#Religión

De la imposición moral a la imposición dogmática

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Durante años la Iglesia Católica supo mantener una relación con las esferas de poder al interior de las estructuras del Estado, una relación que sin ser muchas veces visible buscaba la imposición moral en temas de particular sensibilidad para ciudadanía, esa imposición moral desde la llegada del catolicismo a nuestras tierras terminó por definirnos como sociedad, imponiendo conductas y relaciones, aceptando y censurando formas, generando en ocasiones lazos de confianza y en otras la distancia propia entre lo que buscaba imponerse como correcto y lo que realmente a los ojos de los afectados o involucrados lo era.

Durante las últimas décadas esa relación a veces solapada y otras más publica de lo que el Estado quisiese sufrió el deterioro propio de quien busca imponer una mirada con parámetros morales que en la mayoría de las ocasiones no eran los que en una sociedad moderna necesitaba, eso sumado a los escándalos del clero abordados de la manera menos acertada a los ojos de un país que hace rato se declaró laico terminaron por la necesaria desafección de quienes ayer miraban el cataclismo como la alternativa mayoritaria a la hora de expresar su fe.


Chile es un país laico, que hace mucho entendió que la iglesia y el estado caminan avenidas que a veces pueden ser comunes, pero que necesariamente exige la autonomía cuando las decisiones afectan a una amplia mayoría, pero por otra parte Chile es un país que en su deber cívico acumula capítulos de desidia, permitiendo que una minoría organizada imponga, reclame y exija.

Post elecciones parlamentarias y ad portas de definir la instalación de un nuevo gobierno, comienza a llamar la atención las señales en torno a un cambio de eje, ese donde la imposición moral parece dar paso a la imposición dogmática con personajes que buscan influir en las esferas de poder amparados en una manifestación de fe propia del fanatismo religioso y donde las distintas miradas simplemente no tienen cabida, pretendiendo desentenderse del concepto de estado laico, y asumiendo como una necesidad sine qua non la obligación incuestionable de lo que se cree correcto. En ese sentido comenzará a hacerse cada vez recurrente y pública la discusión en torno a la mirada de unos, que hoy asegurando el ejercicio del poder, gracias a una elección donde al Chile laico le faltó voluntad para acudir a las urnas, buscarán la imposición en áreas que para la gran mayoría de los Chilenos es extremadamente sensible y que pueden empujar a la administración del Estado a más de un dolor de cabeza.

Chile es un país laico, que hace mucho entendió que la iglesia y el Estado caminan avenidas que a veces pueden ser comunes, pero que necesariamente exige la autonomía cuando las decisiones afectan a una amplia mayoría, pero por otra parte Chile es un país que en su deber cívico acumula capítulos de desidia, permitiendo que una minoría organizada imponga, reclame y exija, esa desidia hoy permite pasar de la imposición moral a una imposición dogmática de quienes se creen con el derecho de ser herederos de la última reserva moral de una sociedad que bíblicamente por ejemplo paso de la poligamia de Abraham, Jacob, David, Salomón, al concepto de familia que hoy tenemos y que de seguro seguirá evolucionando.

Nadie tiene el derecho de cuestionar la fe del otro, nadie puede imponer su fe a otro, cada chileno y chilena tiene distintos motivadores en los cuales creer, pretender que los resultados de una democracia electoral son los designios de lo que tal o cual divinidad pretende para Chile es no entender la importancia de la diversidad de credos por los cuales una amplia mayoría elige creer o no creer. Sin lugar a dudas este Chile ya no es el mismo Chile, ni en sus demandas ni en su fé y quienes crean que la imposición dogmática es el camino jamás entendieron el mensaje que dice “a César lo que es de César, y a Dios, lo que es de Dios” (Mateo 22:21)

TAGS: #EstadoLaico moral Religión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
mastete87

24 de Enero

muy buena!

25 de Febrero

Mmm. Le creo poco, no se oye convincente. Seguramente porque usa seguido el término “imposición”. Imposición aquí, imposición allá. Qué manera de gustarle la palabrita. No la profundiza, no aclara el sentido que quiere darle. ¿Acaso le han intentado meter preso por no comulgar? Evidentemente, no. Le incomoda entonces el simple reproche, las acepciones generalmente aceptadas, meramente sociales, sobre lo bueno y lo malo, y le llama “imposición”. Eso, estimado, es el concepto mismo de las normas morales. Esto es, le molestan las normas morales.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma