#Política

Representación del Apruebo y del Rechazo

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La Constitución de la democracia (CdelaD) que propone la Convención Constitucional (CC), está empapada con lo mejor de las enseñanzas de la Ilustración; es decir, otorga al ser humano la capacidad de gestionar su propio bienestar en un marcó de derechos fundamentales garantizados al constitucionalizar Chile como “Estado Social y Democrático de Derecho”, preparándolo para las encrucijadas del siglo XXI.

Partiendo de esa base, la CdelaD es una de las más humanistas de cuantas se hayan escrito. Garantiza, entre muchos, la universalización del derecho a una buena vivienda, salud, educación y pensión; consagra los derechos que se le ha negado por siglos a la mujer, a la comunidad LGBTIQ+, y a los pueblos originarios; establece el derecho a la sindicalización y a la negociación colectiva tutelada por los sindicatos, etc. Al ser derechos universales, incluye a toda la ciudadanía y, obviamente, a ese 44% histórico conservador. Con este dato esencial, la CdelaD es la casa de todas y todos, y  plasma el precepto de, a más reconocimiento de derechos, mejor y más paz y cohesión social.


Lo que la hace vanguardista a nivel global, es que por vez primera se incluye: el cuidado irrestricto del ecosistema como un derecho humano; otorga derechos plenos a los animales proclamándolos individuos “sintientes”, y asegura la paridad sexual en la repartición del poder

Hay que subrayar, que las mujeres representan más del 50% de la población, la comunidad LGBTIQ+, el 12%, y los pueblos originarios, el 10%. Es decir, un 72 % de la ciudadanía que aún no tiene reconocidos sus derechos a pesar de representar la mayoría absoluta de la población, los acoge la CdelaD.

Pero lo que la hace vanguardista a nivel global, es que por vez primera se incluye: el cuidado irrestricto del ecosistema como un derecho humano; otorga derechos plenos a los animales proclamándolos individuos “sintientes”, y asegura la paridad sexual en la repartición del poder.

Si la CdelaD recoge, esencialmente, la Declaración de los Derechos Humanos de Naciones Unidas y de la Organización Internacional de Trabajo, que Chile ha ratificado pero que no contempla la Constitución de la dictadura, la pregunta de Perogrullo es: ¿qué demócrata puede oponerse a estos derechos?

En consecuencia, la CdelaD, no es rupturista, refundacional ni menos revolucionaria de izquierda. Se interpreta de esa forma porque plasma un cambio en la función del Estado, que pasa de su minimización total con el subsidiarismo neoliberal ―con no más del 20% del PIB (la media en la OCDE es de 35%)― a uno social de derechos garantizados por un estado económicamente potente para financiarlos, y al aparato productivo privado la responsabilidad del proceso económico dentro de un consenso político articulado por la CdelaD. Vale decir, un estado socialdemócrata y socialcristiano, como las grandes potencial democráticas europeas. Chile con la CdelaD se pone al día para entrar plenamente en el concierto de naciones con democracias plenas y desarrolladas como son la de los principales países de la Unión Europea.

El Rechazo, en campaña política desde hace más de un año con una cascada de desinformación premeditada sistemática, representa la negación de todo lo antes expuesto. La finalidad política última del Rechazo, es conservar todo como está, en una suerte de gatopardismo («cambiar todo para que nada cambie»), encubierto en proclamas grandilocuentes como  «por la defensa a las libertades». Muy fieles a su denominación de origen, quieren conservar todo más o menos igual que siempre. Y, por este sello de origen, ¿lo hacen porque tienen miedo a más democracia, más derechos humanos, socioeconómicos y culturales; miedo a más derechos de las mujeres, de la comunidad LGBTIQ+ y de los pueblos originarios?

Lo que caracteriza al Rechazo, es que otorga un protagonismo desmedido a la propagación del miedo que, siempre, engendra el odio. Ambos sentimientos primarios y carentes de toda tipo de raciocinio, son la característica central de todo fanatismo político que siempre atenta contra la convivencia democrática. El miedo que se transforma en odio se vende muy bien en el mercado de la propaganda del Rechazo. Las enormes campañas del terror ya son, temerariamente, una tradición chilensis legendaria de los conservadores. Pero, el excesivo mercado político del miedo y del odio, siempre puede terminar eliminando físicamente a su oponente político. Por esto, el Rechazo carece de toda responsabilidad política al usar la mentira a secas como única forma de propaganda. Mentiras muy comprobables: si nunca usa los artículos de la CdelaD para verificar su argumento ―le sería más rentable y fácil utilizarlos directamente― no lo hace porque, obvio, parte alguna de la CdelaD confirma su mentira; por eso, es tan importante leerla  o escucharla.

En rigor, el Rechazo representa elitismo económico-político; individualismo patológico del «sálvese quien pueda»; más desigualdad, que es violencia política siempre progresiva y, por eso, una incubadora perfecta de estallidos sociales; conservación de privilegios para el 1,01% que se lleva el 35% de las ganancias totales del país, y humillación para los que reciben las migajas del desarrollo económico, y más abuso de poder que también es violencia política institucionalizada.

Chile no quiere más estallidos sociales, quiere derechos constitucionalizados para garantizar la paz social. Y CdelaD los tiene a raudales.

¿Que hay que cambiarla, mejorarla, reformarla?, ¡por supuesto!, es una constitución democrática y por lo tanto no tiene los candados autoritarios ―los macro quorum y las orgánicas― que tiene la Constitución de la dictadura, que no permitió minimizar las desigualdades  provocando el estallido social. Además, tiene cláusulas que posibilitan a la ciudadanía proponer nuevas leyes o cambios legislativos. ¿Puede un demócrata, de cuerpo y alma, votar Rechazo que es con toda seguridad la eternización de la Constitución de la dictadura que, aunque de las 147 reformas se le agreguen más para hacerla menos autoritaria, no dejará nunca de ser la constitucionalización de una de las dictaduras más bárbaras del siglo XX?

El Rechazo miente irresponsablemente con la desinformación sistemática como principal herramienta de propaganda política anunciando una catástrofe si se aprueba la CdelaD. En este momento histórico hay que recordar eso que dice: quien hace diagnósticos catastrofistas tiene propensión a proponer soluciones catastróficas.

TAGS: #NuevaConstitución Derechos Sociales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

08 de agosto

Impactante. Ninguna mujer es LGBT, ni ningún indígena es mujer tampoco. Que manera de llegar al 72%????

Oscar Martínez

08 de agosto

Excelente artículo, está dicho casi todo.
La derecha rechazona miente histericamente, porque no puede hacer un golpe de estado, que es la única propuesta que tienen para Chile .
No puedo subestimar el criterio de los chilenas y chilenos; las mujeres que son mayoría al exigir sus derechos, votan apruebo.
Los jóvenes esta vez obligados a votar, puede que voten nulo , o no asistan a votar; pero jamás votarán por rechazar cambios que solo los benefician .

Francisco

09 de agosto

«1. La soberanía reside en el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones.
Se ejerce democráticamente, de manera directa y representativa,
reconociendo como límite los derechos humanos en cuanto atributo que
deriva de la dignidad humana.» Dice el párrafo de la constitución. Mi pregunta es. Explícame cuales son las diversas naciones ?. Según el convenio 169 de la OIT, en la Parte 1, capitulo 3, dice «La utilización del término pueblos en este Convenio no deberá interpretarse en el sentido de que tenga implicación alguna en lo que atañe a los derechos que pueda conferirse a dicho término en el derecho internacional.», en ese mismo Capitulo, articulo 1ª, identifica quienes son PPOO «1. El presente Convenio se aplica: a) a los pueblos tribales en países independientes, cuyas condiciones sociales, culturales y económicas
les distingan de otros sectores de la colectividad nacional, y que estén Convenio No 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes regidos total o parcialmente por sus propias costumbres o tradiciones o por una legislación especial» Quienes cumplen con esas características, son los grupos separatistas, terroristas, insurgente. De ese 10% de la etnia mapuche, son y se sienten chilenos el 70%. Por supuesto las tierras a otorgarse no tienen ningún carácter de «restitución». Se marca perfectamente las características. que deben tener. A partir de la MENTIRA «PLURINACIONAL», todo lo que sigue es FALSO. Y tu Apruebas este engendro ??. Yo no.

09 de agosto

Una cosa que uno se da cuenta en el tiempo es como las personas, de cualquier lado, son capaces de describir una realidad antojadiza, a su pinta, en que hay buenos y malos y ellos, obviamente, están en el lado de los buenos.
En este escenario, los del rechazo son todos malos, egoistas, humillantes, etc; los del apruebo, pura bondad, generosos, abiertos, pluri-amigables, etc…y el autor es parte del segundo grupo.

La descripción marxista que sigue manifestandose, de unos contra otros, es el germen donde nace esta propuesta constitucional. Los «buenos» generarán una nueva realidad, en que la felicidad terrenal se hará carne. Una felicidad que se compone de que la riqueza existe per-se, y que debe ser distribuida por el generoso estado. Y, para manejar al Estado, se debe distribuir el poder en muchos grupos, que serán a su vez controlados por «el pueblo», que, por definición, será pluri-todo (por lo tanto, pegado con engrudo) para que todos sientan que pueden ejercer poder para obtener algo. En suma, el que es dueño de una parte del poder, es también dueño de una posición económica.

