#Política

Hagamos un giro en la relación del Estado con los pueblos indígenas

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Domingo seis de noviembre de 2016 aparece en El Mercurio, en su página 10 cuerpo D, una noticia sobre el documento que preparó el PPD que incluye propuestas indígenas: sistema de cuotas para pueblos indígenas y grados de autodeterminación territorial. Estas propuestas son insuficientes y están defectuosamente planteadas.


Rescatar la consulta indígena y garantizar su rol como mecanismo principal de relacionamiento es una tarea lógica y políticamente anterior a las demás, puesto que cualquier medida, cuyos destinatarios sean los pueblos indígenas, exige consulta.

Cualquier visión desde la Nueva Mayoría para el futuro de la política indígena debe partir desde un mea culpa fundamental sobre la incapacidad que ha tenido – y algunos dirán con algo de razón la complicidad – para no cambiar el rumbo que establece políticas asistenciales o de seguridad, asumiendo impúdicamente discursos de derechas en cuestión indígena.

Es necesario un giro profundo de la relación del Estado con los pueblos indígenas para considerar que es un problema político que pasa por reconocer derechos colectivos políticos para estos pueblos. No se trata de reconocer grados de autodeterminación, como dice el PPD, sino que la autodeterminación intraestatal debe ser consagrada como el derecho humano y fundamental  de los pueblos indígenas con sus derivados de autonomía territorial y representación política especial. No se trata de reconocerlos por grados, sino en plenitud y desde la constitución, aunque su implementación, como sucede en el resto mundo, pueda ser gradual.

Para este giro, el PPD primero (al conducir la UCAI en Ministerio de Desarrollo Social), así como el resto de la NM, debe reconocer su responsabilidad en deteriorar y jibarizar el derecho a la consulta indígena del Convenio Nº 169 de la OIT, al no haber cambiado los marcos normativos del DS 66 y DS 40, así como por conducir consultas cuestionadas por diversos sesgos y manipulaciones. Rescatar la consulta indígena y garantizar su rol como mecanismo principal de relacionamiento es una tarea lógica y políticamente anterior a las demás, puesto que cualquier medida, cuyos destinatarios sean los pueblos indígenas, exige consulta.

Existe un conflicto entre el Estado y los pueblos indígenas que ha generado hechos que alimentan sin cesar la desconfianza. Hechos violentos de grupos pequeños indígenas y la represión violenta y desproporcionada del Estado, con múltiples expresiones de violencia institucional y vulneraciones a DD.HH., así como diálogos cerrados que parecen más bien monólogos del Estado. Un enfoque político debe partir reconociendo la responsabilidad política del PPD y la NM para mantener y escalar ese conflicto y proponerse restaurar la confianza y abrir procesos de diálogo sin exclusiones para generar entendimientos reales y no manipulados, restableciendo no sólo la paz, sino también la vigencia de los DD.HH.

El PPD (desde la dirección de CONADI) ha conducido la política de recuperación de tierras, la que es rechazada por indígenas y no indígenas – ver última encuesta ADIMARK –  por razones muy diferentes y sin proponer ninguna política general para reordenarla, racionalizarla y transparentarla. Sólo una propuesta seria de recuperación de tierras, para dar cumplimiento al derecho a tierras ancestrales de los pueblos indígenas, de largo plazo, con objetivos claros e instrumentos múltiples, puede confrontar el deseo de la derecha de terminar con la restitución de tierras. Tampoco se ve una preocupación por las aguas indígenas, donde CONADI ha brillado por su ausencia en la discusión sobre el nuevo código de aguas.

La autonomía territorial es un mecanismo usual de países con diversidad de culturas y sujetos colectivos, donde son ellos mismos los que resuelven su destino. Las Áreas de Desarrollo Indígena -ADIs- y las áreas silvestres protegidas habitadas por SNASPE, regulados con un enfoque diferente al actual, pueden ser la matriz para comenzar con estatutos autonómicos. Está el ejemplo de Rapa Nui, que ahora puede tener a su alcance su propio estatuto territorial a partir de la administración del área silvestre de la isla.

La demanda de una representación especial de los pueblos indígenas en el parlamento está siempre mejor garantizada por escaños reservados o por un sistema combinado de escaños y cuotas como en el caso de Nueva Zelanda, y no como indica la propuesta del PPD – a partir de las ideas del malogrado ex ministro Peñailillo – que sólo habla de cuotas. Se trata de asegurar la participación de pueblos indígenas en órganos de decisión legislativa y no facilitar la carrera política de militantes indígenas de partidos, que muy a menudo se olvidan de sus pueblos, como dicen los que con razón cuestionan el sistema de cuotas.

El PPD nada dice sobre la nueva institucionalidad del Estado para su relación con pueblos indígenas que se prepara. La creación de un Ministerio de Pueblos Indígenas y los Consejos de Pueblos sólo servirán para mejorar las políticas y generar confianza si son creados como instrumentos adecuados, que permitan el diálogo y no excluyan ni subordinen a los pueblos indígenas, que no usurpen las funciones de autoridades tradicionales y que generen capacidades en el Estado. Para ello, los proyectos de ley presentados deben ser profundamente modificados en el congreso.

Tampoco se dice nada sobre el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, el que no sólo es urgente sino que debe ser de fondo, no con reconocimiento simbólico, sino que con garantías reales de derechos colectivos. Esto requiere también modificar el conjunto del modelo de desarrollo neoliberal que resguarda la constitución de 1980, fortaleciendo la función social de la propiedad y el derecho a la preservación de la naturaleza.

Como militante socialista pido al PS que asuma también sus responsabilidades y que se atreva a liderar el quiebre con la continuidad que hemos estado viviendo, pues se necesita un giro profundo del Estado en sus relaciones con los pueblos indígenas para buscar una vía democrática hacia un país plurinacional a partir del reconocimiento de los derechos colectivos de estos pueblos.

La NM debe reconocer, como una de sus culpas, que no ha hecho ningún giro en la historia del conflicto y la desconfianza entre los pueblos indígenas y el Estado de Chile. Debemos aceptar que de esa manera se verifican, en materia indígena y de forma muy exacta, los cuestionamientos generales hacia el actual gobierno y la NM, por no estar dispuestos a hacer las transformaciones que se necesitan. La única respuesta seria y honesta para ello es hacer el giro que se requiere para cambiar la historia de exclusión, prejuicio y marginación que el país ha sostenido con los pueblos indígenas y así mejorar la democracia de nuestro país.

TAGS: Derechos Indígenas Pueblos indígenas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de Noviembre

En un viaje de pasado por New Mexco (USA) me detuve en un negocio de pan frito que habia en el caminio que tenia un matrimonio aparentemente de la nacion apache. Al preguntar a que nacion pertenecian mientras esperaba por el pan (sopaipillas sin zapallo), les pregunte a que nacion pertenecian. El hombre muy rudamente me dijo que no sabia porque los blancon como yo no averiguaba en internet lo que queria saber. Muy tranquilamente le explique que preferia saber de los propios nativos la opinion de ciertos hecho courridos y que no debia ofenderse ya que yo era un chileno que al igual que la mayoras de los chilenos, llevaba la sangre del pueblo mapuche, que era el unico pueblo indigena del mundo que jamas se habia doblegado y habia derrotado a un imperio (el español). Me pidio disculpas y fue el quien se intereso en la historia del pueblo mapuche. Segui mi camino cuando ya el sol se iba ocultando. Les conte de lo que sabia hasta ese entonces y me despedi de el sintiendo un orgullo por las palabras de este rudo hombre de la nacion apache que mando saludos al pueblo mapuche deseandoles suerte y jamas claudicar de sus derechos. Salvador, has hecho un buen trabajo y tal como este hombre me dijo, el Gran Espiritu velara por la Nacion Mapuche siempre.

Servallas

09 de Noviembre

Estimado Salvador, hay temas que luego de ciertos debates medios solapados se convierten en Tabú, es decir nadie se atreve a expresar lo que piensa realmente, en parte por el temor a que salga una turba a acusarlo de ser hijo del mismisimo satanás, es decir, se acepta el discurso politicamente correcto que esta en boga, sin embargo en los hechos, nada de lo que se dice tan correctamente ocurre, porque en el fondo las personas actúan en consecuencia a sus verdaderos pensamientos. Pienso que toda las estrategias que ha seguido aquellos que dicen representar al pueblo mapuche han llevado a eso, a colocar el tema como Tabú, y pienso que de allí no saldrá.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

La música tiene importancia como fuente de educación. Marca tiempos y educa generaciones. Influye en la manera en la cual las personas hablan sobre sus ideas.
+VER MÁS
#Cultura

El reguetón como expresión cloacal de una cultura decadente

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad