#Política

¿Qué nos dicen las elecciones de Perú y Ecuador?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El pasado domingo tuvieron lugar las elecciones presidenciales en Perú y Ecuador. En este último país fue la segunda vuelta ganada por el candidato de derecha, Lasso, ex banquero, en su tercera incursión presidencial. En Perú se trató de la primera vuelta, sin que ninguno de los candidatos obtuviera la mayoría absoluta, razón por la cual habrá una segunda vuelta entre las dos primeras mayorías.

En Ecuador, de alguna manera se preveía el triunfo de Lasso a pesar que en la primera vuelta, el candidato representante del correísmo, Araúz,  lo aventajó con creces. En esa ocasión, a duras penas y a última hora, Lasso entró a la segunda vuelta, la que tuvo que disputar voto a voto con el candidato del movimiento indigenista, Yaku Pérez, quien dio la gran sorpresa.


Lo concreto es que así como en Ecuador el clivaje estuvo dado por el correismo versus anticorreismo, en Perú estará dado por el fujimorismo versus antifujimorismo

El desafío de Lasso era entrar a la segunda vuelta para disputarle la presidencia al correismo, movimiento que no ha logrado escapar al personalismo de su progenitor, lo que ha impedido su institucionalización y constituirse en un proyecto político confiable. Si bien se le suele adscribir a la izquierda, ésta no lo reconoce como tal, lo que quedó demostrado en la segunda vuelta al no traspasar sus votos al candidato correista.

A la hora de gobernar, Lasso no la tendrá fácil, porque su partido, CREO, tiene muy pocos representantes en el parlamento y las condiciones en que recibe el país. Su condición de ex banquero y su recetario neoliberal, difícilmente le ayudarán a sacar adelante a un país azotado por una pandemia que ha agravado la situación en que se encuentra Ecuador.

En Perú, dada la alta fragmentación política se tenía una gran cantidad de candidatos en carrera, siendo una incógnita quiénes lograrían pasar a la segunda vuelta. Cualquier resultado habría sido una sorpresa y de hecho, lo fue. La primera mayoría recayó en el candidato de una izquierda radical,  Pedro Castillo, profesor primario rural y líder sindical, con casi un 20% del total de votos y cuya frase favorita de campaña fue «¡Nunca más un pobre en un país rico!». La segunda mayoría la obtuvo Keiko Fujimori en su tercera incursión presidencial con tan solo poco menos del 15% de los votos, la menor proporción respecto de sus anteriores postulaciones presidenciales. No obstante ello, lo más probable que en la segunda vuelta triunfe Keiko, salvo sorpresa, que como están las cosas, no se puede descartar.

Lo concreto es que así como en Ecuador el clivaje estuvo dado por el correismo versus anticorreismo, en Perú estará dado por el fujimorismo versus antifujimorismo. Lo que se ha observado en ambos países bien vale la pena examinarlo con detención para extrapolar las lecciones que puedan desprenderse.

Para la derecha, en general la clave es pasar a la segunda vuelta. Lográndolo, las posibilidades de ganarla se elevan considerablemente aun cuando a ella entre con menor votación que su contrincante. ¿La razón? Es más fácil reunir los votos de la derecha, que los de la izquierda. ¿Por qué? Para estos efectos citaré al Pepe Mujica, expresidente uruguayo, quien sostuvo que “Las izquierdas se dividen por ideas. Las derechas se juntan por intereses”.  Esto se vio en la última elección presidencial chilena y lo seguiremos viendo no solo en Chile, en Latinoamérica, sino que en el mundo.

La izquierda tiende a ser reacia a acercamientos al centro por temor a desnaturalizarse. Temores que tienen sus fundamentos, pero que alejan y dificultan sus posibilidades de acceder al poder político. Lo mismo ocurre con el centro político respecto de la izquierda, tendiendo a desconfiar de ella. Cuando la izquierda ha logrado superar esos temores, ha triunfado sin mayores dificultades en las urnas, pero quedando con sabor a poco luego de gobernar. Suele poner el acento en lo no alcanzado, en desmedro de los avances logrados. El mejor ejemplo de lo expuesto, es el caso de la extinta Concertación en un país llamado Chile.

TAGS: #EleccionesPresidenciales Ecuador Perú

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional