#Sociedad

COVID-19: desde España a Ñuble

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Sin lugar a dudas, el COVID 19 ha generado, a nivel político, una enorme cantidad de polémicas sobre cómo cada gobierno toma decisiones para controlar esta pandemia. En Europa, después de una sobrepasada Italia, está España, donde el Gobierno del militante PSOE, Pedro Sánchez, comenzó a tomar tardías medidas para prevenir contagios luego de multitudinarias marchas por el 8M y concurridos encuentros futbolísticos cuando se registraban más de 3 mil contagiados en el país.

En Galicia, donde residí durante mi estadía en España, la Xunta tomó la decisión para que desde el día 12 de marzo se suspendiera todo tipo de actividades que implicara alto nivel de público, como eventos sociales y clases en todos los centros educativos, adelantándose entonces a otras comunidades autónomas. Cabe destacar que Galicia por esos días tenía muy pocos contagiados en comparación a otras comunidades como Valencia – que realizó actividades en las Fallas – y Barcelona.


La realidad en nuestra región de Ñuble es muy distinta a la conocida cotidianamente por la actual administración y eso está a la vista de las políticas que se han aplicado

Un día antes de que la Xunta de Galicia instruyera cuarentena, los supermercados se vieron agolpados por compradores desesperados que en pocas horas vaciaron pasillos de pan, papel higiénico y leche. Al día siguiente Sánchez, en cadena nacional, decretó cuarentena para el país, autorizando el funcionamiento de locales de suministros básicos.

En ese momento, hizo mención sobre la economía del país, que ya venía afectada, pero de una forma más bien superficial. Las medidas de aislamiento fueron aumentando en número: hubo regulación en el funcionamiento del transporte público, como autobuses y taxis; las salidas a la calle se permitían solo por necesidades no aplazables, como ir al supermercado o pasear mascotas (siempre respetando el mínimo de distancia entre una persona y otra); las calles de La Coruña y del resto de España permanecían vacías, solo había militares, guardia civil y la policía que realizaban rondas.

Ahora en Chile, después de cumplir varios días de cuarentena, al provenir de un país de alto riesgo como España, veo que algunas actitudes se replican en la ciudadanía, pero en esta ocasión por falta de organización dentro del gobierno de Sebastián Piñera. Acabamos de ver que, la pésima información del mismo Gobierno, sumada a la desesperación de los ciudadanos, ha causado aglomeraciones de personas intentando obtener permisos de circulación o intentado abastecerse de alimento en supermercados. Todo esto mientras los contagiados van en aumento, existen cordones sanitarios y comunas con cuarentena total, justamente para evitar mayores alzas.

Estamos frente a un Gobierno que las primeras medidas que tomó fueron ver cómo proteger la economía a través de inyección de grandes cantidades de dinero a empresas, digno de un chacal sistema económico – como lo describían en algún momento mis profesores españoles – o proteger a las empresas no obligándolas a pagar salario a sus trabajadores en cuarentena.

Como consecuencia de esa supuesta “solución”, hemos visto grandes filas de personas buscando cobrar el seguro de cesantía que, en la mayoría de los casos, no es suficiente, y claramente no se puede vivir del menú de Lavín. Otro de los efectos que ha causado la “solución” son largas filas que se han producido en las afueras de los bancos y cajas de compensación, donde los adultos mayores van a recibir el pago de su pensión (porque no poseen la famosa Cuenta Rut que le es recomendada). Del mismo modo, pero con aún más complicaciones, en las comunas rurales que son predominantes desde Santiago hacia el sur, muchos de los beneficiarios son campesinos, que no conocen el sistema y no saben usar un cajero automático, y a quienes el gobierno no ha realizado una campaña educativa.

El gobierno de un Chile, desconocido para nosotros, sigue sin poner medida de protección alguna para que los trabajadores perjudicados puedan comer, considerando que existen obreros sin contrato y han sido despedidos de su trabajo. Como consecuencia de ello, muchos trabajadores no tendrán acceso a subsidios y se verán obligados a seguir buscando empleo que les permita obtener salario y alimentar a su familia.

La realidad en nuestra región de Ñuble es muy distinta a la conocida cotidianamente por la actual administración y eso está a la vista de las políticas que se han aplicado. Es evidente que quienes dirigen el timón de la nación no saben cómo vive un ñublense promedio, que en la época estival recurre al área hortofrutícola para poder subsistir.

En el país hispano, los trabajadores no recibirán su sueldo, pero no podrán ser despedidos, sin embargo, a raíz de la existencia de un Estado de Bienestar en su Constitución – lo que queremos replicar en la nuestra – el Estado se preocupó de proteger socialmente a los obreros a través de ayudas públicas para que tengan qué comer durante la cuarentena. Asimismo, el gobierno español entregó apoyo para el pago de alquileres y servicios básicos del hogar como electricidad y gas, de modo que todos pudieran permanecer tranquilos en sus hogares.

Lamentablemente, las desafortunadas decisiones gubernamentales nos terminarán llevando a un futuro no muy agradable, lo que hará sentir una sensación de impotencia y tristeza cuando la solución de base es evitar las aglomeraciones y por ende los contagios. En Ñuble cada día los contagios van en aumento, el personal de salud casi no da a vasto (más aun considerando que hay más de 140 fuera del sistema por contagios), tenemos autoridades en cuarentena y otras saliendo de ella, denuncias de robos en hogares a pesar de la existencia del toque de queda, municipios haciendo esfuerzos por mantener tranquila y segura a su gente (a través de sanitización de las calles y entrega de mascarillas), y muchas otras dificultades.

En comunas tan pequeñas y rurales como las nuestras, el vivir en pandemia es un desgaste doble, y el gobierno de Piñera tiene que hacerse responsable antes que sea demasiado tarde.

TAGS: #Coronavirus España Ñuble

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
anysur

08 de Abril

hay excelencia, en los profesionales de la salud que están salvando vidas.

08 de Abril

Exacto. Los profesionales de la salud, guerreros sin escudo, son quienes se merecen el mayor reconocimiento.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

En Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia.
+VER MÁS
#Educación

Educación sexual, la educación que nos falta

Se entiende por ingreso básico a un pago periódico en efectivo entregado incondicionalmente a todos de manera individual, sin los requisitos de probar los bienes que se poseen o el trabajo que se realiza.
+VER MÁS
#Trabajo

¿Cómo encarar el tema del empleo en el próximo futuro?

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza