#Sociedad

Desdichado pudiente hombre blanco

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

“¿Qué culpa tengo yo que desde hace 500 años los españoles y luego el Estado de Chile hayan despojado a los mapuches?”.  Esta frase, efectivamente dicha en una conversación de este fin de semana, comodín es para justificar discriminaciones de todo tipo, en todo tiempo y lugar.


Sentirte discriminado porque ya no puedes insultar y burlarte de quienes históricamente han sido vulnerados es que no has entendido nada.

Es recurrente escucharla hoy a raíz del debate sobre el nuevo texto constitucional, que avanza en reconocer a Chile como Estado plurinacional e intercultural.  Cambie la palabra “mapuches” por “negros”, “homosexuales”, “mujeres”, “discapacitados” y tendrá un variado corpus de argumentación, basado en la molestia con los cambios en disputa.  Se sustenta en un ideario que, más que ser sólo palabras, busca igualar dos nociones sólo empatables por alguien que no alcanza a comprender, y muchas veces tampoco le interesa, el peso de la historia en la sociedad en que vivimos.

No es lo mismo discriminación positiva que negativa.  Algo que pareciera lógico, es necesario de enfatizar en el cúmulo de personas que así lo consideran.  Por cierto que la palabra “discriminación” en ambas frases está y su común uso cierta crítica contiene, derrumbando de paso la democrática noción de que todos somos iguales.  Puro concepto, porque en norma alguna ni en la realidad se aplica tal principio.

Los padres no tratan por igual a todos sus hijos e hijas, asumiendo sus diferencias individuales.  No dan leche con lactosa a los intolerantes, flores a los alérgicos al polen, ni permiso a todo evento a los que ya han sido irresponsables.  Eso, por lo menos, se espera de una correcta formación y crianza.

En las escuelas se reconoce la diversidad de formas de aprender, porque los talentos están diferenciadamente distribuidos entre los seres humanos.  Sin considerar esto que la idea de aptitud, incluso, es relativa y depende de los objetivos de cada sociedad o comunidad. Pregúntenle a un pez si, como al mono, le sirve subirse a los árboles el día que se quiera alimentar.

Reconocer nuestras diferencias y adoptar nuevas formas de relacionarnos entre nosotros (así como adecuar las instituciones a ello, al igual que las políticas públicas) es parte de un mejoramiento social, cuando se basa en la empatía y humanidad.

Pero hablemos de la norma, porque incluso en la ley tampoco somos todos iguales.

Desde 1925 existe en Chile un Código de Justicia Militar, que investigadores han definido como una “isla jurídica dentro de la normativa que rige en Chile en materia de organización judicial y procedimientos aplicables”.  Esta frase proviene de ex fiscal militar general de las Fuerzas Armadas, Sergio Cea Cienfuegos, y del ex fiscal de Aviación de Santiago, Patricio Morales Contardo.    Lo dejo ahí para recordar, entonces, que el pluralismo jurídico no es un invento de la nueva Constitución, como algunos han criticado, sino que existe desde hace bastante tiempo.

Habiendo zanjado, creo, que la diferencia es lo que nos define, veamos si todas las formas de diferenciarnos son positivas.

Primero están las que vulneran al legítimo otro, como dijera Maturana.  Son aquellas que no nacen de la aspiración de incluir, acoger, de dar herramientas para que todos y todas podamos vivir en dignidad.  Son las que se basan en la animadversión, el resentimiento, la humillación, la desconfianza.  En la defensa de privilegios y cuotas de poder.

En esa categoría se incluye efectivamente lo que ocurrió en la historia de la humanidad con el pueblo mapuche y otros pueblos originarios, con los afrodescendientes, las personas LGTB, personas en situación de discapacidad, las propias mujeres y tantas comunidades y seres humanos obligados por la fuerza a sobrevivir varios peldaños más abajo que el resto.  Y eso por decirlo en suave y evitando dar cuenta de la historia de la dominación de unos por sobre otros.

Repasar un poquito el pasado, entender el continuo intergeneracional, eclipsa los intentos de quienes han estado siempre del lado afortunado de la historia, de homologar sus penurias virtuales a las y los que de verdad, pero en serio, han sufrido.

Sí, todo tipo de discriminación que intenta vulnerar no es deseable.  Efectivamente no todo chileno es el general Cornelio Saavedra ni Pedro de Valdivia, ni podemos sentirnos individualmente portadores de los crímenes de las generaciones pasada.  Pero así como es necesario reconocer lo anterior, también lo es hacernos cargo hoy de la reivindicación necesaria para que no repitamos, como colectivo, el pasado.

En esto, sentirte discriminado porque ya no puedes insultar y burlarte de quienes históricamente han sido vulnerados es que no has entendido nada. E incluso, saldar como sociedad la deuda que aún hoy permanece, es un minúsculo precio a pagar para el cambio que se requiere.  Uno donde ser hombre, blanco y pudiente no signifique más privilegio que el de poder tener una vida digna, al igual que todas y todos los demás.

TAGS: #NuevaConstitución Discriminación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional