#Política

Fuerzas especiales: represión y castigo

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Tal vez el actuar policial es un asunto de números: tener cifras que avalen este “especial” estilo de “combate a la delincuencia”, en vez de hacer un efectivo y eficaz trabajo en esa área. Lo cierto es que por cada estudiante ilegal e ilícitamente detenido, en otra parte del país hay –al menos- un violador, un ladrón, un automovilista ebrio o un encapuchado de cuello y corbata que no sufre asedio de ninguna “fuerza especial”.

El pasado 11 de julio, como parte de la adhesión de los estudiantes de la USM a la jornada de movilización nacional convocada por la CUT, en horas de la tarde noche realizamos una manifestación en la Av. Placeres, consistente en emitir ruidos golpeando cacerolas e interrumpir parcialmente el tránsito de vehículos cada cierto período de tiempo (5 minutos). En ese contexto, ocurrieron hechos repudiables, puesto que, una vez más, las “fuerzas especiales” de Carabineros –apartándose y transgrediendo la ley- reprimieron con violencia una protesta pacífica,  realizaron una “detención selectiva” sobre un ex presidente de nuestra federación de estudiantes y procedieron a castigarlo mediante tortura física y sicológica, en un vehículo de estas “fuerzas especiales”.

El relato de la  lo ocurrido está disponible en la web, por lo que más que abundar en ello me parece necesario mencionar lo siguiente:

En primer lugar, hay que ser tajante en decir que el abuso policial no constituye un hecho aislado en el accionar de las “fuerzas especiales”. Afirmar lo contrario sería obviar la evidencia que arroja una escalada en denuncias por “violencia innecesaria” y un crecimiento de magnitudes en detenciones ilegales (De 1207 en el 2010 se pasó a 2892 para el 2011, ¡Un 139,6% en un año!).

Personalmente me ha tocado ver cómo, luego de finalizadas las marchas, elementos de “fuerzas especiales” de Carabineros detienen a jóvenes sin razón alguna: iban solamente caminando, abandonando el lugar. Tal vez el actuar policial es un asunto de números: tener cifras que avalen este “especial” estilo de “combate a la delincuencia”, en vez de hacer un efectivo y eficaz trabajo en esa área. Lo cierto es que por cada estudiante ilegal e ilícitamente detenido, en otra parte del país hay –al menos- un violador, un ladrón, un automovilista ebrio o un encapuchado de cuello y corbata que no sufre asedio de ninguna “fuerza especial”.

En segundo lugar, es preocupante y grave que en una democracia se recurra a prácticas de detención ilegal, golpiza y tratos vejatorios hacia un detenido. Estas prácticas propias de las dictaduras –en Chile y el mundo- donde mediante violencia y miedo se busca apagar la movilización social deberían ser cosas del pasado en nuestro Chile, pero vemos que son hechos reiterados. Hace un tiempo la ministra Carolina Schmidt dejó en claro la postura del gobierno “No queda más que reprimir las movilizaciones estudiantiles”, haciendo notar como Carabineros sigue siendo una herramienta de control social gubernamental. Pero incurren en una confusión peligrosa: reprimir no es castigar; la ley jamás ha contemplado que es tarea de los funcionarios de Carabineros castigar, menos juzgar.

En tercer lugar, hay que preguntar qué ocurre en la institución de Carabineros de Chile y la obediencia en sus mandos intermedios. En la Comisión de Derechos Humanos del Senado, el director general de Carabineros, Gustavo González Jure, aseguró que existirán cámaras en los vehículos de traslado de detenidos que aseguren, ante toda duda, un trato humano hacia el detenido; vemos en la realidad que el actuar de sus subordinados no es tal: ni cámaras ni trato humano. ¿Acaso el director general de Carabineros no tiene control sobre su gente o lo que declara es mentira y actúa con el doble estándar de decir una cosa y hacer otra?

Finalmente cabe preguntarse ¿Qué justicia se espera si al denunciar estos atropellos Carabineros actúa como juez y parte?  Esto es algo que necesariamente debe estar en la discusión pues mientras las denuncias de maltratos vayan a parar a una justicia militar – controlada por los mismos a quienes se denuncia- no habrá avance en estas materias.

————————————-

Foto: Foto: Fernando Lavoz

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
lino melgarejo carrasco

27 de Julio

solo queda decir que la violencia como ta,l es condenable venga de donde venga, en este caso especial, pienso a modo personal, que el personal de carabineros no ha sido sicológicamente preparado adecuadamente , para enfrentar situaciones de conflicto, tambien hay que ver si los jefes estan preparados para ordenar bajo presion, hoy en dia con la falta de personal se hace mas facil entrar a carabineros, aqui hay algo mas profundo en esta violencia innecesaria,

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El acceso oportuno de datos permitiría estudiar otras áreas de preocupación social para aportar en proyectar dónde están y en qué magnitud nos afectarán los problemas que surgirán en la nueva sociedad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Datos-COVID-19: posibilidades académicas y de la sociedad civil

¿Qué o cual Dios de las Cosas necesitamos para estos tiempos de angustias? Me refiero a un dios de las cosas vivo, ¡vivaz¡, de gran energía, práctico, rebosante de alegría y dotado de inmensos poderes.
+VER MÁS
#Sociedad

Los dioses de las cosas

La necesidad de cumplir con las medidas sanitarias no significa que la libertad de expresión se haya suspendido - de hecho, no puede suspenderse, Directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile, Ana P ...
+VER MÁS
#Justicia

El derecho a la salud está siendo negado en el peor de los momentos

Encuentran correcto algo, siempre y cuando no los toque a ellos.
+VER MÁS
#Política

La incoherencia de la no retroactividad parlamentaria

Popular

El acceso oportuno de datos permitiría estudiar otras áreas de preocupación social para aportar en proyectar dónde están y en qué magnitud nos afectarán los problemas que surgirán en la nueva sociedad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Datos-COVID-19: posibilidades académicas y de la sociedad civil

¿Qué o cual Dios de las Cosas necesitamos para estos tiempos de angustias? Me refiero a un dios de las cosas vivo, ¡vivaz¡, de gran energía, práctico, rebosante de alegría y dotado de inmensos poderes.
+VER MÁS
#Sociedad

Los dioses de las cosas

La necesidad de cumplir con las medidas sanitarias no significa que la libertad de expresión se haya suspendido - de hecho, no puede suspenderse, Directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile, Ana P ...
+VER MÁS
#Justicia

El derecho a la salud está siendo negado en el peor de los momentos

Encuentran correcto algo, siempre y cuando no los toque a ellos.
+VER MÁS
#Política

La incoherencia de la no retroactividad parlamentaria

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante