#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Dice Fernando Brancano en Mundos artificiales: «Las decisiones tecnológicas toman la forma de una decisión colectiva», se las presenta como algo necesario, algo que se da por hecho, sin más, y esto lo facilita, entre otras cosas, «una sociedad inculta tecnológicamente».

Se han preguntado ¿quién ha decidido que necesitamos coches sin conductor? ¿Qué será de la gente que se ganaba la vida como conductores?

John Elsther en El comportamiento social intentó explicar lo ya sabido, no puede haber una y solo una decisión perfecta. Y es inútil y absurda esa pretensión basada en una supuesta racionalidad objetiva, propia de la escuela económica, que pretende que las decisiones se toman siempre maximizando ganancias frente a pérdidas, sin tomar en cuenta otros valores (ecológicos, personales, sociales).

A este tipo de pretensión también se han opuesto Isaiah Berlin en Teoría de las ideas o Amartya Sen, quien no ha dudado en calificar al hombre puramente económico de «retrasado social».


El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores

¿Se puede creer en la buena fe de las empresas? Sería lo lógico, lo deseable; pero las empresas buscan su rentabilidad. Y los científicos, también viven de ganar sus sueldos. El pasado optimismo por las TIC y los beneficios que aportarían, que sin duda son reales, nos enfrenta ahora a compañías que como relata Javier Echeverría en Los señores del aire: Telépolis, tienen sus propios feudos en el «tercer entorno» («el espacio, el aire, las ondas») del que nosotros somos simples «telepolitas», súbditos en un reino donde no hay democracia ni ciudadanos. Por supuesto que podemos participar, siempre y cuando aceptemos sus condiciones contractuales. La nueva tecnocracia domina el mundo.

Otros temas que nos deberían preocupar, el de los transgénicos, la modificación de la vida tal y como la conocemos, las patentes de organismos vivos. Resulta además que son las empresas TIC las que han invertido estas últimas décadas en bioingeniería, nanotecnología, I+A. Por tanto, ya sabemos quién domina el sector, precisamente aquel por el que pasan todas las informaciones del mundo, y que probablemente nos conoce mejor que nosotros mismos. No quisiera preocupar, pero también hay que tomar conciencia de que las tecnociencias han promovido la llegada de la bioética, la nanoética, entre otras, alejándonos de la ética, llamémosle «clásica», donde la Naturaleza tenía su estatus (este sirvió a fines, por ejemplo, como el del abolicionismo de la esclavitud, la promoción del sufragismo, la Declaración de los derechos humanos), y sugería el valor de la vida tal como la deseamos, considerándola como un fin y no como un medio. De esa línea de pensamiento: hoy, el respeto a los animales y al planeta.

Dijo Feyereband: «La ciencia no es más que una familia de creencias igual a cualquier otra familia de creencias. Los sistemas de creencias se desarrollan en contextos sociales e históricos». Y una creencia se sostiene mientras ninguna otra sea capaz de sustituirla. De esto hablaba Kuhn con su idea de los «paradigmas» dentro de la ciencia. Por otra parte, la especialización que colaboró a la ampliación del conocimiento es un lastre al negar lo complejo.

En conclusión: 1º) los proyectos de las nuevas tecnociencias se presentan como si fueran proyectos colectivos o como si beneficiasen a la mayoría de la población, cuando en esencia se trata de un negocio o de políticas sociales, muchas veces encubiertas; 2º) el impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores, sin posibilidad de un margen de análisis en común, mostrando como normal y beneficioso aquello que acaso no lo sea, recordemos que estas empresas llevan su propio marketing y la defensa de sus productos;  3º) como anticipó Beck los Estados se limitan a administrar las consecuencias, por lo tanto en vez de hacer política, hacen subpolítica; y 4º) las nuevas tecnociencias prometen lo que al parecer se considera un anhelado ideal humano: una larga vida, a ser posible inmortal. Pero yo me pregunto: ¿no era esto lo que ofrecían algunas religiones, no aquí, claro, sino en otro mundo? Y ¿no se han molestado en observar estos nuevos Prometeos las posibles consecuencias? Lo que no indican estas empresas es quién podrá pagarlo, y si esto como muchos temen llevará a una «especiación», que dividirá a las personas en «naturales» y «perfeccionados», que algunos afirman podría llevarse a cabo en una generación.

De una realidad como la que estos científicos imaginan nos hablan historias de Ciencia Ficción como Un mundo feliz, Elysseus, Gattaca; sin embargo, mucho me temo que estos científicos se olvidaron de leer el cuento popular El peral de la tía Miseria  o la novela Las intermitencias de la muerte de José Saramago.

En fin, «transhumanismo», una palabra que todavía no existe en el diccionario de la Real Academia Española, pero cuyos primeros efectos ya están aquí.

TAGS: #TecnoCiencia #Transhumanismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica