#Política

La Incertidumbre

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Si algo trató de hacer el gobierno frente a la pandemia fue dar certezas desde el inicio, tratando de mostrarse sólido, en control de la situación, tomando las previsiones del caso, organizado y creativo. Toda esta idea de seguridad se ha ido cayendo a poco andar, al saberse de contradicciones en los dichos de personajes señeros como el mismo ministro de salud, entre esa autoridad y los alcaldes, entre el gobierno completo y organismos internacionales de salud, entre la realidad y la resistencia a confesar y asumir que todo ese control las previsiones, la organización y la creatividad eran nada más que una campaña comunicacional apoyada en gestiones improvisadas, tardías, desorganizadas; imitaciones incompletas de planes con evidentes fallas que incluso fracasaron en sus lugares de origen antes de ser adoptadas por el gobierno de Chile. No importaba, la idea era presentar un conjunto de iniciativas con firma internacional, mostrarse activos y en terreno, profesionales haciendo su trabajo.


El sentimiento generalizado es que la salvación no está en las ideas de la autoridad central, sino en las impuestas por las dirigencias comunales, derivadas de la experiencia en terreno y el sentido común

Pero no. Ya la ciudadanía va viendo que las medidas supuestamente destinadas a protegerla, fueron creadas con el papel de un volantín, cayendo ante cualquier cambio del viento, rompiéndose con gotas de agua, con tensores descalibrados e hilo curado, tan tensas como dañinas.

Y después de esta constatación surge la única certeza que ni un gobierno quisiera, la de su propia ineficiencia, combatida más que nada con la misma fórmula, la campaña comunicacional, pero no para hacernos pensar en un gobierno potente y vencedor, sino para imponer la idea de que ante cualquier plan el Covid-19 es el nuevo “enemigo poderoso” y que puede sobrepasar las medidas más pensadas, probadas e innovadoras.

Pero es el mismo gobierno el que planteó ambas posiciones y al descrédito evidente de las certezas iniciales se suma la distancia de la población frente a los dichos posteriores sobre el nuevo adversario.

Cada vez menos personas le creen a las gestiones del gobierno. Cada vez más información se filtra desde las unidades sanitarias, como hospitales públicos y privados y SAMUS, y cada vez más tragedias son compartidas por personas que sufren el Covid-19, que han perdido seres queridos o los ven incorporados a un sistema de salud precarizado por la constante tendencia del gobierno a privatizar, aumentando las cifras de dinero dirigido a tercerizar la gestión de salud, lo que ha resultado en el menor crecimiento de lo público, que es siempre lo que debe sobrellevar la mayor presión, más aún frente a situaciones como la producida por la pandemia.

El sentimiento generalizado es que la salvación no está en las ideas de la autoridad central, sino en las impuestas por las dirigencias comunales, derivadas de la experiencia en terreno y el sentido común. Y ante la posibilidad cierta de la debilidad económica creciente de las alcaldías, la principal y única arma que se sostiene es el autocuidado, ya que contar con lo prometido resulta erróneo, no da garantías.

Ese temor, el miedo a la ineficiencia, a la sensación de ineptitud reinante, puede salvar vidas. La incertidumbre es el nuevo combustible de la lucha contra el contagio, pero también del sálvese el que pueda, cada uno para si mismo, de la competencia descarnada por las pocas herramientas concretas para el manejo de la crisis, desde el alcohol gel, elevado a insumo precioso por la sociedad chilena, hasta equipamientos básicos de las unidades sanitarias como los ya famosos ventiladores, sin mencionar las y los profesionales que escasean cada vez más, especialistas en el manejo de estas vitales máquinas y de los tratamientos intensivos que debieran aumentar las posibilidades de sobrevivir de quienes ocupan las contadas camas UCI y UTI.

Para evitar todo esto estaba el gobierno, que sigue preocupado y ocupado en dar una bonita impresión, pero que ya no da el ancho  para hacer realidad esa impresión más allá de los discursos ambiguos de sus ministros y de las medidas por goteo, que no hacen más que aumentar la incertidumbre, lo que finalmente es la realidad más cierta.

Por: Ignacio Egaña

TAGS: #ComunicaciónPolítica #Coronavirus #Gestión #GobiernoPiñera

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no