#Política

La oportunidad y el “pacto social”

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cualquiera que argumente que la Concertación “no hizo nada en 20 años” se encuentra fuera de tono. No es fácil recibir un país con un 45% de pobreza y altísimos índices de desigualdad (el quintil V percibía 17 veces más ingreso que el quintil I), herencia de la dictadura y fruto del -a estas alturas paradójico- milagro económico chileno. 

Tal como dijo la candidata del pacto Nueva Mayoría, los resultados de la elección del domingo pasado no tienen dos lecturas: la coalición de centroizquierda se impuso aplastantemente a la derecha. El resultado a pocos puede sorprender. Las discusiones al interior del oficialismo y la incapacidad del gobierno de capitalizar las enormes oportunidades que le ofrecía la coyuntura económica hacia un proyecto de largo plazo y estructural (por el contrario, se le dio énfasis a la política cortoplacista) hicieron posible que la Alianza pasara de gobernar el país a obtener no más allá de un cuarto de las preferencias de quienes votaron.

Este escenario ofrece alternativas muy interesantes mirando al futuro. En el corto plazo, con un 99% de probabilidad la Nueva Mayoría se impondrá en el balotaje el día 15 de diciembre. Esto, porque si el oficialismo se quiere imponer tendría que salir a buscar votos que hoy tiene la ex presidenta. Una quimera. Más interesante es analizar el rol que tendrá el Parlamento a contar del próximo 11 de marzo. La composición de ambas cámaras se ha volcado hacia representantes de la centroizquierda y rostros insignes de los movimientos sociales, vis-a-vis una dura derrota no asumida por parte de la UDI (a pesar de que mientras escribo esta columna me entero de la renuncia del generalísimo de campaña de Evelyn Matthei, Joaquín Lavín).

Hasta ahí, no muchas sorpresas. Lo relevante, sin embargo, es la oportunidad que se abre con un gobierno que buscará hacer cumplir un programa ambicioso y, por primera vez en democracia, con la opción cierta de superar las trabas institucionales que pone el Poder Legislativo.

Cualquiera que argumente que la Concertación “no hizo nada en 20 años” se encuentra fuera de tono. No es fácil recibir un país con un 45% de pobreza y altísimos índices de desigualdad (el quintil V percibía 17 veces más ingreso que el quintil I) [1], herencia de la dictadura y fruto del -a estas alturas paradójico- milagro económico chileno. En tal escenario, la prioridad era resolver problemas de primera línea, precisamente aquellos asociados a las clases más bajas: marginalidad, pobreza, inequidad. Después de 10 años la pobreza se había reducido a la mitad. Un logro incuestionable.

Hoy el desafío es otro, un compromiso con las clases intermedias. La Concertación falló en instancias como la Revolución Pingüina y el Transantiago. Acertó en otras como la reforma previsional. No obstante, lo que a mi juicio se debe esperar del inminente nuevo mandato de Bachelet es el avance, después de muchos años, hacia una economía social de mercado donde primen los derechos fundamentales sociales por sobre las consideraciones económicas inequitativas disfrazadas de eficiencia o aquellos objetivos ambiciosos y extractivos que la derecha se ha planteado bajo el nombre de “excelencia”, “vivir en paz”, entre tantas otras denominaciones para el bronce. Es una oportunidad de oro que tiene la centroizquierda de, por fin, catalizar las bases de justicia social sentada hace muchas décadas por sus líderes. Constituye, en definitiva, un “pacto social” que hoy la Nueva Mayoría debe decidir si firmar o no (y sin letra chica).

[1] De acuerdo a datos de la CEPAL y el Banco Central.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Ignacio Rivera

19 de Noviembre

El milagro que mencionas no es tal. La desigualdad no ha cambiado sustancialmente en tantos años, y la pobreza sigue siendo altísima para un país con nuestro nivel de PIBpc, de tasas de crecimiento y de supuesto desarrollo, por no mencionar que la pobreza “oficial” está mal medida por considerar una canasta básica de los años ’80 (si se mide cuánta gente ahora es capaz de comprar un “personal stereo”, obvio que es mucha más!). La Fundación para la Superación de la Pobreza calcula la pobreza real es más menos un 30%. Esto significa que la Concertación efectivamente no hizo nada en 20 años, y si algo habría que decir que hizo, sería administrar el neoliberalismo para que ganen los mismos de siempre. Qué te hace pensar que ahora van a cambiar? Que como decía Pablo Neruda, “nosotros, los de antes, ya no somos los mismos”? BULLSHIT.

20 de Noviembre

CASI TODA LA RAZON OLVIDO CUANTO DE CORRUPCIÓN EN ESTOS 20 AÑOS NO ES 1 VES QUE CUENTAN CON MAYORÍA EN AMBAS CÁMARAS OLVIDO QUE CHILE PAGO EL CORTE DE CÉSPED EN REFINERÍA DE CON CON¿ HUBIERON OTROS ANTES? QUIEN DE LOS SINVERGÜENZAS CORRUPTOS ESTAN ENCAUSADOS CUANTOS DEVOLVIERON LO USURPADO SON DE LA CONCERTACION TODO EN SU LUGAR ESTE GOBIERNO NO SE SALVA DE LA CORRUPCIÓN APRENDIERON DE LOS MEJORES REGRESARAN A GOBERNAR CUANTAS DE LAS PROMESAS DE CAMPAÑA CUMPLIRÁN HOY DÍA EN EL PARLAMENTO SE VOTABA EL FIN DEL BINOMINAL DONDE SE ENCONTRABAN LOS PARLAMENTARIOS CONCERTACIONISTAS SIEMPRE DOBLE STAND VIVIDORES DEL ESTADO

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Debemos fortalecer no sólo el sistema público de salud, donde se atiende el 80% de los ciudadanos, sino también renunciar a la idea de que la economía es más importante que la vida de las personas.
+VER MÁS
#Salud

El colapso del sistema de salud y la incapacidad del gobierno

Debemos reconocer la crisis que le seguirá rápidamente: la de las enfermedades mentales, e implementar los pasos necesarios para mitigarla.
+VER MÁS
#Salud

¿Qué hacemos ahora con nuestra Salud Mental?

Popular

La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Debemos fortalecer no sólo el sistema público de salud, donde se atiende el 80% de los ciudadanos, sino también renunciar a la idea de que la economía es más importante que la vida de las personas.
+VER MÁS
#Salud

El colapso del sistema de salud y la incapacidad del gobierno

Debemos reconocer la crisis que le seguirá rápidamente: la de las enfermedades mentales, e implementar los pasos necesarios para mitigarla.
+VER MÁS
#Salud

¿Qué hacemos ahora con nuestra Salud Mental?

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante