#Política

¿Quién mató la ilusión?

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Desde poco más de un año atrás presenciamos un espectáculo que al menos yo nunca había visto en Chile. Después de la aplastante decisión de la gente de encargar la redacción de la nueva Constitución a un grupo de personas 100% elegidas –y a la vez negarse a que el Congreso tuviera participación en esto- se dio un proceso bastante sano, en el cual gente que era prácticamente desconocida en los círculos “respetables” se postuló como Convencional y más encima fue elegida. Aparecieron, claro, especímenes poco elegantes –a ojos de la gente más rancia y conservadora de este país- y desde ese momento comenzó la campaña en contra.


La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

La radio Bío-Bío se dedicó día a día a crear escándalo por hechos –verdaderos o falsos, qué importaba- respecto a las formas, los modales y los dichos de diversos Convencionales. Paralelamente, dedicó muy poca energía a comentar los actos de quien fue quizás la Convencional más grosera y ofensiva de todos: la señora Teresa Marinovic, quien ¡oh, sorpresa! hasta hace poco publicaba videos con sus comentarios en el sitio web de la radio. Pero esto fue sistemático, desde el día 1, muchísimo antes de que pudiéramos esperar siquiera algún producto de la Convención.

Los canales de TV –unánimemente, cuál más, cuál menos, con excepción de La Red- hicieron lo mismo. Los periodistas más tibios y supuestamente imparciales igual se unieron a la ola, como si la calidad del trabajo de la Convención dependiera de los modales de sus miembros o de alguna propuesta aventurada respecto a la bandera o el escudo nacional… Personalmente, el lema “Por la Razón o la Fuerza” en nuestro escudo me parece de un matonaje y una prepotencia vergonzosa, y si de mí dependiera, lo habría cambiado hace rato, por pudor. En todo caso insisto: todo aquél que haya criticado y amplificado incidentes menores, de forma, es un cómplice del resultado del plebiscito del 4 de Septiembre. La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país.

El incidente de Rojas Vade fue aprovechado al mil por ciento por los medios a coro… ¿para qué? Pues para desprestigiar lo que se estaba haciendo en la Convención, y crear una ola negativa de opinión que fuera generando, en un público ignorante y muy manipulable, la sensación de que la Convención era simplemente “penca” y que nada bueno podía salir de allí.

Sinceramente, creo que el producto final de la Convención –lo único que, a fin de cuentas, importaba- era para sentirse orgulloso. Pienso que cualquiera que la leyese en forma desprejuiciada e informándose respecto a los aspectos que no eran claros pensaría lo mismo… claro, a menos que no le conviniera lo que allí estaba escrito. Está claro que al poder económico no le convenía. Educación y salud gratuitas, jubilaciones decentes, financiamiento a los Bomberos, protección a las minorías y minusválidos… para qué seguir.

En la transacción vergonzosa que el 12 de Diciembre, lo primero que me saltó a la vista fue el descaro con que los señores parlamentarios protegieron su pega. En el marco inicial desde donde debe trabajar la nueva Convención no queda espacio a ningún cuestionamiento al sistema bicameral actual: Senadores bastante cuestionables como Insulza, Rincón, Rojo Edwards, Chahuán, Paulina Núñez, Walker, Lagos Weber, el “raspado de olla” Moreira, Juan Antonio Coloma, Cruz Coke, Felipe Kast –estos dos últimos se han paseado últimamente por las noticias, y no por sus méritos-, pueden respirar tranquilos: seguirán colgados de la teta del Estado.

Decía Daniel Matamala al respecto, “Es un retroceso de dimensiones históricas, no sólo por el hecho en sí, sino por las justificaciones, que ponen en jaque el concepto mismo de soberanía popular y desnudan la hipocresía de Diputados y Senadores”.

El Presidente, de un optimismo envidiable, dice que “Más vale un mal acuerdo que no tenerlo”. Es posible. Pero la frustración que impera en ese 38% es que llegamos a esta situación actual a través de malas artes. No nos engañemos: la gente no decidió libremente “Apruebo” o “Rechazo”. Fueron groseramente manipulados.

El ex candidato Kast y Juan Antonio Coloma –por mencionar a algunos- ya habían dejado claro que la Constitución de Pinochet no les merece reparos. No importa que su promulgación sea producto de un gigantesco fraude: a estos señores lo que les interesa son sus propios intereses. Y como está más que claro, a un sector del país la ética y los principios les importan un rábano. El dictador que tuvimos y todos sus sucesores en el Ejército han robado a manos llenas, ejemplo seguido por la plana mayor de Carabineros de Chile, numerosos Alcaldes, Senadores y Diputados… prácticamente sin consecuencias, a no ser del loable ejemplo de la jueza Romy Rutherford, quien se ha esforzado porque al menos los generales del Ejército sean encerrados.

