#Política

Isapres: El peso del lobby en el Congreso

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Y es que La Moneda, en una ingenuidad legislativa supina, dejó una gran mayoría de proyectos emblemáticos para su último año de gobierno. Sin mayoría parlamentaria -y con oposición muchas veces desde sus propias filas-, pensó que este año sería el momento ideal para remachar sus proyectos de ley emblemáticos, ya que cada parlamentario estaría concentrado en su propia reelección. Olvidó que poderoso señor es don dinero y hoy más que nunca, la búsqueda de aportes de empresas privadas resulta fundamental para cada honorable que aspira a su reelección. Y algo hay que ofrecer a cambio.

La aprobación de la Ley de Isapres en la Cámara de Diputados generó un gran revuelo, debido al simultáneo rechazo al plan garantizado y al IPC de la salud.

“Los diputados de la Concertación le han hecho un gran favor al sistema de Isapres en el día de hoy”, señaló el ministro Mañalich iniciando una guerra de declaraciones. De inmediato, el diputado socialista Juan Luis Castro replicó: “preferimos que sea el próximo Gobierno, que creemos será el de Michelle Bachelet, el que de verdad coloque solidaridad en el sistema privado, el que de verdad termine con estas exclusiones, con esta lógica de legislar para las empresas y no para las personas, y que termine con las utilidades multimillonarias para las Isapres”, olvidando de un plumazo los 20 años de Concertación en que no se hizo nada para mejorar la indefensión de los usuarios de este  sistema.

Más de alguien podrá señalar que “no existían las condiciones políticas” en esa época para enmendar el sistema, aludiendo a senadores designados dejados por la dictadura militar. Sin embargo, es necesario recordar que una vez derogados éstos, la ex Presidenta Bachelet  tuvo mayoría parlamentaria durante los dos primeros años de su gobierno, la que no supo mantener. No obstante ese período, pareciera que no hubo intención de aprovecharlo para realizar estas reformas, incorporadas en todo discurso político pero permanentemente pendientes.

A su vez, la ministra Secretaria General de Gobierno concluía el día de ayer declarando:  “La Concertación le ha dado la espalda a los pacientes y a los trabajadores para beneficiar a las Isapres. Este rechazo es incomprensible, porque los parlamentarios de la oposición votaron en contra el corazón de esta ley, que permitía que no se discrimine por edad ni por sexo,y que no se le cierren las puertas a quienes tienen enfermedades preexistentes”.  Sí, porque la votación de los honorables diputados sorprende por hacer caso omiso de los 30 fallos de la Corte Suprema que determinaron que las Isapres no pueden aumentar unilateralmente los planes de salud. Y en un contexto en que las Isapres alcanzan cifras récord de ganancia, la mantención del statu quo sólo perjudica a los chilenos.

Y es que en una primera lectura, se podría interpretar que la votación de los diputados de oposición corresponde al  rechazo de todo proyecto de gobierno. Quizás envalentonados por las cifras de la última encuesta CEP, se deduciría que la oposición decidió negarle la sal y el agua a este gobierno que cuenta con los más altos índices de desaprobación ciudadana de la historia. Lo hizo con el veto a la designación del ministro Muñoz para la Corte Suprema, con el rechazo de la aplicación de la Ley Antiterrorista en La Araucanía y desde ya critican la urgencia de la Ley de Encapuchados, como lo anticipa el diputado Fuad Chahín.

Sin embargo, en un segundo análisis que integre el contexto político nacional actual, la explicación al rechazo del IPC de la Salud y al Plan Garantizado puede darse quizás desde otra lectura. Gracias a la implementación del voto voluntario y Ley de Primarias, por primera vez se establece un entorno de competencia, real e impredecible. Como primer elemento de incertidumbre, la abstención electoral del 60% en las Municipales 2012 inhabilita cualquier cálculo  electoral de partidos políticos. En segundo término, la existencia de primarias -por primera vez verdaderas, competitivas y con campañas financiadas exclusivamente con aportes privados-obligan más que nunca a nuestros honorables a pasar el platillo desde ya. En un año en que se visualiza una competencia a muerte, las contribuciones de empresas privadas para financiar campañas se hacen más necesarias que nunca.

Y es que La Moneda, en una ingenuidad legislativa supina, dejó una gran mayoría de proyectos emblemáticos para su último año de gobierno.  Sin mayoría parlamentaria -y con oposición muchas veces desde sus propias filas-, pensó que este año sería  el momento ideal para remachar sus proyectos de ley emblemáticos, ya que cada parlamentario estaría concentrado en su propia reelección. Olvidó que poderoso señor es don dinero y hoy más que nunca, la búsqueda de aportes de empresas privadas resulta fundamental para cada honorable que aspira a su reelección. Y algo hay que ofrecer a cambio.

Por lo tanto, esa rapidez legislativa que esperaba el Ejecutivo, no se dio. Los legisladores, conscientes de un mayor control ciudadano, no votan contra las iniciativas legales, sino que las dilatan, entorpecen o traban,  esperando que se diluyan con el tiempo. Esa fue la estrategia de la bancada UDI con la postergación de la votación de la Ley Antitabacos, que ya contaba con el apoyo de laoposición. Y así lo hizo a su vez ésta respecto a la aprobación de la nueva Ley de Isapres, pero eliminando el Plan Garantizado y del IPC de la Salud yconvirtiéndola en una mera declaración lírica. ¿Resolvían el problema de los reajustes unilaterales?  Es probable que no, más aún con las actuales integraciones verticales de Isapres y prestadores de servicios, pero precisamente el Congreso era el lugar para discutirlo. ¿Cuántos proyectos de ley duermen envidiablemente sin ninguna esperanza de convertirse en norma, manteniendo un statuquo injusto y perjudicial para los chilenos?

Hasta ahora ha habido por parte de nuestros legisladores un franco rechazo -disfrazado bajo una ya instalada, conocida y aceptada desidia- a legislar sobre la relación entre  dinero y política. Tal como lo describe el abogado Renato Garín en su investigación “Cómo y por qué el lobby no está regulado en Chile” y publicada por Ciper Chile, sistemáticamente se ha entorpecido, postergado, diluido la regulación del lobby. Lo peor de todo es que no existe ninguna voluntad política de regularlo, independiente de todas las gárgaras hechas en tanto discurso escuchado desde el retorno a la democracia. Y hay que tenerlo claro:  ¿quién financia el lobby? Lo paga Moya…es decir, lo pagamos todos nosotros.

 

 

Fuente de imagen 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de enero

Es cierto lo planteado en el sentido de que la relación entre el dinero y la política es un grave problema que no está resuelto.

Sin embargo, todo indica que, en este caso, las Isapres presionaron para que se aprobaran las reformas a la ley.
Las propias Isapres dicen, a partir de los fallos judiciales, necesitar “un marco jurídico sólido” y , en consecuencia, la prisa por aprobar estas modificaciones no tenía otro propósito que garantizar las utilidades a estas empresas.

Tal es así, que las Cortes han sostenido que el “IPC de la Salud” no tiene justificación y es discriminatorio.

16 de enero

Luis, tal como lo señalé en mi columna, la integración vertical entre Isapres y proveedores impiden la autenticidad del IPC de la salud. ¡Pero han estado trabajando dos años en un proyecto de ley! ¿Para nada? Esa es mi queja. El lobby no funciona en forma controversial, sino diluye, demora, obstaculiza para mantener un statu quo que beneficia al proveedor y perjudica al usuario. Ahora las isapres continuarán reajustando unilateralmente los planes de salud en marzo, gracias a la ausencia de norma.
El Plan Garantizado permitía una comparación de planes, eliminaba los cobros adicionales por edad y género y permitía la movilidad de los cotizantes cautivos.
después de dos años de trabajo, seguimos captivos de las isapres. ¡felicitaciones a los lobbistas de las isapres, que deben estar celebrando su suculento bono por resultados!
Es lo mismo que el inexplicacable recurso presentado por diputados de oposición en el Tribunal Constitucional en favor de notarios y conservadores (luego desistido). El lobby moja todo, especialmente en años electorales.

17 de enero

Haria falta “regular” tambien los asesinatos?Es etico el lobby? Es justo que grupos economicos tengan mas influencia en el proceso democratico que el resto de los ciudadanos? No seria mas bien necesario penalizar el lobby? Y asegurar financiamiento publico de las elecciones con bajos montos y controles estrictos?

17 de enero

Matías, no estoy de acuerdo. El derecho de petición está establecido en la Constitución. Puedes hacer lobby para que aprueben matrimonio igualitario, para que metro funcione hasta 12 horas de noche o para cambiar el trazado de una avenida. pero tiene que ser transparente y basados en argumentos. Si no lo es, no es lobby, es coima simple y pura. Y eso si que es punible

17 de enero

No confundamos derecho a peticion con lobby. El primero es publico y corresponde a los ejemplos que mencionas. El segundo se ejerce a traves de telefonazos o almuerzos privados y va acompanyado de incentivos en terminos de financiamiento de campanyas. Si hay dudas en la definicion la solucion es simple: tipificar el delito. Y con eso casi todos los actuales lobbystas serian castigados, por eso se oponen a legislar.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?