#Sociedad

Au service de la France

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En una TV abierta y por cable, plagada de insulsos programas de cocina, reconciliaciones amorosas imposibles, matinales idiotizantes o rutinas de “cómicos” mil veces repetidas, Netflix se constituye en una salvadora máscarilla que provee oxígeno en el momento justo cuando estamos a punto de asfixiarnos por el tedio y la estupidez televisiva.

La ultima serie que disfrutamos fue Au service de la France.

Se trata de una genial sátira sobre los servicios secretos franceses a inicio de la década de los 60′. Pero atención: quien quiera ver los doce capítulos de esta serie esperando encontrarse con un símil del Super Agente 86 está equivocado, profundamente equivocado.

Me explico.

Si usted no conoce nada de historia de Francia entre 1940 y la década del 60′ y si usted tampoco tiene conocimiento de los hechos mas relevantes de la Guerra Fría, mejor pase de largo y quédese con las divertidas historias de Maxwell Smart combatiendo a CAOS pues está diseñada para sacar la risa fácil cada 8 segundos.


Les recomiendo esta serie extraordinaria plagada de absurdos… que tan absurdos no son.
Ambientación de época sencillamente magistral.

Y este es un consejo honesto, pues en esta parodia francesa nada se explicita y usted deberá deducir, inferir y concluir a partir de detalles, gestos y situaciones que se le presentan solo, repito, solo por el conocimiento previo que ud. tenga de la historia contemporánea de Francia.

En el primer capitulo, han transcurrido solo 16 años de la retirada de los alemanes de Francia y las heridas están aun frescas. Los colaboracionistas del régimen de Vichy están instalados en puestos importantes de gobierno e intentan ocultar su vergonzosos pasado a como de lugar.

La serie es sutil, y ya lo dije: nada se explicita, y cuando digo que hay que tener un conocimiento previo, doy este ejemplo: un personaje muy importante está leyendo en la cama junto a su esposa las Memorias de De Gaulle. Al dar vuelta la página se cae levemente la sobrecubierta y deja ver la cubierta del verdadero libro: Memorias del Mariscal Petain. Así eran las cosas con casi la mitad de la población francesa.

Apartándome un poco de la serie de TV mencionaré un pequeño e irónico pasaje de un libro magnífico (“París: después de la liberación”, de Antony Beevor) (gracias hijo por ese regalo para navidad 2012): “es increíble como aumentó la gente de la resistencia las dos ultimas semanas de la ocupación alemana, ni hablar del último día…” Misma idea se puede hallar en otro libro que retrata la época: Memorias Interrumpidas, de Francois Mitterrand.

Retomando. No me referiré al organigrama completo del Servicio de Inteligencia si no a sus tres agentes de “terreno” (hay un cuarto, Malraux, muy relevante pero si me refiero a él mato por anticipado parte importante de la historia).

Agente Calot. Su sector es el Este y se mueve como pez en el agua por el lado dominado por la URSS. Conoce al detalle todo ese mundo, sus carencias, sus virtudes, sus miserias y alegrías. Es un paranoico que vive en su departamento de París con otro compañero…¡él mismo!. Representa fielmente al enfermizo mundo de la Guerra Fría, aquella época en que si no podía ser real un hecho, se inventaba. (bueno, la cosa no ha variado mucho)

Agente Moulinier. Su mala gestión en África ha hecho que Francia pierda 16 colonias, sin embargo tiene que pagarle pensión alimenticia a 16 mujeres negras con las que tuvo hijos. Si esas no son metáforas, no se lo que ellas son. Ahora las preocupaciones de “su sector” se centran en las elecciones de estos países independizados pues “le dimos derecho a votar pero Francia decide quien es elegido…”

Agente Jacquard. A mi juicio, el más importante de la serie pues su sector es Argelia (entre 1960 y 1962 la política externa e interna de Francia gira alrededor de Argelia) a la que el plebiscito de 1961 promovido por Charles De Gaulle otorga la independencia. Es el chauvinista acérrimo que frecuentemente recuerda que “hace 130 años ustedes, no eran nada…caminos, ferrocarriles, ciudades hermosas, todo se lo deben a Francia…¡Argelia es Francia…y no se discuta más¡”. Bueno, ese nacionalismo exacerbado no deja de tener su fundamento, y claro, Jacquard tiene todos sus ahorros invertidos en propiedades en Argelia y sabe que independencia es igual a expropiación lo que es igual a miseria. Pero como este agente antes que nada es un negociante, según soplen los vientos va concluyendo que si bien “Argelia es Francia”…posiblemente en ciertas ocasiones “Argelia sea solo de los argelinos”. Increíble personaje de la historia, ni mas ni menos, “miembro fundador” de las OAS (Organisation de l’Armée Secrète)

Les recomiendo esta serie extraordinaria plagada de absurdos… que tan absurdos no son.
Ambientación de época sencillamente magistral.

Au revoi…et bon appétit

TAGS: #Francia #Netflix #Series

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La extensión de becas no es un lujo del Estado, sino una necesidad vital para cientos de personas que la tienen generalmente como principal fuente de ingreso
+VER MÁS
#Ciencia

Presupuesto para el conocimiento y crisis económica

La IED agrícola de China es un producto y que al mismo tiempo facilita la expansión del modelo de producción agrícola hegemónico, el cual es construido sobre una visión, que reduce a la naturaleza a m ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

San Nicolás: La primera comuna agroecológica de Chile

La Ley y los criterios no son iguales para todos, hay perdonazos a grandes empresarios, pero, el ciudadano común nunca recibe uno. Estos hechos causan que sectores minoritarios de la sociedad obtengan impo ...
+VER MÁS
#Sociedad

El actuar irreflexivo del gobierno estimula a los violentistas

Los autores creyentes del Quattrocento anhelaban encontrar las razones que permitieran celebrar la condición humana, recuperando una confianza primigenia en nuestras cualidades.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un humanismo optimista para tiempos pesimistas

Nuevos

La extensión de becas no es un lujo del Estado, sino una necesidad vital para cientos de personas que la tienen generalmente como principal fuente de ingreso
+VER MÁS
#Ciencia

Presupuesto para el conocimiento y crisis económica

La IED agrícola de China es un producto y que al mismo tiempo facilita la expansión del modelo de producción agrícola hegemónico, el cual es construido sobre una visión, que reduce a la naturaleza a m ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

San Nicolás: La primera comuna agroecológica de Chile

La Ley y los criterios no son iguales para todos, hay perdonazos a grandes empresarios, pero, el ciudadano común nunca recibe uno. Estos hechos causan que sectores minoritarios de la sociedad obtengan impo ...
+VER MÁS
#Sociedad

El actuar irreflexivo del gobierno estimula a los violentistas

Los autores creyentes del Quattrocento anhelaban encontrar las razones que permitieran celebrar la condición humana, recuperando una confianza primigenia en nuestras cualidades.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un humanismo optimista para tiempos pesimistas

Popular

Por más que se crea que hay algo revolucionario tras la figura en cuestión y las palabras que salen de la boca, lo cierto es que es la revolución de la farándula, ésa en la que todo era conflicto sin q ...
+VER MÁS
#Política

La Abuela y sus ´nietitos`; no ciudadanos adultos, ´nietitos`

Nuestras elites son mediocres. Están sobre ideologizadas. Subyugadas a las transnacionales y a modelos bastantes básicos de generación de riqueza.
+VER MÁS
#Política

La oligarquía mediocre

Está claro que la nueva Constitución no va a ser legítima sin la participación de independientes del pueblo, compitiendo con los “independientes tradicionales” en igualdad de condiciones
+VER MÁS
#Política

Independientes del pueblo

El nuevo Hospital Zona Norte no tendrá un adecuado nivel de acceso para el 72% de la población a la que debe atender, obligando a las autoridades a implementar medidas paliativas permanentes para brindar ...
+VER MÁS
#Ciudad

Grueso error de Mañalich al decidir la ubicación del hospital Zona Norte