Bueno, la vida muestra que la política es pendular; los que ahora se arrogan de buenos, en un minuto serán los malos.

Mangelica Florens

09 de agosto

Este artículo se ciñe a la verificación histórica. Y en ésta se muestra la derecha levantando campañas del terror, del odio y el miedo, basado en la mentira. Lamentablemente, en Chile no hay una derecha democrática, sino grupos políticos de esa corriente capturados por el poder económico corporativista, que lo que menos les interesa son el bienestar de las grandes mayorías, sino el propio, de una élite dueña del aparato económico privado. Eso es lo que recoge este artículo. Es la historia. Nada inventado o con propósitos escondidos.

09 de agosto

Juan Pedro, lo que yo entiendo es que no se está midiendo sólo la cantidad de personas, sino los derechos por grupo. Las mujeres son el 50, 6% de la población en Chile, y una mujer puede ser discriminada también por ser lesbiana; una mujer mapuche padecería de tres discriminaciones, por ser mapuche, lesbiana y mujer. Se está contando a las personas por su identidad sexual, orientación sexual y étnico, Y dentro de esas tres grupos sus derechos no están reconocidos en la Constitución actual, y también, para mal de esa persona que pertenece a un grupo, ser discriminada por su origen étnico (mapuche) y por su orientación sexual (homosexual). Pero lo concreto es que esos tres grupos en Chile, contados por su: género sexual -las mujeres- representan el 50,06%; su identidad sexual -la comunidad LGBTIQ+- , el 12%, y su origen étnico -pueblos originarios-, el10%. En rigor, entonces no tienen reconocidos sus derechos COMO GRUPO, es decir, por su identidad sexual, orientación sexual y étnico, lo que, estadísticamente comprobado, representan el 72% de la población y, la nueva constitución le otorga todos sus derechos.

10 de agosto

¡Gracias a todas y todos por participar!
Juan Pedro, gracias a ti especialmente; me das la oportunidad de explicar aquí lo que en el artículo, por el espacio exigido, no pude, y me fie que lectoras/es sacaran sus conclusiones. En efecto, si quitamos a los hombres de la comunidad LGBTQI+ y pueblos originarios, basándonos en que las mujeres son mayoría, nos daría un resultado de, +-, un 10% sólo de hombres; es decir, quedaría en un +- 61%. Pero si incluimos a las mujeres, reconociendo que el volumen de carencia de derechos en los tres grupos, tendremos, como indica Adán aquí, +- de un 72% -o más- de personas que no tienen sus derechos aún reconocidos constitucionalmente, ya que una sola mujer padece de tres violaciones a sus derechos: por ser mujer, lesbiana y pertenecer a los pueblos originarios. Lo que queda claro, es que el volumen de la falta de derechos supera con creces el 50% de la población y que la NC los soluciona consagrándolos.

Felipe Cortes

19 de agosto

La constitución venezolana garantiza más derechos que este bodrio pluriindigenista que ustedes desean imponer y miren a su alrededor: más de un millón y medio venecos solo en Chile (unos 5 mm en otras partes del mundo), así que antes de hacer experimentos pregúnteles a ellos como se sintieron con «taaaanto» derecho garantizado en el papel y que jamás se pudo implementar en la práctica. Si quieren ir más lejos, vean la de Corea del Norte: garantiza el «derecho al trabajo, la cultura y la paz» y a las imágenes públicas y conocidas de ese país me remito: Imagino que de esa constitución sacó la idea del derecho al ocio la Pikachú y seguro que de ese mismo documento se habrá inspirado la mujercita que gritaba que «…Boris (sic) va a cambiarlo todo, todo…» rindiéndole un sentido y llorado culto a Merluzo, cual si fuera Kim Jong Un. Por cierto señor Vyera espero que a usted no le toque sumar los votos el día del plebiscito porque según sus lógica matemática hay solo un 28% de hombres en Chile (!!!). Ahora bien, si usted y sus partidarios desean vivir de la teta del Fisco, le recuerdo que todos sus maravillosos derechos tienen un costo, es decir, alguien debe pagarlos, y generalmente ahí es donde fracasa el socialismo: justo cuando se acaba el dinero de los demás (ya que no sé usted, pero yo jamás he visto que el Estado genere un puto peso, los obtiene metiéndole la mano al bolsillo a nosotros, los contribuyentes.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?