#Política

La derrota

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

“Tantas veces me mataron, tanta veces me morí, /sin embargo estoy aquí resucitando/Gracias doy a la desgracia/y a la mano con puñal, /porque/me mato tan mal, /y seguí cantando…”. Las derrotas del pueblo chileno constituyen una larga historia, más de cien años de lucha por mayor justicia social con avances y retrocesos, desde la ley de la silla, educación primaria obligatoria, creación de sindicatos, mediatizadas por múltiples masacres, golpes militares y detenidos desaparecidos, marcan nuestra impronta y construyen un carácter indómito, ya que más temprano que tarde volveremos a impulsar una nueva constitución democrática que represente a todos los chilenos.

Las fuerzas progresistas se sienten golpeadas con el resultado en el plebiscito de salida del 4/S, no se esperaba que fuera tan adverso y duro a la racionalidad por lo que representa el cambio de la constitución de Pinochet, un muro infranqueable al progreso del país desde hace ya 42 años. Como buenos demócratas y hay que decirlo, aceptamos el 62% y los 7.880.000 votos son claros y precisos sobre el Rechazo del pueblo chileno a la propuesta de Constitución de 2022.


Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realidad» por los que vivimos sin pensar en ellos.

A la fecha han circulado variadas tesis, la tinta se derrama por páginas y páginas de lecturas obligadas para todos los comprometidos por un futuro más auspicioso e igualitario para nuestro pueblo. En esta columna dejaré fuera el análisis  reiterativo sobre lo que hizo la derecha, el poder económico en las sombras que todos sabíamos, los recursos millonarios, las mentiras repetidas una y otra vez, el uso grosero de todos los medios de comunicación, titulares tendenciosos durante meses, canales de TV en cadena desprestigiando la CC y sus contenidos, donde el Consejo Nacional de TV nada hizo frente a tanto engaño hacia la ciudadanía, las redes sociales con miles de bots, en fin, no fue tan distinto a lo que se hizo en Gran Bretaña y el Brexits, o en EEUU con el triunfo de Trump, todos estábamos informados del uso de los big data.

Nuestros amigos intelectuales plantean sus análisis, relatan, orillan propuestas con explicaciones de los resultados, “el malestar social no comprendido desde 2011” (Mayol), “no se entendió la desigualdad de derechos sociales y económicos prioritarios de octubre/19 (Canales). “En Chile fracasó el maximalismo progresista” (Aurenque), “La Convención se aferró a causas radicales, que no era lo que demandaba la ciudadanía” (Juan Pablo Luna). Como los resultados políticos siempre son multifactoriales, los autores citados indudablemente aportan al debate y hay que tener presente sus análisis resumidos arbitrariamente en una frase.

El tema que propongo ahora es la autocrítica, un ejercicio ausente en el debate nacional, a los chilenos nos cuesta reconocer los errores y hacer el mea culpa, más aún consolidado por tantas décadas de instalación e influencia transversal del modelo neoliberal, que no solo es económico, también es un tema cultural en que el individualismo exacerbado definitivamente se instaló en toda nuestra sociedad.

Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realidad» por los que vivimos sin pensar en ellos. Por lo tanto, casi todo el mundo en lugares de trabajo, presentaciones en medios sociales, instituciones educativas, organizaciones sin fines de lucro, las artes, y más está gobernado por normas neoliberales”. Resuena fuerte leerlo, pero como principio fundamental es aceptarlo, unido a un individualismo exacerbado con fuertes dosis de narcisismo en nuestra actividad política actual, el mejor ejemplo es la horrible presentación de la Franja electoral del Apruebo, donde 7,5 minutos se transformaron en disputa entre movimientos sociales, partidos políticos con personajes que salieron todos los días, mostrando una falta de unidad y falta de visión impresionante.

¿Qué pasó? claramente el gobierno y su  segundo piso  no estuvieron a la altura de lo que se  jugaba en este Plebiscito de Salida contando con recursos de todo tipo,  no pusieron a expertos a estudiar el tema, no advirtieron  que con el voto obligatorio los chilenos acudirían masivamente a las urnas, cuatro millones y medio de nuevos votantes (4.656.582 exactamente) y nadie se preguntó que pensaban, no se hicieron Focus Group, no aprovecharon a profesionales expertos con postgrados para revisar el perfil de los nuevos votantes, y nadie se anticipó a los resultados.  Los asesores sabían que la derrota estaría indisolublemente unida al gobierno del Presidente Boric. Cómo es posible que nadie del Frente Amplio se acercara a los Constituyentes para dialogar y calmar los ánimos, para evaluar comportamientos con planteamientos exagerados, que la derecha y los medios colocaban en la agenda noticiosa diariamente.

En definitiva, todos los partidos políticos, de izquierda o centro, aportaron poco y nada al estudio de la realidad chilena, tanto en el proceso Constituyente como en un eventual resultado. Teniendo recursos suficientes y centros de estudios, no se preocuparon de lo que arriesgaba el gobierno en una derrota que terminó siendo brutal. El modelo también los cooptó, los partidos han perdido miles de militantes. Hace décadas abandonaron el trabajo territorial, en poblaciones, centros de estudiantes, sindicatos y organizaciones sociales. Se confundieron pensando que ahora la lucha y debate político se hacía por redes sociales, solo predomina la política interna liderada por los lotes para conservar el dominio del partido que además son parte de la elite. La ley que financia a los partidos políticos prometía una solución, sin embargo, se ha transformado en un problema, se aburguesaron como decíamos en los viejos tiempos, le hacen reverencia al modelo y es así como se alejaron de las demandas ciudadanas, haciendo esfuerzos supremos de acercarse solo en las campañas electorales. Los partidos políticos se deben recuperar, sin ellos no hay democracia.

Entonces, frente a un gobierno y sus partidos políticos que lo sustentan no previeron estos escenarios, con todos los recursos académicos, de cuadros y tiempo para hacerlo, es muy preocupante para el avance de la justica social y la democracia en el país. Cuando no se hace pedagogía política, décadas de falta de educación ciudadana, el actual currículo solo coloca el acento en lenguaje y matemáticas, es muy difícil ahora esperar que los ciudadanos voten comprensivamente por un libro, por primera vez en la historia, teniendo Chile los peores índices al respecto. (45% de los chilenos no lee libros en absoluto, estudio “Chile y los libros: índice de lectura y compra de libros; Fundación la Fuente).

Es sabido que la comunicación instantánea hoy es fundamental, algunos convencionales tomaron un liderazgo inadecuado en sentirse dueños de la verdad y con arrogancia. Hicieron un profundo daño a la propuesta constitucional, porque al final los chilenos se quedaron con eso, la exageración, el show, los canturreos  que fueron utilizadas en la franja del rechazo, como también en el tema de los pueblos originarios, siendo importante su reconocimiento por la historia, siguen siendo conservadores, dado que en todas las comunas con comunidades mapuches votaron por el Rechazo.

La propuesta constitucional, como bien dijo la expresidenta Bachelet, “no es perfecta, pero se parece a lo que yo simplemente que soñé”, se transformó en un ejemplo para el mundo progresista como la más avanzada, ecológica, plena de derechos sociales, pero al mismo tiempo por descuido del gobierno y de los partidos políticos oficialistas, una de los pocas rechazadas en el último decenio en países que realizaron plebiscitos.

Se espera que la toma de conciencia de los principales actores políticos, especialmente del oficialismo, provoque un giro en las políticas públicas, y podamos en un breve tiempo, en paralelo a las medidas que generen cambios en las pensiones, salarios, educación y salud, volver a debatir con responsabilidad, mayor altura de miras, una constitución democrática que entregue certezas en las demandas que espera el país.

TAGS: #NuevaConstitución #PartidosPolíticos Plebiscito de Salida Representación Política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

14 de septiembre

Hay un elemento que los autodenominados «progresistas» (no todo movimiento es progreso…) esgrimen es su «solidaridad»; en ella engloban que deben haber transferencias de unos a otros por «justicia social» (otro concepto con bonitas palabras pero falto de realidad). Tienen la baza de que perjudicando a una minoría, mejoran a la mayoría, por lo que tiene sentido político, ya que todos van a preferir esto por conveniencia propia (¿neoliberalismo?). Es muy propio de sociedades hiper estratificadas, con ricos y pobres.
Pero no han reparado en un tema que cambia cuando hay grandes clases medias empoderadas: ser sujeto de asistencia ya no es preferido por sobre tener ingreso autónomo. La persona que probó el poder sostenerse en sus propios pies y no depender del Estado prefiere eso. Prueba de eso ha sido la popularidad de los retiros de la AFP: prefiero MI plata a plata regalada por el Estado; hay un sentimiento de propiedad, dignidad, que logró vencer la oferta progresista de asistencialismo estatal (bonos,etc).
Por lo mismo, también se dan cuenta que la monserga de quitarle a los ricos es un boomerang: se les quita, pero después no queda mas. Y lo que mas se pierde es la capacidad de generar riqueza.
Por lo tanto fue un argumento del marxismo que ya no cae en tierra tan fertil. Si funciona mucho cuando hay grandes grupos de pobres que no tienen esperanzas; por lo tanto es evidente que la izquierda radical prefiere ese mundo, ricos y pobres, que clases medias neoliberales.

Gonzalo Vicuña

18 de septiembre

Carlos, su largo analisis correcto y válido, es identico a los eternos debates -llantos de porqué chile quedó eliminado del mundial. Es lo que hay, en termino de jugadores y entrenadores.
Termina el ciclo y vuelta a comenzar. A ver si el próximo atinamos.
Aunque simplista en sus deducciones, Arturo Bechtold refleja bien cierto aspecto de la realidad nacional. Le pone mucho color con el argumento del marxismo, pero es su derecho.
Solo espero que no trate de odiosos imarxistas a esas clases medias neoliberales, cuando pidan más plata.
Porque plata es lo que quieren los chilenos del 62% para pagar ellos todo, según deduce Arturo.
la pelota está en el campo neoliberal, la ciudadanía ha hablado, y ahora hay que ver cómo evitan el próximo estallido si las» grandes clases medias empoderadas» como señala Arturo Bechtold , no ven la plata prometida como ingreso, no como asistencialismo o bono estatal marxista populista.
No esperen que el gobierno de Boric genere lo que debe generar el sector privado.
Ni Piñera logró evitar el estallido social, veremos como gestionan su triunfo los «Creadores de riqueza»

anysur

24 de septiembre

Tienes mucha razon me recuerdas a esa clase media empoderada a la que le prometio tanto el Sr.Piñera…pero, tienes razon todo pasa por los » sr.creadores de riqueza», ojala muy en el fondo…encuentren una alternativa digna para todos ( ellos, nosotros).

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática