#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Ya está en marcha la redacción de la nueva Constitución e inscritos quienes postulan al sillón presidencial, al Parlamento y a Consejos Regionales. ¿Qué viene ahora? Decisiones trascendentes, incógnitas difíciles de despejar, desafíos enormes, en especial para quienes abrieron paso a los cambios derribando puntales claves de la dominación.

Son tareas de gran complejidad superar el modelo neoliberal y crear una democracia más real, menos mentirosa, con un estado de derecho más justo, inclusivo y mayoritario, un Chile de igualdad y desarrollo sostenible.


El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente

Vale la pena echar una mirada al mundo que heredamos. Nuestra historia se inscribe en espacios de cambios profundos y acelerados. El fin de la 2° Guerra mundial inició una Guerra Fría que se extendió por más de 40 años, hasta la caída del muro de Berlín (1989), la reunificación de Alemania y la disolución de la URSS (1991).

Entre los acontecimientos más notables de las últimas décadas están, por un lado, el acelerado desarrollo y transformación de China en una superpotencia mundial y, por otro, la expansión y transformación de un capitalismo que sorprende por su vitalidad, permeando nuevas zonas de influencia, incluyendo al gigante asiático, superando crisis recurrentes más extendidas y profundas que le sirven al capital para arremeter con mayor fuerza contra normas y regulaciones que coartan su libertad para hacer y deshacer a sus anchas en mercados globales desregulados y sin fronteras.

No es ajena a estos sucesos la ola neoliberal que se impuso entre nosotros. Milton Friedman visita Chile por primera vez en 1975 iniciando la instalación del modelo Chicago. La ola neoliberal alcanzó vastas dimensiones, imponiéndose prácticamente en todo el mundo capitalista. La renovación del ideario liberal buscó abatir barreras y trabas de regulación levantadas para controlar sus peores tendencias, alcanzando especial intensidad con el gobierno de Ronald Reagan (1981 -1989), y de Margaret Thatcher (1979 – 1990).

Entramos a tiempos de reflujo y colapso de un modelo ya envejecido ¿Hasta dónde podría llegar la crisis? Ocurre dentro del capitalismo y se manifiesta con mayor evidencia en los países de menor desarrollo, por la desigualdad y la fractura social profunda que engendra y el endurecimiento represivo de sus gobiernos.

Los países capitalistas de mayor desarrollo logran escapar por especiales condiciones. Primero, el modelo neoliberal no se pudo aplicar en ellos de la forma extrema y brutal como fue impuesto en países como el nuestro. Segundo, esos países son el asiento de grandes corporaciones trasnacionales que explotan al tercer mundo extrayendo materias primas e ingentes recursos que transfieren a sus matrices oxigenando su ventilación. Tercero, el capitalismo experimenta transformaciones profundas en especial en aquellos que son sede de grandes compañías tecnológicas como Apple, Microsoft, Google, Amazon, Facebook, IBM y otras. Las regulaciones de mercado que buscan proteger a la población resultan ser de poco alcance y las estructuras económicas y financieras se mantienen férreamente fundiendo su inspiración neoliberal con otras corrientes que contribuyen a su perpetuación.

Chile muestra la crisis con gran transparencia porque aquí se juntan y potencian los efectos del colapso de un sistema económico con el hundimiento del modelo político heredado de Pinochet. Se establece un escenario propicio a cambios estratégicos y profundos, una oportunidad histórica que pocas veces se abre, inmejorable para levantar un nuevo país, para recoger y dar cuenta de grandes desafíos acumulados y desatendidos por la incapacidad y la falta de legítimos liderazgos.

Estamos abocados a redactar una nueva Constitución y a reemplazar el modelo Chicago. ¿Qué nuevo sistema podría reemplazarlo? No hay a la vista modelos viables, lo que representa un problema de difícil solución y un desafío no menor para las grandes mayorías que buscan cambios profundos. Del éxito que se tenga en encontrarlo depende la continuidad de las posiciones de gobierno y de poder que estas fuerzas alcancen.

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente, a buscar nuevas formas para generar un dinamismo sano y poner al día una economía que ponga en el centro el desarrollo país y el interés de las grandes mayorías.

Será clave la sostenibilidad social del nuevo proyecto dado que siempre estará presente y al acecho una arremetida reaccionaria con intención de recuperar su dominio total, acarreando nuevamente a su lado a sectores medios que su modelo perjudica en los hechos, volviendo a esquemas ya superados, desnudos de sus reales alcances y resultados.

El criterio social y de clases es una brújula poderosa pero no basta. Se requiere también teoría económica, social y política, entrando en profundidad al análisis del complejo problema histórico en que nos encontramos.

La derecha no ha dado muestras de haber pensado seriamente en estos temas ni hallado camino de salida. Su pobreza teórica es elocuente y se refleja en la merma de su apoyo. El mundo de centroizquierda también está huérfano de ideas y propuestas. No se divisa aquí una analítica seria y profunda y menos aún propuestas de renovación, cambios y soluciones que toquen la realidad y respondan al sentir de las mayorías.

La tarea de una renovación fructífera y creíble viene a recaer en la izquierda, única fuerza que puede abrir camino al futuro sin engaño, obligada a renovar su teoría y su práctica de acuerdo con los actuales desafíos.

Sin duda un rol más protagónico del Estado hace falta. La economía si bien seguirá siendo capitalista, debe ser en mucho mayor medida regulada por un poder y una legalidad centrales, elegidos y legitimados periódicamente, responsables de velar por el bien común, protegiendo los intereses de las mayorías y de los más desamparados, proveyendo y activando fórmulas para desatar una dinámica que asegure el desarrollo integral del país.

La democracia debe renovarse y relegitimar sus estructuras y autoridades. El país debe ponerse al día no sólo con sus tareas históricas sino con los mandatos del mundo de hoy, amenazado por graves peligros. La mirada global es un requisito necesario no sólo para dar cuenta de los más urgentes desafíos sino para inspirar y enriquecer la gama de soluciones. ¿Estamos preparados? Hay muchos espacios que requieren creatividad y atención. Tarea de todos, lucha común de amplio espectro, voluntad y decisión.

TAGS: #ModeloNeoliberal #NuevaConstitución Capitalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de Septiembre

Gran artículo y estupenda pluma que vuela por sobre toda la problemática mundial y nacional. En este contexto, tan bien dibujado, me pregunto cómo hacemos entrar el tema ético, con qué moral haremos los cambios, después de todo la situación política actual está muy imbuida por el permanente reclamo descalificatorio de muchos con el discurso de los señores políticos corruptos que introdujo Pinochet, para justificar a los señores militares. Desde el otro lado hoy se descalifica a los mismos políticos, con los mismos argumentos y por activistas sin Norte que miran el tremendo problema desde la anarquía, como si tuvieran una enfermedad infantil ¿Cómo explicar la triste situación en qué quedó Rojas escondiendo su terrible enfermedad, o el escándalo de los partidos que quieren gobernar pero no saben presentar candidatos para las elecciones en democracia? ¿Con quienes y con qué moral podrían gobernar?
Por otra parte, el mundo cambió también en lo político, como bien lo describes y hay un hecho nuevo de proporciones inesperadas con la salida de los estado unidenses de Afganistan, es otra derrota mundial a ese imperialismo, donde también brotan reivindicaciones conocidas como reivindicar los derechos de las mujeres y por cierto, la pobreza extrema en que quedaron. En definitiva se van porque no se puede gobernar por la fuerza: un triunfo ético, además.
Perdona la dispersión, pero así también pueden ser las conversaciones. Felicitaciones

07 de Septiembre

Hernan: agradecido por tus comentarios. Empezando por el final: perfecta dispersión, buena conversación. Hace falta el desorden cuando el orden envejece y aprieta. Yendo al fondo del asunto: es una hidra de muchas cabezas, asunto ético y crítico, nuestro y también global, creo que tiene dos raíces mayores: los poderes que caducan y se aferran a dominios y privilegios, generando efectos de descomposición social, política y moral. De esos viejos troncos podridos, ya sin moral para dirigir y gobernar, se expande hacía otros, generando o haciendo vista gorda de soterrada o abierta corrupción. En dirección contrapuesta, algo grande va naciendo, levantándose con gran dificultad, abriendo camino en la selva, construyendo proyectos nuevos. Estas corrientes contrapuestas podemos observarlas entre nosotros, pequeños países sometidos a hegemonías en decadencia, y a nivel global donde se derrumban y ceden terreno grandes potencias mientras otras van en ascenso. Soy optimista; alguien diría “enfermo” de optimismo. La vida nace y muere. Allí donde cae y se pudre, en esas mismas tierras de cenizas crecen siempre brotes nuevos. Cierto que muchos son los que por rara inclinación ven con mayor intensidad el vaso vacío y no la parte llena. Los valores y la ética son parte de todo esto. Su caducidad y pérdida de vigencia se deja ver primero; es el otoño y el invierno. Ya de más viejo uno espera tranquilo el tiempo de lo nuevo. El sol siempre hará su pega.

Bruno

07 de Septiembre

José Miguel,
Cuando analizamos el actual modelo “Neoliberal” chileno como modelo económico, solemos dejar de lado el preguntarnos cuáles fueron hasta hoy sus alcances en otras materias intrínsecas a la complejidad de la vida humana, como por ejemplo sus alcances en la moral y valores en sociedad.
Desde mi propia experiencia y después de conocer las respuestas de diversos defensores y contrarios al modelo, he llegado a la conclusión de que éste no solo carece absolutamente de cualquier tipo de propuesta respecto a lo moral si no que paradójicamente, crea una fuerte tendencia a atacar cualquier esfuerzo de libre autocrítica y moderación llegando a reducir al sujeto humano a la más simple expresión de cifra estadística y reemplazando cualquier intento de desarrollo espiritual e intelectual por una mirada estrictamente materialista y mercantil de la realidad. Dicho lo anterior y después de décadas siguiendo tal modelo, no me resulta extraño que la actual crisis social sea de raíces derechamente valóricas, y tampoco me parece extraño que su capitalización política haya sido favorable a una izquierda que efectivamente (al contrario de la derecha económica) tiene su propia propuesta en estas materias humanas.
El camino a futuro, si usted me pregunta, apuntará efectivamente a refundar las bases de nuestros valores y dar un nuevo sentido a la realidad humana, teniendo en cuenta las amenazas actuales que bien podrían llevarnos al caos. Veremos si somos capaces.
Saludos.

07 de Septiembre

Bruno agradezco tus comentarios. Concuerdo contigo en que la ética y los valores son cosa muy principal y que la ideología neoliberal las interviene a fondo para llevar en su corriente lo material, que es lo que le interesa, como el agua a su molino. Sin embargo, creo que lo que hoy se juega y tiene mayor visibilidad, al menor entre sus más activos y masivos protagonistas, son cuestiones más tangibles, más directas, más sensibles, mas tocables, de esas que duelen y pesan en la familia, los amigos, el hogar, el trabajo, la calle, el transporte, la entretención. Por ello he querido apuntar a dos o tres cuestiones que me parecen centrales y que hasta hoy no siento que sobre ellas haya suficiente claridad. Vistas por uno de sus lados son cuestiones hasta cierto punto simples, gruesas, obvias y evidentes. Pero vistas de otro, al menos para mi, son sutiles, extremadamente complejas, difíciles y estratégicas. Y resulta que nuestro querido país esta al medio de esta coyuntura histórica, del umbral en que se deciden muchas cosas de importancia. Personas como tu u otras con manejo de asuntos éticos y valóricos debieran aportar a estos debates. Son necesarios y escasos. No se contraponen a los que toco. Se complementan. Bienvenidos!

07 de Septiembre

Habiendo leído harto a varios próceres del anti-neoliberalismo, solo me ha quedado claro que, en EL LADO PRACTICO del resultado de esto es que lo que se quiere es que que la plata no debe ir de la necesidad (o gusto) de una persona para pagar a otra, sino que se la plata transite a personas por otras razones: porque les gusta hacer otra cosa (pero quieren que se les pague igual..), porque hacen algo que estiman es muy bueno para la sociedad (y también deben ser remunerados por ello..), o sienten que lo que se les paga no se corresponde a lo que necesitan (o quieren, o estiman vale su trabajo), por lo que en nuevo sistema debe corregir todo esto. Argumento lo del “lado practico”, porque uno busca entender en que se traduciría un nuevo orden-no-neoliberal….y, adornando todo esto con que las decisiones serían “compartidas por todos”, o que habría un grupo de iluminados que nos podría conducir al Valhalla, por lo que bien vale la pena irse por ahi.
En resumen, se quiere repartir el naipe de nuevo para ver si con eso me tocan mejores cartas.

07 de Septiembre

Es el comentario que sigue

12 de Septiembre

Harto cándido pensar que una constitución puede terminar con un régimen de acumulación, sea el neoliberal o cualquier otro…

Tamos hasta las cachas así

Nicolas

25 de Septiembre

Cuando habla del tema mundial basado solo en su odio al sistema “neoliberal”, deja de lado la real Dialéctica de Imperios que esta en lucha a nivel global, donde lo económico es solo una parte basado en el capital, o cree que lo de China en Africa es caridad?. Hablar de modelo neoliberal en Chile es simplemente panfleterismo populista, en Chile no hay “neoliberalismo” – piense, aunque le cueste, cuantas farmacias, supermercados, lineas aéreas hay en Chile… no mas de 3 y se coluden!!, eso es libre mercado?… de verdad?, esa es su definición de “neoliberalismo”, Por favor!!. Habla mal de casi todos los politicos, pero quiere mas control por parte del Estado, ja ja ja, quienes serán las nuevas caras rosaditas que con sus ojos en blanco se autoproclaman dignos de su punto de vista?, los Vade, los Jackson. Y sigue insistiendo en que solo la izquierda es la “única fuerza que puede abrir camino al futuro sin engaño”… como le comente en otra de sus columnas, Allende y la URSS desaparecieron y no volverán, seguir pegado en la lucha de clases por parte de alguien con dos títulos universitarios lo hace ser mi enemigo ya que yo no tengo ese privilegio académico suyo. Y como la historia nos enseña mucho, cuando las izquierdas llegan al poder, puchas que muere gente, de hambre y por pensar distinto a su poderoso Estado.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad