#Política

Twitter, la propaganda asesina y los troles políticos

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Siempre he sentido un placer por las acciones de crítica con un objetivo social de cambios racionales y basados en argumentos intelectuales solidarios en sociedades marginadas por los poderes fácticos.

Pero hay que ser intolerante cuando las críticas sociales nacen como parte de una mentira. Pienso en Goebbels, Ministro de Propaganda de la Alemania Nazi, quien usó una perfecta estrategia para manipular y posicionar en las masas alemanas el odio hacia los judíos y la imagen de semi-dios de Hitler.


Estos troles, como están ocultos tras un nombre falso, usarán toda la red de realidad imaginaria para tratar de defenderse. La mayoría no lo logra pues su razonamiento nos les permite construir una idea más allá de un meme, un insulto clasista o un comentario sin fuentes corroborables

Estas mismas herramientas pueden ser manejadas por la publicidad en una campaña para vender un producto o servicio, aunque sin la intención oscura que busca la propaganda. Las acciones propagandísticas tratan de crear una distorsión de la realidad y llevar a las acciones más sombrías.

Aplicando ideas de Marshall McLuhan, las imágenes falsas permiten a grupos masificados ser fácilmente manipulados y sufrir lavados de cerebro por los medios de comunicación de esta Aldea Global. Los medios tienen la posibilidad de entrar en la mente, afectando el inconsciente con una frase o slogan de acción, es decir, buscan una reacción humana pasiva o activa.

Las reacciones pasivas o activas se expresarán en acciones de los afectados por la saturación de mensajes. El problema radica en acciones genocidas justificadas por los mismos medios en tiempos de mayor polarización social. El odio es como la gravedad solamente necesita de un empujón para dejar caer la violencia enfocada.

En el genocidio de Ruanda, los criminales de guerra Hutus utilizaron el nacionalismo extremista para encender la ira étnica hacia los Tutsis tan solo con una pequeña emisora de propaganda que mantuvo transmisiones con mensajes constantes promoviendo la violencia verbal en dicho país de África. La palabra “cucaracha” se mencionaba para referirse a los Tutsis y de esa forma hacer que las milicias sintieran una satisfacción al asesinar a “insectos”. Muy parecido al término “sub-humanos” que popularizó la propaganda nazi para referirse a los judíos, gitanos, homosexuales y personas con discapacidades físicas.

La guerra de Bosnia llevó a la misma enajenación en el país balcánico. La limpieza étnica fue una demostración de completa deshumanización para expulsar o asesinar a un grupo indeseado. El ultranacionalismo unido a la religión, en este caso musulmana, católico y cristianos ortodoxos, dio suficiente material propagandístico para argumentos irracionales en un genocidio en toda la región.

Se destruyeron lugares de culto religioso y estructuras históricas que tuvieran una conexión con la etnia “indeseada” estimulados por medio de discursos de propaganda incitando a la expulsión del territorio a usurpadores y aliados al terrorismo yihadistas. Acusaciones muy usadas por los ultranacionalistas serbios apoyados por Slobodan Milošević contra los bosnios musulmanes. Hasta se llegaron a justificar los campos de concentración, haciéndolos pasar como centros de refugiados por la comunicación institucional serbia.

Irán emplea los medios y las mezquitas para sembrar propaganda contra judíos, homosexuales y leyes violatorias de los derechos de la mujer. En dicha dictadura islámica, la manipulación de la realidad es transmitida por los clérigos, instigando a los fanáticos para asesinar gays o golpear a sus esposas solo con el argumento de no cumplir con leyes de su libro santo: El Corán. Este tipo de propaganda religiosa es la peor de todas pues lleva al fanático a defender su fe sin respetar los derechos humanos.

Según Goebbels, se debe mentir continuamente, pues parte de esta mentira quedará en las mentes de las masas y se logrará el objetivo de crear una distorsión del punto de vista analítico.

El principio de vulgarización expone que la propaganda debe ser popular. Adaptarse al nivel menos inteligente de ciertos entes sociales para elevar su autoestima sobre otros sectores de una sociedad. Hay que entender que las masas no se refieren al pueblo ni tampoco a un segmento sin educación; son grupos integrados por diversidad de personas pagadas y otros extraviados del lumpen político. Estos sectores mantienen una capacidad receptiva mínima de compresión y su facilidad de olvidar es altísima (memoria histórica).

Actualmente, con el auge de las redes sociales, surgen los que se definen como troles políticos, los cuales son financiados por algunos grupos para apoyarlos y atacar a adversarios ideológicos con cualquier herramienta de difamación o descalificación personal. No hablamos de grupos de monstruos como milicianos serbios de Chetniks o camisas pardas de la SA (Sturmabteilung) simplemente de asalariados enardecidos por unos pagos y alienados por una supuesta guerra o conflicto con sus valores religiosos y ultranacionalistas.

Un troll es un sujeto que publica falsas acusaciones o comentarios calumniosos en las redes sociales para promover una causa o acosar a alguien. El anonimato permite a la gente decir cosas que no diría en persona, con el fin de generar fuertes reacciones en muchas de ellas de tipo negativo. En estos tiempos, los troles políticos no son un chiste y un tema para tomarlo a ligera. El lenguaje construye realidades las cuales pueden ser falsas y, con segmentos sociales cada día menos ilustrados sobre temas de contexto político y análisis, la propaganda logra el efecto esperado. La creación de grupos organizados, pagados y con una agenda de ruta, la cual fija una misión para posicionar en la mente de los usuarios algún tema, es parte clara de toda estrategia en marketing político, eso sí, sin ninguna consideración ética social. Estos grupos tienen un objetivo y, en el caso de Chile, queda claro que la desestabilización, la polarización social, la lucha de clases y la búsqueda de involucrar a los Fuerzas Armadas y Carabineros en la dinámica política actual es un objetivo de estos grupos ligados a grupos ultranacionalistas: “Patriotas”, según ellos.

Es fácil ver en acción a esta horda de desinformadores e identificarlos en Twitter.  Dan “me gusta” y “RT” a José Antonio Kast, Axel Kaiser y Sergio Melnick principalmente. Sin duda se identifican con su retórica reaccionaria, ¿O quieren hacer pensar que se identifican con ella?  Ahí está el punto de la acción de la propaganda en redes sociales. La acción de legitimización falsa hacia un líder de opinión que al final de cuenta no lo es.

Abro paréntesis: (Deja decirte algo de estás personas que crees que son como tú y que le interesas. Estos sujetos que conforman la extrema derecha sienten asco por casi todos los chilenos. Ellos  basan su juicio de ti en el color de tu piel, en tu forma de expresarte, en donde vives, en tu modelo de auto y en tu apellido. Estos grupos minoritarios descendientes de algunos colonos alemanes junto a otros supremacistas, creen que Chile es de ellos, su feudo, su fundo y que todo lo que es este país geográficamente es parte de su propiedad privada. Los tipos odian a los chilenos criollos, sienten aversión cuando pasan por las zonas periféricas pobres y se engrasan desinfectante de alcohol en las manos después de saludar a un mendigo, producto del sistema que tanto defienden, como si tuvieran lepra o la Covid-19. Ellos son parte de los que crearon el problema social, político, racial y cultural de Chile y quieren perpetuar para siempre las raíces de la confrontación social como deseaban hacerlo con la Constitución de la dictadura. Son los herederos de Pinochet, y visto más allá en el tiempo, del mismo Adolf Hitler. Los que te juzgan por tu apellido y color de piel son lo que tildan a los otros extremistas de izquierda de fomentar el odio. Esa es la derecha golpista que se quiere abrir campo al compás de las marchas añejas de los cascos estilo alemán y prusianos que tanto los hacen recordar su Tercer Reich y su señor de las moscas, Hitler.  No busques más allá la explicación de la razón de existir de estos grupos que detrás de ellos no está Hegel, Husserl, Schopenhauer, Jaspers, Nietzsche ni siquiera Heidegger. Solo está una visión supremacista blanca donde el negro, el asiático, el indio y el mestizo son inferiores y solo sirven para lo que su visión de raza superior les permita y egoísmo por poseer lo que se les dio gratis  como las tierras , el poder social y los privilegios de la casta . Eso son y nunca cambiarán pues la gangrena del odio cuando llega a mente no se cura.) Cierro paréntesis.

Identifican sus perfiles en Twitter con banderas chilenas junto a las de Alemania y EEUU. Se definen como libertarios, antizurdos, anticomunistas, antivacunas,  antipolíticos  y pro- vida. Sus fotos de perfil no ocultan sus simpatías ideológicas y racistas al poner a nazis, calaveras de las SS, Pinochet, Donald Trump, Franco o cualquier símbolo de odio. Ellos mismos exponen en sus tweet palabras o frases para hacerlas tendencias en Twitter: #EstadoDeSitio #PlazaBaquedano #Kramer y demás creaciones que no representa el pensar social, solo una logística estratégica de propaganda para que los menos contemplativos piensen que esto es una realidad creada por una comunidad real, no obstante solo son en su mayorías troles con una agenda.

¿Qué debemos hacer con estos troles políticos al verlos mentir o difamar? Para muchos sería desgastante enfrentarlos y desmarcarlos, pero si vemos con una perspectiva de ética social esta situación, se les debe responder para que otras personas no caigan en la trampa de las mentiras y propaganda. Twitter es una red social de lucha y no hay que permitir que la maldad ideológica, la farsa demagoga y el odio racial, sea de la extrema derecha, de la izquierda o de cualquier grupo organizado para crear falsas realidades, contamine a miles con ideas falsas.

Debe quedar claro que estos troles, como están ocultos tras un nombre falso, usarán toda la red de realidad imaginaria  para tratar de defenderse. La mayoría no lo logra pues su razonamiento nos les permite construir una idea más allá de un meme, un insulto clasista o un comentario sin fuentes corroborables. Es ahí cuando su máscara se cae y quedan expuestos. Un trol es un bravucón atrás de un celular sentado con otros pensando que hacer para engañar, algo así como un mercenario, pero oculto tras una foto de Pinochet. Su opinión no representa a nadie real, solo al grupo que los financia.   Hay que recordar: Los troles políticos no marchan y no se identifican con su rostro en la vida real.

Es acá que hay que citar a Umberto Eco cuando nos habla sobre el ejército de imbéciles que inunda las redes sociales: “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas”; esto también se aplica a cualquier extremista ideológico.

TAGS: #FakeNews #Propaganda #RedesSociales Fanatismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Dianas Todes

22 de Marzo

Un muy buena descripción de los trolles de Jadue y Kast.

Pérez

23 de Marzo

Un buen análisis sobre el problema de las mentiras, aunque debe pensar que algunos nos ocultamos para evadir represalias por nuestras opiniones. Por eso usamos perfiles falsos y no pertenecemos a ningún grupo de trolles

23 de Marzo

Hola, en este análisis no me refiero a personas que por alguna razón usan perfiles falsos para alguna queja ciudadana válida . Me refiero a grupos organizados en estructuras que perteneces a alguna organización política, a algún gobierno determinado u otro sector con alguna agenda ya prevista o desarrolladas. Grupos que por ejemplo tiene como objetivo bajar el perfil político de algún candidato por medio de difamadores. En dichas estructuras hay siempre un líder de grupo que es que define cuándo y envase a que argumento atacar. En Chile están en pañales en relación a EEUU, Rusia, Irán y Corea del Norte. Una persona o personas que ocupan perfiles falsos para reclamar por una situación injusta por ejemplo la destrucción de un bosque no lo hacen por un pago o promesa ni tiene otras intensiones fuera de las propias. Esa es la diferencia clara.

Carmen Rosales

23 de Marzo

Gracias por el artículo que retrata la realidad de las redes sociales, tan llenas de mentiras e insultos hacia los que son “diferentes” según estos sujetos diferentes por su clase social, por sus pensamientos etc. Siempre el menosprecio de sus mismos hermanos de patria y lo peor es que es una casta que se cree superior a su prójimo siembran el odio y cultivan las diferencias que ellos inventan en su afán de sentirse superiores siendo que como seres humanos no valen nada. Chile un país lleno de diferencias e injusticias.

23 de Marzo

Tiene razón . Chile un nación con grandes injusticias sociales las cuales son defendidas como naturales y normales. Por eso les cuesta tanto pensar el base a la solidaridad pues están acostumbrados dar limosna y no derechos que toda persona en una sociedad civilizada merece.

Angel

24 de Marzo

Las redes sociales son un engaño, es la máxima expresión de la incultura de las personas y de un generación hueca sin Alma.

Héctor Serraño

24 de Marzo

Deberían haber leyes para que investiguen a estas organizaciones de difamación!!!.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Es clara la necesidad de superar al Estado subsidiario y al neoliberalismo como fundamento ideológico del modelo de desarrollo, y transitar a una forma de producción respetuosa del entorno, de la naturale ...
+VER MÁS
#Política

Rebelión ciudadana en Colombia. ¿Semejanzas con lo que sucede en Chile?

La baja en la participación ciudadana en procesos electorales genera múltiples riesgos y problemas para los sistemas políticos democráticos.
+VER MÁS
#Política

Voto obligatorio versus voto voluntario

Es un desafío planetario procesar democráticamente otra formación económica. Una que reconozca por igual una idea contemporánea de la dignidad de la vida humana y una experiencia de los límites de la ...
+VER MÁS
#Economía

Voluntades y limitaciones: de la dignidad y la Tierra

La reforma tributaria sirvió como 'chispa que incendió la pradera'. En lugar de promover el crecimiento macroeconómico rompió la frágil estabilidad social, en medio de un ciclo de rebeliones ...
+VER MÁS
#Internacional

Crisis global y convulsión colombiana

Nuevos

Es clara la necesidad de superar al Estado subsidiario y al neoliberalismo como fundamento ideológico del modelo de desarrollo, y transitar a una forma de producción respetuosa del entorno, de la naturale ...
+VER MÁS
#Política

Rebelión ciudadana en Colombia. ¿Semejanzas con lo que sucede en Chile?

La baja en la participación ciudadana en procesos electorales genera múltiples riesgos y problemas para los sistemas políticos democráticos.
+VER MÁS
#Política

Voto obligatorio versus voto voluntario

Es un desafío planetario procesar democráticamente otra formación económica. Una que reconozca por igual una idea contemporánea de la dignidad de la vida humana y una experiencia de los límites de la ...
+VER MÁS
#Economía

Voluntades y limitaciones: de la dignidad y la Tierra

La reforma tributaria sirvió como 'chispa que incendió la pradera'. En lugar de promover el crecimiento macroeconómico rompió la frágil estabilidad social, en medio de un ciclo de rebeliones ...
+VER MÁS
#Internacional

Crisis global y convulsión colombiana

Popular

Los abrazos que me faltan; soledad y compañía. Soledad de abrazos no recibidos, esperados, añorados. Demasiados días sin recibir un abrazo, demasiados días sin dar un abrazo.
+VER MÁS
#Sociedad

Los abrazos que me faltan

El populismo que viene creciendo con fuerza en nuestro país puede ser convertido, más allá de los propósitos y la consciencia actual de sus representantes más notorios, en una vía de escape, una salid ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Hablemos de populismo en el Chile de hoy?

El sentido de comunidad es un factor que debemos desarrollar aún más. Implica a los familiares, amistades, profesionales de los equipos de salud directamente relacionados y, obviamente, los propios enfermos.
+VER MÁS
#Salud

¡Viva la Corporación ELA!

Este tema se ha convertido en una forma de desviar la atención de los verdaderos problemas sociales, políticos y económicos mundiales del pasado, presente y, seguramente, del futuro
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Extraterrestres? ¡Por favor, quiero creer!