#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Es sabido por todos que el escritor Jorge Baradit con su trilogía llamada “Historia Secreta de Chile” ha logrado obtener una serie de réditos y destacados hitos, tales como:

Ha obtenido, con sus tres libros, ventas muy superiores para el mercado nacional, en especial para libros de temáticas relacionadas con la disciplina histórica. Lo que ha significado una difusión relevante en los medios de comunicación que ha traído como efecto relevar a la Historia en la mesa de debate público, algo inédito en nuestra sociedad, lo que no ha estado exento de controversias públicas.

Las discusiones que se han originado a partir de los trabajos de Baradit están relacionadas con el cuestionamiento del valor historiográfico de la misma. Algunos historiadores han hecho hincapié y puesto en duda la base metodológica que utiliza el autor para investigar. Por otro lado, críticos tales como Juan Manuel Vial han tratado a la obra de Baradit como artículos periodísticos en general de mala calidad tanto de forma como de fondo.

¿Por qué tanta bronca con Baradit?

Lo que primero resalta de su obra es su éxito editorial, parece bastante concebible, pues somos una sociedad que se caracteriza por ser “chaquetera”. Sin embargo, en este caso parece haber en las mentadas molestias algo más profundo.

La segunda posible causal es la incomodidad que produce en los círculos de académicos historiadores que ven en riesgo sus feudos disciplinares. En efecto, un advenedizo del sacrosanto mundo de la Historia ha osado escribir sobre historia de Chile y más encima es leído y seguido por miles de personas. ¡Cáspitas, la Historia se torna popular! Hay bastante de esto en la reacción de algunos historiadores, en especial aquellos vinculados a las escuelas historiográficas más conservadoras. 


Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto recordarles que tienen sus manos manchadas de la sangre de obreros, campesinos, mapuches, selknam, pascuenses, kaweskar, yámanas.

Serán suficientes motivos para provocar tantas incomodidades. Estimo que no, y planteo que  Baradit ha cometido un pecado venial para el status quo social. Es impresentable que exponga las debilidades de los héroes patrios (Prat, Carrera, O’Higgins). ¿Prat espiritista? ¿Carrera un egocéntrico incurable? ¿O’Higgins un dictador?.

Baradit apunta a la médula de la élite, lo que hace es bajar de las estatuas a sus héroes. Y eso no se lo van a perdonar, nunca.

Baradit, además, tiene la capacidad de ser un narrador entretenido, ameno, que puede ser leído por todos, evidenciando que si la mayoría de las personas en general no leen textos de Historia no es por desinterés, sino por la aridez de las investigaciones historiográficas. Muchos historiadores, en particular los identificables con la corriente de la Historia Social, han reconocido que su mérito es que ha abierto una nueva forma de abordar el relato histórico.

A mi modo de ver el tema, si bien Baradit nos habla de los héroes nacionales , de las matanzas populares, de tragedias, discriminación y maltrato de etnias locales, hechicerías y brujería; son en general conocidos por los profesores de historia, incluso muchos de los mismos han sido trabajados en las aulas, lo distinto es que el autor logra hilvanar una narración que es atractiva para uno como lector, lo que refleja el nivel de narrador que es Baradit, y para lo cual también debemos entender que sus relatos históricos están complementados con la necesaria ficción literaria y el resultado, por cierto es notable.

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto recordarles que tienen sus manos manchadas de la sangre de obreros, campesinos, mapuches, selknam, pascuenses, kaweskar, yámanas.

Baradit ha remecido la dormida memoria de la República Nacional, al correr el tupido velo del olvido, deja en evidencia la conducta abusiva y explotadora de la clase dominante, que había logrado mantener oculta al protegerse bajo la sotana del catolicismo y del fusil militar. Baradit se ha convertido en una piedra en el zapato para la elite, y eso de verdad se agradece.

TAGS: #EliteChilena Historia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Juan Montero

17 de noviembre

Me gusta la historia, he leído todo tipo de libros de historias, tanto universal como chilena, debo ser el único animalote que se ha leído los 40 y tantos tomos de la historia de chile de Encina, los latosos libros de Villalobos, el aburrido historia de chile de Vial, el apestoso libro de historia de barros aranas. El culpable de que me gustara la historia de nuestra patria fue Walterio Millar, es ameno, breve y conciso, que mi madre me regalo cuando era niño. Tengo preferencias por las biografías, recomiendo leer las memorias del Gabo González Videla, que muestra una ventana de chile que va de los locos años 20 hasta los 60. Si se quiere enterar de como era el mundo europeo, en especial, la Alemania nazi, leerse las memorias del almirante Ismael huerta. De la historia universal me gustó la historia del siglo XX de Erich hosbowm, ahora, si se quiere aburrir con la historia universal al estilo encina, leanse a Durand. Tiempos modernos de Paul Johnson, espectacular, es una especie de baradit ingles, pero de mayor pelaje.
Quiere saber la razón de las reivindicaciones del pueblo mapuche, leanse el libro historia del pueblo mapuche de jose bengoa, una vez que termine de leerlo me temo que a mas de alguien tendrá deseos de ponerse el poncho, la bandolera y la khalashnikov ak-40, mejor el fusil Gal.

Percy Matas

23 de noviembre

Ya lo había escrito en Facebook hace tiempo: En un país como Chile, en el que buena parte de su población no entiende lo que lee, el que «alguien» logre interesar a la gente en la historia, es un gran logro. Si los egregios historiadores no saben componer historias que le resulten interesantes a mucha gente, lo siento por ellos. Bien por Baradit.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional