundación siglo XXI hace años que ha venido intentando intervenir la comunidad y se habían resistido hasta que Cerón, sin consultar a las bases, toma la decisión de establecer acuerdos con la empresa y la fundación para seguir sus directrices.

Otro aspecto llamativo es que en esta entrevista, Ricardo García (quien ha tenido intereses particulares por espacios en el sector), propone rumbos que el proyecto debería seguir, los cuales están dirigidos a fines netamente comerciales, pero especialmente bajo la tutela de la empresa portuaria, la que sería responsable de formar a lxs vecinxs y ayudar en una serie de iniciativas con las que enlazarían este proyecto con los propios intereses que la empresa portuaria tiene para su desarrollo. Así se propone un espacio indentificado con ser la puerta de entrada y salida a la materialización del desarrollo portuario en el territorio “explotando la veta” y buscando “otros beneficios” como se menciona textualmente en la entrevista. Esta concepción de puerta de entrada no es más que la intención oculta del proyecto de acceso norte al puerto con una intervención de la ruta para la entrada de camiones por Pelancura. Proyecto al cual la comunidad y el comité de defensa del medio ambiente ya se ha opuesto.

Por último, se vuelve a plantear el tema del mega puerto en una pregunta que se enuncia con un preámbulo que describe los beneficios que este traería a la zona, marcando distancia de las críticas hechas por gran parte de la población que se organiza y ve cómo el entorno natural y la vida en la ciudad se ve perjudicada con los cambios que este proyecto trae para el territorio en el cual está inserto. Cerón, a pesar de decir que el puerto no le ha pedido tener una postura favorable, expone que personalmente cree en lo beneficioso del mega puerto debido a la generación de empleos y la instalación de empresas, afirmando que una mayoría de actividades en la zona son portuarias a pesar de reconocer que no sabe si las cifras muestran esto, dejando todo en manos de la intuición personal. Sostiene que la modernización es un aspecto positivo para toda la ciudad y que se mostraría contrario si es que este afectara al medioambiente. Por último el programa cierra con la reflexión de que es la ausencia del apoyo estatal lo que debe llevar al reconocimiento de la empresa privada en torno a estas iniciativas.

Esta situación devela claramente las intenciones del puerto por incidir en visiones de la historia que son serviles al sistema económico imperante por medio de la intervención de una comunidad que es guiada en el “cómo recordar”, manteniendo así el discurso hegemónico del empresariado por sobre lo que las comunidades pueden desarrollar en el ejercicio de la memoria. Una triada que pone a RN, la Fundación S.XXI y EPSA al mando de una campaña por limpiar su criticada imagen ya no solo a través de los medios de comunicación en este último tiempo, sino que también en el desarrollo de una memoria institucional que siempre ha dejado de lado una serie de aspectos sociales y económicos de importancia para la comprensión del conocimiento del pasado y el presente local. Especialmente en una comunidad que sufre desde hace años una serie de problemas tales como la ausencia de alcantarillado, la basura constantemente dejada de paso y lo que significa tener de “vecino” al emisario de Esval, en donde llegan las aguas servidas de la comuna y que también fue rechazado en su momento por lxs habitantes. Aspectos que han sido parte de una serie de promesas incumplidas por las autoridades y hoy, nuevamente son dejados en el olvido bajo las pretensiones empresariales en la zona.

El proyecto de expansión portuaria ha dado pie a una importante campaña de desinformación para ganar adeptos y esta disputa no solo es parte del escenario político y comunicacional de San Antonio, sino que también, una vez más, se busca imponer en la batalla por la memoria histórica local en desmedro de las comunidades y poblaciones para dar rienda suelta a sus intereses privados.

Esta situación, así como otras incursiones de EPSA son necesarias de develar, denunciar y socializar en la zona para dar cara a quienes bajo la careta de “buenos vecinos” solo buscan el beneficio personal a costa de las y los sanantoninos.

TAGS: Memoria San Antonio

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcelo Mellado

17 de Julio

Interesante columna. El blanqueo es parte de toda institución que pretende validarse a como sea. Alguna vez ayudé a una amiga en un proyecto ligado a esa institución, intentando no ser dogmático con los otros modos de proceder más institucionales, pero igual te mancha. ¿Qué otras tópicos de la cultura local sanantononina investigas o son de tu interés?

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad