#Salud

Implícate con la salud: es problema de [email protected]

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La salud en Chile tiene graves problemas, como la discriminación por género, condiciones de salud, edad e ingresos, entre otros. Desde la literatura especializada se plantea que el sistema de salud chileno se encuentra “segmentado por riesgo e ingresos”. Esto ha sido impuesto desde la época de las reformas “modernizadoras” impulsadas por la dictadura militar en los años ochenta. Se creó un sistema privado de aseguramiento de la salud en el cual no existe ninguno de los principios básicos de la seguridad social a pesar de que en esta “industria” se administran recursos que son parte de ésta; aquí hablamos de la cotización de salud, la cual termina comportándose como gasto privado con la consecuencia de pérdida de solidaridad en el seno del sistema de salud.

Por otro lado, la distribución del gasto en salud da cuenta de una grave situación de desigualdad. Según las estadísticas que entrega OCDE, un 4,4% del PIB se ocupa del gasto privado de salud. Actualmente este sector abarca sólo a 2,8 millones de chilenos. El gasto público, en tanto, asciende al 4% del PIB. Sin embargo, la población que se financia con estos recursos alcanza los 13 millones de chilenos. Estos datos nos muestran una brutal desigualdad, y consagran una salud para ricos y sanos y una salud para pobres y enfermos.

¿Qué hemos hecho como país para revertir esta situación?

Desde 1990 a la fecha, solamente se han visto tímidos intentos para superar esta grave situación. Se pueden destacar algunos hitos, como la creación de la superintendencia de Isapres (luego pasará a ser de salud) que buscó regular y fiscalizar al sistema de aseguramiento privado. Durante los años noventa hay un crecimiento del gasto público, y una política de inversión sectorial destinado a la creación de centros de atención primaria y a la reposición y construcción de hospitales. Inversión que, sin embargo, no es suficiente para revertir la situación de desigualdad brutal en el sistema de salud. Durante estos años también se generan los mecanismos de transferencias de recursos al sector privado, que funcionan como un subsidio a la demanda (bonos). Esto con el objetivo de introducir un grado de competencia entre sector público y privado para la captura de recursos y como una forma de responder a corto plazo a la falta de oferta público. El problema es que estos mecanismos no han hecho más que crecer en el tiempo, generando una perpetuación del déficit de oferta pública. La reforma del AUGE, en la cual existió una gran posibilidad de avanzar en el sentido de generar una mayor solidaridad en el sistema, vía la creación de un fondo solidario universal, terminó siendo desechado por las autoridades de turno para facilitar un acuerdo con la oposición de derecha, cerrando el camino a avanzar en mayores grados de solidaridad.

En estos últimos años, ocurrió un fallo del tribunal constitucional de Chile en el cual se plantea que las aseguradoras privadas, al administrar recursos propios de la seguridad social, deben comportarse de una forma consecuente a los principios de la seguridad social y, por esta vía, se declara inconstitucional la discriminación por sexo y edad. Frente a esto la actual administración ha priorizado generar proyectos de ley que buscan terminar con la incertidumbre en la industria de seguros privados y no en el sentido de solucionar los problemas estructurales de la salud en Chile.

Estos problemas estructurales de la salud deben ser solucionados. En ese sentido es que las organizaciones que participamos de la Mesa social por la Salud hemos decidido convocar a un plebiscito nacional (desde el 23 de abril al 6 de mayo), como un medio de generar una conciencia activa en la población de la necesidad de propiciar trasformaciones estructurales de la salud en Chile.

Desde estas líneas quiero apelar al sentido ético de todas y todos para participar de este proceso, dado que es una necesidad y nuestra responsabilidad generar las trasformaciones que impliquen restituir a la solidaridad como el principio fundamental de la salud en Chile.

Para votar en el plebiscito de Salud, haz click aquí

——–

Foto: Pulpolux / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gabmarin

25 de Abril

De acuerdo en todo lo que planteas, pero es importante matizar lo del AUGE. La propuesta original del gobierno de Lagos era más ambiciosa en instalar la solidaridad como principio rector de la salud, pero nunca contó con los votos de la derecha para ser aprobada. La negociación que mencionas fue necesaria para poder avanzar.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo