#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La generación de nuevo conocimiento médico es explosiva. Ese conocimiento nutre la praxis odontológica en diferentes niveles, las alimenta a tal punto, que muchas veces orienta nuestras decisiones clínicas. Este texto presenta algunas reflexiones sobre las actividades de formación profesional posterior a la titulación de un Cirujano Dentista en nuestro país.

Para un clínico es un desafío y un deber la constante actualización biomédica y el desarrollo de las competencias profesionales. Así lo ha entendido la creciente comunidad de Cirujanos Dentistas chilenos (que supera los 16 mil), la que se ha convertido en un grupo ávido de nuevos conocimientos y experiencias. Ese desafío también está contenido en la ley que busca regular las especialidades odontológicas chilenas. Entre sus reglamentaciones, hoy se está discutiendo el periodo de acreditación y reacreditación de los especialistas, junto con las horas dedicadas a actividades de desarrollo profesional.

Aparentemente la reglamentación seguirá un patrón similar al sistema CPD (Continuing Professional Development en inglés) del Reino Unido. El sistema CPD otorga un puntaje a actividades de desarrollo profesional, las que son necesarias para la acreditación personal. Esas actividades no contemplan solo los cursos y congresos, también incluyen otras más reflexivas como la revisión de artículos científicos. Por ejemplo, la revista International Journal of Oral & Maxillofacial Surgery otorga 10 puntos CPD (equivalentes a 10 horas de formación profesional) a los revisores de sus artículos científicos. Siguiendo esta tendencia, la revista chilena Mouth (con sede en la Región del Maule) es la primera en otorgar un certificado de horas dedicadas a la revisión de sus artículos científicos.

En Chile, como recientemente reflexiona la Federación de Sociedades de Especialidades Odontológicas, existe una alta oferta de cursos con diferentes grados de calidad. Con un marketing exquisito varios de ellos prometen la reinvención de la odontología; pese a la promesa inicial poco dejan en el participante que sale de esas experiencias. Hubo diversión, pero nos sentimos traicionados: la reinvención y la actualización no existieron.

Lo anterior puede deberse a uno de los desafíos pendientes de la odontología chilena: la falta de formación en el pregrado para el reconocimiento y filtro de información profesional y científica de calidad (un problema que se arrastra luego del egreso). Al parecer, la ley de especialidades odontológicas nos protegerá al menos de los cursos de baja calidad o con evidente conflictos de interés de sus dictantes. Esperemos que exista una amplia divulgación de los cursos que serán válidos para nuestras acreditaciones.

En líneas generales, una buena forma de evaluar si invertir o no en un cursos pueden ser los mismos para aplicar o no a programas de postítulo o postgrado (puedes revisar el texto que escribí en 2015 titulado “Consejos para la continuidad de estudios de los Cirujanos Dentistas”).


Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras palabras es la más débil.

Del curso:

  • Dictados por Universidades acreditadas, Sociedades Científicas o el Colegio de Cirujano Dentistas.
  • Certificación incluyendo el programa de formación (participación activa o reflexiva).
  • Tiempo de dedicación superior a 10 horas cronológicas.

De los dictantes:

  • Que declaren sus conflictos de intereses.
  • Reconocida trayectoria.
  • Estudios de postítulo y posgrado.
  • Constante productividad científica.
  • Vinculación con centros educacionales.

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras palabras es la más débil. En el otro extremo se encuentra la evidencia obtenida a partir de revisiones sistemáticas de la literatura y los ensayos clínicos randomizados controlados. Esto es ampliamente aceptado en el mundo y no genera mayores discusiones.

En términos de calidad es muy diferente un colega que muestra una serie de casos (en su mayoría exitosos, probablemente elegidos por él y sus colaboradores), presentando las bondades de la técnica que él usa (o el producto de la empresa que lo auspicia) versus un colega que muestra evidencia de un ensayo clínico, donde los pacientes fueron aleatorizados, existieron controles, criterios clínicos biológicos y estadísticos preestablecidos de éxito y fracaso, donde el proyecto fue aprobado por un comité de ética. Habitualmente esta experiencia fue publicada en una revista científica revisada por pares, para abrir sus resultados a una crítica más allá de una sala o una presentación. La diferencia de los dos extremos es evidente, y en su reconocimiento está precisamente la formación de competencias profesionales, académicas y científicas.

En la víspera del primer centenario de nuestra profesión y la ley de especialidades odontológicas esperemos que el desarrollo de las competencias profesionales a partir de los cursos siga patrones teóricos y prácticos exigentes. Como cierre, quiero recordar al profesor Rodolfo Miralles Lozano, quien fuese académico de Fisiología General y Oral de la Universidad de Talca. El profesor Miralles y su equipo siempre manifestaron hacia sus estudiantes un gran respeto al hacernos partícipes de lo que la ciencia mundial estaba hablando sobre las materias de las que él era responsable y nosotros testigos.

