#Política

Piñera: el Groucho Marx chileno

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En la gira internacional a China del Presidente Piñera se reiteró las prácticas de nepotismo, de tráficos de influencias y de privilegios indebidos a una élite empresarial endogámica, integrando a la gira exclusivamente empresarios de su círculo íntimo, incluyendo a sus “emprendedores” hijos. Privilegió incorporar al dueño de la empresa privada Antofagasta Minerals, Luksic, principal competidor de la empresa estatal Codelco a cuyos ejecutivos desechó sumarlos en la visita al principal comprador de cobre chileno. Ha optado por un holding privado que usualmente realiza una planificación tributaria bastante atrevida que acentúa la elusión, en vez del consorcio público que aportó excedentes para el Estado de Chile por US$ 2.002 millones el año 2018.


Olvidan que la deliberación política tiene como objetivo plasmar principios y prácticas que encausen la convivencia en común en la sociedad, pero esa derecha opta solo por enconar la vida cívica

Existe el término “pato cojo” para definir un Presidente (a) al término de su mandato y que actúa sin un respaldo suficiente para implementar sus políticas. Pero también ahora se ha añadido la teoría del “pato mareado”, que es aquel líder político que, por intentar sobrevivir, puede defender lo contrario de lo que ya ha sostenido en reiteradas ocasiones. La frase de Piñera: “los países tienen el régimen político que quieran” es el vivo ejemplo del “Pato Mareado” con mayúscula, ya que ha sido expresada por alguien que aspira a levantarse como un líder latinoamericano en la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos a todo evento. Al parecer, al Presidente le importa un rábano si algunos países viven en democracia o en dictadura, en tanto se puedan hacer negocios, particularmente si los beneficiados son los amigos y los hijos quienes participaron en una reunión donde se habló de futuras inversiones en Chile, dejando en evidencia los conflictos de interés que persisten en el oficialismo.

El Presidente, tal cual caballo de Atila, pasa por encima de todos y todas, incluso de normas republicanas tácitas que deben seguir los presidentes de Chile. En esta gira a Asia, Piñera nos ha mostrado su faceta de un Groucho Marx en estado puro: veleta e incoherente que pocas veces se había manifestado con tanto desparpajo y descaro, del mismo modo que sacó a circulación su voto por el NO –en el caso que este hubiera existido- ya que posteriormente se erigió como generalísimo del candidato presidencial designado por los partidarios del SI a Pinochet, Hernán Büchi.

Señas al respecto ya se estaban manifestando con la negativa del gobierno de firmar el Pacto Mundial sobre Migración y el Tratado Medioambiental de Escazú, en clave populista, ultranacionalista, detractora del multiculturalismo, excluyente y mirada de corto plazo, motivados exclusivamente con el fin de obtener réditos políticos inmediatos, bajo el falso supuesto de “recobrar” la soberanía popular ante el derecho internacional que se trata de imponer sobre el derecho interno que “cierto elitismo cosmopolita de izquierda ha ido destiñendo” y de esta manera conectarse con un sentimiento mayoritario que ve en la inmigración y en los organismos internacionales -rompiendo un consenso respecto de la política exterior de estado de Chile de apoyo activo al multilateralismo- más amenazas que oportunidades.

Una estrategia cuyo propósito es exacerbar las pasiones, prejuicios, los temores e inseguridades de la gente -que se expresan sin el necesario discernimiento en las encuestas- pulsiones que se estimulan para halagar y seducir a una parte del electorado para ganar elecciones infundiendo temor con la inmigración, puesto que en opinión de ellos, los prejuicios y el discurso del odio les permite ganar votos. Olvidan que la deliberación política tiene como objetivo plasmar principios y prácticas que encausen la convivencia en común en la sociedad, pero esa derecha opta solo por enconar la vida cívica y prefiere cabalgar a lomos de la crispación blandiendo el comodín de la inseguridad y proliferando noticias falsas, restándose de la tarea de fomentar una democracia inclusiva, de respeto al “otro” y a toda diversidad

La falta de escrúpulos que está mostrando está derecha ha alcanzado cotas insospechadas, incluso para su estirpe. Esa derecha, expresión política de una élite social endogámica y clasista, en vez de orientar y no seguir en forma acrítica esos estados de ánimo atávicos de miedo al diferente, ha entrado en el terreno del fin justifica los medios, sobrepasando los límites éticos de lo que puede ser la política, alineándose a la oleada ultra de los Trump y Bolsonaro que cabalga entre las fake news y una polarización ideológica agresiva que reivindica abiertamente el pasado dictatorial, presto a desmontar derechos y aumentar las exclusiones.

Eso queda de manifiesto en el proyecto bautizado “Admisión Justa”, planteado en términos dicotómicos cuyo objetivo es atomizar la discusión sobre el mismo en clave mediática y para desviar del foco público el asesinato de Camilo Catrillanca y los constantes “patinazos” del gobierno. Más que un proyecto que aborde seriamente la ampliación de la oferta y fortalecimiento de la educación pública y los liceos emblemáticos, lo que se ve es un intento de conseguir titulares gestionados por una agencia publicitaria para colocar un eslogan y subordinar al adversario bajo la falacia de si no estás por la “Admisión Justa”, ergo, estás por una admisión injusta. Es apelar, además, al ideologismo extremo como elemento catalizador de la derecha que últimamente ha mostrado ciertas fisuras sobre aspectos doctrinarios, y ayude, eventualmente, a crear más grietas en las “oposiciones”, actualmente atomizadas hasta la parodia.

Por otro lado, en el debate sobre la reforma a las pensiones tratan de imponer el “gatopardismo”: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”. Se intenta un cambio ficticio para conservar el poder y la hegemonía de las AFP, sistema con nula credibilidad y legitimidad entre los ciudadanos. La propuesta que ha hecho el gobierno no modifica en nada el sistema, al revés, lo fortalece. Y la gradualidad planteada en el proceso indica que, una vez implementadas todas las modificaciones, recién en 30 o 40 años las personas que se van a jubilar podrían eventualmente tener una mejoría objetiva en sus pensiones, lo cual es inaceptable.

Por último, las “oposiciones” no están haciendo las contribuciones necesarias para cambiar la actual situación de abusos y artificios de este gobierno que agudizan las desigualdades en el país. Siguen actuando como tribus y no visibilizan los retos del futuro.

TAGS: #DerechaChilena #GobiernoPiñera Elites

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de Mayo

Estimado, Groucho Marx actuaba en la comedia del absurdo, en el teatro de las situaciónes sin lógica, lo que tenemos en nuestro país y en gran parte de america latina es lo mismo, es la historia escrita por gente que vive en el absurdo, por bufones, algunos de ellos perdidos en el tiempo y el espacio, pero que no actúan porque en realidad son así, izquierdas y derechas no mandan sus mejores representantes para actuar en esta comedia.

12 de Mayo

Estimado Javier,
La cultura de la ponderación se ha atrofiado no solo en América Latina sino globalmente. Cada día somos testigos de una sarta de insensateces cometidas por gobiernos y otras instituciones públicas arrastrando a muchos países a deslizarse hacia una corrosión democrática que se nutre de los escándalos de corrupción de todo tipo.
En el caso particular del Presidente Piñera, debido a su pulsión de ser el centro de todo lo lleva a convertir la desvergüenza hasta límites difíciles de soportar.
Saludos

14 de Mayo

Pienso que el asunto es bastante trágico, he escuchado a algunos especialistas en política que señalan que debemos aceptar esta gente, este juego político y sus irritantes privilegios, porque la alternativa es bastante peor, el caudillismo, el mesianismo, el populismo, y parecen tener razón. Se podría pensar entonces que para que se cumpla lo que Ud. define como “ la deliberación política tiene como objetivo plasmar principios y prácticas que encausen la convivencia en común en la sociedad”, al interior de cada tienda política debería darse una búsqueda de los mejores, sin taponar, sin hacer trampas, reconociendo las capacidades y los principios, pero a cambio ¿que tenemos?, los mismos de siempre, algunos llevan casi 30 años en los cargos, por eso no hay interés de gente buena tela para meterse en política, entonces se recurre de urgencia y viendo el escenario de probabilidades a ciertas figuras de la farándula, personajes que en algunos casos apenas alcanzan algunos gramos de materia gris, y así estamos. Por otra parte, vemos en la escena como otro grupo, los ultras de ambos sectores conquistan las mentes jóvenes, especialmente en la universidades para llegar al poder, pero de ellos sólo puede venir lo que conocemos, el totalitarismo y el odio en envase grande, al final, esta obra no es una comedia, es una tragedia.

14 de Mayo

La alternativa no es aceptar el caudillismo, el mesianismo, el populismo de izquierda o de derecha, lo que puede conducir al descontento total de la ciudadanía con la Política y tienda a favorecer el aumento de la extrema derecha -como en Brasil o Europa- dejando huérfanas a las personas de todo referente que termine con el actual status quo. Y esa actitud lleva a la gente al fatalismo. Hay pocas cosas que desagraden más al electorado que las peleas internas, especialmente cuando las motivaciones están poco claras y se intuyen problemas de personalismo.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación