#Sociedad

El coronavirus y la respuesta de las universidades

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Con la llegada del coronavirus no quedó más remedio que surfear en un mar picado. Las universidades, que durante las vacaciones de verano se reforzaron con torniquetes de acceso para enfrentar la crisis social, se vieron totalmente sorprendidas por esta nueva ola que apareció por los flancos.

A principios de marzo los planteles decidieron migrar toda su actividad hacia el formato online para disminuir las posibilidades de contagio en la comunidad estudiantil. Pero esa decisión trajo consigo tensiones a distinto nivel.


Los planteles, sin excepción, están aprovechando el clima de opinión pública para ganar espacios en la prensa, poniendo a sus académicos en pantalla para que entreguen su opinión experta en medio de la crisis

Algunos profesores, acostumbrados al dinamismo histriónico de las clases presenciales, se quejan de las largas horas de impartición estática frente al computador. Otros, con cátedras en varias universidades, reclaman contra cada uno de los softwares que deben utilizar para realizar sus sesiones. Los profesores que hacen prácticas clínicas en terreno (especialmente en las áreas de salud, rehabilitación y veterinaria), miran hacia el techo esperando el final de la crisis.

Del lado del alumnado, el principal reproche tiene que ver con el pago de aranceles. Muchos sencillamente no ven ninguna lógica en seguir pagando la mensualidad para financiar una infraestructura subutilizada (“¿por qué pagar si el campus está cerrado”?). Además reclaman que la educación remota tiene bajo estándar de calidad.

Eso ha llevado a algunos jóvenes a promover “paros online”, pero los planteles han respondido con chips de conexión gratuitos y facilidades económicas para mitigar el descontento.

La movilidad académica internacional también se ha visto afectada. Si el estallido social de octubre fue un disuasivo para “vivir una experiencia internacional” en Chile, el coronavirus fue su tiro de gracia: la mayoría de los pocos entusiastas que llegaron no tuvieron más remedio que re-empacar sus maletas. Y los que se quedaron están viviendo un desagradable “encierro online” y están lidiando con las confusas restricciones de tránsito, cuarentena, toques de queda y salvoconductos en un país ajeno.

En general, el “ecosistema” de la movilidad internacional (universidades, embajadas, consulados y organismos de apoyo financiero) está sufriendo las consecuencias del cierre de fronteras: los trámites consulares de visado y las postulaciones a becas (p.ej, Alianza del Pacífico y Becas Santander) quedaron suspendidas de forma indefinidda.

De todas maneras, en medio de este escenario, se han visto algunas oportunidades a nivel comunicacional. Los planteles, sin excepción, están aprovechando el clima de opinión pública para ganar espacios en la prensa, poniendo a sus académicos en pantalla para que entreguen su opinión experta en medio de la crisis. Por fortuna, la suspensión de actividades presenciales no ha afectado a los equipos de prensa de las universidades, ya que la gestión de entrevistas y notas de prensa puede continuar sin alteraciones por vías remotas (correo, teléfono, etc).

Algo similar ocurre con los equipos de comunicación digital, que pueden administrar todo el contenido de la universidad desde sus propios hogares. En momentos de cuarentena, los webinars se han popularizado como nunca. La Universidad Adolfo Ibáñez reenfocó todo su contenido en LinkedIn para promocionar sus seminarios online; la Universidad Andrés Bello organizó una conferencia con médicos chinos desde la zona cero de la pandemia y la Universidad Católica ofreció un análisis sobre la realidad política de Estados Unidos a raíz de la emergencia sanitaria. A esto se suman otros planteles nacionales y extranjeros que están haciendo grandes esfuerzos para proveer de contenidos durante el encierro de cuarentena.

Caso distinto es el de los equipos de marketing y producción de eventos institucionales. Mientras los primeros han visto serias dificultades para encontrar el tono adecuado para promocionar programas académicos con la gente en sus casas, los segundos están sufriendo las consecuencias de la suspensión de actividades. De todas maneras, existen algunos ejemplos destacables, como el de la Universidad Alberto Hurtado, que reaccionó rápidamente durante la segunda quincena de marzo, haciendo cambios en su pauta publicitaria radial para entregar recomendaciones de autocuidado en lugar de promocionar sus diplomados.

Como vemos, las universidades (al igual que empresas y organismos públicos) se han visto obligadas a reaccionar bajo una enorme presión durante esta crisis sanitaria. Los problemas que se han reportado se solucionarán conforme sus autoridades, alumnos y académicos se adapten al nuevo escenario, pero es innegable que las universidades son un aporte fundamental en la construcción de la opinión pública en momentos de crisis. En este sentido, el desafío, aparte de entregar una educación de alto estándar, consiste en mantener una presencia activa en la prensa y los canales digitales, no para vender programas académicos, sino para alojarse en la mente de las personas a través de contenido educativo, informativo y experto.

TAGS: #Coronavirus #Universidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Nuevos

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Popular

Al arbitrio de este rasgo característico estuvieron las vidas de cientos de jóvenes mutilados desde el 18-O y las vidas de toda una generación sobreviviendo pensiones paupérrimas y que son los más vuln ...
+VER MÁS
#Política

«Abran los ataúdes»: Piñera y la necropolítica

Por ello, junto a diversas asociaciones de investigadores, desde hace meses hemos demandado al gobierno que se consideren los factores socio-ambientales, territoriales, culturales y afectivos, teniendo a lo ...
+VER MÁS
#Ciencia

Por una democratización epistemológica. Respuesta a Ramón Latorre

No recuperaremos lo que antes teníamos y hemos perdido, porque lo que antes existía y denominábamos como normalidad y confianza, nunca fueron aceptadas como tales sino con altos niveles de imposición
+VER MÁS
#Ciudadanía

La nueva confianza

El problema, se genera cuando la política adopta medidas oportunistas, basadas en esa realidad creada, y en el costo-beneficio que le genera aparecer dando un golpe de autoridad sin realizar un mayor esfuerzo.
+VER MÁS
#Justicia

Delito y pandemia: Motivación del aumento de penas y el populismo penal