Se prometió de todo: “una Constitución que nos una”, “hecha con amor”… la vergonzosa reacción de la derecha post-plebiscito y todos sus empleados –Amarillos y Demócratas, ambos grupúsculos en formación-, la dilación de 98 días, el engaño… es de esperar que dejen enseñanzas en la gente, pero la verdad lo dudo. “Gobernar es educar”, decía Pedro Aguirre Cerda, una sabia máxima que la Concertación, en todos estos años, prefirió olvidar, con las consecuencias que conocemos. La mayor y más grotesca mentira, “Te quitarán tu casa” fue creída por una enorme cantidad de ingenuos e ignorantes.

Tendremos 50 miembros en la nueva Convención, elegidos por la gente dentro de una cuota y parámetros establecidos por los partidos políticos… incluso los Republicanos, que NO quieren una nueva Constitución. Todo en nombre de “lo que la gente quiere”, tema del que vociferan con una autoridad que nadie les ha dado y en todos los canales de TV, el “raspado de la olla” Moreira, un envalentonado Chahuán, un cada vez más desprestigiado Warnken y la ex DC Rincón. Todos ellos me dan vergüenza ajena y, sinceramente, un poco de náuseas… ¿se podrán mirar al espejo con tranquilidad?

TAGS: #AcuerdoNuevaConstitución #NuevaConstitución

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Pablo Valdivieso

04 de enero

Felicitaciones a Alejandro Celis. Dicho lo anterior, queda la pregunta ¿que hicimos mal aquellos que votamos apruebo? ¿Puede ser sólo la manipulación?

04 de enero

Quizás nos confiamos? Personalmente, distribuí copias de la Nueva Constitución a más de una docena de personas humildes que viven en mi zona. Pero quizás el lenguaje no se entendía. De hecho tuve que ver un video que hizo Mauricio Daza junto con otros para entender algo muy simple, los «derechos fundamentales». Y creo que también nos confiamos porque -según nosotros- el contenido era tan bueno para la gente que OBVIAMENTE el apruebo sería generalizado. Pero pocos días antes comencé a ver señales de alarma: gente humilde que se había tragado patrañas increíbles… y a mi juicio, esa ingenuidad e ignorancia fueron las que inclinaron la balanza. Y por supuesto, quienes se aprovecharon de esa ingenuidad e ignorancia.

05 de enero

Solo porque lo que leo es diametralmente distinto a lo que yo (y un 62%) vivimos, creo que es opinable.
Lo descrito habla de esa forma inmadura y utópica de contruir sociedad: Que se puede hacer desde un sillón.
Y, por otro lado, comprobando que la violencia como medio de acción política quiso redituar, pero finalmente fue su tumba. Porque el 62% rechazó la propuesta eminentemente porque venía secundada, en forma (calle, saqueos, barricadas) y fondo (convencionales, «plurichile», Rojas Vade) por violencia, amargura y negativismo. El 62% quería, ante la inminencia de un nuevo «pacto social», una propuesta positiva, generalista (no sectaria), y que fuera fácil de incorporar a como somos; algo que la pluripropuesta no hacía.
Es mas, parte de lo comprobado en el tiempo es que mucho de fundamento con el que el 38% actúa, es la busqueda de «repartir las cartas» para ver si les tocan unas mejores, desconociendo los procesos históricos de los que mucha gente se siente orgullosa: familias que han progresado por generaciones, personas que se superan con esfuerzo, etc. Pero el 38% quería sobrepasar esas histórias a punta de leyes y «nuevo rayado de cancha». ¿Cual? el que, comprobadamente, les diera una posición de poder y de medios. Así ganó Boric, y ha sido evidente y notorio como se han repartido cargos, prebendas y demases. En suma, se COMPRUEBA que toda la parafernalia del 18 de Octubre y lo que sigue es un intento de cambiar quien tiene el poder, no de distribuir el poder.

06 de enero

Algo que me faltó agregar es que obviamente, las tácticas para hundir a la Convención siguen presentes en los ataques al Gobierno: las hienas de los medios y las redes sociales -sin la menor autocrítica ni sentido del ridículo- hallan todo malo y, cuando hallan un «nicho» donde pueden criticar e insistir majaderamente con cuestionamientos y críticas, pues allí están, como verdaderos retardados mentales. Realmente los medios chilenos necesitan hacerse un cuestionamiento profundo… tal como otras instituciones del país. El espectáculo es realmente grotesco, los «países bananeros» nos pueden dar clases de decencia y mesura en este minuto.

08 de enero

Interesante artículo Alejandro, que invita a debatir sobre sucesos relevantes de nuestro país.
A la base de tu planteamiento está la idea de que el «público (es) ignorante y muy manipulable» lo que explicaría que una campaña sistemática de boicot, que bien describes, logró el triunfo del rechazo. A mi juicio, esta idea elude un aspecto esencial que es la responsabilidad que le cabe a quienes tienen el protagonismo de la acción, en este caso, a esa mayoría de los constituyentes que elaboró y aprobó el texto y a las fuerzas políticas y sociales que lo apoyaban. En este sentido, no se hizo bien el trabajo, no se realizó una campaña comunicacional efectiva para entusiasmar con el proceso que además fuese capaz de contrarrestar el rechazo. Pero también no se hizo una lectura política apropiada del contexto sociocultural imperante. No estábamos frente a un proceso revolucionario, sino en un proceso constituyente democrático que vino a canalizar el estallido social. Asumir este dato de realidad implicaba calibrar cuanto era posible avanzar manteniendo el entusiasmo por el cambio deseado sin despertar el temor por perder aquello que se siente propio. Era un gran desafío que requería habilidad política que a mi juicio no se tuvo. En síntesis, creo importante señalar que, tanto para el aprendizaje individual como colectivo, es bueno asumir la responsabilidad que nos cabe en lo que nos ocurre tanto por lo que hacemos o dejamos de hacer.

15 de enero

Jorge, por supuesto cada uno de nosotros debe examinar la responsabilidad personal que le cabe en el resultado del Plebiscito del 4 /9, y esa práctica siempre es muy sana. A veces ser un simple espectador pasivo implica también un grado de responsabilidad. Pero coincido con Anysur en que nuestras responsabilidades son mínimas comparadas con la grosera y masiva manipulación de que FUE Y SIGUE SIENDO OBJETO la gente a través de los medios y redes sociales. Esto es de verdad siniestro y perverso: hay gente poderosa detrás de esto, a la que SÓLO LES INTERESAN SUS PROPIOS INTERESES. El Gobierno del Presidente Boric y su equipo se halla, a mi entender, bien orientado e incluye personas extraordinariamente bien preparadas en sus respectivos campos: algunos ejemplos son el Ministro de Hacienda, la Ministra del Medio Ambiente, la Ministra del Trabajo y Previsión Social… otras ministras que han tenido un desempeñó incuestionable son Camila Vallejo y Carolina Tohá. Todas estas personas -incluido el Presidente- han dado lo mejor de sí para mejorar las condiciones de vida de los chilenos menos favorecidos. La Reforma Tributaria y la Reforma de las Pensiones son de verdad incuestionables en este sentido…
Pero se han encontrado con un verdadero muro de Orcos a quienes de verdad -y esto es realmente difícil de digerir- sólo les interesa destruir y sabotear, y que estarían felices con una reencarnación de PInochet como Presidente. Difícil gobernar en esas condiciones.

anysur

09 de enero

Hay que ser inocentes para asumirlo como culpas individuales cuando los medios de comunicacion masiva como prensa y redes sociales son controlados y manipulados diariamente. Creo que si no hubiese gente que se prestara para tan ruin trabajo como difundir tantas patrañas hubiese sido otro el contexto.

Gonzalo Chavez

30 de enero

El proyecto de nueva Constitución rechazado en septiembre pasado, dejaba a nuestro país encaminado a ser lider en el siglo XXI, pues asumía sus desafios y enfrentaba los principales obstaculos para transitar de una democracia de bolsillo a una de espacios realizadores. Ese proyecto fue la última campanada de alerta para la elite chilena, su espacio de poder era desbancado definitivamente,,,, por ello debía atacarsele sin misericordia, ni pudoR, ni etica,,,,,,,,,,,,, y los (sus) medios de comunicación demostraron todo su fuerza. Así eliminar Red TV era urgente y el camino allanado, otros cuantos cientos de millones en redes sociales y sin miedo a la grosería para alejar el fantasma de la persDida de privilegios. Como les fue también, seguir por la senda saboteando al Gobierno de Boric era de cajón y en esa estan.

01 de febrero

Totalmente de acuerdo, Sr. Chávez… qué triste. Y esto no ha terminado. Ya sé que no es políticamente correcto decir esto, pero en los próximos acontecimientos los chilenos tendrán la oportunidad de mostrarse tan estúpidos e ignorantes como lo hicieron en septiembre pasado, o de reaccionar, ya asqueados contra el espectáculo que estamos presenciando todos. Lo que hicieron los medios contra la Convención y han seguido haciendo contra el gobierno del Presidente Boric es simplemente grotesco y demasiado obvio: TODO ESTÁ MAL, según ellos. Y la derecha completa apoya esa campaña sin ninguna sutileza, entorpeciendolo todo con pataletas y declaraciones de niños de cinco años. Grotesco. Pienso que es admirable la actitud positiva y constructiva con la que el Presidente y sus Ministros y Subsecretarios siguen gobernando y remando hacia el lado correcto

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?