#Sociedad

El miedo al aborto y sus orígenes machistas

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Los seres humanos somos animalesBestias con conciencia, con instinto, con inteligencia, con sentido del bien y el mal, pero lo más importante, con una característica definitiva que nos diferencia de otras especies: la toma de decisiones a voluntad.

Desde que comenzamos a convivir en sociedad el ser humano ha sido víctima de sus propias decisiones. Hablamos no sólo del plebeyo a pie de calle, hablamos del caballo senador de Calígula, de cuando Nerón incendió la Roma antigua mientras tocaba la lira en su palacio, de la terrible decisión de todos los conquistadores de antaño de comenzar la conquista del nuevo mundo desafiando a una Rusia gélida, basta e implacable.

Los seres humanos marcan su vida con las decisiones que toman, y nadie más que ellos mismos son responsables de esas decisiones. Es lo que construye su destino, lo que determinará su futuro y marcará su presente. Los pasos que dan y los caminos que toman.


En mi opinión, el derecho al aborto debería ser discutido por y entre mujeres exclusivamente. Temas como las violaciones, las vejaciones, el acoso y las humillaciones, por destacar algunos otros temas de debate, pueden ser discutidos por ambos sexos sin distinción

Esa toma de decisiones ha ido muy de la mano siempre con la libertad de expresión de cada época. En especial voy a centrarme en la libertad de expresión femenina, así que, querido lector, si no le interesa en absoluto conocer las conclusiones a las que he llegado tras reflexionar detenidamente sobre el tema, puede usted ir a leer alguno de mis otros artículos.

Muchos creerán que la mujer, desde la antigüedad, tenía una función únicamente reproductiva. No pueden estar más equivocados. Si bien era cierto que la mujer era el seno en el cual se entornaba toda la familia y cuidaba de los retoños en la ausencia del hombre, también era cierto que existieron ávidas guerreras, herreras, artesanas, granjeras. La mujer vikinga sin ir más lejos era la perfecta imagen que reflejaba la mujer en la antigüedad, pues tenían pleno derecho sobre ellas, su cuerpo y su vida. Podían ejercer cualquier oficio, podían ejercer cualquier tipo de práctica, de la misma manera que luchaban en el campo de batalla junto a los hombres, podían divorciarse si así lo deseaban si su cónyuge les había sido infieles, practicar la bisexualidad, etc., eran reconocidas en la sociedad con los mismos derechos que el varón.

Tras esa información, comprenderán que hubo un terrible paso intermedio entre esa realidad y el hecho de que más tarde se las tratase como seres inferiores y se les retirasen sus derechos tan vilmente, entregando su custodia de por vida al género masculino, primero a su padre y más tarde a su marido en la edad media y en adelante. Díganme ahora, ¿quiénes creen que son los bárbaros realmente?

Así pues, llegamos a una de las razones que se debaten en este artículo: el aborto.

La iglesia cristiana fue desde sus inicios civilizados y en sociedad, un culto de lo más machista. Sin ir más lejos, la figura del Papa siempre ha sido masculina, o algo tan importante como la extrema unción siempre ha sido dada por un sacerdote y no una monja. De hecho, la mayoría de las mujeres que dedicaban su vida a la cristiandad no eran más que muchachas ricas que ya no podían ser desposadas por su físico o su edad, se les arrebataban sus bienes y su estatus social porque no podían traer más riquezas ni prestigio a la familia, en resumen, no podían tener una descendencia que heredase sus riquezas, mientras que un hombre dedicado a la fe tenía muchas más posibilidades que la de acabar recluído en una torre de un monasterio para el resto de su vida sin tener ninguna otra interacción social -aunque sin duda y por voluntad propia fue la decisión de muchos-.

Fue este prototipo de iglesia la que instauró la mayoría de “pecados modernos”, tales como el libertinaje sexual, el aborto o la exposición del cuerpo femenino, por poner algunos ejemplos. Quiero decir con todo esto, queridos lectores, que siempre ha sido la mano de un hombre la que ha firmado todos los decretos y prohibiciones contra la mujer en la antigüedad.

En mi opinión, el derecho al aborto debería ser discutido por y entre mujeres exclusivamente. Temas como las violaciones, las vejaciones, el acoso y las humillaciones, por destacar algunos otros temas de debate, pueden ser discutidos por ambos sexos sin distinción puesto que ambos pueden sufrir casos de ese tipo, pero es únicamente la mujer la que puede quedarse en estado y así mismo, la que puede sufrir un aborto. Por lo tanto, ¿es correcto que los hombres tengan el derecho a decidir qué puede o no puede hacer una mujer respecto a su hijo nonato cuando ellos jamás podrán pasar por la experiencia de un embarazo o un aborto?

No menciono debatir, puesto que debatir es regocijo de todos y las opiniones de cada uno deberían ser expresadas sin ningún tipo de distinción entre sexo, edad o raza, pero yo hablo de algo más serio, hablo de hombres que creen que ante la ley todavía pueden firmar leyes y decretos contra las mujeres o que atentan contra su libertad, igual que en la antigüedad.

La mujer moderna es diferente. Hemos vuelto al inicio de muchas antiguas civilizaciones, la figura femenina tiene libertad de decisión y expresión y puede elegir su camino, su oficio, su pareja, su destino. Sus propias decisiones marcan su camino, y los antiguos de mente aún quieren rebajarla a la figura maternal tutelada por el hombre, todavía quieren hacer creer a las mujeres de hoy en día que su obligación, y recalco obligación, es tener un hijo lo deseen o no, porque su función única y más importante en la vida es procrear, incluso aunque esto signifique destruir su futuro o cambiarlo hacia un camino por el que no quiere ir.

De igual manera hablo de las mujeres que desean quedarse embarazadas y formar una familia. Nadie puede culparlas por ello, nadie lo haría, sin embargo, si una mujer desea llevar una vida en solitario y formar una familia sin descendencia se la ve como algo extraño, algo fuera de lo común, porque el ideal de una mujer que no desea procrear ni tener hijos no se ajusta al ideal de madre de familia al que la sociedad siempre quiso aferrarse.

Esos ideales machistas también están inculcados en la mente de muchas mujeres, que tratan a su mismo género como algo inferior. Demasiadas veces se han dejado oír las frases “si no has sido madre, no eres una mujer completa”, si no sabes cocinar, ¿qué piensas hacer cuando tengas que dar de comer a tus hijos?”, “si no sabes lavar la ropa, ¿cómo vas a conseguir un marido?”. Sin duda tener un hijo puede cambiar tu vida, así como la de tu pareja masculina, y no por “no ser padre” se dice que un hombre sea menos hombre.

Así pues, a mi entender, estamos camuflando antiguos ideales machistas en ideales modernos de hoy en día refugiándonos en eslógans como que “el aborto es un asesinato”.

Asesinato es cuando una mujer de 53 años, llamémosla Teresa, acuchilla a su hijo de seis años y asfixia a su bebé de 7 meses porque quiere vengarse de su expareja.

Sin embargo, Lucía, de 16 años, y Pablo, de 17, no quieren ser padres ni quieren ese hijo, no están preparados para abandonar sus estudios y ponerse a mantener una familia que aún ni conciben, no están decididos a perder todo un futuro de posibilidades porque el método anticonceptivo el cual estaban utilizando de manera responsable se ha roto a mala suerte.

Ahora piensen en María, sostiene en sus brazos al hijo que ella y Andrés tanto deseaban desde hacía tantos años, le darán la vida que merece, amor, comprensión, le cuidarán desde la experiencia y la sabiduría que a su avanzada edad la vida ya les ha proporcionado para llegar a ese feliz momento.

Y déjenme añadir, queridos lectores, que si ustedes son capaces de obligar a su hija adolescente(o no) a que dé a luz a una criatura que no desea, a dejar sus estudios por ello, a renunciar a su futuro por ello, a sus viajes, a sus amigos, a sus futuras parejas y al futuro padre de sus futuros hijos, a atarse a la persona con la que tuvo ese descuido de por vida, déjenme decirles que como animales tienen un excelente instinto de supervivencia, pero como seres humanos son un terrible fallo evolutivo.

TAGS: #DerechosDeLaMujer #LeyDeAborto Machismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de mayo

El hombre no pasa por la experiencia del embarazo, pero, sí por la experiencia de criar o vivir con un hijo. La gestación dura nueve meses, y la crianza, especialmente para las sociedades familiares o de clanes, ligaba el hijo a la madre de forma dependiente hasta los cuatro o cinco años. Luego, eran cazadores aprendices, agricultores, pescadores o recolectores. Eran la saeta en la aljaba del valiente, el regalo de Dios.

Con el paso del tiempo apareció la mujer moderna, ésta a la que pareciera que sólo le interesa disfrutar de la compañía del hombre, pero, no hacerse responsable biológicamente de sus actos. Veo esta concepción moderna de la mujer, así como veo a concepciones políticas que fallan una y otra vez.

No estoy de acuerdo con el aborto, pero, si la sociedad es lo que quiere, o particularmente es lo que quiere la mujer moderna, creo que sería bueno que este desecho de sus actividades que le dan placer sean un incentivo para que aprenda a evitar el sexo, o bien a darse placer así misma de una forma que no le salpique el útero de semen…

Debiera haber un registro eso sí, que separe los intereses de mujeres que desean ser madres de aquellas que no, de forma que incluso su educación sea diferente, o los beneficios a los que puede acceder. Los recursos son pocos y aprovecharlos bien…

Si usted se hiciera un aborto y donara el indeseado medio kilo de carne a un laboratorio que fabrique cremas, ¿usaría crema de feto en su rostro?…

10 de mayo

Buenas tardes, me satisface que las personas compartan sus opiniones con una argumentación estructural, como tú has hecho. Del mismo modo, por favor y no lo tomes como algo negativo, yo voy a responder a tus argumentaciones por orden también.

“[…]la mujer moderna, ésta a la que pareciera que sólo le interesa disfrutar de la compañía del hombre, pero, no hacerse responsable biológicamente de sus actos.[…]” La mujer moderna se ha despegado de la tutela masculina y ha ganado sus derechos propios (derecho a estudiar, voto y trabajar), no es definida por, como tú insinúas, desear el libertinaje sexual, sino la libertad de expresión, pensamiento y actos.

“[…]para que aprenda a evitar el sexo, o bien a darse placer así misma[…]”, el acto sexual es un encuentro de placer entre ambos sexos, está definido por el deseo de placer, no de procrear. Insinuar que el coito se practica únicamente para tener descendencia me parece algo inapropiado y refugiado, como ya dije en el artículo, al hecho de que la mujer sólo se ve como un medio para tener hij@s y se le prohíbe disfrutar su sexualidad sólo por placer.

“[…]de mujeres que desean ser madres de aquellas que no, de forma que incluso su educación sea diferente, o los beneficios a los que puede acceder”. Este ideal llevó a la segregación de blancos y negros de hace no tantos años. Todos somos iguales, debemos ser educados iguales y tener acceso a todos los recursos de los que disponen los medios sanitarios, laborales y sociales.

10 de mayo

Quisiera poder compartir sus expresiones sin cuestionamiento, pero no me es posible. Debe ser que me cuesta digerir tanta supuesta igualdad. Y es que no veo esa igualdad que usted expresa y perdón por no seguir el canon políticamente correcto al comentar.

Particularmente, veo al sexo femenino como al que debe ser protegido en determinados casos. Por sobre él, escogería proteger a los niños. Por sobre ellos, a los que aún no han nacido. Todos los días protejo al más débil. Alimento al más indefenso y al imposibilitado de otra forma. Lo cargo en mis brazos si es necesario sólo por protegerlo. No los puedo ver a todos iguales…

La concepción de la mujer moderna que está a favor del aborto la entiendo como la de aquella que, más preocupada de sí misma que de los demás, escoge un camino que es casi contra naturaleza. He visto a muchas hembras de “otras especies animales” parir y criar a sus hijos con una dedicación loable. A ninguna de ellas la he visto procurando abortar.

No me parece que todos deban recibir la misma educación, sobre todo cuando se tiene claro qué se quiere ser, hacer o dónde o cuando se hará…

A pesar de esto, valoro que responda a lo que se le dice, porque eso, además que darle la oportunidad de plantear lo que piensa, le brinda también la oportunidad de cuestionarse lo que lee y lo que escribirá, porque por más que tenga una idea preconcebida, esta con el tiempo cambiará…

10 de mayo

De nuevo me pareces muy equivocado.

Si ninguna hembra de ninguna otra especie se plantea abortar, es por el razonamiento con el cual encabezo mi artículo: somos la única especie que tiene la voluntad de decidir por sí misma. Y te aseguro con toda certeza que si alguna otra especie evolucionara hasta el punto al que nosotros hemos llegado en que, ya no es tan importante la continuidad de nuestra raza sino el bien y la calidad vida de la misma, muchas se plantearían tener o no descendencia, para nosotros ya no es un instinto primario la supervivencia de la especie porque ya no es necesario que así sea, nuestra calidad de vida nos ofrece una vida longeva y cuidada (que no el caso de otros animales y razas).

Así pues, y repito, todos deben tener acceso a la misma calidad de vida, educación, medios y beneficios. No es menos mujer la mujer que no desea que sus genes continúen a la siguiente generación, que es donde radica tu pensamiento y argumentación. No es una “mujer diferente”, la que no desea tener hijos de la que sí.

Aprovecho para recalcar que mi opinión no es preconcebida, sino el resultado de mucha meditación, lectura, estudio y reflexión. En ningún momento, de hecho, he admitido si mi deseo es tener hijos o no, sólo he argumentado el por qué las mujeres que desean detener el embarazo en un punto seguro para ellas y para el feto (https://www.elquintopoder.cl/salud/aborto-cuando-el-embrion-se-convierte-en-humano/), deberían hacerlo con total libertad y sin represalias.

10 de mayo

El bien y calidad de vida de los animales humanos es algo que no pondría en discusión. Tampoco el deseo de una mujer que se ve acorralada y empujada a abortar por las causas que usted señala y, es que no soy quién para decirles qué hacer, porque para eso hay toda una discusión en curso y un sistema médico que toma decisiones con atribuciones que yo no tengo y eso desde hace mucho, pensando en la suma general del bien que se pueda o deba realizar.

Más bien apuntó a que el aborto como una posibilidad de negarle la vida a alguien que la pueda llegar a vivir, es contra naturaleza. Los seres humanos y los gorilas, creo, son los únicos que tienen períodos fértiles cada mes. Eso no nos lleva a un instinto de supervivencia de el que “podamos desentendernos” por mejorar la calidad de vida, sino que a un instinto reproductivo doce veces mayor respecto de las demás especies. ¿Cómo manejamos esto en relación al aborto?

Al parecer debemos tener concepciones diferentes. En la mía, veo todos los beneficios y privilegios como seres humanos a cambio de un mandato. Reproducirnos, llenar la tierra y sojuzgarla…

En cuanto a educación se refiere, insisto en una educación diferenciada, desde un orden más general a si acaso alguien desea ser madre o no. Se pueden enumerar situaciones en las que sirve la educación diferenciada por intereses. De hecho, por ello no todos estudiamos lo mismo… El asunto es a partir de cuándo lo podemos escoger…

10 de mayo

De hecho, no hay algo más acorde a la naturaleza que el hecho de que a un individuo de cualquier raza se le niegue vivir. Desde el principio, cuando la selección natural elegía al eslabón más fuerte, nos hemos dado cuenta de cuán cruel es la naturaleza. Acorrala, mata al más débil, muchas madres se comen a sus crías. La naturaleza no es en absoluto el paradigma paradisíaco y benevolente que muchos creen, no hay más que observar la fauna que nos rodea para darnos cuenta. Por lo tanto, que una madre elija no dar a luz a su hijo no es nada en comparación a los grandes genocidios que la ley natural de por sí ha causado a lo largo de la evolución.

De momento, el sistema educativo se basa en un conjunto de asignaturas generalizadas para todo el mundo -ciencias, historia, matemáticas, etc.-, y más tarde, cuando la educación obligatoria ya se ha finalizado, el individuo, ya sea hombre o mujer, puede elegir qué rama de estudios es más acorde a él. ¿Está insinuando que las clases de economía por ejemplo, deberían partirse en dos para hombres+mujeres que quieren ser madre, y otra mitad para mujeres que no quieren ser madre? No sería capaz ni en sueños de concebir un sistema más absurdo.

Es mas, ¿y si pasados los años una de esas mujeres desea ser madre? ¿Entonces debe cambiar de educación? ¿Debe re-aprender lo aprendido? Eso que propone, amigo, es además de inconcebible, nada útil y confuso. Es imposible hacer esa clase de separación, por muchos motivos, espero que lo entienda.

10 de mayo

Los “genocidios naturales” ocurren a un nivel de consciencia distinto a lo que significa una vida humana. En el genocidio natural no se deben rendir cuentas. Nadie las pide tampoco. No hay moralidad o inmoralidad en el acto. Sólo ocurre porque el animal obedece al llamado de cierto instinto de su ADN. Para el caso humano, se sabe que mujeres piadosas se comieron a sus hijos para sobrevivir, lo que más bien indica que por presión se toman ciertas decisiones, pero en este caso queda memoria y consciencia de lo que hace el ser humano. Pienso que no es lo propio el eliminar a los hijos. Hay civilizaciones que eliminaban a los débiles. Aunque eso parece práctico en tiempos difíciles, no lo es para quieren defienden los derechos de otros y quién más necesita que aboguen por él, es precisamente quién está en el vientre. No sé si puedo decir algo de su vientre o el de otra mujer, porque no soy ustedes, pero sí me puedo pronunciar sobre lo que ello significa.

En cuánto a lo educativo, veo que le dio demasiada importancia a lo que dije y que sólo encuentra aspectos imposibles en su camino tratando de hacerme ver lo equivocado que estoy, pero concédame un minuto de indulgencia y piense en aquellos liceos que imparten ramos especiales distintos al plan humanista. Añada un ramo opcional para jóvenes que ya consideran ser padres, como una forma de prepararse mejor para esa vida y ya tendrá un registro y un aspecto educativo diferenciado, útil a unos, que no molesta a los otros…

11 de mayo

Antes de nada quiero recordarle que quien mencionó a la madre naturaleza fue usted, y que el concepto de “moral” e “inmoral” y del “bien” y el “mal” así mismo no está impuesto en la naturaleza y son conceptos creados por las mentes humanas, especialmente por aquellas que necesitaban una manera de limitar las decisiones y voluntades humanas para que se hiciera lo que ellos consideraban correctos. Así mismo ya que es un concepto inventado, para muchos, que una madre adolescente no quiera abandonar sus estudios, su trabajo, su vida y su futuro, que no quiera anclarse al hombre con el que tuvo un descuido -adrede o no-, que ella quiera abortar será lo correcto para ella, y de igual manera para quien no esté en su piel será lo incorrecto.

También mencionar que no existe nunca doctrina que enseñe a ser padre o a ser madre, no existe ningún tipo de estudio que prepare a un ser humano para lo que será cuidar de su descendencia. Hay sin embargo, obras bibliográficas que pretenden “dar una idea” de lo que podría ser, y que ya digo, como no es algo de rigor demostrado ni específico, no puede crearse un estudio de ese tipo. De hecho, ni se consideraría un estudio al igual que leer esas obras no le da a uno el título de “futur@ padre/madre perfecto”.

Así pues, quien no desee cuidar de una criatura ni abandonar sus estudios/trabajo/futuro, que detenga la gestación en un punto seguro y prosiga su vida es correcto, indiferentemente si decide o no en el futuro que quiera tener descendencia.

11 de mayo

“Ella” tiene las dos opciones. Puede verlo como correcto o incorrecto. Independiente de ello, también lo ha de considerar necesario o innecesario, así como limitante o imprescindible, o factible o infactible. Ella se mueve en un espacio de decisiones mayor que mi simple apreciación de correcto o incorrecto, aunque más que esto me parece indebido. De hecho, tanto usted como yo somos producto del no aborto, lo mismo que cada familiar que tengamos, mismos que cuando perdemos, extrañamos, luego, así también se puede llegar a extrañar a quien no se le da la oportunidad de vivir. En parte mi filosofía es deja que el curso natural de los hechos ocurra. Ósea, considero que no siempre es adecuado intervenir, más bien en la vida de otra persona, pero, creo también que hay cosas que sí hacemos pensando en el beneficio del otro. Para el caso de ella que quiere abortar, parte de su vida puede que esté más aliviada si lo hace -como pienso que es su idea- pero habrá otra parte que cargará una carga difícil de llevar por el resto de su vida. Nunca olvidará el hecho y es posible que pasado el tiempo contemple lo que hizo como un error, viendo la vida de otras mujeres y familias que no abortaron al hijo y que ahora su familia tiene un nuevo componente que la hace más versátil ante las adversidades, o más benigna a la hora de compartir en familia.

Sigo pensando que es útil saber a qué se enfrentará una futura familia. Temas sobran. Economía familiar, alimentación, relaciones sociales, pr

13 de mayo

Al revisar este artículo queda en evidencia lo dramático de los tiempos en que vivimos, lo vacío de la existencia, y el sin sentido de los mecanismos naturales que nos han traído hasta aquí en el tiempo. Lo que queda como enseñanza de estas generaciones de seres humanos (de la contemporaneidad) es que la muerte no es tema, y claro, la historia nos muestra que matar o morir es un asunto trivial, pero esperábamos más del futuro, ello significa que no se ha podido construir un sentido para la vida más allá que los dictados del ego, en consecuencia un género se reclama así mismo SU derecho para aniquilar el ser sin consecuencias. La pregunta que vaga en el aire es ¿hacia dónde encaminamos nuestros pasos?. Probablemente a la nada, a la no existencia, jugamos día a día con ella, ya la conciencia y todas sus alertas han sido embotadas, apagadas por eufemismos y discursos malignos que nos posibilitan transitar como seres carentes de trascendencia a escenarios cada vez más oscuros.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

La naturaleza del Petro fue muy controvertida, pues no cumple con varios elementos propios de las criptomonedas. No puede llamársele dinero virtual y tampoco se puede determinar con certeza si es un títul ...
+VER MÁS
#Economía

La CriptoVenezuela y el Petro

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Se requiere de un entorno flexible (digital) y abierto que diversifique y amplifique las formas de participación efectiva de los usuarios en torno al texto escolar, garantizando libertad de uso de los recu ...
+VER MÁS
#Educación

Hacia el Texto Escolar Abierto: Nuevos antecedentes