#Política

Un Plebiscito para la paz

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este fin de semana, encontré en YouTube un programa “Informe especial”, sobre el período, posterior al triunfo del NO. Una etapa cubierta por una nebulosa, que va desde el 5 de octubre de 1988, hasta las elecciones presidenciales y parlamentarias de diciembre de 1989.  En ese período, los representantes de la Concertación de Partidos por la Democracia (por ese entonces integrada por 17 partidos), pactaron con las autoridades del régimen de Pinochet. Fueron negociaciones que encabezó por el gobierno, el ministro, Carlos Cáceres, economista, nombrado en reemplazo de Sergio Fernández. Este, era considerado más duro, y había sido el jefe de campaña de la opción SI. Se debía dictar una serie de disposiciones legales, y reglamentos para que pudieran realizarse las elecciones libres y democráticas, por primera vez en 19 años.


La historia nos da la oportunidad de sanar las heridas del pasado. Nos da la oportunidad de decidir en paz, nuestro destino como sociedad. Ningún sector político tiene en Chile, la capacidad ni el apoyo popular, para imponer por sí sólo un nuevo modelo de sociedad

Visto en retrospectiva, este período de nuestra historia, parece ahora mucho menos heroico y patriótico, que lo que les pareció a sus protagonistas en aquel tiempo. Sin embargo, el realismo político debió primar, ya que se estaba en un proceso inédito, en que un dictador era sacado del poder a través de sus propias reglas. La victoria del 5 de octubre dejó un sabor de dulce y agraz, ya que quienes votaron para que el tirano continuara gobernando, 8 años más, sumaron el 44% de los votos. La transición a la democracia, se iniciaba con un país dividido en dos.

En diciembre de 1989, la Concertación ganó las elecciones presidenciales. Fueron cuatro elecciones sucesivas. Un período de veinte años consecutivos, Chile vivió el período de mayor estabilidad social, política y económica. Ninguna de las predicciones que hicieron los partidarios del dictador se cumplieron. No hubo caos, no nos transformamos en una dictadura comunista. Se respetó los derechos humanos y la libertad económica. Sin embargo, la herencia del pasado autoritario, permaneció presente por muchos años. Los senadores designados, la inamovilidad de los comandantes en jefe de las FFAA, y del general director de Carabineros. El sistema electoral binominal fue lo último que pudo reformarse  para la elección de 2017.

La alternancia en el poder vino a consolidar el sistema democrático chileno, en dos ocasiones en 2013 y 2017, un candidato de derecha, ganó las elecciones presidenciales.  El traspaso del poder se produjo en paz, y las instituciones de la República continuaron funcionando.

Pero había un malestar latente, una desafección con la política que se acrecentó con el voto voluntario. Menos de un 40% del electorado participa hoy en los procesos electorales.  Las expresiones de descontento social, el reclamo persistente en contra de la desigualdad, la incapacidad de las instituciones democrática de canalizar, estas demandas. Son algunas de las razones del denominado “estallido social” de octubre de 2019.

Nos vemos hoy, en medio de un proceso inédito en nuestra historia. Las multitudinarias movilizaciones sociales sobrepasaron la institucionalidad política, gobierno, parlamento. El oficialismo y los opositores, se vieron obligados a tramitar de apuro, una reforma a la constitución del 80’, que permitiera la realización de un plebiscito, para decidir el cambio de la constitución y el mecanismo. Y así, en menos de 60 días, viviremos en Chile una instancia histórica. Podremos votar por reemplazar a la constitución de 1980, por una constitución nacida íntegramente nacida en democracia.

La historia nos da la oportunidad de sanar las heridas del pasado. Nos da la oportunidad de decidir en paz, nuestro destino como sociedad. Ningún sector político tiene en Chile, la capacidad ni el apoyo popular, para imponer por sí sólo un nuevo modelo de sociedad. Se equivocan quienes creen que se establecerá un sistema de economía central planificado, quienes creen que se va a conculcar el derecho de propiedad. No se impondrá ni un modelo chavista ni pro cubano. No hay que temer tampoco, que los nostálgicos del autoritarismo logren imponer de vuelta, normas que limiten las libertades, o restrinjan derechos sociales.

Estamos llamados a asumir nuestra responsabilidad. Partidarios del apruebo y del rechazo, a la nueva constitución, tiene por igual, el derecho, y el deber de votar informados. Sin discursos del terror, sin noticias falsas. Debemos asumir que nuestro país, es diverso en el plano social, cultural y político, y nuestra carta magna, debe reflejar esta amalgama.

Treinta y dos años después del plebiscito del 5 de octubre, que abrió el paso a la libertad y a la democracia, de la que hemos gozado hasta ahora. Estamos llamados a volver a las urnas.  Tal como dijimos el año 1988, sin odio, sin violencia, el 25 de octubre diremos apruebo y convención constitucional.

Con esperanzas y con anhelos de paz, de entendimiento, para que seamos todos sin distinción en nuestra patria, dueños de nuestro propio destino.

TAGS: #NuevaConstitución #ParticipaciónCiudadana #PlebiscitoConstitucional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
James

07 de Septiembre

Buenas, me parece que la toma de conciencia política siempre se da en la sociedad chilena con cierto retraso, una suerte de auto complacencia psicológica, de auto conformismo, justamente desde el año 89, y una justificación a un modelo “democrático” tutelado, y hasta condicionado por las mismas fuerzas que planificaron concienzudamente la perpetuidad de su poder a través de la dictadura y los años “gloriosos”de concertación guiados con la mano invisible de la constitución de Jaime Guzman. Habíamos y habemos chilenos conscientes que una democracia negociada, junto con todo lo que ello implica en aspectos económicos, sociales y culturales, va directamente al fracaso , muchos nos tildaron de “renegados” en los 80- 90 , pero éramos la reserva moral de un Chile artificial, un espejismo que ahora se cae a pedazos ,muchos de nosotros somos espectadores de un fracaso anunciado, muchos desde el extranjero, muchos adoptados por países ajenos, quienes nos brindaron lo necesario, en lo personal dos profesiones absolutamente gratis, me aburrí hace tiempo de esperar ese despertar tardío , y comprender que no somos amigos de la derecha, porque ellos solo quieren esclavos para su interminable ambición, cuenten igual con mi voto #apruebo compatriotas
Saludos.

J.A.

10 de Septiembre

Estimado, en buena parte de su reflexión Ud. tiene razón, Chile creció, tenemos una nación que como nunca antes puede proporcionar soluciones sociales, mejorar la vida de los que no pueden por si mismos. Conocer una dictadura también trajo aprendizajes, aunque muy trágico, son lecciones. Pero al parecer todo dura lo que dura una generación, luego empezamos de nuevo, nada se consolida. Mirando esto en perspectiva, pienso que no es nuestra culpa, no entendemos asuntos complejos, no nos imaginamos que somos objetivos geo-estrátegicos, cabeceras de playas de poderes e ideologías que desean dominar el mundo, ese es el objetivo. Nosotros caemos sin saberlo como víctimas de acuerdos secretos, estrategias ocultas, planes. Nuestra torpeza mental nos impide ver que estamos siendo manipulados …siempre.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Nuevos

Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad