#Política

Ética y política

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

En la naturaleza humana existen impulsos oscuros que muchas veces sobrepasan el filtro de la racionalidad ingresando a la sociedad como acciones indeseables. Es por ello que poseemos sistemas jurídicos que nos obligan a comportarnos razonablemente.


En gran medida, la crisis que estamos viviendo está relacionada con la precaria formación valórica de los líderes actuales. Ellos no entienden que están al servicio de los demás y no de sí mismos.

En consecuencia, este estado de cosas nos muestra que somos incapaces de autogobernarnos y necesitamos el garrote castigador para convivir armoniosamente.

Ahora, existen normas diferentes a las de la legalidad: el mundo moral. En efecto, éstas tienen una estructura distinta y como señala el filósofo chileno Jorge Millas las normas morales solo apelan a la consciencia individual de cada sujeto para su cumplimiento. Es en el ámbito de la consciencia con contenido moral donde se decide lo que es correcto o incorrecto.

La conciencia moral señala el rumbo del comportamiento virtuoso o vicioso, es el soporte de la vida decente, sin ella la vida navegaría sobre las aguas pestilentes plagadas por el oportunismo, la codicia, la violencia y la ignorancia. Es el faro que ilumina el camino de lo valioso o bueno.

En este sentido, un porcentaje no menor de políticos se conforma con el estándar de conducta proporcionado por las leyes, las cuales muchas veces están en abierta contradicción con la moral y la ética, por ejemplo, los altos intereses legales cobrados por los bancos – aquí debemos mencionar que nuestro país es la única nación del mundo donde se cobra interese cada 30 días – no están sintonizados con los valores de la justicia, igualdad y solidaridad. Las verdaderas tragedia vividas por millones de personas endeudas con instituciones financieras son la evidencias que no siempre las leyes coinciden con la ética y la moral.

Los sucesos políticos de los últimos meses, Penta y Dávalos, han dejado en el estado de ánimo ciudadano una sensación de abuso, descaro, aprovechamiento y desamparo. Los poderosos se burlan de nuestra institucionalidad y no respetan ni la ley de la selva, como diría Nicanor Parra. Tanto los políticos como los empresarios, han soslayado la importancia de la ética, la moral y los valores, sin embargo ellos tienen el imperativo de distinguir qué acciones contribuyen al bien común y cuales lo deterioran.

En gran medida, la crisis que estamos viviendo está relacionada con la precaria formación valórica de los líderes actuales. Ellos no entienden que están al servicio de los demás y no de sí mismos. El compromiso es con la humanidad, con los marginados, con el medio ambiente, con el desarrollo espiritual, con el arte y con mejorar la calidad de vida de la sociedad en general. Si no comprenden este estándar mínimo de conducta deben alejarse de la política.

TAGS: Clase Política Etica

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de Marzo

Con sus acciones la élite está cavando su propia tumba. De hecho, con la corrupción que la caracteriza, con la soberbia que demuestra y con la impunidad que la asiste lo único que logra es profundizar en la crisis de legitimidad del sistema político. Entonces, Chile está abierto a las soluciones radicales porque los dominantes no tienen respuestas para satisfacer las necesidades de la mayoría. Están en un laberinto porque son profundamente autoritarios, traspasando incluso los limites de la decencia y la razón.

El cambio puede adquirir dos formas. Por un lado está el populismo aún más extremo, la aparición de algún líder de ultraderecha que venga a poner “orden” para así estabilizar el régimen. Por otro lado está la opción popular, la de los trabajadores. Es la alternativa posible pero solo en la medida en que batallemos, en que seamos capaces de organizarnos políticamente a través del movimiento social. El combate por la transparencia y la justicia, importante en sí mismo, es una más de las cientos de batallas que reivindican la estrategia que engloba todas nuestras consignas: la Asamblea Constituyente libre, soberana, democrática y con autonomía de clase.

20 de Marzo

Disculpe pero a mi me parece que la ética en la política no tiene nada que ver con los poderosos o no poderosos señor. Tiene que ver con la ética: El primero en someterse a la regla debe ser el que está dispuesto a imponerla. Si es partidario de castigar con cárcel actos de cohecho y corrupción entonces debería mandar a la cárcel con bombos y platillos a su hijo si cometió el delito en Machalí. Si adora tanto la educación pública envié sus propios hijos a ella antes de obligar al resto a hacerlo. SI llega alguien a su casa a decirle que uno de los dueños anteriores se la usurpó a un ancestro de él entonces regálesela inmediatamente antes de obligar a que otros lo hagan. Si llega a presidente criticando a los que viven en mansiones del barrio alto, evite expropiar alguna de ellas para vivir usted con su familia. Etc.. etc.. etc…. esa es la pestilencia señor, no el cuento de los poderosos.

Saludos

20 de Marzo

Lo que se ha visto, en este tiempo, es una constatación que la moral pública es MUY distinta a la privada. En público, la gente declara limpieza inmaculada, correctitud, cero interés propio, se escandaliza con cualquier asomo de corrupción, etc…y en privado, se actúa en forma interesada, muy benevolente consigo mismo, se justifican hechos reprobables a todas luces, etc.
El punto es que los vociferantes hacen creer que la moral pública es la normalidad, y que los que actúan en forma independiente son gente corrupta, pero que en general la mayoría de las personas si tienen la mentada moral pública en sus venas. Pues no, no es así. La mayoría de las actuaciones consideradas “éticamente correctas” están dadas por la vigilancia que ejerce el resto de la sociedad sobre el que intenta actuar en forma privada. Por lo tanto, para que una sociedad funcione en esa ética, normalmente se usa un Estado policiaco, que vigila a sus ciudadanos constantemente. La otra fuente de acción éticamente correcta es la educación; sobre todo, la que entregan las familias. Cuando los valores correctos son entregados a temprana infancia, y fomentados a lo largo de la formación de las personas, efectivamente hacen que la ética privada se parezca mucho a la ética pública.

Lo que no deja de ser curioso es como la ética pública tiende a ser tremendamente condescendiente con los mas desposeidos. Ahí se toleran muchas acciones reprobables, justificadas por su condición vulnerable. Y es tremendamente escandalizada cuando las elites lo hacen.
En esto, miro la propuesta del señor Repetto, en la que pareciera que cuando nos gobierne el proletariado, el mundo será tremendamente virtuoso, nadie cometerá crímenes y para encontrar la felicidad bastará con respirar.
Saludos

20 de Marzo

Mucho se habla de los casos Penta, SQM y los otros, como símbolos de nuestra decadencia moral y ética como país, pero me asombra que no se reconozca que estos son los “chanchos” del problema y que quien les dio el afrecho son la Concertación con la mano de personajes como Ricardo Lagos, Samuel Donoso, Enrique Correa y un largo etc…

Atentamente,

CARLOS BRITO

21 de Marzo

Amigos míos y lectores que me siguen…. Ética y política no es una cuestión meramente metafísica, religioso, ni discurso filosófico, platónico, teórico, ni del materialismo dialéctico, o contemporáneo, por el contrario, existe una relación plausible, en los diversos niveles de la meta ética y de la ética normativa; en la META ÉTICA, el hombre busca justificar racionalmente los juicios del valor; mientras que en la ÉTICA NORMATIVA, el ser humano persigue determinar los principios básicos, de justicia, la moralidad y sus consecuencias especificas e intrínsecas.
También existe otro nivel, que distingue la MORAL INDIVIDUAL, SOCIAL Y CRITICA, en el caso de la MORAL INDIVIDUAL; son los valores humanos que guían la conducta del individuo. LA MORAL SOCIAL, son los valores prevalentes o mayoritarios de nuestra sociedad o grupo social, y la MORAL CRÍTICA, sería la moral racional, justificada o correcta; también denominada por algunos filósofos ETICA …. Por lo tanto MORAL SOCIAL Y MORAL CRITICA (ética)…. No siempre podrán coincidir.
Estos pequeños conceptos que señalo de manera sintética, nos llaman a la reflexión sobre la conducta y el comportamiento en relación de la actividad y decisión política que tienen muchos líderes y gobernantes en nuestro Perú, y otros gobiernos sudamericanos, europeos y en el mundo actualmente……. Y muchos grupos sociales o sociedades quedan inmóviles, inertes, y asfixiados por los mass media que no solo corroen y narcotizan la mente del ciudadano, sino también crean corrientes de opinión favorables a que siga este “status quo” o sistema mundial del capitalismo, neoliberalismo en la economía, y el mercado del trabajo y de la ocupación laboral, por consiguiente, las organizaciones políticas, los lideres y movimientos se posicionan en estas contradicciones y unidad de lucha de contrarios…. O estamos por cambiar la sociedad bajo nuevas prospectivas políticas del bien común y del interés mundial de la humanidad, o por mantener este viejo sistema social y económico del capitalismo que ha llegado a su apocalipsis…. Termino diciéndoles, que ha llegado la hora de contribuir no solo a enriquecer el debate, sino fundamentalmente para CONSTRUIR y ser agentes de cambio por la libertad, la democracia directa y defensa de los valores y derechos humanos universales del hombre (Carlos Brito).

23 de Marzo

Ética y poítica… creo que debe ir en la sección CIENCIA Ficción. La poítica dejo hace rato de responder al bien común. La política responde a cualquier pulsión egoista del ser humano. Buen Artículo , gracias por escribirlo.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Desde la recuperación de la democracia, todos los partidos, unos más que otros, no generaban el apresto de pre-militancia o filtro que asegurase impedir los vicios clientelares
+VER MÁS
#Política

El PS de Chile y la nueva institucionalidad: nuevos/viejos desafíos

El Ejecutivo podría generar un impacto político y social negativo, sobre todo con nuestros países vecinos, y queda la sensación interna de estar bajo un estado de amenaza permanente ante cualquier situa ...
+VER MÁS
#Política

Fuerzas Armadas v/s Combate al Narcotráfico ¿Un instrumento político?

Se nos hace una necesidad la disputa de espacios institucionales de poder y que bajo las reglas de una democracia representativa, son los lugares que nos permiten concretizar las demandas previamente plante ...
+VER MÁS
#Educación

La juvuntud debe apostar a superar el actual orden de cosas en Chile

Es triste que la responsabilidad de salvar nuestro clima de la degradación recaiga en los/as escolares, pero es una responsabilidad que estamos dispuestos/as a asumir.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tengo 15 años. Estoy bloqueando su desplazamiento al trabajo para que mi generación tenga un trabajo y un planeta donde vivir

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Creo que la estructura discursiva y de habilidades del currículum hacen imposible acusar a los nuevos ramos de “neoliberales”, “autoritarios”, “formadores de personas irreflexivas”.
+VER MÁS
#Educación

Currículum de 3º y 4º medio. Algunos comentarios ante el silencio

Los medios de comunicación debieran reaccionar y comenzar a dar importancia y espacio a los temas culturales y científicos y menos a la pseudociencia y la charlatanería
+VER MÁS
#Medios

Gracias profesor José Maza, gracias eclipse

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11