#Política

Reflexiones sobre las elecciones

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Respecto de la legitimidad del triunfo de la Nueva Mayoría y el grado de representatividad de ésta, es necesario aclarar que no está en cuestión ni el triunfo ni la legitimidad de Bachelet. Las reglas institucionales y electorales establecidas fueron aceptadas y desplegadas por todos los sectores.

Partamos por la discutida abstención. En primer lugar, es difícil determinar las razones exclusivas de la abstención en la segunda vuelta presidencial. Aventurarse velozmente a establecer la causalidad directa es altamente complejo. La abstención electoral así como la mayoría de los hechos políticos ocurren por diversas y, a veces, desconocidas variables.

Por lo tanto, no podemos obtener una potencial explicación (como causalidad única) para la abstención. Sin embargo aparecen, en el caso chileno, algunas cuestiones interesantes de sopesar: la evidente y progresiva desafección política; una elección poco competitiva y con un resultado previsible; ausencia de educación cívica en los colegios; escasos incentivos para ejercitar el voto, etcétera.

Desde un punto de vista comparado, por ejemplo, con algunos países europeos con voto voluntario como España, Alemania o UK,  es menester señalar que, grosso modo, estamos bajo la cifra promedio de estos países (están en un rango del 60% al 70% de participación). También existen otros países como Suiza con algo más del 40% o el mismo EEUU en torno al 55%. Es decir, en algunas naciones con voto voluntario la participación es relevante. Por ello, no sería correcto apelar exclusivamente al voto voluntario como causa directa y exclusiva de la abstención.

Respecto de la legitimidad del triunfo de la Nueva Mayoría y el grado de representatividad de ésta, es necesario aclarar que no está en cuestión ni el triunfo ni la legitimidad de Bachelet. Las reglas institucionales y electorales establecidas fueron aceptadas y desplegadas por todos los sectores. Por ende, más allá de la baja participación, no se puede cuestionar la legitimidad del triunfo. Sin embargo, Bachelet puede que necesite, a la hora de materializar grandes reformas, un apoyo que vaya más allá del Congreso. Me refiero a una suerte de consenso nacional que incluso puede recurrir a mecanismos de  consulta, como por ejemplo un plebiscito.

Una tercera cuestión que hay que destacar, es que en cifras generales Bachelet logró un número de votos semejante a la elección del 2005. Incluso, conquistó casi idéntico número de sufragios que Piñera en la elección del 2009 (la cifra varía en torno a los 200.000 votos en ambos casos). Por lo tanto, la votación de Bachelet se encuentra dentro de unos rangos numéricos estables y constantes. El descalabro de votos, por ende, azotó a la derecha. Si se compara el resultado de Matthei con las segundas vueltas presidenciales del 2005 y 2009, la derecha obtuvo el domingo pasado entre 1 y 1,5 millón de votos menos.

Por último, es necesario recapacitar que -a pesar de la previsible derrota de la derecha- no ha existido ningún cuestionamiento hacia los presidentes de RN y la UDI. Es decir, han salido  indemnes de responsabilidad. Cualquier directiva con algún grado de autocrítica y responsabilidad frente a su electorado hubiese presentado la renuncia en los días posteriores a la elección.

En este sentido, los anunciados congresos ideológicos (que al parecer se celebrarán en enero próximo) asoman como una alternativa de recambio. La derecha debe preguntarse por qué su discurso, sus valores e ideología no es capaz de comprender el presente. La derecha chilena parece no asumir que la sociedad está en un constante progreso. En definitiva, debe acortar la distancia entre su ideario y las demandas de la sociedad chilena.

Foto:  vanya_fotos / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de Diciembre

“Las reglas institucionales y electorales establecidas fueron aceptadas y desplegadas por todos los sectores”? No en realidad. Fueron hechas algunas en dictadura y otras modificadas por el duopolio político. Jamás han sido aceptadas por la gente fuera de esas coaliciones.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Nuevos

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social