Un cordial saludo, felices Fiestas Patrias.

TAGS: #CirujanosDentistas #FormaciónProfesional Odontología

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gbarrientos

17 de Septiembre

Generalmente… me da flojera escribir mi opinion de estas cosas… pero lo hare… en general estoy MUY de acuerdo con esto han proliferado una cantidad inmensa de cursos y actividades mal llamadas “cientificas” en las cuales se prometen hasta brindar casi que super-poderes a los colegas… ahora el tema es que siguen proliferando e incluso vienen desde otros paises (sobretodo Brazil a ofrecer esto… pensaran “ah si estos Chilenos son tonto” o algo asi), y claro viene “cualquier weon” a ofrecer estos cursillos.

Yo creo que el mensaje es claro… colega… NO SEA TONTO, NO REGALE SU PLATA EN CURSOS QUE VALEN HONGO… HAGA UNO CERTIFICADO POR UNA UNIVERSIDAD/SOC. CIENTIFICA, CON COLEGAS CON EXPERIENCIA, QUE ADMITA INCLUSO DEBATE Y QUE TENGAN PESO EN LA MATERIA (PUBLICACIONES).

El papel aguanta mucho fijarse bien porque cualquiera se puede poner que hace transplante de cabeza y salvador del mundo… hacen esos cambios tramposos de palabras especialista o especialidad por experto y eso… colega averigue, lea, informese y decida bien pues la formacion continua es algo no menor.

(lo siento no tengo tildes en este teclado).

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Estos jóvenes no sólo existen en Temuco, ellos son parte de los cientos de voluntarios, estudiantes y profesionales, hombres y mujeres que se han desplegado a lo largo de todo el país
+VER MÁS
#Sociedad

Un hospital de campaña en una guerra imaginaria

En los inicios de noviembre del año 1989 y del año 2009, en Alemania y en Chile, con la debidas proporciones, se produjeron favorables hechos políticos y económicos, respectivamente
+VER MÁS
#Política

En qué se parecen Günter Schabowski e Ignacio Briones

El problema son los que faltan, no los que sobran: las organizaciones que han puesto la demanda de nueva Constitución y Asamblea Constituyente en la mesa, tanto históricamente como hoy en un contexto de m ...
+VER MÁS
#Política

El acuerdo

Se apuesta por un futuro promisorio, por levantar la mirada. El acuerdo es un acto de fe en el porvenir, en que podremos ponernos de acuerdo. Es mejor vivir así que al contrario.
+VER MÁS
#Política

¿Un buen o mal acuerdo?

Popular

Estos jóvenes no sólo existen en Temuco, ellos son parte de los cientos de voluntarios, estudiantes y profesionales, hombres y mujeres que se han desplegado a lo largo de todo el país
+VER MÁS
#Sociedad

Un hospital de campaña en una guerra imaginaria

En los inicios de noviembre del año 1989 y del año 2009, en Alemania y en Chile, con la debidas proporciones, se produjeron favorables hechos políticos y económicos, respectivamente
+VER MÁS
#Política

En qué se parecen Günter Schabowski e Ignacio Briones

El problema son los que faltan, no los que sobran: las organizaciones que han puesto la demanda de nueva Constitución y Asamblea Constituyente en la mesa, tanto históricamente como hoy en un contexto de m ...
+VER MÁS
#Política

El acuerdo

Se apuesta por un futuro promisorio, por levantar la mirada. El acuerdo es un acto de fe en el porvenir, en que podremos ponernos de acuerdo. Es mejor vivir así que al contrario.
+VER MÁS
#Política

¿Un buen o mal acuerdo?

Popular

Estos jóvenes no sólo existen en Temuco, ellos son parte de los cientos de voluntarios, estudiantes y profesionales, hombres y mujeres que se han desplegado a lo largo de todo el país
+VER MÁS
#Sociedad

Un hospital de campaña en una guerra imaginaria

Mientras en las poblaciones muere gente por “balas locas” del narcotráfico, Carabineros está persiguiendo actores sociales
+VER MÁS
#Uncategorized

Pacoleaks: ¿del débil protector?

El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un país sin estatuas

Las personas en situación de discapacidad comprendemos y somos parte de la lucha que está dando el pueblo chileno por vivir con dignidad, porque lo vivimos día a día, noche tras noche
+VER MÁS
#Política

Los ´cojos` también luchamos por la dignidad en Chile